Parece que nos están mamando el gallo con el acceso a las comidas

El Gobierno Nacional o Poder Ejecutivo de la República Bolivariana de Venezuela por medio del actual Presidente Nicolás Maduro y diversos funcionarios que integran y participan en las sesiones de trabajo de su Consejo de Ministros, han informado de manera reiterada y haciendo uso de cadenas de radio y televisión a la sociedad venezolana, que después de variadas jornadas de trabajo con los propietarios y/o representantes ejecutivos de las grandes empresas de producción, importación, distribución y ventas de alimentos, finalmente han llegado a unos acuerdos para establecer el precio de 50 productos que forman parte de la dieta fundamental que consumimos los habitantes de esta República. A través de numerosos micros propagandísticos se reiteran los alcances logrados y el papel protagónico que el Gobierno Nacional con el Presidente, Ministros y Viceministros han desempeñado en este importante logro para proteger la vida y la salud de las venezolanas y venezolanos.

Al salir durante varios días de esta tercera semana de septiembre de compras por la ciudad de Caracas y extender la búsqueda de alimentos hasta los Altos Mirandinos (San Antonio de los Altos y Carrizal) para intentar ubicar y adquirir algunos alimentos y particularmente proteínas de animales bovinos (vacunos y/o búfalos) o pollos, nos encontramos con una dura y lamentable realidad. La carne de res vacuna o de búfalos que venden normalmente en las carnicerías y puestos ambulantes sin ningún tipo de diferenciación, no es posible encontrarla por ninguna parte. Aún cuando nuestra República Bolivariana ha pasado a constituirse en el segundo país de América con cría y explotación de ganado bufalino con doble propósito (derivados de leche y carne) después del potente Brásil y seguidos nosotros por el incomodo vecino de Colombia. Es extraño que estos ganados que no se pueden ocultar en galpones, bóvedas, túneles y además que se crían en grandes extensiones de terrenos y pueden ser fácilmente divisados desde los instrumentos de supervisión aéreos, terrestres, fluviales y lacustres no llegan a los mataderos que constituyen ámbitos de competencia administrativa de las 335 alcaldías del país. El Poder Ejecutivo de nuestra República anunció unos precios regulados para los distintos cortes o partes de estos animales y desde ese mismo momento desaparecieron de los puestos de venta en automercados, carnicerías, abastos, bodegas, pulperías o pulquerías y los numerosos puestos ambulantes que se han multiplicado en estos dos últimos años.

Con el queso blanco derivado de la leche de estos dos rumiantes (vacas y búfalas) pasa algo que llama nuestra atención. El incrementos de precios de las diversas variedades de queso blanco telitas, guayanés, de mano, llanero, merideño, barines, duro, blando y palmizulia ha pasado desde los 140 BS (Bolívares Soberanos) hasta los 540 BS por cada kilogramo. Ese es el precio que ofrece una tienda denominada Puro Queso en Carrizal y ubicada al lado de un partido político opositor al actual gobierno. En los puestos ambulantes se está vendiendo el queso blanco desde los 380 BS por kilogramo. Los venezolanos hemos sido testigos durante los años 2004 y 20014 de la amplia importación de ganado que se realizó en el país con divisas públicas subsidiadas otorgadas a través de CADIVI y CEMCOEX para garantizarle a la población la venta masiva de los productos proteínicos que se obtendrían con estas importaciones. Además estas han estado también acompañadas de importaciones subsidiadas de tecnologías, alimentos, medicamentos y productos con fines de reproducción genética.

En el caso de la venta de pollos nos encontramos con una experiencia que deseamos compartir con los lectores de este importante portal de debates. En cada tienda donde se vende regularmente este producto importante en la dieta de los habitantes de esta República, nos encontramos con la dura realidad que los comerciantes grandes, medianos y pequeños nos informan que ya se le agotó las piezas de pollos enteros (no importa el día y la hora), regulados para su venta en 78 BS por kilogramo y todos ofrecen es el pollo por piezas. Estas van desde las alas a 140 BS, los muslos a 180 BS y las pechugas a 200 BS por cada kilogramo. Es decir que estos son animales que se desarrollan como unos verdaderos fenómenos de la genética porque vienen ya en pedazos sin que intervenga la acción humana de picarlos para aplicarles unos precios "liberados".

Seguimos alarmados y afectados en nuestras expectativas y perspectivas alimenticias cuando leemos artículos en este mismo portal como el últimos escrito por el economista, profesor universitario, ancla de un programa de la televisión pública (ANTV) y además miembro con derecho a voz y voto de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), Andrés Gussepe, denunciando que una empresa nacional que fabrica productos alimenticios aumentó el precio de una salsa de tomates de frasco de 400 grs en una cantidad de 1.116.567 % (UN MILLON CIENTO DIECISEIS MIL QUINIENTOS SESENTA Y SIETE POR CIENTO) en un lapso de 20 meses.

Ante estas graves y difíciles circunstancias que afectan de manera severa a la mayoría de los habitantes de esta República Bolivariana y sus posibilidades de alimentarse y en consecuencia proteger el sistema inmunológico frente a posibles enfermedades ocasionadas por escasa e insuficiente alimentación o falta de consumo de nutrientes indispensables, es oportuno preguntarse si alguien esta mamándonos el gallo como acostumbramos a decir en Venezuela y Colombia para mostrar que nos están ofreciendo una cosa y nos están dando una distinta y de menor calidad. O también que nos están vacilando con ofrecimientos que no se cumplen.

Esta situación adquiere características más delicadas y dramáticas cuando nos situamos frente al ajuste o reducción de salarios que se acabada de producir en toda la administración pública nacional, estadal y municipal derivada de una decisión del Presidente de la República Bolivariana de Venezuela en Consejo de Ministros y haciendo uso de su condición de Jefe de Gobierno y Jefe de Estado de esta REPUBLICA.

Germán Yépez Colmenares

Historiador – Profesor de la UCV.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1856 veces.



Germán Yépez Colmenares

Historiador - Profesor de la UCV

 germilio.yeco@gmail.com

Visite el perfil de Germán Yépez Colmenares para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Germán Yépez Colmenares

Germán Yépez Colmenares

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a269646.htmlCd0NV CAC = Y co = US