Torturas con gotas de perfume en la V

He visto con asombro las algarabías o espavientos de los pelucones de la política venezolana hablando de torturas, secuestros, desaparecidos, y hasta de asesinatos. Qué lástima que estos "Jóvenes" que tomaron la carrera política para divertirse son unos obtusos que no leen ni a Condorito. Se leyeran la historia política de la IV, entonces podría pensar un poco mejor… Aunque dicen que Dios no le dio cacho al burro, por algo sería. La verdadera historia de la tortura, las desapariciones y asesinatos en este país se encentran en los diarios de la época y en libros, que de leerlos se caerían para atrás

Como condorito

Estos "chamos y chamas", hijos de papá y mama, forman parte de la decadente política venezolana, de los últimos tiempos. Desplazaron a los despojos de Acción Democrática, Copei y el MAS, para jugar a la candelita en la guarimbas, como método de tratar de tumbar un gobierno sólido, como fue el de Hugo Chávez, y lo es el de Nicolás Maduro Moros. Pero no pudieron con Chávez, y se han estrellados contra las estrategias de Maduro, y no les quedó otra que buscar otros métodos más "sofisticados". Se fueron a pedir a la derecha internacional que los ayuden a tumbar a Maduro. Imploran, de rodilla, que invadan a Venezuela y no sólo destruyan a la revolución, sino que acaben con los chavistas. Son unos flojos, cobardes, que guapean frene a un micrófono, con gritos histéricos, como señoritas cuando las privan de una salida a una discoteca.

Las desapariciones y los asesinatos funcionaron de perla en la llamada IV República. Ejemplos: ¿Cómo murió el profesor Alberto Lovera? Apareció abombado, con cadenas y otros objetos de hierro, en las playas de Lecherías. ¿Cómo murió Jorge Rodríguez, padre? Lo colgaron en uno de los calabozos, previo haberlo torturado salvajemente. ¿Cómo murió el hermano de Ferrando Soto Rojas? Lo tiraron desde un helicóptero. Así hicieron con muchos venezolanos. ¿Qué significaban los famosos TO4? (Teatros de Operaciones) simplemente, zonas para la tortura a los jóvenes estudiantes y campesinos, que luchaban con un fusil en la mano, combatiendo al gobierno represivo y criminal de Rómulo Betancourt, cuya consigna era: "Disparen primero, y averigüen después".

Son miles los desaparecidos que permanecen, a estas alturas, en cualquier lugar de las montañas, en la completa soledad, sin poder, por parte de la familia, darle una digna sepultura. Fueron miles los camaradas torturados, desaparecidos y asesinados por las bestias que tenían por policías represivas. Durante el gobierno de Leoni, se acrecentó más aún el método de la desaparición forzada.

Una vez, cuando yo estudiaba en la UCV, por allá por la década de los 70, llegué en horas de la noche a mi apartamiento, en La Victoria, estado Aragua. Y cuando abrí la puerta me cayeron encima 5 funcionarios de la Disip y el SIFA. Me tiraron sobre un sillón me golpearon, y luego me sacaron sin esposar rumbo a quien sabe dónde, después de tirar mis libros al piso y poner al apartamento boca arriba, buscando pruebas por el secuestro de Frank Niehous. Aquello me asustó. Sobre todo, cuando los vehículos cogieron la Avenida Las Delicias, como si fueran para El Limón, y pensé en la carreta de Ocumare de la Costa. Y el hecho de que no me llevaran esposados, como manda la ley, me asustaba más aún, ya que tenía la punta de una ametralladora en mi lado izquierdo, en manos de un tipo con cara de gorila matón. Mis manos las llevaba atenazadas, sobre mis piernas, para evitar cualquier movimiento que le permitiera al tipo dispararme a quema ropa.

Pero, gracias a Dios, las patrullas giraron hacia la izquierda y pararían en la sede de la delegación. Dormí en cuartico oscuro, sin colchón y si tener con que arroparme. El día siguiente, muy temprano, me montaron en un carro, aún sin esposar, y me trasladaron Caracas. El carro iba a más de 220 kilómetros por hora. Trataron de amedrentarme y que les dijera lo que supuestamente sabía del secuestro del estadunidense, William Frank Niehaous, ya que yo trabajaba en MAVIPLANCA, una filial de la Owen -Illinois, de la cual era presidente Niehaous.

e llevaron a los sótanos de la sede de la Disip en Los Chaguaramos. Me metieron en na celda d 2x2. Estuve sin comer por dos días. Al tercer día me sacaron para reseñarme, y luego me condujeron ante un Inspector para un interrogatorio. Antes de entrar a la oficina, les pedí permiso para orinar a los sujetos que me custodiaban, y uno de ellos dijo: "Entra allí, pero no te cuelgues, y nos vayan a echar ese muerto encima, como lo hicieron con Fabricio Ojeda". Se me quietaron las ganas de orinar. Me interrogaron, y seis días después me soltaron y dejaron presa a mi máquina de escribir. Nunca la pude recuperar.

AGREGADO:

En 20 años de revolución, no se conoce a ningún preso político torturado. El gobierno no ha desaparecido ni a una mosca. Y menos se ha asesinado a nadie. Antes, en mi época, no había ONGs, ni periódicos, ni radios ni televisión que salieran en nuestra defensa. Los derechos humanos los manejaban los altos jefes policiales, con la anuencia de Rómulo Betancourt y Raúl Leoni. Nuestros familiares eran agredidos, planeados y encarcelados, en muchas oportunidades. Me dan lástimas estos politiquitos de bares, lechuguinos, petimetres, como los califica Ramos Allup, cuando hablan de torturas. Son tan estúpidos que intentan matar al presidente Maduro, y ahora ellos no saben nada, no estaban allí, ni se acuerdan de nada. Son unos santos de mierda… ¡Se cansa, uno!

Puerto Ordaz, 16 de agosto de 2018.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1123 veces.



Teófilo Santaella

Periodista, egresado de la UCV. Militar en situación de retiro. Ex prisionero de la Isla del Burro, en la década de los 60.

 teofilo_santaella@yahoo.com

Visite el perfil de Teófilo Santaella para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Teófilo Santaella

Teófilo Santaella

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a267896.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO