Franklin Virgüez, al parecer, una vez más se la fumó verde

No hay duda que las ansias de llegar al poder mantienen a más de uno de los integrantes de la oposición fuera de quicio, fuera de sus cabales, en la luna, torcidos de tanto odio y deseos de venganza, como a diario lo demuestran cada vez que se entusiasman a promover sus mensajes en contra del gobierno a través de las redes sociales.

Algunos de estos opositores, incluso diputados electos por Primero Justicia (PJ) y Voluntad Popular (VP), y artistas también de la vieja televisión, han demostrado con sus pervertidas mañas, que toda familia o sociedad decente repudia, rechaza y aborrece, que nada bueno les circunda en el cráneo, debido precisamente al uso de las drogas que produce y cultiva Colombia a sus anchas, con el apoyo del imperio, para mantenerse en una burbuja soñando y vagando por el espacio.

Esta vez el connotado actor de la vieja televisión, Franklin Virgüez, que le ha robado el espacio pantallero "marihuanita" Guevara, se le ha visto de nuevo en un vídeo vomitando sapos y culebras en contra del presidente Nicolás Maduro, a quien responsabiliza de todos los males que aquejan al país y de las muertes de los niños del hospital JMR.

Virgüez, acostumbrado al uso de las sustancias psicotrópicas, desde su adolescencia, que se terminó de criar en una correccional, como personalmente lo hizo saber, arremetió por igual en contra de la Vice presidenta Delcy Rodríguez, de su hermano Jorge Rodríguez, del canciller Jorge Arreaza y desde luego en perjuicio del presidente de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), Diosdado Cabello.

Nunca antes se ha visto en ningún político opositor de Venezuela expresarse con tantas palabras soeces, subidas de tono y vulgares, como lo ha hecho públicamente Virgüez, claro está, desde su madriguera en Miami.

Según el actor, que comenzó su odio enfermizo contra todo el proceso revolucionario desde que RCTV fue sacada del aire, porque se quedó sin "chamba", la culpa del fallecimiento de los niños del JMR, no es del imperio que no permite que el gobierno de Venezuela tenga acceso al dinero de la renta petrolera, sino de Maduro y de todos esos "HDP que les rodean y que cayeron como una plaga, de mala leche, sobre el país".

Virgüez, rompiendo el récord de odio y frustración, con su tic tac, tic tac, tic tac, ha demostrado que las advertencias que nos dieron nuestros antiguos maestros, y sobre todo nuestros propios padres, estaban en lo cierto, que el uso de las drogas es dañino, es perjudicial, es impropio para la salud, pues te hacen alucinar y actuar como un verdadero demonio, sin control, sin tino, solo por satisfacer egos y malas mañas.

El reconocido actor, de "Por estas calles", asegura que los representantes del gobierno, ante la crisis que afecta a la nación, "continúan argumentando la misma mierda, la misma cartilla, que el gobierno cubano le ha aplicado al pueblo de la isla durante 60 años, que todo es culpa del bloqueo económico".

-"Bloqueo un coño de la madre, es culpa tuya Nicolás Maduro, es culpa de la rata de Delcy Rodríguez y de su hermano, es culpa del hijo de puta de Diosdado Cabello, que se ha robado todo el dinero que le ha dado la gana y que se ha cogido a Venezuela como si fuera una vulgar puta", precisó con su frenesí Virgüez, a través del vídeo.

El frustrado actor remata su cátedra de "buen hablante", y demostrando sobre todo que es una persona "comedida", "cuerda", que promueve incluso "la paz", termina diciendo: "la pagarán, no joda, la pagarán, cualquiera que sea la vía para sacarlos del poder, hay que aplicarla. Yo soy Guaidó, yo creo en el presidente Guaidó, yo creo en los diputados de la Asamblea…tic tac, tic tac, tic tac, no joda".

Para Virgüez, según lo deja tácitamente claro, el bloqueo que le impone el imperio a Venezuela no tiene porqué incidir en el debido funcionamiento de los hospitales. El hecho que a nuestra nación no puedan llegar barcos cargados de medicinas, no tiene porqué derivar que se mueran niños, adultos y ancianos, como está ocurriendo.

Lo que finalmente queda demostrado es que con personajes como Virgüez, y el también actor Orlando Urdaneta, que igualmente se encuentra refugiado a las faldas del imperio, Venezuela nada tiene que buscar para lograr la tranquilidad, por cuanto para esos señores la palabra paz, diálogo y entendimiento, no existe, claro está porque se la fuman verde, y eso hace que sus mentes no los deje pensar.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 23609 veces.



Italo Urdaneta

Periodista, historiador y profesor universitario

 italourdaneta@gmail.com

Visite el perfil de Italo Urdaneta para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: