¿Acompañantes o cómplices?…

"Nada vale más que el día de hoy"

GOETHE

"¡Qué vaina, camarada!, siguen sin querer entender que el que se mete con Venezuela se seca" fueron las palabras de bienvenida de Anacleto, que sin dar tiempo a nada continuó: "Es más, a todo aquel que se mete con el Gigante Comandante Hugo Rafael le cae la mavita unida al mayén. Y el que trata de causarle algún mal al pueblo venezolano se empava. Somos un pueblo amado por Dios que nos concedió muchas características especiales, entre las que se encuentran la resistencia, la solidaridad, la dignidad y la valentía; nuestra historia así lo demuestra, si no pregúntenle al otrora imperio español que fue expulsado de Suramérica por soldados comandados por un gran venezolano al que le concedieron el título de Libertador. El imperio salió con el rabo entre las piernas. Sin embargo, los presidentes actuales de varios de esos países no tienen noción de su propia historia ni del momento crucial por el que se atraviesa y se han convertido en cómplices - no acompañantes - del imperio más sanguinario de la última centuria, que siempre ha dejado una estela de sangre inocente y destrucción en todos los países en los que ha actuado. Camarita, el ejemplo más elocuente es la actitud venal, este próximo pasado fin de semana, de los presidentes de Chile y Colombia, Piñera y Duque, cabeza de gobiernos que no asumen la resolución de algunos de sus problemas internos – caso de los mapuches en Chile y asesinato de líderes sociales en Colombia – pero viven ‘preocupados por la situación de la crisis venezolana’. Existe suficiente evidencia documentada de la complicidad de estos elementos en la agresión que sufrió nuestra patria, de su lenguaje agresivo y hostil, y su obediencia a órdenes giradas por personeros del imperio. Además, propician y preparan reuniones para, en ellas, recibir lineamientos de guerra. Las declaraciones de no apoyar una intervención militar las hacen para guardar las apariencias y tener algo que agregar en caso de ser ellos la próxima víctima propicia. Las declaraciones de guerra de los personeros del imperio yanqui anuncian un ataque a Venezuela y luego a Cuba, Nicaragua y Bolivia. Ahora se entiende el pánico de Lenin Moreno, quien prefirió traicionar a Correa, que sufrir la ira de Trump; el miedo es gratis. La coalición Trump-cartel de Lima-Unión Europea sufrió un serio revés, no sólo el fin de semana en nuestras fronteras, sino en las sesiones de la OEA, en el Consejo de Seguridad de la ONU así como en el Derechos Humanos, en las que se demostró la verdadera cara de sus intenciones: apropiarse de nuestros recursos naturales, especialmente el petróleo. Las declaraciones de la presidencia de los países no alineados, sumadas a las de Rusia, China, entre otras, demuestran que no estamos solos y que la mayoría de las naciones del orbe aborrecen la guerra y aspiran a vivir en paz, tal como lo establece la Carta Fundacional de la ONU, al igual que la de la OEA – de la que ya nos vamos en abril. Este ‘round’ lo ganamos y aspiramos a ganar todos los que falten porque una fiera herida, como lo está el imperio, es más peligrosa. Por eso, camarita, calma y cordura hasta la sepultura."

Pues bien, ahora resulta que los terroristas que vimos en las imágenes televisadas, que atacaron a nuestros cuerpos de seguridad, la mayoría de ellos llevados y pagados por la derecha opositora venezolana y recibidos en Colombia como "defensores de la democracia y la libertad", están ahora pidiendo cacao. Sus contratantes no cumplieron sus promesas ni sus pagos al ver el fracaso de la operación "ayuda humanitaria", que ni era ayuda ni era humanitaria, demostrado por lo que se descubrió en los escombros del camión quemado. Allí estaban los presidentes como espectadores de primera fila, esperando otros resultados que habían prometido y que no lograron. "La ayuda entra si porque sí" había sido la promesa del autoproclamado, que esperaba en un salón junto a sus cómplices, el desenvolvimiento de la situación, con cara de pocos amigos. Como diría un Psicólogo, el carómetro mostraba lo que acontecía.

Sería iluso pensar que todo acabó. Aun no recuperamos CITGO, ni el oro en Londres, ni los miles de dólares americanos retenidos en Bélgica (Euroclear) y pare de contar; aún persisten las ilegales sanciones contra nuestra patria, que piensan recrudecer como reconcomio por todas las derrotas infringidas. Ahora viene la etapa que sufrió Siria al comienzo de sus problemas con EEUU: la creación de un gobierno paralelo en "el exilio" y el intento de apoderarse de alguno de los estados fronterizos como "tierra liberada" en la cual asentar dicho parapeto. Por eso no podemos bajar la guardia sino que tenemos que estar alertas todo el tiempo necesario. La paz que vivimos y por la que peleamos hasta ganarla, debemos preservarla a cualquier costo. No deseamos ni la muerte ni la destrucción, porque cada vida es valiosa, y porque jamás estaremos de acuerdo con la expresión del autoproclamado de que "los muertos son una inversión a futuro" – mientras no sean ellos ni sus familiares.

La gente se pregunta: ¿Qué va a pasar con el autoproclamado sin en verdad regresa a Venezuela, tal y como anunció, luego de violar la prohibición de salida del país que le impuso el máximo tribunal judicial venezolano? Quienes que lo saben a ciencia cierta y pueden responder eso, son los miembros del TSJ, porque además hay que entender que el autproclamado goza de su condición de diputado de la AN en desacato. ¿Luego de haberse autoproclamado presidente, sigue siendo diputado? Con fuero o si fuero, debe acatar las decisiones del TSJ. Lo cierto es que debería darse cuenta del peligro que corre rodeado de criminales más peligrosos que él, para quienes es descartable si con eso logran encochinar al Presidente Maduro. La gente a su alrededor no son acompañantes sino cómplices ocasionales que no vacilarán en darle una puñalada trapera, pues su lealtad no es ni para con él ni para con Venezuela, sino para con el dueño del circo, y todos sabemos quién es. El pueblo venezolano seguirá fiel a su consigna #LealesSiempreTraidoresNunca porque ya conoce a sus verdugos.

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 461 veces.



Luis Semprún Jurado

Profesional, productor audiovisual, co-productor y co-moderador del programa radial El Ojo de la Ciudad en Maracaibo, estado Zulia

 luissemp2003@gmail.com      @luissemp

Visite el perfil de Luis Semprún Jurado para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Semprún Jurado

Luis Semprún Jurado

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a276615.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO