Las contradicciones de "Caimán Dormido"

Este domingo vimos a través del programa "Diálogo Con", que modera el periodista Carlos Croes, por Televen, al presidente, por demás ilegítimo, de la Asamblea Nacional (AN), Omar Barboza, quien, entre otras cosas, al parecer, vive en un mundo de contradicciones.

Barboza, a quien llamaban, "Caimán Dormido", más por cariño que por odio, allá en el Zulia, cuando fue gobernador bajo el gobierno de Jaime Lusinchi, acaba de ser noticia dado que desde la AN emitió un decreto en el cual exhorta a la Comunidad Internacional que intervenga en Venezuela, para dar con el traste del gobierno legítimo del presidente Nicolás Maduro y desaparezca, al mismo tiempo, de la faz de la tierra, la actual directiva del Consejo Nacional Electoral (CNE), todo con la idea de convocar a unas nuevas elecciones, con actores distintos al frente del máximo organismo electoral, que permita elegir, escúchese bien, de nuevo al presidente de la República.

Barboza, recordamos, asumió la presidencia de la AN poco después que este organismo se declaró en desacato una vez que desconoció el dictamen del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) en torno al caso de los diputados de Guayana. Es decir, el acto que se cumplió para elegir a Barboza, en ese entonces, es totalmente irrito, pero aun así legisla y pretende que el país acate las disposiciones que desde el seno de la AN se emiten.

Con cara de somnolencia o letargo, como si estuviera dormido, dado que siempre ese ha sido su semblante, Barboza asegura que al menos, en su caso, no desea una intervención en el país por parte de EE.UU, por cuanto considera que somos los venezolanos los que estamos llamados a resolver nuestras propias diferencias, lo cual lo ubica, acertadamente, en el camino de la sensatez.

No obstante el "presidente" de la AN insiste, demostrando plena contradicción, que la Comunidad Internacional debe intervenir de manera injerencista en los asuntos internos de Venezuela, "para rescatar a la democracia que está perdida", más que el parlamento nacional no avaló la reelección del presidente Maduro, por cuanto el pueblo, asegura, no salió masivamente a votar.

Según Barboza el único poder legítimo que tiene la República es la AN, por cierta electa con las mismas autoridades del CNE, al tiempo que ratifica que el TSJ es ilegal. Sin duda nuestro placentero diputado es todo un mundo de contradicciones. Afirma que el parlamento es legal y su escogencia como presidente del mismo también, pero la reelección que se cumplió del presidente Maduro, el pasado 20 de mayo, no lo es, aun cuando la mayoría de los venezolanos así lo dispusieron.

Tras preguntársele el por qué entonces acudir a la Comunidad Internacional Barboza de inmediato respondió que ese llamado se hace debido a que "en el país no hay manera que se ejerzan los derechos políticos, porque no hay garantías, y porque además los principales "líderes" de la oposición están en el exilio".

El "presidente" de la AN, en esta última parte, pretende hacer creer que esos líderes de la oposición, como es el caso de Julio Borges y Antonio Ledezma, por nombrar algunos, salieron del país por capricho del gobierno, y no porque asumieron, en el primero de los casos, una actitud antipatriota al llamar descaradamente a que el imperio invada a Venezuela, y en el segundo caso, debido a que se constituyó en un prófugo de la justicia, al violar el arresto que cumplía en su propio hogar.

Barboza remato diciendo que el 90% de los parlamentarios de la oposición decidieron mantenerse unidos, formulando nuevas estrategias, que les permitan convocar a la Comunidad Internacional, por cuanto es su deber intervenir para preservar en Venezuela la democracia.

El presidente de la AN por otra parte se refirió al Zulia, de donde es oriundo. De entrada dijo que en esta entidad todo es un desastre. Apeló de inmediato a las fallas eléctricas, sin reconocer el sabotaje que la oposición ha dirigido en esa región para colapsar no solo ese sistema sino a todo al estado. Nada dijo de como al puente sobre el Lago de Maracaibo manos criminales le arruinaron el cableado y por ende el sistema eléctrico.

Por cierto, nuestro personaje echa al cesto de la basura los esfuerzos que viene haciendo el gobernador Omar Prieto, junto al alcalde Casanova, para adecentar a Maracaibo, cosa que Barboza jamás hizo mientras se desempeñó como gobernador de la entidad.

Hoy la capital zuliana presenta un nuevo rostro, tras haber sido desalojados, con mano firme, ese mundo de buhoneros y de mafias, que se mantuvieron por más de 40 años afeando el centro de la ciudad del "sol amada".

Recordamos perfectamente que Barboza, por presión del propio presidente Lusinchi, cuando ya se iba del gobierno, debió inaugurar el distribuidor, totalmente incompleto, de la avenida Padilla, hoy Urdaneta, e igualmente puso en servicio, sin culminar aun, el hipódromo de Santa Rita, que lo pusieron al borde de la locura.

Si Barboza de verdad desea ser recordado por los venezolanos, por los vestigios que aun preserva de demócrata, debería más bien sacar a la AN del desacato en que se encuentra, para que ese organismo comience de manera definitiva a transitar realmente por el camino de la legalidad.

italourdaneta@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 717 veces.



Ítalo Urdaneta

Periodista, historiador y profesor universitario

 italourdaneta@gmail.com

Visite el perfil de Italo Urdaneta para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: