Socialismo: Transición y burocrácia

La transición al socialismo plantea diferentes, diversas y hasta complejas situaciones y escenarios, mas cuando el proceso se hace por la vía abierta de la acción pacifica pero armada como lo refería el comandanta Hugo Chávez.

Un proceso revolucionario cuando se plantea la transformación de la sociedad, crear otro Estado, requiere de establecer políticas de alianzas estratégicas siendo valido el tomar marcos referenciales de otros proceso revolucionarios.

El caso de la Revolución Bolchevique de 1917-respetando los contextos políticos, sociales y económicos-, Lenin y León Davidovich Trotsky, pensaron y así lo hicieron, cuando al configurar la alianza estratégica en aquel país mayoritariamente con componente social campesino, tal alianza debía ser triangular como efectivamente ocurrió, es decir hubo de contar con la presencia de tres clases esenciales, a saber, la burguesía, el proletariado y el campesinado. Demás esta decir, que dicha alianza fue fundamental para derrotar la dictadura burguesa; en el entendido de que la misma debería de mantenerse tras la toma del poder para asegurar combatir y acabar con los vestigios del viejo régimen, realizar las tareas de la revolución y emprender el escabroso camino de la construcción del socialismo.

Sobre ese proceso de alianza triangular, al pasar los años, Lenin, reflexionó sobre el mismo, tal vez buscando los bemoles, debilidades y vacíos de la misma.

El escollo en ese esquema, es que, la construcción de una sociedad de transición no es del tipo triangular sino lo que la realidad muestra que debe ser cuadrangular, pues además de la burguesía, el proletariado y el campesinado debe incorporarse y tomar en serio a un actor que si bien no tiene opinión propia es fundamental como lo es la burocracia.

En los momentos posteriores de la revolución Bolchevique, ninguno de los cuadros dirigentes ni de los teóricos del socialismo se plantearon el problema de la burocracia la cual jugaría un papel autónomo en relación con las otras clases (Toussaint, 2019).

El cuento es que, hoy cuando en la Republica Bolivariana de Venezuela estamos tratando de vislumbrara el camino de la sociedad de transición, tenemos que resolver el problema o los diversos problemas que se plantea alrededor del sector de la burocracia y la enfermedad del burocratismo.

En Venezuela, al parecer -por lo que se viene observando en el funcionariado- poco se reflexiona y poco se hace ante semejante fusta que aporrea a la revolución, pues además de combatir al enemigo histórico debemos enfrentar los problemas que viene generando el burocratismo, la cual actúa a sus anchas como la verdadera némesis.

El burocratismo es una enfermedad que va carcomiendo a la revolución por dentro, devasta sus nutrientes, es un ser autofagico, y siendo mas radical, sino lo extirpamos a tiempo, el burocratismo en términos bilógicos puede llegar a una apoptosis.

El pueblo militante de la revolución bolivariana la cual va mucho mas allá de la militancia en un partido político, pues recordemos que así como en la Cuba revolucionaria el pueblo es fundamentalmente Fidelista, acá en Venezuela el pueblo es resueltamente Chavista, ese pueblo valora y se siente identificado con los esfuerzos que hace el gobierno por librar la guerra apátrida, por enfrentar por los cuatros costados el asedio del imperialismo y sus lacayos aliados.

La revolución Bolivariana, necesita mayor compromiso de sus instituciones y de quienes las conforman independientemente de su rol, pero también requiere de menos burócratas, pues cada vez que el pueblo requiere de ser atendido en una oficina publica se enfrenta con ese poste que es el burocratismo que ha logrado infiltrarse en el gobierno y donde se creen que son la solución a los problemas y de ese modo comienzan a prevalecer las soluciones ejecutivas, el habito de cumplir sin discutir, las "ordenes" de arriba, creando ilusiones de eficiencia.

Todo Estado requiere de la burocracia, pero sin malas y viejas mañas; Max Weber, definió la burocracia como una forma de organización que realza la precisión, la velocidad, la claridad, la regularidad, la exactitud y la eficiencia conseguida a través de la división prefijada de las tareas, de la supervisión jerárquica y de detalladas reglas y regulación (Del Prado, 2016); pero la burocracia al mismo tiempo ofrece pocas oportunidades para el ejercicio de las capacidades creativas.

La burocracia educada y formada en función de los objetivos de una revolución seria menos dañina, pero si la dejamos a la deriva es cuando introducen las demoras y peloteos generando al decir Del Prado (2016) "una actitud tramposa de los funcionarios que pretenden lucrar con las necesidades y a veces angustias del ciudadano que necesita pronto y bien algún tramite y/o documento oficialmente avalado."

También es justo reconocer que dentro de la gama de funcionarios del servicio público existen sus excepciones y su comportamiento es honorable que hacen bien su trabajo pero sin la eficiencia requerida por la falta de recursos materiales o por la ausencia de una persona decisiva en el encadenamiento burocrático, o por falta de competencias entre otras causas.

La burocracia mal instrumentada e intencionalmente impide con su accionar la visibilidad de la realidad. Para los que se consideran Guevaristas en el mejor sentido de la palabra, vale tener presente que: " debemos analizar las responsabilidades de cada funcionario, establecerlas lo mas rígidamente posible dentro de los cauces, de los que no debe salirse bajo pena de severísimas sanciones y, sobre esta base, dar las mas amplias facultades posibles. Al mismo tiempo, estudiar todo lo que es fundamental y lo que es accesorio en el trabajo de las distintas unidades de los organismos estatales y limitar lo accesorio para poner énfasis sobre lo fundamental, permitiendo así mas rápida acciona. Y exigir a nuestros funcionarios, establecer limites de tiempo para cumplir las instrucciones emendas de los organismos centrales, controlar correctamente y obligar a tomar decisiones en tiempo prudencial. Todos debemos trabajar para cumplir esta consigna apremiante del momento: Guerra al burocratismo. Agilización del aparato estatal. Producción sin trabas y responsabilidad por la producción"

Referencias:

Del Prado, N (9-junio-2016). Burocratismo, enfermedad de la burocracia ¿Cómo combatirlo? CUBADEBATE, recuperado de www.cubadebate.cu/opinion/2016/.

Toussaint, Eric (2019, mayo).Lenin y Trotsky frente a la burocracia y a Stalin Revolución Rusa y Sociedad de Transición, ponencia presentada en el Primer Encuentro Académico Internacional León Trotsky Vida y Contemporaneidad, La Habana, Cuba.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 636 veces.



Heriberto Rivera


Visite el perfil de Heriberto Rivera para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a279286.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO