Luis Britto García, ¿cómo es eso que Fedecámaras engañó al Estado?

Luis, leí la entrevista que te hizo Manuel Abrizo del diario Correo del Orinoco, y que publicó Aporrea el sábado pasado, y quería hacer una breve reflexión acerca de la visión que tienes sobre el defalco a la nación en tiempo de revolución. Allí dijiste lo siguiente:

"Fedecámaras en realidad es la ejecutora descarada, pública, notoria y desvergonzada de la única estrategia opositora que ha tenido éxito: desangrar al Estado obteniendo dólares preferenciales que eran exportados de inmediato, engañarlo mediante empresas de maletín e importaciones fantasmas (…)".

Entiendo por tus palabras que la burguesía engañó al Estado mediante empresas de maletín e importaciones fantasmas. Si embargo, al mismo tiempo dices que la burguesía representada por Fedecámaras desangró al Estado de manera descarada, pública y notoria.

Camarada Luis, yo no creo que Fedecámaras haya engañado o estafado al Estado. Creo que es más apropiado hablar de un defalcó al pueblo, a la clase trabajadora, como siempre lo ha hecho, sin vergüenza, trasegando la renta petrolera a sus cuentas en el exterior a través del Estado. Un Estado creado por ellos con asesoramiento de abogados de las transnacionales interesadas en robarnos la renta petrolera, por eso lo llamamos Estado burgués rentístico. Nada nuevo, no hubo sorpresas.

De tal manera, considero que no podemos decir que Fedecámaras engañó a su propio Estado. Un Estado creado para oprimir, explotar y robar a la clase trabajadora, y sobretodo para robar la renta petrolera. Por eso es que el Comandante Chávez decía que se sentía como un infiltrado dentro del Estado. Por eso es que Chávez siempre les insistía a sus colaboradores la necesidad de acompañar al pueblo organizado para desmontar el Estado burgués. Pero lamentablemente no contó con el apoyo suficiente por parte de su equipo de trabajo para hacerlo. Veían y ven al poder popular como a un enemigo a vencer.

Tan es así, que lo dejó escrito en su Propuesta del Candidato de la Patria Comandante Hugo Chávez para la Gestión Bolivariana Socialista 2013-2019, donde resalta la imperiosa necesidad de pulverizar el Estado burgués. ¿Y qué paso Luis? Pues que sus hijos borraron este legado en el posterior Plan de la Patria. Y no solo lo borraron, Luis, sino que anunciaron por televisión la necesidad de crear una burguesía que llamaron revolucionaria.

Qué vaina. Ya no sería un Estado burgués, sino un Estado burgués revolucionario. O quizá solamente se les ocurra más adelante crear el Ministerio del Poder Popular para la Burguesía Revolucionaria. No sé, todo es posible.

Al igual que tú, el Comandante Chávez conocía muy bien los mecanismos de transferencia de la renta petrolera, antes y después de Cadivi. Él sabía que a través de esta oficina nos robaban con empresas de maletín, importaciones fantasmas, sobrefacturación y otras modalidades.

Funcionarios de Cadivi adjudicaron dólares preferenciales a las transnacionales, a Fedecámaras, e incluso a empresas públicas, que fueron y son las oficinas de negocios de la nueva burguesía. Nueva burguesía más interesada en importar que en producir. No es casualidad que hayan quebrado las empresas del Estado. Aquí robo un gentío. Hasta financiamos a la contra. El derroche de los ricachones contrasta de manera obscena con las niñas y niños que comen basura en las calles.

¿Por qué pasó lo que pasó? Bueno hermano, porque las fuerzas revolucionarias dentro del Estado fueron derrotadas, aunque a algunos camaradas les cueste reconocerlo de manera pública. Pero lo cierto es que se impusieron los contrarrevolucionarios, las mafias, y el Estado parió a la nueva burguesía. De modo que no solo Fedecámaras defalcó a la clase trabajadora, al pueblo, sino que también lo hicieron los nuevos ricos, quienes son o fueron funcionarios del Estado, cada uno con sus testaferros, pero que por supuesto no pueden explicar su nuevo estilo de vida.

No solo no pudimos desmontar el Estado burgués, sino que la vieja y la nueva burguesía, ambas interesadas en derrotar al chavismo, establecen alianzas para que reine la impunidad corrompiendo a los funcionarios más débiles, principalmente a quienes les corresponde impartir justicia.

Entonces, tenemos una burguesía revolucionaria que surgió apalancada desde el Estado, y que tiene mucho poder dentro, que se niega a suprimir la lógica del capital, raíz de la corrupción, del robo, y que naturalmente juega a favor de la impunidad.

Camarada Luis Britto García, termino este artículo con una pregunta que te hiciste durante la entrevista que le ofreciste a Alfredo Oliva en su programa Construyendo la Utopía, que transmite YVKE Mundial, en mayo de 2015:

"Si desaparecen 60 mil millones de dólares en empresas de maletín y empresas fantasmas, ¿no debería haber por lo menos 60 mil culpables ya sometidos a juicio y encarcelados?".



Esta nota ha sido leída aproximadamente 834 veces.



Fernando Saldivia Najul

Lector de la realidad social y defensor de la sociedad sin clases y sin fronteras.

 fernandosaldivia@gmail.com

Visite el perfil de Fernando Saldivia Najul para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: