Los adecos y la edad de piedra

Una Ciber-crónica donde El Tal Cucho Berbín le achunta y le golea a La Antropología, La Musicología, La Etnolingüística, La Geo-Historia, La Moda y cuanta Ciencia se le atravieza.

En El Amanecer de Los Tiempos, chorropotocientos millones de años ha, no existían adecos. Es como obvio. Es como lógico ¿no? Prueba de ello, verbi gratia, es que los animales pintados en el interior de las cuevas, eran de muchos colores: amarillo-pupú de güaricho, naranja-MAS, morado funeraria (como las greñas de La Papo Poleo), rojo-rojito ñangaroso, medio azuluscos algunos, decididamente negro-niche-cerrícola otros. Pero ninguno, ninguno blanco. Es decir: no había atisbo ni ñinguitica de pensamiento adeco en La Edad de Piedra. "¡Dios nos salve la parte!", dizque opinaba El Cavernícola Menos Bruto de La Manada. Aquella gente cromañona recolectaba frutas y mataba animales "apendejecidos" (¡nunca los más fieros!; ni güebetas, bocabiertas o redomados bolsas que fueran) No usaban shampoo, no había que gastar real en modas y costosos atavíos porque se conformaban con un tapa-rabos que medio-medio les cubría ese futriaco peludo. Atuendo de lo más avanzado, ambiental e higénico. E ipso facto se verá por qué. Los cuescos, flatulencias, efluvios mal olientes inoportunos y ventosidades, esparcíanse en la atmósfera cavernícola sin impactar las fosas nasales o ternillas del semejante. Lo cual prueba, antropológicamente, que no se precisa de fabricantes de perfumes, desodorantes, escuelas, maestros, curas y madrinas para ser decente.

Los que pretendían presumir de distintos -distinguirse en el vestir: origen de la moda-, debían arreglárselas para matar un enorme, fuerte, destripador y fiero tigre dientes de sable para quitarle el cuero. De allí que había pocos cromañones snobs, pestañudos, tipejos de atavío fúcsia, lentejuelescos, lechuginos, osmelsóusicos, aparguetados, o metro-sexuales. Todo el mundo vestía exactamente igual, como habría de ser en La China de El Gran Timonel, Mao Tse Tung.

No pagaban odiosos recibos de luz, ni gas, ni agua porque muy poco se bañaban. Cuando muy pocos o nadie se baña a nadie le pega la fetidez, pestilencia o hedentina... En gran medida, eran MUY, pero que MUY felices, ... -¡y no se daban cuenta!¡¿Qué vaina más rara, no?!

Suena a La Cuarta República pero era Cuaternario, Paleozóico o algo así. Pero no se me precipiten, queridos ciber-lectores: los cromañones ¡No eran adecos, ni güarimbeaban ni cargaban blancas pancartas en ese lomo!

Como quiera que NO habían descubierto como hacer fuego, NO habían inventado la agricultura,las armas arrojadizas y la ganadería ... no les quedaba más remedio que lanzar un piedra grandotota y si no acertaban a la hipotética bestia-víctima ... ¡Arrancaban a correr en sentido diametralmente opuesto al peligro! Vale decir:"dejaban el pelero". Comportamiento adeco ¿Qué digo adeco? ¡Adequísssimo! Pero todavía no eran adecos de verdad-verdad. Por más excavaciones que se han practicado, no se ha descubierto ni una sola cueva, antro o covachita que sirviera como La Casa del Partido del Pueblo Cavernícola.

Poco a poco empezaron a descubrir que "el mundo", no era solo la cueva apestosa y sus alrededores. Algunos, asustaditos y todo (pregonaban -¡sin ser adecos!- que "el miedo era libre"), asustaditos, nerviosillos, vuelvo y digo, sobrecogidos, excursionaron, vagaron, subieron a las cumbres.

Más allá de las brumosas colinas había otras cuevas pestíferas y algunos vagos y holgazanes, -mantenidos por sus mujeres, queridas suegros y suegras ... ¡como debe ser en aras de El Progreso!; se dedicaban, laboriosamente, a pintar las paredes de las cuevas, componer poemas selváticos y bucólicos. A discurrir sobre Los Misterios de Las Fases Lunares y La Aparente Inmortalidad de El Cangrejo. Fueron los primeros artistas, filósofos, astrónomos y poetas.

Los que atravesaron las colinas, por su arrojo y por haber dado Un Salto Cognitivo en el conocimiento de La Geografía Cavernosa, recibieron El Título de Auto-Didactos por Un Viejo Cromañón que fumaba una rústica pipa con tabaco verde. El Auto-Didacto Cavernícola es el antecedente lejanísimo del Auto-Didacto Rómulus Eréctus.

Alguien, un adelantado a su época -¿Qué duda cabe?- propuso la fundación de La UCADB. Universidad Cavernícola Abierta de Bejucos. Darían clase los viejos chuchumecos, hablachentos, parlanchines y repetidores perennes de historias insulsas y re-necias... -que ellos catalogaban de Verdades Inamovibles. Vejetes cegatos, que mascaban el agua y que no servían para la cacería porque estaban muy temblecos para enfrentar fieras destripadoras y alimañas carniceras. Los Primeros profesores de Educación Superior.

Otro cromañón lumbrera (comenzaban a aparecer Los Primeros Intelectuales Abrillantados), para no quedarse atrás, propuso reunirse en un Consejo de Orientación Para Los Novísimos Jóvenes Pitecantropus Erectus.

Estos mozalbetes eran los primeros en dominar, con gracia, saoco y tumba'o, la locomoción bípeda. Porque hasta ese momento Los Cromañones se desplazaban en un torpe, peligroso y poco agraciado caminar en cuatro patas. O se movían patulecos, manetos, trastabillantes, carrandecos y chuecos. Como si se hubiesen "pasado de traguitos de frutas fermentadas".

La cosa se va completando y complejizando en cuanto a jerarquía social y diversidad profesional se refiere. Pero ¡Jíjoles Chigüagüas! ... todavía no aparecen LOS ADECOS en La Historia Cavernícola. Bendito y Todopoderoso Creador: ¿Cuándo nos los envías? ¡Todo funciona demasiado bien por estos parajes!

En la visita a otras Lejanas Latitudes Cuevícolas, no todos fueron tan afortunados. Y le tocó lavarle los perros, las cuevas pestíferas y los pupuses a Los Cromañones Catires de allá de El Norte Cuevícola. Recibían una presa de animal chatarra o unas pocas frutas verdes a cambio. Eran malvistos, malqueridos y maltratados. Estaban naciendo Los Primeros Inmigrantes.

Hubo otro grupito de cavernícolas (los vagos; vivarachos, buenos-para-nada, cabezas de chorlito y cromañones-sin-oficio-conocido) que decidió montarse sobre Una Enorme Piedra. Se golpeaban la panza de forma rítmica. Y aquello sonaba: ¡cuchuplán, pam-pam/cuchuplán pam-pam! Y hacían más percusión con los sobacos: ¡Fuáca-furrruplá!¡Fuáca-furrruplá!

Pasaron unas cromañonitas rellenitas que estaban muy greñudas, desaliñadas y despeinadas -no se había inventado, todavía, el peine ni el cepillo ni la peineta. Ni los productos embellecedores de Avon's Cuevas. Ni había Cromañones "Estilistas".

Oyeron las cromañonitas rellenitas aquella cadencia selvática arrebatadora, aquel melodioso "tumbao" de abdomen y sobaco que invitaba al remeneo. Y comenzaron: ¡Juuuuepa, jueeepa, jééé!; a mover sus colitas de manera insinuante, provocadora, como buscando lo que NO se les había perdido: que les metieran unos cromañonitos en esa barriga, caracha.

Y surgió, ¡de un solo carajazo!, el coqueteo, la música, el guaguancó, el bembé, el merengue rucaneado, los bonches, el levante de jevas y el baile. Y el consumo de tragos de frutas fermentadas embriagantes subió una enormidad. Las primeras peas voladoras y ataja-pollos. El hermanador abrazo de borracho achispado en el paroxismo cañandongo, surgió como de la nada:¡Mi hermano, Cromañón, usted es un vergatario; y yo a usted lo quiero como que lo hubiera parido. ¡Coñññño!, carajo, no joda! ¿Qué vaina es? ¿Quién se atreve a decirme que NO en esta Caverna Taguara de Mier***?

Era la emergencia indetenible del lenguaje obsceno, las palabras altisonantes, los terminachos de bares, el detestable e insoportable lenguaje burderil. Aunque todavía no había burdeles. Muy caro el fulano sexo tarifado y solo disponían de huesitos, conchas y piedritas devaluadas para pagar.

¡Jesús, María y José!: todo aquel pocotononón de groserías emergentes: Y lo peor de la vaina: a nadie-nadie se le ocurría, todavía, crear una RADLLC (Real Academia de la Lengua Cromañona), que le pusiera coto a aquellos terminachos de abyecta, vergonzante, y pestífera naturaleza clocal. ¡Uuuy, fuchis, fosss!, dijeron Las Primeras Cromañonitas Sifrinas. No inscritas en ¡AD-Juventud!

Cada quien hablaba como le salía del forro... del taparrabos. Se meaban en los árboles a plena luz del día. "Furruqueban" con furor, desenfreno y desenfado en los atardeceres fuera de las cuevas y a ojos vista. Porque no se había inventado La Religión, Las Buenas Costumbres, La Decencia, El Filito del Pantalón, Las Camisas Bien Planchadas, El Manual de Carreño y El Pudor. ¡Qué Bochinche, Presidente Jaime!

Hubo, sin embargo, -¡Loados sean San Lucas y San Cono!-, cromañonas serias, añejadas, que se quejaban y hacían ruidosos aspavientos del comportamiento desmadrado, rueda-libre y derrapado de las cromañonitas fiesteras y "bollo-locas".

Aparecieron, ¡de un solo zambombazo!, Las viejas gazmoñas, chismosas, histéricas, metiches, cuenteras, resanderas que criticaban a las cromañonitas jacarandosas y sinvergüenzonas. "Brecha generacional", se habría de llamar mucho-mucho más tarde.

Faltaban los curas ensotanados y sermoneadores. Pero como todo era gozadera libidinosa con aquel cosito rítmico-musical-bailable:"¡cuchuplán, pam-pam/cuchuplán pam-pam!"; nadie quería un cargo, chamba u oficio tan pavoso y poco gozón, como el de cura. ¡Goooza, Cromañona, que tu marido está Encueva'o! Surgía, vea usted, La Clase Media Cromañona de tez más clara y narices más respingaditas que los otros cromañones morenazos y "pelos de chicharrón".

No había, por supuesto, la música "Chucu-Chucu" (Las Orquestas tipo Billo's), mismas melodías que El Gordo Juan Barreto, antes de meterse a ADECO, catalogaba como música ADECA.

TODO ESTO: La Mangüangüa de La Parrilla Cuatro Carnes con Chinchurria; Las Peas de Whisky Escosés del más Carísimo; Nuestra Bien Ganada Fama de Borrachones Planetarios; Las Ilustres Barraganas; La Boyante Economía de Gastos "Cubridos"; La Democracia con Sus Actas Mata-Votos; El Democrático "Disparar Primero y Averiguar Después" de Don Ro...; Las Sabrosa Harina Pan Y Mantequilla Mavesa del Bachaco Fundillúo; Chocolate Dulcito; Leopoldo "Popo" y Su Chouséra Dama del Efectivo; Nido de Palomas Eternizado en La Presidencia de su Partido; Diana Di'Agostino (La Jeva de Nido de Palomas) y sus Damas High y Nice celebrando La Llegada de La Primavera en El Hemisferio Norte con Almíbar de Cerecillas Parisinas; Los Ñame Pela'os Huidizos y Correlones de Mayami; Toñito Ledezma, -entre flores fandanguillo y alegría- "dejando el pelero" ¡VALIENTEMENTE, CARAJO! hacia La Madre Patria y... ¡Olé!; Las Pavas Achocolatadas (La Papo Poleo, Marianela "Amargura" Salazar, Nitu Pérez Osuna e Ibeyice Pacheco), produciendo Sesudos Constructos Políticos e Ideología Escuálida a Granel; Aveledo Amodorrado en su Chinchorro Wüarao y Los Cohetes Quema'os y Bates Quebra'os (Andrés "Topochito" Velásquez, El Tigre Fernández, El Niche Claudio, etcétera) esperando a que les tiren algo.

Aparte, por Razones de Sangre Azul, Distancia, Fineza, Reales como Sorgo y Categoría: María Corina-me-quiere-gobernar, realenga ella, mandona ella, sangre 'e chinche ella, como volador sin rabo ella.

Es decir, toda esta pléyade, catajarra, patota o plétora de joyitas y niñitos de pecho inocentones, habrían de aparecer, MUCHOS MILLONES DE AÑOS DESPUÉS CON LOS ADECOS. Por eso La Patria debe estarle ¡ETERNAMENTE! agradecida a LOS ADECOS, afines, semejantes, descendientes, herederos, clonados y derivados. Bendito Dios y Sigo Amando, Caramba.

¡A Dios y a Su Partido Gracias Por Siempre Jamás, Doctor Toñito Vivas Santana!

Y NOS VEMOS PRONTO, CIBERLECTORES ... ¡¡¡PORQUE TENGO LA TRIPA DE LA ESCRIBIDERA A MILLÓNNN!!!

 

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 476 veces.



Cruz Berbín Salazar


Visite el perfil de Cruz Berbín Salazar para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a272369.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO