Auditórium

La chorocracia: ¿Puede ser mandada al carajo?

'La política no es para ambiciosos'; 'al carajo' los vulgares, quienes sólo buscan cargos y no tienen principios; es un castigo que se aplicaba a los marineros" Fin de la cita. AMLO presidente de México.

La chorocracia en el comercio especulador dolarizado venezolano, es el triunfo de la mediocridad sobre el orden social y político de esta alicaída nación; han convertido a las personas: "en incompetentes hasta el punto, de que no pueden funcionar, por vivir de colas en colas, y de regateo en regateo en los comercios de árabes y chinos, han dejado por esta vagancia colérica, también de ser competentes para convertirse en sumisos, hasta el punto de perder la conciencia crítica, ante el conformismo de este desastre". La mediocridad, ha tomado por asalto el poder, lo han hecho sin disparar un solo tiro: "casi sin darse cuenta", y basta echar un rápido vistazo por el país, para concluir, que el ciudadano anda: "mamando, loco, y despistado". Lo peor de una nación es cuando sus ciudadanos se convierten en conformistas, y aceptan ser manejados por personas que a todas luces no deberían dirigir ni: un vertedero de basura, el condominio, o el consejo comunal donde residen.

La hiperinflación nacional de estos días ante la inminente dolarización de hecho, e incomprensible, es un claro ejemplo. Todo hace indicar que tendrá que ser sepultada, como moneda el bolívar soberano, ya el comercio especulador, y el transporte vampiro no aceptan el billete de 500, nadie sabe muy bien por qué, y ante ello la sombra de la desesperanza se cierne sobre unas mentes que, al final, pueden terminar escupiéndole la cara a más de uno.

En el tercer trimestre de esta año 2020 se celebraran elecciones parlamentarias, adelantadas por la ANC, El PSUV prevé un acuerdo más o menos rápido en un país a un paso de agotar su apuesta por la fragmentación parlamentaria, que ha demostrado ser un caos de corrupción, y de personas sin escrúpulos, pero que empezaron a entrar en escena factores opositores corrompidos, de índole electoral a medida que la fracción "pirro" ganadora del "hemiciclo de la AN" valoró el desgaste de Guaidó antes de su gira internacional reciente buscando oxigeno político, por un lado, arrinconado con su posición, con una importante fragmentación interna, y con ella, la consiguiente pérdida de votos; de hecho, buena parte de los votos que pierde la formación amarilla de Primero Justicia, al menos un 1/3, van a parar al PSUV porque se trata de ese electorado que rodea a los gordos toros Cebú. El otro porcentaje que les quedaría acabaría en las filas, donde agita Guaidó.

Pero Jhon Guaidó también recupera parte de los restos de los partidos que integraban la MUD, y como parece que le ha cogido gusto a eso de la giras internacionales, se quiere dar otro baño de multitudes, en atriles, carteles, dar entrevistas en televisiones globales, y en definitiva, embriagarse con el aplauso antes que evitar una incomprensible repetición que lo llevarán a nada más que a darse el gusto personal del turismo: "presidencial sin mando real". Y que, habrá que calcularlo, ya que tiene un inconmensurable gasto económico e inútil, en un país, que por todos los rincones se ven los esqueletos de la crisis económica. Al menos así lo advierten los expertos en la materia económica consultados. La presidencia espuria de Luis Parra en la presidencia de la AN, emite un mensaje muy sucio en el sentido de la triquiñuela, y de la trampa es un método posible, de que el interés personal está muy por encima del colectivo, de la falta de responsabilidad para poner por delante el bien común, la irresponsabilidad de vivir, y de vivir bien sin trabajar y, lo que es peor, con su ascenso irrito a la presidencia de la AN, con el apoyo de las bayonetas, dejando en evidencia que la mediocridad también tiene un camino directo que puede conducir a cualquier espurio hacia el éxito. Antes del tercer trimestre del 2020 hay tiempo de llegar a un acuerdo que hoy, visto lo visto, puede ser posible, pero no imposible, de lograr un acuerdo de una gran plenaria de la Asamblea Nacional para elegir los nuevos rectores del CNE, contrario se repetirán elecciones amañadas, con todos los trampas, y el desconocimiento de las minorías en los cocientes: municipales, estadales y nacionales. Seguramente para obtener unos resultados similares, con resultados parecidos y, también, para que la conciencia colectiva abunde en la idea de que el país está muerto, y funcione todo igual con o sin un nuevo CNE. Eso sí, al mismo precio, que es un precio muy alto. ¿Es correcto, esto políticamente para la salud del país?

Mientras, en el exterior siguen con gran expectativa lo que sucede en Venezuela, sobre todo en lo que se refiere al pugilato Guaidó-Maduro. Opiniones cada día divididas más en dos. El gobierno debilitado pierde seguidores al tiempo que Guaidó, está a la espera de que la Virgen De La Coromoto, le ilumine una luz a la que seguir, pese a que alguna bruja-opositora señala que le interesa más una oposición dividida que una unida, bajo un solo líder el divide y vencerá, frase atribuida a Julio César, y que gusta mucho en Fuerte Tiuna. Lo cierto es que si hay elecciones a la AN, y Guaidó mejora su resultado, hasta la nomenklatura rojita entenderá que la trayectoria de líderes revolucionarios ha acabado. Por tanto, su única posibilidad es que la oposición, que le teme, y mucho a los niveles de abstención, resucite en esta nueva convocatoria de elecciones parlamentarias.

Si la luz del Humboldt inaugurado por Maduro, fuese hecha por otro aspirante *’’’’* de peso, de la revolución, como todo el mundo espera, también estaría finiquitada la contienda porque los críticos en la sombra, muchos, se alinearían desde el minuto uno, tras el outsider, para poner fin a la crisis hiperinflacionaria. Estados como Anzoátegui, Sucre, Nueva Esparta y Bolívar, como ya no ocultan sus malas relaciones, y su disponibilidad a apuntarse a un cambio de gobierno, mientras que en otras crece el porcentaje de críticos, y mengua el de seguidores al poder revolucionario actual. Lógico, el socialismo siempre ha sido una manera de entender el poder, sabe perfectamente alinearse tras quien lo tiene. En la Gran Caracas, por ejemplo, se habla de que cada sector ocupa aproximadamente el cincuenta por ciento, sin contar a aquellos que están en el psuvismo midiendo el paso hacia el otro bando.

La política, venezolano en definitiva, ha cambiado su función, de su noble oficio, necesario en la búsqueda del bien común para corregir desniveles e injusticias sociales, como el método de sustento para buena parte de la población, cuando el salario mínimo y de las pensiones están equiparados en Bs. 250.000. Por supuesto, con excepciones, porque el generalizar nunca es justo. Pero es cierto que los ejemplos que hoy nos sacuden muestran al "oficio político" que de noble por viejo ha pasado a mediocre, quizás, como quien diría, es el mal reflejo de una sociedad cada día con menos conciencia crítica.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 600 veces.



Edgar Perdomo Arzola

Analista de políticas públicas.

 Percasita11@yahoo.es      @percasita

Visite el perfil de Edgar Perdomo Arzola para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a287293.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO