El monigote de el cura San Juan de Dios

Una Ciber-Crónica más de El Tal Cucho Berbín en la tradición de La Obra: "Los Negros no Hacen Silencio".

A manera de Epígrafe (s):

El Cura San Juan de Dios/le dijo a su monigote/por más que te tongonées/siempre se te ve el bojote/se ve el bojote/se ve el bojote/por más que te tongonées/¡siempre se te ve el bojote!
...

"Y se disfraza de mil cosas, payaso esperpéntico, petimetre, usurpador de escrituras ajenas cuya profundidad no calza. Productor inclemente de horruras idiomáticas. ¡Quitadle la pluma y ponédlo de bestia de carga de pesados guijarros! ¡Lanzádlo al foso de Los Poetastros! En buena justicia poética, no merece ni agua ni nada"
(René Mondrágoras Altamirano/"Reflexiones y Ensayos sobre Escrituras Chuecas y Ensayos Amorfos Colombianos"; Editorial de Cartagena de Indias, Ciudad Amurallada, Colombia, año 1999 de La Era Cervantina)
...

Usualmente escribo en clave de jodienda, güachafita, rochela y mamadera de gallo. Ésta vez va en serio, pues me preocupa la calidad semio-lingüística, periodística y literaria de los textos que hoy se publican en "Aporrea".
Porque "Aporrea", como las madres, hay una sola.
Debería haber más Aporreas para aporrearles la totora y patearle las posaderas a los adecos infiltrados -¡metafóricamente, aunque ganas de patearles de verdad-verdad sus traserines: no me faltan!

Va dando sus alegres pininos por ahí "Ensartaos", magazine electrónica hermana, que promete mucho y a la cual hay que cuidar como "al árbol debemos solícito amor".

Hay, en Aporrea, textos que divierten sanamente, enseñan y lo ponen a reflexionar a uno.
Es decir: humor quintaesencialmente óptimo.
Estos son los "imprescindibles", si nos ponemos, "bertolbretchianos".

Lo que escribe Carola "La Tongorocho" Chávez, jacarandocilla ella, cumbanchosa ella, bailaora grácil del punch line acertado, inteligente y brillante, ella, con saoco, con remeneo textual y adjetivaciones bembé y la mar de ocurrente, ella.

El Maestro (¡con mayúsculas, cuidadito con una vaina!), Roberto Hernández Montoya, que el día que dicte un curso de escritura me siento de primero en la fila. Me concentro. Y me copio cada texto, oración, sintagma, palabra, sílaba, fonema o rasgo distintivo de cualquier fonema que articule.
Si puedo robarle las sinalefas, los palíndromos, y los aforismitos por más chiquirriticos que sean esos bichitos discursivos...¡también, 'ta pago!
Y salgo de ahí envalentonao, soplao.
¿Quién dijo miedo escritural, carajo?
Denme sopotocientas páginas web para llenárselas hasta los tequeteques de parrafadas abrillantadas.
¡Qué no quede espacio digital ni pa' amarrá un gallo, carajo!

Luis Brito García (¡clase aparte, distancia y categoría en materia escritural), Luis Brito Nuestro, Pan de Palabra Revolucionaria de Cada Esplendente y Nítido Día.
Luis Brito García, de quien Denzil Romero, en medio de rancheras y tragos en "El Sabrosito", Una Tagüara Cervecera del ayer maturinés, opinó de esta guisa:
-Denzil: ¿Qué te parece Luis Brito García?
-¿Luis Brito, ah, Cucho? ¡Coño, sí, hermano ... Luis Brito! Ese tipo es super recontra culto: ha leído todo de todo.

Beto Malaver, El ¿Jevo de Cinthya?, El Ñero con Peñero, Lobo de Mar de La Charneca, Alto Pana de Hernández Montoya, con aquel, encompinchados, perpetran, con alevosía y saña humorística, un programa de sesudo y placentero humor en VTV. Una Fiesta Aculturante que te empodera de Lo Mejorcito, pensamentalmente hablando.
"Los Robertos" que a esos adecos güarimberos los dejan boquiabiertos.
Son mentes "muy bien amobladas" (Beto Malaver, dixit), aunque ellos se rehusen a reconocerlo.

Y está Earle Herrera, que es dinamita pura, TNT discursivo, que en materia de crónica sesuda y enjundiosa humorística es puro home run con las bases llenas. Y, en las gradas cibernáuticas: público lector siempre creciente, aplaudiendo a rabiar.
Retreta dominguera y palo por ese buche en La Plaza Bolívar de El Tigre, Anzoátegui.

Earle Herrera, Uno de los tantos (junto con Beto Malaver) a quien "Bobolongo" les hizo El Grande Honor de botarlos, de SU periódico, antes de comenzar a empuercar, empatucar, encochinar a nuestro querido diario "El Nacional".

"Bobolongo", nunca un remoquete fue tan bien encasquetado, es Un Atila de La Escritura. Así como Atila profirió, todo chafaroto, cromañongo y amenazante él, aquello de:

-"Por donde pasa mi caballo no crece la hierba de nuevo", así, remedándolo, podría decir "Bobolongo":

-"Por donde pasa Mi Burro Maneto, Virulo y sin Gurupera, no queda escritor inteligente y de valía. Porque -¡coño!- si no los boto ...¡les meto el dedo en el ojo! ¡Pa'que queden ciegos, caracha!" ... (como solía decir aquella vieja turulata de los buenos tiempos de "La Rochela").

Hay mucho más excelentes plumas "Aporreando". Nosotros, por razones de síntesis narrativa y espacio digital las obviamos.

Vamos, pues, con Los Bichitos Pequeñajos, Pulgarcíticos, Pitufianos (no azules sino blancos, tonalidad jipata), que aquí escriben, garabatean y perpetran horrípiles parrafadas.
Y que yo, si tuviera poder editorial, los borraría, sacaría, ostigase para que ráudos dejasen ese pelero. Y ese Mosquero de Zopilotes de Mal Agüero que los circundan y los anteceden y sigue doquiera que van, señores.

Los haría, huir, en presurosa y sudorosa estampida -¡valientemente!- en El Más Depurado Estilo Inquisitorial, -¡jejeje!- Bobolongiano, Bobolon-gístico o Bobo-Longoide Chancletudo y Brutacho.

Y si no tienen oficio, que vayan a parar a Mayami, Su Segunda Patria de Ellos a:
A) Lavar Perros (que pagan cinco dólares la hora, al inmigrante)
B) Pocetas con amarillenta o marronuzca caquita anglosajona (que pagan seis dólares la hora, al inmigrante)
C) Como Güachimanes Jefes para ver, de cuando en cuando, si los burros mexicanos bilingües pusieron güebas.
Sueldo a convenir en euros, una que otra rupia hindú y de ñapa: pesos devaluados.

Los Encabeza un Doctorsete, ¿O Doctorsucho con Flamante Título, extraído, de Una Caja de Ace Encantado? Su vida ¿académica? ¿intelectual? ¿de bucanero de loro y pata de palo, y palo, y palo magallanero? Su Vida es Un Cuento de Hadas de Detergentes donde se premian a Los Bicharracos Piratoides.
Con cara de Cachilapo Asustadizo y Coyote Desplumado en Tiempo de Lluvia Torrencial en el Desierto ACME.
Un Adeco Rolo de Vivo Infiltrado en El Chavismo, Damas y Caballeros Cibernautas:

Se trata de (fanfarria bullangosa de música raspa-canilla): de ... El Nunca Bien Ponderado y Peculiare: ¡Toñito Vivas Santana, señores!
Y, para luego es tarde, pasamos a curucutearle y jurungarle ese curriculum y ese prontuario, de muchísimo grosor adeco, que él oculta, vergonzosamente, cual Feotote Jorobado de Notre Dame.
Sin cojoncios suficientes para salir del closet. Y decir al mundo: ¡Sí, señores, soy adeco ...¿y qué?!

Y éste espantajo, fantasmal él, esperpéntico él, muerto parado e insepulto él, carroñoso él, se zampa en mi e-mail.
Confunde mi correo electrónico con la miasma empantanada, tufaroide, de burbujeantes y verdosas ventosidades, donde él mora y pernocta, con mucho placer.
¡Zape, Gato Ñangaragato!

Y allí, en mi e-mail, eructa y evacua zurullos perfumados y uno que no otro pestífero cuesco contra mí,
Y menciona, sin son ni ton, sin que venga al caso, a El Camarada Sant Roz, también y de ñapa. Lo acusa de borracho. Un pelín difícil escribir como escribe y cuanto escribe, Sant Roz Borracho.

¿Y por qué éste Doctor Frankeistein Escribano no se emborracha para que escriba él como escribe Sant Roz?
Es mi experiencia de vida: cuando alguien acusa a un ñángara de borracho, "resentido social" o anacrónico es porque carece de argumentillos contundentes. Porque el acuseta se quedó con ese hocico lleno de ... dientes.
Con Sant Roz estás, pues, evidentemente, bravito, al bode de la histeria y el arañazo femenil.
¿Por qué tu extraña tirria con El Camarada Sant Roz?
Me toca investigar por qué.
Devuélveme mis peroles/devuélveme mis corotos/devuélveme aquella foto/donde salimos los dos.

Vamos por partes y en detalle:
¿Cómo permitir que un espacio escritural de tanta potencia semiótica, semiológica (quiero decir "sígnica"), en permanente crecimiento lecturario sea empleado por el enemigo idelógico? ¿En cuántos de los periodiquetes, pasquincillos desmelenados y espaciecillos ultra-derechistas de los editores güarimberos de la derecha se nos permite escribir a nosotros?

A mí me gustaría debatir muchito, sin ir muy lejos, con La Doctora Gloria Cuenca, prominente profesora de la UCV. Hoy, lamentablemente, vencida por las sombras de sus cegatas adequeras.
Por estos días escribió que comparando entre el gobierno de Chávez y el de Mi General Juan Vicente Gómez, -¡caracha, negro!-, ganaba este último.
¡Take your Yuca, Joseph Mápuey!
Favor llamar al Cuerpo de Bomberos Metropolitano. Porque se volaron un pocotón de tapones por ahí. Y esa hedentina pertinaz a chamusquina. Y ese humero contaminante.
¡Fos, cará!¡Nine-one-one!


USTED NOS TRATA COMO BURROS Y ENANOS MENTALES, TOÑITO DEL ALMA.
Nos señala con su dedito índice temblequillo. Pues sepa, desestimado escritorzuelo de a diez por locha, escribano de pacotilla, office boy cervantino, que cuando usted apunta con el índice acusador a nosotros, los cuatro deditos restantes suyos apuntan hacia usted mismito.
¡El Caimán y perdiste, Toñitico!
¡Y Lotería con el mono, cagatintas chimbo y ve a colgarte en la liana o blanco vejuco que desde siempre te ha pertenecido, en La Selva de Los Escritorzuelos Malucazos y Choretos!

Usted es de los que escupen hacia el cenit y el escupitajo se les devuelve y les impacta en el hocico. Es La Venganza de La Fuerza de La Gravedad contra los malhablados, hablachentos, parlanchines, esclónceros de enmarañado e hirsuto pelaje como usted.
Lenguarachos, hablantinosos, zoqueteros verbales e insensatos, como usted.

Un sabio afganí, ciego, solo físicamente, es obvio, que moraba en una cueva fragante de alelíes, nardos y floripondios, sus flores favoritas, -¡sapientísimo y la mar de profundo y visionario!- Ibrahim Almahud Shebram, dejó para la posteridad, escritas en intraducible rima de estirpe zanforsitana sefardí, semejantes en alguna medida a nuestras décimas salerosas, éstas verdades cuasi irrebatibles.
Se anticipo, como todas las grandes mentes, a La Prágmatica Lingüistica, concretamente a Las Máximas de Grice, sobre el uso juicioso, productivo, pertinente y útil de La Palabra:

"Mantened vuestra cavidad bucal cerrada. Cerrada como tumba. Como tumba con pétrea entrada. No la abráis hasta tanto no estéis absolutamente seguros de poder decir algo medianamente útil. Porque lo otro es cháchara, hojarasca verbal espumosa, hablilla prescindible, vacua e inútil para vuestros congéneres. Ellos no tienen la culpa de vuestro escaso juicio y nula reflexión. Si vosotros no cuidáis vuestras fauces, ellas solo escupirán zoquetadas idiotizantes. Farfullos de mequetrefes. Eructarán ¡Oh Prescenio Fúsculo Maestro de Oradores de Verbal Filigrana!: palabrejas hirsutas y chismeadas proferidas sin un mínimun de juicio y cordura. Verba de baja monta como la de las féminas chismosas, lenguas viperinas de todos los tiempos, lugares y culturas que en el orbe han sido".

Dice más El Sabio Ibrahim Almahud Shebram, El Ermitaño de Los Fragantes Alelíes, Nardos y Floripondios.
Tengo el texto. Un viejo y amarillento Libraco que he releído muchísimas veces.
Un "texto de cabecera", pues. Un clásico que, como buen clásico, cuanto más se le lée, más se aprovecha y más profundo nos parece.

Por estos días ¡Oh, Diosa Serendipia de Navegantes Cibernáuticos!, me lo topé en Internet en un blog ¿Intermitente, elusivo a voluntad? Ora aparece, ora desaparece.
Fue un encuentro fortuito y gozoso ese mío. En certera e ineludible clave "Serendipity".
Lo he leído alborozado y en cuanto pueda lo "bajo" -¡completo!- a mi disco duro externo Seagate de dos terabytes. La idea es difundirlo a los nuevos escritores y oradores.

Es evidente que es usted un escritor de agua dulce. De los que andan volando bajo pero su desamor y despecho, no está por los cielos.
Un Polluelo Indigesto, de lecturas a la carrera y a la machimberra.
Un Bichito o Bicharraquito Aterido, que anda por ahí, ayuno de buena Literatura Universal.

Decía Jorge Luis Borges, el de "El Jardín de Los Senderos Que se Bifurcan":
-"No me juzguéis por lo que he escrito, prefiero, antes bien, ser valorado por lo que he leído, gozosamente, mórbida y libidinosamente".
Esa candelita no fumea en las parrafadas que usted perpetra. Garabatea demasiado. Y a kilómetros se ve, que no ha leído. O ha leído a salto de altísimas matas de auyama.
Por más que te tongonées siempre se te ve ese bojotote. El Cura San Juan de Dios te mandan solidarios saludos.
Si te dejan continuar haciendo tus travesurillas en "Aporrea" ... ¿Cuántos otros Monigotes Adecos Infiltrados aparecerán?
Te falta intemperie y haberte curtido en el vendabal de Los Buenos Libros. "Muchacho con Hombre, llora"
¿Leyó bien? Ahora vea si entiende.

Se me parece usted muchísimo a Edmundito del Carmen, aquel güarichito, de mi pueblo, a quien su tierna abuelita díjole al alba, al nomás asomar su rubicundo rostro El Astro Rey:
-"Mundito, párese de ese chinchorro, mi'jo lindo. Pa'que vaya pa' la escuela, al Encuentro de Los Sabios Maestros, a abrevar en sus profundos conocimientos, punto y seguido ¡carajo!"
-"Pero, mi abuelita linda, bella y preciosa ¿Hay que ir todos los días a la escuela? Acuérdese que yo fuí ayer".

Y crée usted, como Edmundito del Carmen, que ya no necesita leer más nunca. Que ya hizo su tarea y lo espera El Chinchorro de La Fama.
"Yo conozco al flojo así venga sudao".

Así es usted. Fue a un Doctorado Corroncho, NO por culpa de los docentes, sino por su culpa y su grandísima culpa piratoide, sino por su culpa intraferible de usted.
Cargue con su cruz o su saco de ñame. "Prefiero ñame, porque cruz no se come", -me dirás tú-, Gocho Navegao.

...
Es evidente que usted no experimenta con moldes discursivos alternativos, no re-escribe, no versiona sus textos. Usted se larga parrafadas turulatas sin cortar, tachar, mejorar, hacer permuta, dejar reposar el texto, agregar, ensayar diferentes entradas, desarrollos, cierres.
Agregar crescendos de adjetivos o matices semánticos.
O lo contrario.
Ver su texto con "otros ojos".
No. Palabras mayores. Desayúnese: usted NO ha ido a ningún curso de Escritura Creativa.
Y por ello, fuertes a locha, no tiene usted la culpa, confunde escritura genuina con redacción escolar.

Usted es de nalgas holgazanas, andariegas y realengas.
Un escritor de verdad verdad, tiene nalgas aceradas y voluntad idem.
Como que escribe en volandas, de ahorita para más tardecita.
Escritor de sábado por la tarde. Cuando su mujer le da permiso.

Le puedo mostrar los segmentos de sus textos donde la improvización se nota.
A leguas, para alguien que como yo, tiene obra escrita sobre "Naturaleza de La Escritura y Desempeño de Escritores Avezados y Expertos".
¡Párese pa' da'le el otro, mal bañado, hediondo a formol baratón!
Yo me encargaré de ser tu pesadilla, ente habitante perenne de tus turulecos y achiflatados insomnios.
De quien primero te acuerdes antes de escribir güebetadas, anti-PSUV.
Y te va a llevar quien te trajo para que aprendas a respetar a la gente seria.

Sus textos son un desastre, ya se ha dicho. Usted no domina la puntuación, es evidente. Pero ello podría arreglarse con dedicación y empeño de su parte. Y ayuda experta, evidentemente, que yo lo vaya arreando a usted, por la bibliográfia profusa que existe en Internet.
Y que usted no ha "güelido", y menos degustado, evidentemente.
¿Será usted capaz de aceptar ayuda? Por su prepotencia y su inflado ego de Doctorsote de cursillos de fin de semana, y epistemes por correspondencia, estoy seguro que no aceptara la ayuda de la que tan urgidito está.

Podría revisar sus textos y ponerlos a hacer planas o enmedarles la idem.
Los nexos intratextuales son un desastre.
A nivel textual-supraoracional no da pie con bola.
Todo inconexo y usted no puede detectar tanta fragmentariedad semio-semántica porque no lée.
Seguramente desconoce el leer para escribir, el hacer marginalia, que provée de ideas para la escritura creativa.
La naturaleza vocabular, sintáctica, discursiva de La Escritura es abosultamente distinta a la de La Oralidad. Por ello, para escribir cualquier pendejadita decente, es menester leer mucho.

Si usted no habita, con frecuencia, Universos Escriturarios, con placer, gozo, está condenado a escribir eso que usted llama escritura. Y, lamento decirle, no lo es, ni lo parece.
Está a tiempo: haga el esfuercito de leer un poquitín cada día. Verá como le presta.
Carece usted, es más que obvio, del detector de porquerías que William Faulkner recomienda tanto para lectores como para escritores.

Debe ser usted de esos "navegantes" majunches que zampa alguito, sin acotar, a la torera, a la raja rectangular del Google.
Y espera que éste, el buscador, mágicamente, indague y piense por usted.

Garbage in, garbage out, gentleman.
Si se mete basura en la totora, en esa cabezota, no espere que salga oro o gemas diamantinas.
Va a salir basura, desecho, porquería culturosa o culturoide.
Lo que usted, pobrecillo, sin querer queriendo, escribe.

El vocabulario o lexicón suyo, es pobre, famélico, repetido, inadecuado, poco preciso.
Se nota que usted huye despavorido del Larousse y por casa del de La Real Academia NO lo han visto muy seguido.
Y no hablemos del contenido semántico: usted copia, se fusila, plagia a algunos por ahí.
Lo estoy esperando en la bajaíta.
Como siga NECEANDO lo vamos a prensar por aquí por copión y plagiario.
A ver si le queda una molécula de pena. A ver si sigue jodiendo al PSUV, a Maduro y a Diosdado.
Porque ¡coññño, nene!: no es tanto lo que jodes sino lo seguido.
Y poquito a poco se va revelando que ... no tienes con qué.

Invito a mi cibernauta lector incrédulo, que vea lo que Toñito Vivas Santana escribe. Por encimita, por fuera, los títulos de su perfil en Aporrea. Con ello basta y sobra.
Pues, un porcentaje cercano al 8O o más está dirigido contra el PSUV, Maduro o Diosdado.
¿Para qué buscar enemigos adecos externos si hay adecos infiltrados adentro?

Voy a ser El Sherlock Holmes de tus parrafadas. Te pongo en evidencia. Por lo manifiesto se extrapola o calcula lo oculto. El Bojote del Monigote de El Cura San Juan de Dios.
Principio muy útil para escribir Cuentos Detectivescos o Policíacos. ¿Ves que si te puedo enseñar? Y tú de insolente en mi e-mail, poniéndole comillas a mi capacidad escritural.
Pues, sopresas te da la vida, Pedro Navaja de Pico 'e loro, pica-casabe, que no noble daga, o cimitarra guerrera, o espada toledana de noble estirpe.

"Infórmole, Don Clemente, que el muerto tiene doliente".
Y que no precisamos de vejucas resanderas que resan y recitan textos al caletre. No es contigo y sí parece que fuera. Te viene al pelo.

Y de aquí en más, Pepeíllo Nerviosillo, Cachilapo Desplumado, te prometo que te voy a dar durango.
Por el pecho -¡bien duro!- si me enfrentas a mí. Y por tus fofas posaderas y retaguardia, -¡mucho más duro!-, en caso de que huyas ¡valientemente!

Ponle nombre o te callas ese hociquito, pajarito.
Usted que se la echa de graciosillo, trata de hacer gracia y la empatuca. Pretende burlarse, continuamente, (pretende: ¡qué NO PUEDE: léase bien!), burlase del gobierno, reitero y llevo dicho.
Porque a Diosdado le faltó una "b" de burro, donde iba una "v" de vaca.
Animales con los cuales está usted muy familiarizado por cuanto la escritura que usted perpetra, pareciera estar dirigida a público lector jumentoso-orejudo-y-rebuznante y a vacunas-vacas-lechíferas-tetonas-muuu-muu.

Participaste en un concurso de Oposición en Lengua Española en la UPEL, Maturín. Si ganabas ibas a enseñar ortografía y otros pininos idiomáticos. Puras pendejaditas. Nada sesudo ni exigente, lingüísticamente hablando. Cosillas que hace un ayudante de cátedra, medianamente aplicadillo.
Y ... quedaste de quinto. Porque no había ambulancia.
¿Dónde tu maestría de La UDO y que fue del Doctorado con que engañas a incautos, ignaros y bisoños?
A ver: jáctate conmigo, dragonéame a mí.
Sigue empuercando chiquerinamente mi correo.
De hoy en más, respondes por aquí.
¿Capiche, Capocho?

No te alcanzó a dar las tocoqueras, morideras, sofoquillos y pataletas que te daban en clase en vísperas de exámenes en La UDO. Payasadas y mococoas con las cuales te evitaste más de una aplazada.
¡Qué oportunas tus enfermedades, baby boy!

El Mundo Académico es muy pequeñito.
Y hay mucha gente, gente verdaderamente de izquierda ... -¡pero que mucha gente, más de la que tú crées!-, cansada de tus zoquetadas, güele-fritangadas y fanfarronadas.
Gente dispuesto a pasarme datos acerca de todas las patitas académicas y conductuales de las cuales cojeas.
Asi que déjate de NECEAR y joder al PSUV, porque te voy a revolcar intelectualmente. Una, dos, tres, cuatro, diez ... y las veces que sean necesarias.

Tengo copias de Las Actas del Concurso de Oposición Universitario donde te dieron "pao-pao" por esas sonrosadas nalguitas tuyas.
Sigue JODIENDO al PSUV y a sus líderes funadamentales que yo te voy a contar El Cuentito de Panchito Miga de Pan, él que todos creían buenito y era un diabillo pícaro y espantador de viejecitas adormiladas.
Tu facsímil académico, nene.

Te vas a esfumar de La Gran Historia de Aporrea. Tal cual La Totuma de Mear de Las Abuelas, que quedó a La Vera del Camino de Los Grandes Aconteceres.

Nos vemos en El Espejo de La Blanquita Bella Durmiente Idiotita y Los Siete Enanitos Bolsiclones, tan Disney ellos, tan idiotizantes ellos.
Y tan Proxenetitas Babiecas del Príncipe Azul.
Y sigue durmiendo, profundamente, cual "Bello Durmiento" de Pampatar.
En Plan de Oráculo Electoral Palurdo, of course.
Éste texto lo he re-escrito ocho veces y a duras penas comienza a gustarme.

Entonces: ¿Qué es lo que está pa' sopa en el maravilloso teclado digital de la compu, nene?
Chaíííto.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 496 veces.



Cruz Berbín Salazar


Visite el perfil de Cruz Berbín Salazar para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a275051.htmlCd0NV CAC = Y co = US