Ir a Referendo solo es posible si una Vanguardia Nacional Constituyente Activa el Poder Originario

Doc. para el Debate / Ante la impunidad del Poder Constituido: que irrumpa y oriente el Poder Originario

El actual Poder Constituido[i] ha fracasado, ha colocado en peligro la Soberanía Nacional y debe dar paso a una Transición Soberana, mediada por el Ejercicio Decisorio del Poder Originario, para concretar Medidas de Emergencia Económicas, Políticas y Sociales que le normalicen la vida a las familias trabajadoras, quienes constituyen la inmensa mayoría del país. La situación que vivimos es de una magnitud y gravedad que el deterioro vertiginoso del Salario Mínimo Nacional y los Servicios Públicos, que constituyen una de las obligaciones que debe preservar y cumplir con eficaz esmero cualquier gobierno en el marco de la Constitución, hoy son la evidencia más palpable del fracaso de la gestión gubernamental.

Estamos en un momento donde el Sistema Constitucional emanado del Poder Originario de 1999 está siendo violentado. De hecho hay un proceso de destrucción y de no acatamiento de los mecanismos constitucionales por los que se rige la Institucionalidad del Poder Constituido, que han conllevado a la violación recurrente de las leyes, normas, derechos y garantías que rigen constitucionalmente el Tejido Institucional del Estado, hasta el punto que a las violaciones se suman modificaciones arbitrarias y sustituciones, a través de interpretaciones parcializadas, que transgreden el marco constitucional sin ningún tipo de debate ni consulta y que se ha traducido en una evasión del mecanismo democrático y constitucional más duro que nos dimos como Pueblo y al que están obligado a delegar, por vía de la Democracia Directa, en el Poder Originario: El Referendo.

Un mecanismo dotado constitucionalmente del Derecho a la Democracia Directa por parte del Poder Originario, precisamente, para evitar que se sancionen leyes anticonstitucionales como la Ley de Regionalización[ii] (Arco Minero del Orinoco), la imposición sin consulta de la Asamblea Nacional Constituyente para cambiar la actual Constitución o el Estatuto para la Transición, la Reincorporación al TIAR aprobado por la Asamblea Nacional anteriormente presidida por Guaidó[iii] y la reciente elección de la "Junta Directiva" de la Asamblea Nacional en "desacato" que parió dos directivas sin ninguna constatación del quórum ni actas de votación que verifiquen un mínimo de legalidad: ejemplos inconstitucionales de Iniciativas emanadas del Poder Ejecutivo y de la Asamblea Nacional que colocan en peligro nuestro marco jurídico constitucional, la Soberanía y la Defensa de nuestro Patrimonio Público Nacional: bienes comunes, principalmente, recursos naturales y donde se incluyen avances y conquistas políticas, jurídicas y sociales que hemos logrado desde nuestra Independencia.

De hecho estamos ante un Alerta Temprana frente a un Poder Constituido que ha dado muestras de su incapacidad y que no está dispuesto a recurrir, en medio de una Emergencia Económica, Política, Social y Jurídica que coloca en peligro la Soberanía Nacional, al protagonismo y la participación de todo el pueblo venezolano para que ejerza su derecho democrático y constitucional a intervenir, debatir y decidir: única manera de salir del debate polarizado de cúpulas que se niegan a presentar una Declaración de Emergencia Nacional y un Plan de Medidas Inmediatas dirigidas a resolver la Crisis Económica, Social y de Gobernabilidad que revierta la indetenible destrucción de la República, de su población y que ya configura una situación excepcional invivible que solo podemos superar con la activación del Poder Originario para que marque un cambio de direccionalidad que permita retomar el Rumbo Constitucional que nos dimos como Pueblo.

Lo anterior, significa abrir el Debate al Pueblo y someternos a la Decisión que emane de su voluntad: es recurrir al Mecanismo Constitucional de Democracia Directa para corregir el desastre de toda la Gestión Administrativa y Conducción del Estado que ha ejercido y ejerce ese Poder Constituido como resultado de la distorsión de una Democracia Representativa manipulada por intereses de poder que han pervertido el tejido institucional del Estado.

Democracia Representativa que en nuestro país ha derivado hacia un "doble o triple suprapoder" que ha degenerado tanto la representación del Poder Ejecutivo como del Poder Legislativo y el resto de los poderes, hasta el punto que los dos primeros se niegan a Construir y Avanzar en un Entendimiento y Compromiso de Gobernabilidad y Defensa de la Soberanía Nacional, para que sea debatido y sometido al Ejercicio Decisorio del Poder Originario: como están obligados por el espíritu y mandato de nuestra Constitución, es decir, apelando al protagonismo y la participación de todo el pueblo, en Democracia Directa y con toda su justificación ante una situación excepcional y deplorable, de más muerte que vida, como la que padecemos y que la inmensa mayoría del pueblo rechaza.

La Activación del Poder Originario para ir a Referendo, es la respuesta a la obsesionada negación de los representantes de los 5 Poderes Constituidos a transitar una vía de solución a la crisis generalizada que han ocasionado, que se ha traducido en un rechazo multitudinario de la población y que se refleja contundentemente en todas las mediciones de las encuestas recientes: ni los partidos, que son un instrumento de ese poder constituido, escapan a la alarmante pérdida de credibilidad que tienen entre la población.

El Referendo hoy, debido a la emergencia generalizada y crisis de gobernabilidad, adquiere una connotación también de Emergencia Ciudadana porque le exige al Poder Originario actuar como Contrapoder Excepcional Constituyente, en Democracia Directa, para intervenir como Poder Regulador de la Democracia Representativa y recuperar el tejido institucional demolido por las violaciones constitucionales de las personificaciones electas que de allí surgieron y que hoy, irresponsablemente, ocupan cargos en las instituciones de los 5 Poderes Constituidos con un balance perjudicial que violenta las normas constitucionales por las que se debió regir. Un ejemplo vivo de esta situación, generalizada en todos los poderes constituidos, es la inexistencia intolerable de un Poder Moral, también conocido como "Poder Ciudadano" y que ha perdido su rol para intervenir y corregir errores en el resto de los otros 4 Poderes Constituidos donde abunda, de manera exagerada, la estafa política y el desfalco contra el Erario de la Nación con todas sus incidencias en violaciones que se han cometido contra la Soberanía Nacional (Estado, Pueblo y Territorio), incluidas, de manera destacada, las vinculadas a los Derechos Humanos.

La Iniciativa de promover el Referendo para Recuperar la Soberanía que reside en el Pueblo y Activar el Poder Originario como Poder Constituyente, asumiendo su papel de Actor Directo y sin intermediarios, adquiere hoy una característica mucho más dura por las dimensiones de los peligros que se ciernen sobre la Nación: peligros que solo podemos alejar activando el protagonismo y la autoorganización del pueblo en sus territorios, en niveles de articulación parroquial, municipal, regional y nacional que le permita actuar como un Contrapoder Activo Constituyente que se Declara en Emergencia ante la desastrosa Gestión de un Poder Constituido que no ha cumplido con sus facultades y responsabilidades de velar por el desenvolvimiento constitucional del Estado-Nación y por la Defensa del Patrimonio Público de la República.

Esta Iniciativa Refrendaria está concebida en la Constitución, precisamente, para en casos de Emergencia Generalizada en la población y en las instituciones del Estado como la que vivimos, poder abordarla junto al Pueblo con la intención de abrir un debate constituyente permanente dirigido a la construcción de las Medidas de Emergencia Económicas, Sociales y Políticas, que hasta ahora los 5 Poderes Constituidos no avanzan en resolver para normalizar las condiciones de existencia de la población, hoy destruidas y que requieren de urgencia una recomposición del inoperante y destruido tejido institucional del Estado: única manera de revertir la emergencia y la tragedia socioeconómica que hoy vivimos, que tiende a profundizarse debido a los peligros de Pérdida de Soberanía que hoy avanzan indetenibles contra nuestra República (bienes y recursos naturales públicos nacionales que se negocian al margen de su legitimidad jurídica y que se traducen en pérdida de legitimidad política) y que van a contramarcha de la CRBV, hoy en tránsito de ser modificada por una "Asamblea Nacional Constituyente" con ilegitimidad de origen por su indebida imposición de no consultar al Poder Originario.

Recuperar la Soberanía, por parte del Poder Constituyente-Originario, requiere hoy un tejido orgánico de Delegaturas Territoriales (revocables en cualquier momento), que solo pueden emerger y activarse como Poder Constituyente con la ayuda de una Vanguardia Orgánica Constituyente que levante una Orientación Política Nacional y Constitucional dirigida a Unificar y contribuir a Construir Alianzas en cada rincón de la geografía nacional: una inmensa fuerza que solo puede levantarse y emerger por la Iniciativa e Incorporación Consciente del Pueblo y sus organizaciones sociales para salir de la grave Emergencia en que estamos y cuya responsabilidad recae y se concentra en la gestión inconstitucional de los representantes que han pervertido los Poderes Constituidos.

El Referendo Consultivo como Orientación Política Nacional, Constitucional y Constituyente

Levantar una propuesta para un Referendo Consultivo, para salir de la Emergencia y Reafirmar Nuestra Soberanía, tiene sentido si somos capaces de construir una Vanguardia Constituyente, forjada en alianzas con todos los sectores organizados del pueblo capaces de interpretar la Disposición de Cambio de la inmensa mayoría del Pueblo. Avanzar en este objetivo, es parte del debate que tenemos, que debemos profundizar y que se inició en la Alianza por el Referendo Consultivo (ARC), una iniciativa prefigurada como embrión de una vanguardia nacional que hay que retomar para poder tejer todas las alianzas posibles para activar la Autoorganización del Pueblo y hacer posible su intervención de manera Directa: proponiendo soluciones y medidas de emergencia inmediatas (sin espera) en cada una de las localidades, territorios y sectores sociales donde se organice la activación de esta iniciativa constituyente que se AutoDeclara en Emergencia Nacional y que asume esta lucha contra unos Poderes Constituidos que han colocado al Pueblo Oprimido en ese dilema de escoger entre la Vida o la Muerte.

Hoy la ARC, que levantó como embrión constituyente la acertada consigna: ¡Ni Hambre ni Guerra: Referendo Ya! y donde habría que incorporar ¡Ni Sanciones!, ha producido un debate a su interior que puede contribuir a ajustar su orientación política y estratégica para conformar esa Vanguardia Nacional Constituyente.

De allí, este Documento para el Debate dirigido a ajustar la iniciativa política y colocarla en concordancia de lo esencial que reclama el Pueblo, un Reclamo que para convertirse en EXIGENCIA, necesita de un proceso de integración consciente del Pueblo, como Poder Originario, para obligar a una Transición Soberana, es decir, Refrendada a través de su Ejercicio Decisorio sobre la ruta que escoja para salir de la crisis generalizada y recomponer la institucionalidad constitucional que perdimos con los representantes del actual Poder Constituido.

En concordancia con lo anterior, parte del debate que se hizo a lo interno de la ARC se sintetiza en la siguiente propuesta de cómo debe ser concebida la formulación de las preguntas para impulsar el Referendo Consultivo como Orientación de Política Nacional, Constitucional y Constituyente que contribuya a la Autoorganización del Poder Originario y a una Transición Soberana:

De acuerdo al Principio de Supraconstitucionalidad del Poder Constituyente-Originario sobre el Poder Constituido y en concordancia con los principios contenidos en el Artículo 152[iv] que rige la vigente CRBV:

  1. ¿Está usted de acuerdo con abrir un Debate Público para que, en el lapso de un mes, se presente ante el Poder Constituyente-Originario un Programa de Medidas de Emergencia dirigido a superar la Crisis Económica, Política, Social e Institucional que afecta a la Nación y su Población?
  2. ¿Está usted de acuerdo para que, en el lapso de un mes, se presente ante el Poder Constituyente-Originario un Cronograma de Elecciones para la Relegitimación de todos los Poderes Constituidos provenientes del sufragio universal?
  3. Está usted de acuerdo que se incluya en el Primer Acto Electoral del Cronograma de Elecciones, la Consulta en Referendo al Poder Constituyente-Originario del Programa de Medidas de Emergencia dirigido a superar la Crisis Económica, Política, Social e Institucional que afecta a la Nación y su Población?

El anterior ejemplo de propuesta es parte del debate de quienes creemos en la Activación del Poder Originario y levantamos el Referendo Consultivo como mecanismo para blindar una Transición Soberana que permita mandar una señal de la Autodeterminación del Pueblo Venezolano a los gobiernos y, principalmente, a los Pueblos del Mundo en el marco de los principios establecidos en nuestra Constitución y que rigen nuestra Soberanía.

Por supuesto, lo anterior es parte es un debate abierto a todo el Pueblo Venezolano, en medio de una coyuntura que tiene aristas peligrosas y que pueden conducirnos a distintos escenarios que tienen en común el irresponsable abordaje de aspectos trascendentales que pueden trastocar o violentar la Soberanía Nacional. Por tal razón, es una urgencia activar el Poder Originario para que exija su Derecho a Ejercer su Soberanía a través del mecanismo del Referendo Consultivo, del cual no escapan los actores de cualquier mesa dialogo, quienes de arribar a un acuerdo entre las partes estarían obligados, constitucionalmente, a Refrendarlo ante el Poder Originario por tratarse de decisiones trascendentes que competen a la Soberanía Nacional.

¡Ni Hambre ni Guerra ni Sanciones! / Que el Pueblo Decida y reoriente el rumbo para salir de la Emergencia Nacional

Hoy existe y se expresa una franja mayoritaria de la población sin credibilidad en las instituciones y personificaciones del Poder Constituido. La crisis generalizada en todos los órdenes y principalmente institucional, que incluye la decadencia y crisis de las representaciones políticas, requiere de una nueva orientación y direccionalidad política capaz de activar el Poder Originario.

La activación y conformación de ese embrión de contrapoder activo, que es parte y apela a delegar en el Poder Originario, ya tiene una pelea ganada al colocar una propuesta refrendaria en la calle y, simplemente, por la inmensa fuerza que puede amalgamarse en decenas de miles de voluntades que pueden concitar la participación y unidad del Pueblo para debatir y decidir como Poder Originario una Transición Soberana que conjure los peligros de poderes imperiales ligados a actores nacionales, dentro y fuera del gobierno, que hoy acechan a la Republica.

Para ello la ARC, como iniciativa embrionaria que anima la participación y presencia real de ese Poder Originario Constitucional y Constituyente, está llamada a contribuir a la construcción de espacios orgánicos en todos los rincones del país sobre la base de una nueva propuesta y lógica organizativa que se corresponda estrechamente a la Iniciativa Refrendaria que se ha levantado para activar el Ejercicio Decisorio del Pueblo, pero también para intervenir desde ya con propuestas de medidas de emergencia, de organización y movilización en los territorios donde nos construyamos y organicemos.

Una Alianza que propugna el Referendo, es una Iniciativa de Democracia Directa que se diluye orgánicamente en el Pueblo y cuya estrategia va dirigida a Activar el Poder Originario: Objetivo de Vida dirigido a resolver las necesidades económicas y de servicios públicos a la población y al mismo tiempo garantizar la recomposición del tejido institucional hoy degradado por la representación actual de los 5 poderes constituidos.

De hecho, quienes asumimos esta iniciativa estamos mandatados a delegar en la capacidad organizativa que hay que desplegar en todo el país para unificar a todas las organizaciones políticas y sociales para que la Alianza DELEGUE en el Pueblo Organizado como expresión política local, parroquial, municipal, regional y nacional dispuesta a declararse en Emergencia Nacional, abrir el Debate de las Medidas de Emergencia Inmediatas en todos los espacios de la territorialidad nacional y propiciar en el momento electoral las candidaturas de base, postuladas por iniciativa popular y dirigidas a optar por los cargos de representación en el marco de la relegitimación de todos los poderes que estaríamos exigiendo como Poder Constituyente-Originario.

Un aparte final: Las Elecciones a la Asamblea Nacional

Estas elecciones están previstas obligatoriamente por el vencimiento del periodo de sus representantes. El problema es la composición del nuevo CNE, porque de su credibilidad dependerá el nivel de participación electoral: un escollo difícil de sortear por las características nada imparciales de los operadores políticos del gobierno y de la oposición, incapaces de entablar un mínimo consenso.

Por supuesto, esta película seriada, previa al acto electoral, no ha terminado y lo recomendable es ajustar y blindar la Orientación Política entre quienes nos anotamos en la Iniciativa de Activar el Poder Originario para ir Referendo.

Hace falta más debate, la violentada Constitución y sus responsables no garantizan la pureza de los comicios al Parlamento. ¿Vamos como sea a las elecciones? Un detalle a evaluar.

Alertar sobre esto es parte de nuestra realidad y hay que socializarlo. La gran mayoría aspira a una confrontación electoral democrática y sin trampas. De ser así, la AN se convertiría en el centro político del país. Lo anterior no es nada descabellado, porque la debacle institucional de los Poderes Constituidos no tiene parangón en nuestra historia republicana. Y debido a esto, la próxima AN, en caso de unas Elecciones, emanadas de un acuerdo que garantice la pulcritud y respeto del Voto Popular, le tocaría jugar el papel principal de una TRANSICIÓN SOBERANA, que no hemos terminado de colocar en el Debate Constituyente que iniciamos como Alianza por el Referendo Consultivo y donde caben todos los que estén dispuestos a Consultar al Poder Originario para sancionar un Programa de Medidas de Emergencia dirigido a superar la Crisis Económica, Política, Social e Institucional y un Cronograma de Elecciones para la Relegitimación de todos los Poderes Constituidos.

De esta coyuntura, mediada por las Elecciones a la AN, se desprenden varios escenarios. Lo adecuado a la realidad, sería preverlos y ver con qué orientación nos movemos en ellos, con la intención coherentizar la orientación política y tratar de adelantarnos a cualquier tipo de imposición antidemocrática e inconstitucional.

Evaluar esta atípica coyuntura, enredada públicamente, sin ningún tipo de decoro y en la que es imposible perder la capacidad de asombro ante las personificaciones que inciden en ella, capaces de modificarla para peor en cualquier momento: no es ninguna una exageración.

Lo recomendable para evitar desilusiones, es mantenernos pegados y soldarnos con el Poder Originario: única manera de proyectar y contagiar nuestra confianza en él como Sujeto Constituyente Transformador que en este país ha hecho milagros, es decir, al que hay que apelar para que la Transición, que es lo que requiere la Patria, sea Soberana. ¿Qué significa esto?: que si vamos o no a elecciones todos sepan que nuestra propuesta de Transición Soberana es imposible sin un Referendo donde se realice un Ejercicio Decisorio del Poder Originario en los términos de Emergencia y Relegitimación que requiere el país y su población.

Vivimos tiempos indefinibles: cuidemos nuestra salud política, tenemos una orientación constituyente que no hemos desplegado, que podemos potencializar para que emerja un tejido de crecimiento orgánico respetable y construido con lógica de Democracia Directa. Las elecciones a la AN son un momento a evaluar. Si decidimos ir: que nuestros candidatos a diputados se den a conocer porque vamos a ese Parlamento a convocar y activar el Poder Originario, vía Referendo, para ir a una Transición Soberana que lo Dignifique Todo.

Tenemos como Pueblo la La Autoridad Política y Económica para ello.

____________________________________

[i] Poder Legislativo, Poder Ejecutivo, Poder judicial, Poder Ciudadano (ejercido por el Consejo Moral Republicano (CMR) integrado por el Defensor del Pueblo, el Fiscal General de la República Bolivariana de Venezuela y el Contralor General de la República) y Poder Electoral.

[ii] Ley de Regionalización Integral para el Desarrollo Socioproductivo (Zonas Económicas Especiales): una ley en toda la línea extractivista-primario exportadora del nuevo plan económico global del capital.

[iii] https://www.aporrea.org/actualidad/a276236.html

[iv] Art: 152 de la CRBV.- "Las relaciones internacionales de la República responden a los fines del Estado en función del ejercicio de la soberanía y de los intereses del pueblo; ellas se rigen por los principios de independencia, igualdad entre los Estados, libre determinación y no intervención en sus asuntos internos, solución pacífica de los conflictos internacionales, cooperación, respeto a los derechos humanos y solidaridad entre los pueblos en la lucha por su emancipación y el bienestar de la humanidad. La República mantendrá la más firme y decidida defensa de estos principios y de la práctica democrática en todos los organismos e instituciones internacionales".  Por supuesto, los Principios no se votan y se coloca en el encabezado de las preguntas para dejar asentada la vigencia constitucional de cada uno de ellos. De hecho, nadie con ciudadanía venezolana puede avalar ningún tipo de intervención ni presión ni sanciones extranjeras que pretenda violentar nuestra Soberanía Nacional.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1148 veces.



Juan García Viloria

Co-fundador de Aporrea y miembro de la Plataforma Ciudadana por la Defensa de la Constitución Bolivariana

 viloria8@gmail.com      @trabajovs

Visite el perfil de Juan García Viloria para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: