Una amenaza inusual y extraordinaria para Estados Unidos, en la frontera venezolana

Hay un hecho económico inusual y extraordinario a favor de Venezuela, que ha venido acompañando la aplicación del Programa de Estabilización y Recuperación Económica del presidente Maduro.

Es demostrable en las fronteras venezolanas, la reversión de una buena parte de los capitales venezolanos en fuga al exterior, derivados del contrabandeo de combustible, gas y lubricantes producidos por el Venezuela, y sustraídos por las mafias gobernantes en el entorno fronterizo, especialmente colombianas del narcotráfico y de la ultraderecha brasileña del estado Roraima (Brasil).

De hecho hay ahora un retorno en dólares, pesos colombianos, reales brasileños o titis trinitarios, que son pagados en efectivo en el mercado libre fronterizo del lado venezolano a miles de usuarios, quienes inmediatamente los ponen en circulación en el mercado de bienes y servicios en las diez regiones fronterizas de Venezuela.

Los tanques del pensamiento económico opositor, se extrañan y no entienden de una extraña hiper inflación de los precios en dólares de las mercancías y servicios que ofrece el mercado oligopólico venezolano, al compararlos con los precios análogos de tales valores de uso fuera de Venezuela…

Como aprendices de hechiceros, aparece el YO NO FUI, de un furioso y sarcástico empresario neoliberal que se esfuerza cotidianamente en su programa de opinión en colocar en competencia la economía de Zimbawe con la venezolana, a ver cuántos millones de veces han crecido el aumento exponencial de los precios en Venezuela y en aquella nación africana

Un simple transportista exige el pago de un tiket de un pasaje inter urbano en dólares o pesos colombianos o reales brasileños a gente que tiene tan solo bolívares porque es lo que dispone el pueblo venezolano…en tanto que en los centros comerciales de numerosas ciudades, las clases medias satisfacen su afán consumista, bajo la condición de que les cobren en dólares en efectivo y les den el vuelto en la misma moneda… y dan la más peregrina de las respuestas…son las REMESAS que envían a su pobre país, los venezolanos emigrados para reforzar la tesis de que es la burguesía empresarial la que nos salvará de la bancarrota.

A los sesudos analistas de los asuntos petroleros de Venezuela, no les cuadra una nueva realidad ¿porqué Venezuela fue sustituida por Colombia como vendedor seguro de petróleo y derivados a Estados Unidos?...

La respuesta se consigue en las fronteras de Venezuela…

La distribución gratuita de combustible, gas, y lubricantes, aunque no ha sido formalmente anunciada por el gobierno, es un hecho, constatable por millones de venezolanos… y su reventa a las vecindades fronterizas, por voluntad del pueblo venezolano.

Este nuevo comercio fronterizo, realizado en pimpinas y bombonas refuerza el ingreso per cápita en dos sentidos: primero, defiende el poder adquisitivo del bolívar soberano en manos del trabajador, pues no eroga recursos monetarios de su salario para el pago de estas mercancías producidas por el sector público y segundo, proporciona un ingreso adicional per cápita en dólares, pesos colombianos o reales brasileños sin la intermediación del Banco Central de Venezuela.

Esta respuesta rudimentaria y espontánea del pueblo venezolano, puede organizarse mejor, porque es una respuesta revolucionaria, transformadora del estatus mafioso y capitalista salvaje que domina este tipo de contrabando, controlado por el Gran Capital norteamericano del cual son voceros y publicistas el tal Penzini por Globovisión o Castro Soteldo por los canales del Estado, ambos discursos dirigidos a destruir la economía venezolana.

No queda de otra, ministro Quevedo, Presidente de PDVSA: recuperar las capacidades de refinación de Oriente y Occidente y dedicar parcialmente la producción de gasolina y gas a ser distribuidas por los pueblos criollos y indígenas en nuestras diez regiones fronterizas: Zuliana, Falconiana, Sucrense, Monaguense, Deltana, Guayanesa, Amazónica, Apureña, Tachirense y Caribeña. Para ello, Pueden destinarse y redimensionarse las refinerías de San Lorenzo y Jóse en la producción de gasolinas, lubricantes y gas destinada a los mercados fronterizos a precios internacionales. También persiguiendo las mafias internas de gerentes y operadores de PDVSA que traicionan a la patria facilitándole a USA, Colombia y Brasil la sustracción irregular de aproximadamente 600.000 barriles diarios.

Desde por lo menos el año 1880, con la "Petrólea del Táchira" las autoridades venezolanas saben de la venta de refinados de crudos y gas a través de la frontera… sistema de contrabandeo que fue perfeccionado ciento veinticuatro años después, en 2004, por el presidente Alvaro Uribe en Colombia para que Ecopetrol consorcio propiedad de las rancias familias bogotanas, fuera asesorada por los venezolanos, ex ministros, ex presidentes de PDVSA, ex empresarios petroleros y ex gerentes de PDVSA, Humberto Calderón Berti, Luis Giusti, Pedro Carmona Estanga (aceites VENOCO), Luis Lueiro (ex director de INTEVEP), Francisco Arata, Guillermo Pantin, Miguel Layrisse…(hay más.).

El contrabandeo de combustibles hacia Colombia tiene como operadores comerciales a ESTOS VENEZOLANOS y sus empresas Pacific Rubiales, Vetra, Always Petroleum, Petromagdalena, Metapetrol, en la administración a gran escala del contrabandeo de gasolina y crudos, quienes en 2004 asesoraron al gobierno de Uribe para legalizar el traslado en grandes volúmenes de gasolina, gasoil, aceites lubricantes, gas y crudos desde Venezuela.

Sus empresas administran los Centros de Acopio Fronterizo a los cuales ingresa el combustible que según la Ley Colombiana, una vez que ingresado al país sufre la metamorfosis de "MADE IN COLOMBIA", sin pago de aranceles ni declaración de contenido, volumen ni peso, como demandan las leyes internacionales del comercio. Las empresas concesionarias están autorizadas por Decreto para venderlos al mercado interno y al mercado externo.

Pudiéramos estimar que unos seiscientos mil barriles diarios de combustible y crudos venezolanos, alimentan la extravagante súper-explotación de los ya agotados yacimientos petrolíferos de Colombia. El consorcio privado Ecopetrol ha venido anunciando el progresivo agotamiento de sus reservas comerciales de crudo a menos de quince años, con el agregado de la semi-paralización de sus refinerías de Barrancabermeja y Cartagena. Por tanto, salen sin fórmula legal de exportación de Venezuela, los crudos y refinados que Colombia coloca en el mercado internacional de petróleo. Hasta el año 2004, la producción colombiana se ubicaba en unos modestos cuatrocientos mil barriles diarios…

En 2018, cerró con un promedio diario de un millón de B/D según informa Ecopetrol. Pero el mismo informe anuncia la próxima puesta en servicio del súper oleoducto Caño Limón-Coveñas, duplicando la capacidad para el transporte de los crudos livianos sustraídos de los yacimientos venezolanos ubicados en el Alto Apure.

Fíjense lo paradójico del asunto…La cocaína sustituyó al tradicional café colombiano como principal producto de exportación, ahora es el petróleo, con sus yacimientos casi agotados.

Centenares de miles de pies cúbicos de gas P/D, son directamente vendidos por el pueblo venezolano a las mafias fronterizas de Cúcuta, Maicao, Arauca y Puerto Carreño, a través de millones de recipientes de gas. Pero a gran escala, gasoductos interconectados con Colombia desde las áreas industriales de PDVSA de Guafitas y Posetas en el Distrito Alto Apure y Casigua-El Cubo, en el municipio Jesús María Semprúm del estado Zulia, suministran gas a Colombia, gracias a las habilidades empresariales de los protegidos por el gobierno colombiano: Pedro Carmona Estanga, Francisco Arata y Luis Giusti. (VENOCO, Pacific Rubiales y Petromagdalena). Serían agentes, por desgracia para ellos de los intereses de la revolución venezolana.

De allí salen los dólares y pesos colombianos y reales brasileños que sustituyen al despreciado bolívar en su circulación, por el detalle de haber diferenciado el valor del petro con el bolívar soberano y hasta creado por decreto un mercado negro del petro. NO TANTO DE LAS REMESAS.

Esta nueva política de comercialización, al liberarse la circulación de divisas distintas al bolívar con la participación activa de miles de venezolanos, puede colocarle un nuevo rostro revolucionario al estatus petrolero de Venezuela…promulgando el bolívar oro, como moneda dura capaz de destruir al dólar gringo, al peso colombiano y el real brasileño.

Un feliz 2019 para todos mis apreciados lectores…

Si el gobierno de Maduro pretende conservar el legado de Chávez, quien en varios Aló Presidente de varios domingos del año 2010 y 2011, expuso un sencillo plan monetario al Banco Central de Venezuela: "…vamos del bolívar de latón, al bolívar de plata para finalmente arribar al bolívar oro". Bien podría anunciar para este próximo 10 de enero la eliminación de la disparidad cambiaria entre el bolívar y el petro y unirlos en una sola moneda, creando el BOLIVAR ORO y premiar a la clase obrera con salarios de oro, sueño y esperanza del fallecido aporreador Jairo Larotta.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1931 veces.



Feijoo Colomine


Visite el perfil de Feijoo Colomine para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: