Perpetuando la idiotez y la mediocridad

Cuando las fuerzas imperiales del capitalismo liberaron el internet de su ambiente exclusivamente militar, muchos pensaron que sería la forma perfecta de democratizar la información y el conocimiento. No contábamos con la astucia de las elites gobernantes.

Desde entonces, no cabe duda que el internet y las redes sociales al igual que el dinero, las drogas o la propaganda han sido usadas y pueden seguir siendo usadas tanto para el bien como para el mal, siempre teniendo en cuenta que como nos dice el filósofo gaucho Martin Fierro, el profundo poema narrativo del Argentino José Hernández "todo es según el color del cristal con que se mira". Aun así, los poderosos que todo lo controlan se han encargado de utilizar redes y medios para su beneficio personal, en contra del conocimiento colectivo y como medio de control de masas. Lo que por supuesto no es malo para ellos, los exclusivos miembros del club del 1 % y sus jalabolas en el restante 20% de los ricos y famosos, pero termina siendo un desastre para el resto de la humanidad.

Hoy en día las redes muy lamentablemente se han convertido en un refugio donde los idiotas pueden compartir sus idioteces con miles y miles de otros idiotas que solo sirven para perpetuar la mediocridad inducida por los amos del mundo para controlar a las masas y mantenerse en el poder. Adictos a sus aparatos electrónicos "inteligentes" la raza idiotizada vive totalmente abstraída en un mundo virtual ilusorio casi totalmente desvinculada de la realidad real, valga la redundancia.

Un breve análisis crítico de los supuestos "influencers" venezolanos, nos revelará una gran cantidad de personajes "mente de pollos" (con el perdón de los pollos). Sus "sketches" porque no son verdaderamente libretos bien investigados y planeados, son solo bosquejos absurdos de las vidas triviales a las que nos obligan a vivir a punta de publicidad, dogmas y propaganda de todo tipo. Temas cursis abordados de manera grosera y superficial, sin un vocabulario interesante pero eso sí, con abundancia de "marico, huevón, coño" y otras expresiones escatológicas que no tienen nada de malo o escandaloso pero que se vuelven fastidiosas, desagradables e inefectivas a punta de repeticiones automáticas consientes o inconscientes.

La gran mayoría de los memes más compartidos son ridiculeces de las cuales nuestros esclavizados idiotas se ríen de manera hipócrita y automática. Lo peor es que se sienten realizados al creerse muy importantes por ser los primeros en compartir una idiotez con su tropa de gafos.

Por otro lado no basta ya con la táctica, muy a lo Goebbles, de repetir y repetir una mentira hasta convencer a los idiotas de que esa mentira es verdad, los expertos en propaganda han encontrado la forma perfecta de impedirle a las masas el pensar críticamente imponiendo narrativas que nadie que piense lógicamente aceptaría. La investigación profunda, la verificación de hechos y la confrontación de la mentira con datos reales y comprobables son cosas del pasado. La post verdad está de moda, y los idiotas son expertas victimas voluntarias de la moda.

De esta triste manera nos encontramos en un mundo donde un payaso anaranjado adicto al Twitter es el administrador del imperio más sangriento y poderoso de la historia, un personaje insulso y balbuceante como el tal Guaido se auto declara presidente de la patria del Gran Bolívar y los pseudo líderes que dicen representar a la oposición venezolana viven en un exilio dorado mientras las sanciones y la falta de un gobierno que controle la anarquía del mercado nos tienen a todos pasando arrechera.

Mientras los idiotas siguen esclavizados a sus pantallas de última generación publicando y compartiendo idioteces, la avaricia de las elites capitalistas sigue destruyendo el futuro de las grandes mayorias y acabando con el planeta. Las pocas voces que se levantan contra los designios de los amos del mundo son ridiculizadas y silenciadas. Los dueños de las redes y los medios diseñan algoritmos cada vez más avanzados que detectan y eliminan cualquier comentario, meme o información que cuestione las ilógicas fantasías de la historia oficial de los acontecimientos.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1207 veces.



Gustavo Corma


Visite el perfil de Gustavo Corma para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: