Bolsonaro, Macron y la mujer como un trapo chiquito, un cuero o una estatua

Cuando Chico, que es el capaz de mi pequeño fundo ve mis pantaleticas en el tendedero del corredor de mi casa, yo sé, que a Chico se le enciende los motores y comienza a ver vainas. No es que Chico ve al ánima del Taguapire (Ana Duarte) por el fundo. A Chico esa pantaleticas le ponen las orejas rojas.

Chico vive en el monte y ha pasado toda su vida entre puercos, vacas y gallinas. Lo más universal que ha conocido Chico es Tribuna Popular. Este Chico tan distante del mundo, es parte de un programa que se llama globalización, cuya aparición se registra a finales de las últimas décadas del siglo XX, pero ya mucho antes, esta globalización había andado mucho camino. Chico ve mis pantaleticas e inmediatamente se registra en la cabeza de Chico: 60-90-60.

Chico no por pura casualidad, asocia que una mujer buena o está buena, es algo muy parecido a ese trapo chiquito que usamos. Entre más chiquito es ese trapo, la mujer está más buena. No es una idea loca de Chico, ni es tampoco una idea de Chico. Esta idea es un patrón, que palabras más palabras menos, concluye, que una mujer es buena o está buena, si usa y tiene ese trapo chiquito y si sigue la lógica del plástico.

Con la misma idea, se institucionalizó el 60-90-60. Esta es otra (pero igual) manera de asumir el concepto de "esta mujer "está buena" o es buena. Si sale de ese marco, es como para que otra mujer y también el hombre, arruguen la cara. Si no tiene esas medidas y es además chaparrita, se jodió porque no está con las normas ya institucionalizada. Esta idea de 60-90-60 nos coloca frente a usa estatua.

Como ya es público y notorio, Bolsonaro y Macro se vieron involucrados muy recientemente en un ataja perro y en ese tira y encoje, apareció una versión de la mujer como un trapo chiquito, pero la polémica, según entendí, le adicionaron un elemento: Arrugas-Edad. Una mujer es buena o está buena, si es como trapo chiquito, corta de edad y sin arrugas. ¡Una estatua! Una estatua no se pone vieja.

Cualquiera supone que Macron es muy feminista y Bolsonaro es lo que siempre ha sido. No es así, Bolsonaro es siempre lo que ha sido y Macron es exactamente como Bolsonaro. El racista Bolsonaro cree que Brigitte Macron no es una mujer que está buena, porque no es como la su esposa. No es joven, tiene más de 60 años. Su modelo es su mujer y Macron cree lo mismo, pero se molestó porque comprendió o se dio cuenta, que la suya no está buena porque no está como la de Bolsonaro.

Bolsonaro utilizo la comparación para refrescarnos ese concepto de esta mujer "está buena" y Macron utilizó esa misma comparación para lo mismo. La diferencia en este caso, fue que Macron se molestó.

Una mujer está buena porque es inteligente, ama intensamente, se deja amar intensamente, es sensible y no es un objeto. Si vive dignamente como mujer sin depender mucho de su físico, si se comporta como un ser humano y no se maneja como un objeto, esa mujer siempre estará muy buena. No es una medida, no es un trapo chiquito, porque es un ser humano que no se deja ver ni se siente como un objeto. Si no se deja ver como un objeto, aunque tenga 120-100-140, use pantaletas mangas larga y su piel ya esté golpeada por los años, será siempre una mujer que estará buena. Si tiene las medidas ya institucionalizada con una piel suave y piensa, que por eso es suficiente, definitivamente es un trapo chiquito o una estatua, que las paloma puede cagar siempre.

NOTA: Sígueme por @Amaranta_Rojas



Esta nota ha sido leída aproximadamente 842 veces.



Amaranta Rojas


Visite el perfil de Amaranta Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Otros artículos sobre el tema Liberación de la Mujer

Pulse aquí para leer ver todas las noticias y artículos sobre Liberación de la Mujer



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a281904.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO