La teoría de conspiración de locheros, agallúos, lambucios y bachaqueros

Crónica entre nerviosilla y paranoica garabateada por El Tal Cucho Berbín antes de Las Medidas del Presidente. Al paso que vamos tendremos que beatificar a Nico, Cilita. Y ¡por supuesto! Aristóbulo va directo al Paraíso. Por aquello del poema andrés-eloy-blanqueano: ¡Píntame Angelitos Negros! "Diosdado tendrá que pagar cana en El Purgatorio", lo dice Veinte Palos El Abogado ADECO de Maturín. Y, agrega, con rictus de amargura y odio, tatuado en el rostro: ¡Es que lo merece por demááássss!!!

LOS CREADORES DE TEORÍAS DE CONSPIRACIÓN DE LA INTERNET.

Son de lo más divertidos. Siempre piensan que alguien o algunos están detrás de algo para causar algún tipo de daño a un tercero o a otros. Si es un daño público y masivo, mejor. Ven complots, villanos pérfidos tras bastidores hasta en la sopa. Que si dizque tu vecino está encompinchado con extra-terrestres para causarte daños neuronales irreversibles y volverte a tí y a los vecinos zombies patulecos; no importa cuán panzudo, cervecero, y holgazán sea su vecino frente al televisor. Esa es la mentalidad del creador de Teorías de Conspiración gringo de la Internet. Los ejemplos sobran. Y cada día aparecen más. Pero basta un solo caso estrambótico, descabellado, descerebrado y testarudo. Se llaman en inglés "flat-earthers". ¿Cómo decirlo en español? Acuñemos un término: "Terra-Planistas". O un circunloquio fraseológico: "Creyentes en La Teoría de la Forma Plana del Planeta". Afirman que la tierra es plana, ya se dijo. Como una cachapa burrera. ¡Jejeje!: "Donkey-CachapaTheory", -Profesor: Gaspar Marcano-, como diría tu amigo,el Abrillantado Adeco "Mister Tapara", el que medio güachapea La Lengua de El imperio. Los Cachapa-Burreros de La Cartografía tienen sitios web, y blogs en Internet con fotos de Los Mapas de la Edad Media. Antes de que Colón se tropezara con América. Es su prueba científica más demoledora. Y los equivocados somos nosotros. Y el resto del Paneta Tierra quiere hacerles daño a ellos. Creen, -¡como si viviésemos en La Oscura Edad Media!-, que la tierra es plana y no se mueve. La Concepción "Avanzada" de Los Papas de La Iglesia Católica y Lo Reyes. Incluso en aquella época, algunas mentes matemáticas privilegiadas intuían que "por ahí no se iba pa’ Coche". Pero,-¡qué carajo!-, … la cosa era atrinca-esféricas. Lo afirmaban, - ¡tajantemente! -, en privado. Y callaban, vergonzosamente, -en público. Ni pendejos que fueran. Porque al que osaba contradecir a Los Papas (Los Nenes que ¡jejejeje! … "chateaban" con Dios; nada más y nada menos) le daban matarile rile-rile-ron. Y pasaje de ida gratis al Cielo. Sin boleto de regreso. O lo consumían en una mazmorra de por vida. O lo guindaban por donde más le doliera. O la solución más circense: hacían parrilla con él en La Plaza Pública. En este segundo caso: lo ataban, en el meritito centro de La Plaza a una estaca. Lo rodeaban de buena y abundante leña quemona. ¿Hay que recordártelo, ciberlector?. No había televisión por cable para la época. La gente, pues, con sobrada razón, se aburría de lo lindo. Por lo que se difundía, con tronío, bombos y platillos: ¡Turrutum-tum-tumm! ¡Shuis-pash! ¡Van a quemar a Un Tal Omar Hurtado Rayúdsen, Geo-Historiador, que se ATREVIÓ a decir que la tierra NO es plana como Una Cachapa Burrera sino redonda como Un Gran Bollo Tranca-Pecho! -¿Y ese Negrito Faramarello no estaba guindado en Las Mazmorras Reales de Su Majestad? -Sí pero dizque huyó al Pais Vecino del Rey Colorado Alcahueta donde van a parar todos los ñángaras insolentes, heréticos y sacrílegos? -¿Y por qué se vino pa'cá? -Porque dizque "ama el peligro". Y el populacho acudía raudo y puntual a la plaza a gozar el espectáculo gratis del humo, el fuego, el chisporroteo multicolor. Y, sopra-tutto, los gritos desaforados de la víctima. Y la gente tomaba aromáticos menjurges, pues no se había inventado la cotufa. Y se hacían panas o novios en medio de La Espectacular Chamusquina. No se había inventado el sonido cuadra-fónico pero la cosa sonaba … ¡cómo que mejor! Como que más genuina. Premonitoria de Hollywood.

MI PROPIA TEORÍA DE LA CONSPIRACIÓN.

Es de alcance geográficamente más limitada y patriótica. Estoy comenzando a pensar en las noches, -sobre todo: cuando soy presa del Insomnio o de la vagancia-, en medio de la pelazón, que Los Mercachifles, Lambucios, Locheros y Los Emergentes Mega-Bachaqueros Nacionales, están complotados bajo cuerda. Que se reúnen siguiendo los más herméticos secretos. En los sitios más peregrinos con disfraces ídem. Que tienen contraseñas "no crackeables" y complicados rituales. Escudos y extraños símbolos con arabescos babilónicos. Delantales de cachifa como los masones. Pero el meollo de la cuestión es que poseen cámaras en supermercados, tiendas, boutiques, burdeles, pizzerías, farmacias, transporte terrestre y aéreo. Hasta en las supuestamente inofensivas ventas de fritangas. En todas, todas partes. Y poseen Un Gran Super Bunker Subterráneo, -¡que no puede detectar ni el radar del SEBIN más verraco! Allí va a parar, -inexorablemente-, toda la data que recogen sus omnipresentes cámaras. Dentro de El Gran Bunker poseen miríadas de Mega-Pantallas Panorámicas Machalengas, Ultra-planas, Full Ultra-Sonido Digital Mega-Tetra-Fónico. Y arriba, en la superficie, ya se dijo, cámaras que, inexorablemente, registran y graban nuestra cotidianidad desde los ángulos más insólitos y perversos. Cada segundo, de cada minuto, de cada hora, de cada semana, de cada mes… etcétera. Nos ven y nos oyen como quien observa insectos inofensivos (¡a nosotros!) tras el cristal de un laboratorio. Fuman carísimos habanos, degustan exquisitos vinos. Y degluten lo mejor de la comida cantonesa y francesa. Por su puesto: ¿faltaba más? … poseen eficientes secretarias de protuberantes redondeces, pompis macizos, bicharracas de caminar zafio y tentador de inconfesables pecados. Y muchos-muchísimos teléfonos de altísima tecnología. -Páseme ahí al Chino Cheng, pero … ¡de ya pa’ ya que no tengo tiempo ni paciencia!, rugió la voz ronca, aleonada del Mandamás, El Gran Señor, acostumbrado a dar órdenes inexorables. Pantalla: Parpadeo lumínico de nano-segundos. ¡Shhhuuuiiiisshhh!. Y aparece El Chino Cheng. Con el rostro inescrutable, enigmático de todo chino enigmático que se respete. -Mira, Chino Cheng: ¿Tú te acuerdas que te dimos real, -¡por demás!-, para montar tu enorme Cadena de Supermercados "La Gran Muralla Bachaquística", ah? -Sí, Gran Señor; yo no lo olvidaré nunca. Okey, Chino Cheng, okey, ¡machete!. Y tú te estás metiendo rolistrrrrannnnco‘e billete parejo, Chino Cheng Pícaro. -La gente exagera demasiado, Gran Señor. Me caen mis lochitas por ahí, de cuando en cuando, gracias a San Lucatto Metracatto, Santo Patrón Italiano de Los Supermercattos. -Sí, Chino Cheng, cuidado te muerde un peluche, ¿Oíste?, bueno, Chino Cheng, seriedad. Al grano. Ahora necesito de todos tus contactos con La Gente de Clase Alta, con Apariencia Decente. Pero que también de tus "panas buldas" entre El Malandraje Mala-Conducta de la calle. Mira, Chino Cheng, chico … -A la orden, Gran Señor. Lo que usted diga es Palabra Divina. Usted, no comete errores de ortografía. Ni siquiera hablando, Oh, Gran Señor. El Chino Cheng no desperdiciaba oportunidad alguna para "jalarle" mecate a Su Señor. Algunos jodedores lo llamaban El Tarzán Asiático, dado que el personaje de Edgar Rice Burroughs vivía "jalando" lianas y de ello dependía su vida. Llegué a este país, Señor Mío y comencé a hacer "real como sorgo", como dicen ustedes aquí, Gran Señor. Hoy me siento como que hubiera "nacido en esta Rivera del Arauca Vibrador y que fuera hermano de la espuma de las garzas y de las rosas y del sol…" Iba a continuar con aquella cantaleta, destemplada, patriotera y sensiblera cuando "El Gran Señor" lo paró en seco. -¿Pero, bueno, Chino Cheng? ¿Te fumaste un "lumpia", como dice El Negro Aristóbulo?;-No, Gran Señor, ninguna lumpia. Gran Señor, yo no profano El Templo de Mi Cuerpo con sustancias psicotrópicas llámense éstas perico, hachís, crack, piedra voladora, pega, mafafa, marimba, cannabis, meriyéin o machiche, Gran Señor. Lo mío, Gran Señor, es Cervecita Polar por esa trompa, hasta que siento ganas de zapatear un joropo horconiao; con alpargatasen medio del polvero.-¿Y el pártete "Galleta Cracker" ese del "Arauca Vibrador y las garzas y las rosas", jaahh, como me lo explicas, Chino Cheng?;-No, Gran Señor. Yo NO soy "Lechugino" ni "Picha Dulce". Ni trolo ni joto. Ni fumo tabaco con la candela pa’dentro. -Gran Señor: es que últimamente, -sobre todo cuando la lluvia nos azota torrencialmente y sin piedad -, me siento cual frágil epicentro de un potente huracán de remembranzas, melancolías y encontradas pasiones;-Obviamente, problema tuyo, Chino Cheng. Me huelen a quemao-quemao esos firuleos rarosos tuyos, Chino Cheng. No estaría de más que fueras a consultarte la totora con un loquero. Ahora te pido favores … PORQUE TE OFRECÍ FAVORES. Mira Vuelve a subir la pasta dental. Dentro de los supermercados y Tus Bachaqueros de todas las aceras. Pasta dental de todos los tamaños y marcas ¡pa´rriba!; -Pero… Gran Señor, con todo respeto, ya éste mes la subimos tres veces;-Si, Chino Cheng, lo sé mejor que tú. Tengo miles de computadoras y esclavitos chupa-medias que llevan mis cuentas, Chino Cheng, ¿Tú te gobiernas, Chino Cheng aaahhh? Sube la pasta dental tres, cuatro, cinco o seis veces. Las veces que sea necesario. Hasta que los clientes no puedan comprarla y la boca les hieda a resuello ‘e burro; -¿Y los jabones, Gran Señor?; ¡Cónchale, Chino Cheng! ¿Tengo que pensar todo por tí, jaaahh? ¡Bocabierta! Por supuesto que sí, los jabones ¡también! Subes el jabón "de olor". Y cuando los compradores huyan hacia el jabón "Las Llaves"… ¡Pues, subes el jabón "Las Llaves", también! La idea es que anden bien pegostosos. Pero, sobre todo: ¡bien hediondos y apestosos, Chino Cheng! … Y que en las calles, en los microbuses, - ¡hasta en los aeropuertos y aviones más lujosos! – se echen la culpa de sus pestilencias. Y efluvios fétidos; -¿La idea es generar violencia, Gran Señor?; ¡Desayúnate, Chino Menso! Pues sí: empujones, zimbombazos, que se medio-maten entre ellos mismos, Chino Cheng, ¿Cómo está la venta de desodorantes, Chino Cheng?;-Tengo una sola marca, Gran Señor. Una vaina que me venden los colombianos: "Mumbosil Bolita";-¡Perrro, Qué bárbaros! ¿Imitan al "Mum Bolita" los colombianos, Chino Cheng?;-No, Gran Señor. Esa porquería no le llega por ni por los garretes al "Mum Bolita". Al Mum Bolita de verdad-verdad, digo yo, Gran Señor;-¿Y en cuánto vendes la porquería esa, Chino Cheng?; -Tres melones, Gran Señor. Pero la gente parece necia. Compra ese patuque chimbo como si fuera perfume francés del más machete, Gran Señor;-¿Así es la vaina? Súbelo a seis, ocho melones, Chino Cheng;-¿Y los pela-cuchis, Gran Señor? ¿Qué se van a echar en los sobacos, Gran Señor?; -¿Tú sabes cuantos millones de dólares cuesta la tecnología con que nos estamos comunicando, Chino Cheng?; -Ni idea, Gran Señor. Pero me imagino que un cerro de euros y otro de dólares, Gran Señor;-Oooouukey: Nos vamos entendiendo, Chino Cheng. ¿Y tú crees que yo te llamo, Chino Cheng ,Tarú-pido, para escuchar tus necias opiniones, ah?, sube el "Mumbosil Caliche" ese hasta que la gente no pueda comprarlo. Hasta que anden con esos sobacos hediondos a güaralito‘e mortadela, Yo te llamé, Chino Cheng, para hablar de vainas super-recontra-recontra importantes. No para bolserías, ¿Y sabes el detonante, Nuestra Hiroshimita de Bolsillo, Chino Cheng, aaaah?;-No, Gran Señor. El que sabe todo-todo en este país es usted. Usted debería ser Mi Padrino. Dígamelo, por favor: ¿Para qué se molestó en llamar a éste pequeño insecto que soy yo, Gran Señor? … El Gran y Muy Poderoso Jefe Absoluto de Todos los Mercahifles, Sanguijuelas, Lambucios, Locheros, Mega-Bachaqueros y Vende-Tuttis de toda ralea y pelaje de El País, hizo una larga pausa. Miró profundo, cual Profeta de Altas Finanzas, revuelto con Banquero Sopotocientas-veces-Millonario. El Chino Cheng lo contemplaba como solo saben mirar los perros falderos más arrastrados e hirsutos de éste país. -Te voy a confesar esta vaina, Chino Cheng. Pero cuidado-cuidado con una vaina, Chino Cheng. La riegas por ahí de puro chismoso que eres y eres hombre muerto y tieso, ipso facto, Chino Cheng. ¿Oíste sí o no, Chino Balurdo?; -Si, Gran Señor sí; Su Palabra es más sabia que la de Confucio y Zaratustra revueltas, Gran Señor, -dijo El Chino Cheng, atemorizado, despavorido, pati-tembleco, virulo y sudoroso. -El Papel Toilette, Chino Cheng esa es Mi Arma Atómica. Pausa larga. El Papel Higiénico, pues. "El Papel Limpia-Rabo", como le dice el pueblo chafarote e ignaro. Ese es Nuestra Arma Atómica Secreta, Chino Cheng. ¿Qué tal cuatro melones por rollo, Chino Cheng?;-Siempre habrá siempre alguien que pueda comprarlo, Gran Señor;-¡¿Así es la vaina… Chino Cheng, ah?! … ¡Que vaina contigo, pues! El Señor Supremo de Los Lambucios y Locheros, golpeó con inusitada fiereza el escritorio. Retumbó el sonido cual trueno premonitorio de fiera tempestad llanera y El Chino Cheng pegó un gran brinco. Muy visible a pesar de que estaba físicamente inalcanzable. -¡Pues a ocho, veinte, treinta melones! ¡A mil melones si te da tu perra gana, Chino Bocabierta! ¿Por qué crees tú, Chino Re-Pendejo, que llamo yo "Hiroshimita" al Papel Tualé, ah?. Porque la gente lo soporta todo-todo-todo. Ab-so-lu-ta-men-te ¡todo! menos que el vecino o el amigo o, peor … ¡la novia, la esposita o la amante!, descubra que no se limpió bien -¡por allá abajo!- por La Profunda Fosa de Las Carolinas o El Enigmático Triángulo de Las Bermudas. Y es que el almizcle, la hedentina, la pestilencia y la fetidez son terroríficos, pueden volarle los tapones al ciudadano más mesurado y cuerdo, Chino Cheng. Allá queremos llegar, Chino Cheng. Ahí vamos a ver Y GRABAR, en nano-segundos, las reacciones de todo tipo, no previstas, inéditas, que van a aparecer en este país de ciudadanos nauseabundos y mal bañados. Habrá los que comiencen a hablar zoquetadas y sonseras solos, aislados completamente del mundo exterior. Habrá los que se arranquen, de cuajo, los pelos. O los que peguen un carrerón, frenen violentamente…¡y se devuelvan! Y después se queden inmóviles, completamente desorientados. O los que se violenten y violenten a los demás. Reacciones en cadena. Diarreas compulsivas y colectivas; aullidos, sofoquillos y sudores copiosos.Cualquier cosa inimaginable puede pasar. Eso es lo que hace que NUESTRO EXPERIMENTO sea interesante. Porque es UN GRAN EXPERIMENTO, Chino Cheng. Todo eso va aquedar grabado para que neurólogos, psicólogos, antropólogos, astro-biólogos, analistas computacionales, lingüistas y loqueros de todo el orbe, lo analicen una y otra vez. Una y mil veces. Ahora y hasta El Milenio Venidero. Para desentrañar los más recónditos secretos de la humana psiquis. Y tú vas a ser parte de ESE GRAN EXPERIMENTO, Chino Cheng; Rolo ‘e Pendejo:¡Agradece!

FIN DE LA TRANSMISIÓN SATELITAL ENTRE EL GRAN JEFE ABSOLUTO DE LOS MERCACHIFLES, LAMBUCIOS, LOCHEROS Y MEGA-BACHAQUEROS Y EL POBRE JALA-MECATES DEL CHINO CHENG.

La Enorme Pantalla Mega-Panorámica hizo su parpadeo lumínico de nano-segundos. ¡Shuissssh! … Y enseguida se fragmentó en miles de mini-pantallitas. Y apareció la gente de toda la inmensa geografía del país. Con rostros crispados. Pelambres desgreñadas. Bocas con gritos congelados que recordaban progenitoras. Pobres Bachaqueros, -¡de muy baja ralea!-, que no habían sido informados, buscaban -¡inútilmente!-refugio ante las persecuciones feroces de los clientes otrora pacíficos. Regueros de efectivo en las aceras y cunetas que nadie se molestaba en recoger. Y las cajeras aterradas frente a las explosiones de ira de los clientes. Viejecitas que repartían zambombazos y arañazos -¡dirigidos a los ojos!- a lo loco. –"¡Ay: mi madre querida!", aullaban algunos estupefactos. Pandemónium, pues. Otros clientes improvisaban extraños pasos de baile como quien baila merengue rucaniao revuelto con merecumbé. Ocurría en vivo y en directo en toda la extensa geografía nacional. Era obvio que el Chino Cheng había dado ya órdenes de estricto cumplimiento. Y que se estaban cumpliendo al pie de la letra. Y él, seguramente, se había ido a "echarse su camaroncito" de la siesta. Un bien merecido descanso.

¡HASTA LA PRÓXIMA CONSPIRACIÓN POST-APOCALÍPTICA, CIBELECTORES!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 567 veces.



Cruz Berbín Salazar


Visite el perfil de Cruz Berbín Salazar para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Cruz Berbín Salazar

Cruz Berbín Salazar

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a268181.htmlCd0NV CAC = Y co = US