Escasez de efectivo en Venezuela, algo de historia

Siendo Caracas capital de la Provincia de Venezuela, con apenas 65 casas construidas pero de 24 manzanas proyectadas cada una para 4 casas, con una población que a lo sumo llegaba a 2.000 habitantes incluidos quienes se instalaron en este territorio en 1567 con Diego de Losada y sus familias, pobladores blancos venidos de Borburata, algunos clérigos y frailes, la servidumbre y las peonadas indias que vivían en los alrededores, cuando ya el Gobernador Diego de Osorio debió enfrentar la escasez de la moneda en el país para llevar a cabo el comercio y la producción por lo que debía apelarse al primitivo sistema de trueque; por lo que en 1589 este Gobernador, aprovechando los ostrales recién descubiertos en Las Aves, La Orchila y Los Roques y la copiosa abundancia de perlas que de estos provenían, adopta las perlas como moneda útil para todas las transacciones. Otro dato relevante que merece destacarse es que desde 1576 se fundía oro en Caracas, pero en cantidades tan escasas que no se podía adoptar como valor monetario de uso general.

Según la historia de las monedas de Venezuela fue la Compañía Guipuzcoana, establecida en 1728, quien introdujo diversos tipos de monedas, las macuquinas entre ellas, para el comercio de productos. Pero en 1754 Fernando VI prohíbe la circulación en territorio americano de monedas acuñadas en España, lo que supuso una serie escasez de efectivo. En 1789, fue prohibida la circulación de macuquinas en Venezuela, debido a la malsana costumbre de la población de recortar los bordes de metal precioso de dichas monedas.

Unos 20 años después, a un año de nacida Venezuela como República independiente de España (1811), y cuando se estima la población del país próxima a 1000.000 de habitantes, a los pocos meses de la Capitulación de Francisco de Miranda en 1812 un joven caraqueño poco conocido aún, pero que se convertiría en ícono de nuestra historia republicana, envía un documento que tituló "Memorias dirigida a los ciudadanos de la Nueva Granada", en el cual establece como una de las causas de la caída del gobierno la aplicación de medidas extremas y arbitrarias de equilibrio fiscal como fue la emisión del papel moneda sin garantía efectiva de respaldo metálico, con lo cual aumentó la crisis económica y se generalizó el descontento en los pueblos del interior. El autor no cumplía los 30 años, el documento se conoce como Manifiesto de Cartagena y es considerado, en nuestros días, uno de los discursos más memorables del joven Simón Bolívar.

Para el año 1830, cuando ocurre la separación de Venezuela de la Gran Colombia, en nuestro país se solventó el problema de la escasez de la moneda permitiendo la circulación de monedas extranjeras acuñadas en oro y en plata. Es entonces cuando comenzó a circular una moneda de oro acuñada por el valor de 20 dólares americanos, moneda que comenzó a conocerse como "morocota" haciéndose apetecible por su elevado poder adquisitivo.

Es en el año 1876 cuando se crea el venezolano, como moneda única. Tres años después (1879) se establece mediante Decreto de Antonio Guzmán Blanco el bolívar como la unidad monetaria de curso legal.

Cuando se inició lo que se conoce como la cuarta república (1960), ocurre la devaluación del bolívar frente al dólar estadounidense por Rómulo Betancourt, el valor nominal del bolívar era menor al valor del mineral en el que estaba acuñada la moneda (plata), por lo que la gente comenzó a guardar las monedas de plata y éstas a escasear, en 1965 se comenzaron a recoger las monedas acuñadas en plata y a sustituirlas por monedas acuñadas en níquel.

Parece que la cuestión del dinero circulante desde tiempos inmemoriales ha dado dolores de cabeza tanto a los gobernantes como a quienes nos ha tocado habitar, en distintas épocas históricas, en el territorio de lo que hoy conocemos como la República Bolivariana de Venezuela.

En las primeras dos décadas del siglo XXI el signo monetario venezolano ha sido sometido a un ataque despiadado y brutal por parte de los que atentan contra la soberanía economía del país. En ese contexto se planteó fortalecer la moneda y durante un tiempo se logró dicho propósito, pero la significativa caída de los precios petroleros, así como la guerra contra la moneda ha desestabilizado además de la moneda, la economía toda del país, por lo que hoy no son pocos los que plantean, sin ningún tipo de reparos, la sustitución del bolívar por el dólar estadounidense.

El bolívar tiene 140 años de existencia y el Artículo 318 de la Constitución Nacional le da rango constitucional cuando establece que "la unidad monetaria de la República Bolivariana de Venezuela es el bolívar", pero el mismo Artículo establece que "en caso de que se instituya una moneda común en el marco de la integración latinoamericana y caribeña, podrá adoptarse la moneda que sea objeto de un tratado que suscriba la República".

En el marco de la integración latinoamericana se intentó crear el Sucre y se dieron pasos significativos en este sentido, pero la integración económica siempre estará condicionada por la integración política de las naciones. En los tiempos que corren, mientras el bolívar se tambalea, parece condenado a resistir, así como debe seguir resistiendo el proyecto de Patria libre y soberana, que en 1999 en referéndum aprobamos todos los venezolanos, para evitar que los intereses imperiales terminen por imponernos su moneda, como medio para seguir expoliando las cuantiosas riquezas con que la providencia dotó a nuestros suelos.

El año pasado se creó la "criptomoneda" Petro que se supone un freno al dólar estadounidense y un mecanismo que le permitirá al gobierno venezolano enfrentar en el terreno del intercambio comercial internacional el embargo económico que los Estados Unidos impusieron a Venezuela. A lo interno del país dicho medio de pago tiene poca, para no decir que ninguna usabilidad, mientras el dólar cada día comienza a "imponerse" por la lógica propia del intercambio de la "mano visible del mercado". Recientemente asesores rusos, hicieron algunos comentarios sobre el petro, que desde nuestro punto de vista los interpretamos como que el gobierno de Venezuela debe enseriarse con lo del petro como un medio para enfrentar y salir de la crisis monetaria que nos impone el imperio del norte.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 778 veces.



Carlos Luna Arvelo


Visite el perfil de Carlos Luna Arvelo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a277702.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO