Tozudez o salto atrás; Así, asi no se gobierna (VI)

"la guerra de clases me encontrará del lado de la educada burguesía"

J. M. KEYNES

El Estado burgués, nace como "una necesidad" del sistema capitalista, para su impulso, control y estabilización del todo socio-económico y político de la sociedad. Es expresión de las contradicciones históricas insuperables del capital. Alberga en su seno estas contradicciones. No es un instrumento mediador social. Es la defensa institucionalizada de una minoría.

El Estado burgués no tiene la misma etiología planetaria. Éste aspecto, es clave, vital para nuestro verdadero derrotero revolucionario. Hay importantes e interesantes diferencias históricas, regionales, nacionales y continentales. La historia no marcha en sentido lineal, horizontal, o por etapas. NO EXISTE UNA HISTORIA UNIVERSAL. La historia tiene particularidades. El desplazamiento del capitalismo por el socialismo, debe ser un quiebre profundo y total, que de paso, a una nuevo modelo social completo, opuesto y profundamente diferente al anterior; otros protagonismos y otra lógica. La dialéctica en su plenitud. Quiebre, ruptura y no continuación son máximas revolucionarias.

¿Qué papel le asigna el sistema capitalista a éste Estado? La producción y el consumo en el capitalismo son fundamentales; su columna central es el mercado. La lógica del mercado es la acumulación de capital, no las necesidades sociales. Fetichizar la mercancía y manipular su consumo, son intrínsecos a éste sistema. El reformismo, característico de la socialdemocracia y el progresismo, dicen defender, los intereses "ciudadanos" y por tanto, debe tener injerencias en el proceso productivo, pero… inclinando la balanza hacia el capital, oxigenándolo. No pueden ocultar sus contradicciones insolubles.

Las contradicciones del sistema capitalista, encubren (Ideología), pero al mismo tiempo ponen en evidencia (dialéctica), ¿A QUIEN DEFIENDE EL ESTADO BURGUÉS? El Estado burgués, es un instrumento clasista, al servicio del capital. La literatura marxista señala la necesidad de su extinción. Unos hablan de un Estado que hay que destruir, para dar paso a otra forma de Estado, que se auto extingue. Esto es más utópico que real. Otros en éste mismo campo, señalan que El Estado debe ser destruido por la avalancha revolucionaria, y sustituida por el PODER POPULAR HECHO GOBIERNO. El populismo y el Estado burgués, cooptan al poder popular deformando sus marcos referenciales. La revolución se deforma y desvía.

El progresivo desplazamiento del interés privado contra el interés público, el despojo de lo público por efecto de la voracidad privada, las privatizaciones de lo público, con la tolerancia complicidad y hasta participación, de algunos "líderes" "populares", dejan ver, a quién realmente representa El Estado. Se transparenta la propiedad privada. En ésta histórica querella, ¿cómo van quedando los partidos reformistas? ¿Qué ocurre con "los líderes" revolucionarios? Ellos tienen que maniobrar, para no caerse del filo de la navaja, ni de "la cuerda floja".

El capital, se apuntala en la falaz tesis del libre mercado. En "La mano invisible del mercado". En "La libre concurrencia". En "la libertad de comercio". En la "democracia" del capital. Se oculta la etiología de la plusvalía y hacen aparecer la riqueza como resultado del trabajo. De ser así, todos los trabajadores deberían estar muy ricos: trabajan duro.

Las contradicciones dialécticas afloran el interés del capital, que busca imponerse. El trabajador recurre al Estado, que puede o no, estar representado en el partido de gobierno. Los funcionarios del Estado, maniobran para no enfrentarse a su amo el capital. Las contradicciones sistémicas del capital, ponen en un momento determinado al gobierno de turno, en definiciones. Partidos y "líderes" reformistas, van quedando al desnudo. Se agotan las mentiras y el tiempo. El capital no espera. Su violencia (la del capital) "institucional" y no institucional aparecen. El fascismo puede llegar, por vía legal (elecciones) o violenta, que es como hoy busca la oposición fascista en Venezuela. Por la vía legal debe respetar la Constitución, por la fuerza, se la lleva en los cachos.

Los reformadores, consideran que el Estado es necesario, que solamente hay que mejorarlo, "humanizarlo" para ponerlo a disposición del pueblo. Suponen una burguesía nacionalista. Cinismo político. Estos "brillantes abrillantadores", son sofistas. Dicen, que Capital y trabajo deben convivir. En su esencia y naturaleza, EL ESTADO es contrarrevolución. Los liderazgos reformistas, procuran estar bien con Dios y con el diablo.

El proceso productivo, no sólo tiene al Estado como "árbitro", es que, éste Estado se ha encargado de legitimar a la propiedad privada y sus vínculos. La propiedad según éste Estado, sale del trabajo, no de la explotación, por lo tanto, el capitalismo es eterno; "El fin de la historia". Estos mitómanos, llegan a decir, que LA PROPIEDAD es UN DERECHO INALIENABLE. La clase trabajadora es la primera víctima. Produce riqueza a costa de su pobreza. A MÁS CAPITAL, MÁS POBREZA. ¿Cómo entonces sustentar la tesis del PAÍS POTENCIA EN EL MARCO DEL CAPITALISMO? La misma fuerza de trabajo es una mercancía, que produce otras mercancías, el esfuerzo de ellas, produce plusvalía. La riqueza sale entonces de la explotación. El Estado ha legitimado los derechos del capital. Son procesos dialécticos entre antagónicos; esto es lo que mueve la historia.

Hoy el neoliberalismo se bate por "achicar" al Estado, para modificarlo sustancialmente en sus partes, mecanizar sus funciones, debilitar sus mecanismos reformistas, despojarlo de su capital público y someter a la sociedad, al control de la tecnología, que tendrá al Internet como uno de sus centros fundamentales. La relación capital trabajo, será de la manera más individual posible. Hasta el próximo sábado.

jesusm_vivas@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2036 veces.



Jesús M. Vivas P.

Profesor Universitario con 45 años de servicio docente. PhD en Historia, egresado de la Universidad Complutense de Madrid. Más de 700 Artículos publicados a nivel nacional e internacional, mas de 60 años en la lucha revolucionaria, soy Jesus "Chucho" Vivas

 jesusm_vivas@hotmail.com

Visite el perfil de Jesús M. Vivas P. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: