Se me olvidó otra vez

Es el título de una famosa canción que varios artistas famosos han interpretado, Juan Gabriel, entre otros y otras, no obstante, en este artículo no nos vamos a referir exactamente a la canción en sí, nos referiremos a los últimos acontecimientos ocurridos en el ámbito nacional pasando por el horrible atentado contra el presidente Maduro y el alto mando político militar de la revolución bolivariana, incluyendo a representantes diplomáticos de varios países, soldados y familiares de los militares presentes en el acto, representantes del poder judicial del país, el poder moral y pueblo en general que presenciaba la actividad conmemorativa de los 81 años de a GNB. La oligarquía nacional e internacional han tratado por todos los medios de ocultar un hecho tan grave como este, son incontables las maromas que hacen para disimular el apoyo directo e indirecto a este aborrecible hecho, no ocultan las simpatías con el mismo, demuestran su decepción por no haber logrado teñir de sangre un acto tan especial por sus características y por el papel de la fuerza armada nacional, sobretodo de la GNB en el contexto de las guarimbas, otra arista del plan desestabilizador contra Venezuela que fue sabiamente neutralizado y a cuya cabeza impertérrito ha estado Maduro siempre, indoblegable e insobornable, de allí la orden de eliminarle físicamente. Pero aclaremos el título del escrito, la derecha para ocultar su absoluta responsabilidad como que escoge el camino de "se me olvidó otra vez", tomando como referencia lo señalado por Diosdado a propósito de unas declaraciones del abogado de Requesens al señalar que a éste "se le olvidó", como esto es recurrente en los dirigentes de la derecha, le adicionamos el título íntegro de la famosa canción… "se me olvidó otra vez", aunque la letra está muy distante de las pretensiones de estos asesinos.

En el ámbito nacional la reacción acertada y rápida de los órganos de seguridad la república evitó males mayores, en tiempo record se logró desmontar la madeja y se capturaron a los responsables materiales de la ejecución del crimen, éstos hablaron y comenzaron a caer los responsables de la preparación y ejecución de tan abominable hecho. En esa acción cae un ex diputado, Juan Requesens, quien, como se dice vulgarmente, no aguantó dos pedidas para echarle paja a su protector y seguramente mentor, Julio Borges, uno de los cabecillas de la mafia imperialista que enfrentamos, apoyado por el gobierno y la oligarquía colombiana, deseosa ésta de acabar con la revolución bolivariana para tener derecho de agarrar las migajas que el imperio les deje a la hora de partirse la torta.

Criminales de la talla de Uribe, Santos y sus bandas de criminales están involucrados en la planificación, apoyo logístico, financiero, etcéterá a los terroristas, sin duda contando con el aval del imperio estadounidense y de la oligarquía mundial que observa en el proyecto bolivariano, de consolidarse, el fin de su hegemonía.

Como es característica en la derecha, cobarde por naturaleza, ahora ante lo irrebatible de las pruebas, pretenden recurrir a la amnesia planificada, "se me olvidó otra vez", sin sonrojarse siquiera, con toda la maldad característica hacen gala de tan despreciable actitud, intentar "olvidar" cobardemente la verdad por más de evidente que ésta sea. Pues es normal en la derecha la mentira, con la misma han dominado al mundo, han robado, se han apoderado de la riqueza de los pueblos... mentiras y engaños, corrupción, degradación moral, persecución y muerte, asesinatos, traición, infiltración de sus vicios, etcétera.

El plan de asesinato de Maduro involucra a un monstruo de mil cabezas que va acompañado de un feroz ataque contra el pueblo, el "gran estorbo" para la burguesía y el impero es Maduro y los fieles a la revolución bolivariana, por eso buscan quebrar a civiles y militares con alguna responsabilidad en la estructura del estado venezolano, quien no dobla las piernas buscan asesinarle, sino físicamente, si moralmente, buscan sacarlo del juego, por eso los ejemplos claros de agresión externa e interna contra aquellos que olemos a sudor y humo y en toda trayectoria no han caído en las garras y "los cantos de sirena" de la desviación capitalista apoyando los intereses de la burguesía. El 4 de agosto el imperio pretendía acabar de un tajo con la cabeza de la revolución... ¡¿Qué pasaría luego?!

Veamos: hagamos un ejercicio de intentar imaginarnos una situación terrible al concretarse un atentado de estas características en donde la consigna era ¡"que nadie quede vivo"!. Como es de esperarse los imperialistas seguramente estaban contando con colaboradores internos, allí han comenzado a salir ejemplos y casos confirmados como el general que dio el dato del acto el sábado 4, http://la-tabla.blogspot.com/2018/08/general-del-alto-mando-de-la-gnb-revelo.html seguramente aparecerían otros con el discurso aquel de "conservar la paz" y entregar la revolución "a cambio de la paz", una "paz" que nos llevaría derechitos a la paz de os sepulcros; quienes se alzaran serían acusados de radicales e insensatos, aparecerían unos paquetes de harina por unos días para calmar "el hambre del pueblo", la burguesía mundial aportaría algunos dólares para calmar "calenturas", los verdaderos revolucionarios serían aislados y tratados como locos, la confusión generada enredaría a muchas y muchos... los y las fieles serían perseguidos y asesinados o encarcelados en el mejor de los casos, el pueblo, parte de el se lanzaría, junto a parte de las fuerzas militares pero serían acciones sin articulación, sin mando, y el imperio con su junta militar apátrida se pertrecharía en el poder imponiéndose a sangre y fuego, total, los cálculos son de millones de muertos, los chavistas pasaríamos a ser de la noche a la mañana a criminales, asesinos, estafadores, violadores, narcos, secuestradores, etcétera, etcétera. Los traidores infiltrados dentro del chavismo serían utilizados durante un tiempo y convenientemente, luego los desaparecerían, los 50 millones ofrecidos a los ejecutores del plan de magnicidio caerían en manos de Julio Borges y estos terminarían seguramente muertos para limpiar la imagen de "las nuevas autoridades". "Se me olvidó otra vez" será algo recurrente, a todos estos burgueses y algunos traidores se les olvidaría que aquí se esta haciendo una revolución y con barreras de saltimbanquis pretenderían que el pueblo se tragara el cuento de salir "del mal" que según ellos representa Maduro, vale preguntarse ¿Cuántos centenares de miles de muerto costaría esto?... no se sabe.

Si algo nos debe llamar poderosamente la atención es que el atentado frustrado del 4 de agosto nos demuestra que tenemos una cabeza de la revolución bien sólida, pretendían acabar con todo un colectivo de dirección político militar que no se ha doblegado al imperio y que se mantiene firme, quien fuera condenado a muerte por el imperio ese día, sacando a los inocentes presentes allí, le estaban cobrando su fidelidad a la revolución, no hay duda de ello, esto desde el punto de vista simbólico sería un golpe mortal para toda revolución popular en el mundo y el imperio acabaría de un tajo con todo intento insurreccional en esta parte del mundo y más allá.

¿Cómo han logrado penetrar las entrañas de la revolución? Pues veamos estos dos trabajos, uno de la tabla.com y otro de este escribidor "Claves para comprender el fenómeno de la corrupción en Venezuela" http://la-tabla.blogspot.com/2017/12/claves-para-comprender-el-fenomeno-de.html y Causa de la Corrupción en PDVSA https://www.aporrea.org/contraloria/a256248.html he allí elementos para entender la dimensión de la batalla que estamos dando y al enemigo que nos enfrentamos.

La derecha seguirá en su tozuda actitud, los traidores e infiltrados de todos los tipos y colores seguirán haciendo su labor de zapa pudriendo todo lo bueno a su alrededor, el poderío mediático burgués seguirá haciendo y ejerciendo su labor de ensalzar los suyos y descalificar lo esencialmente revolucionario, lo genuinamente popular. Es por ello que le temen y persiguen a unos campesinos que rompen con todo acto burocrático y se marchan a la casa del pueblo, a Miraflores, para hablar directamente con el presidente Maduro y otro de los nuestros, Diosdado. Esa actividad de un grupo de campesinos humildes dejó al desnudo muchas cosas, eso mismo deben hacer las bases de obreros de las empresas del estado donde hay corrupción, manejos raros de gerentes y burócratas. Los campesinos marcharon a Caracas, allí se expuso una realidad, la palabra se convirtió en flecha y lanza lacerante contra el capitalismo, por eso nos temen.

La derecha "olvida" cuando le conviene, los pueblos no podemos olvidar, estamos obligados a defender con todo a las y los nuestros, eso pasa por combatir las deficiencias, las corruptelas. Eso pasa por articular todo un gran movimiento político organizativo que entienda que no enfrentamos a la burguesía en el terreno convencional de la democracia burguesa, a medida que se profundiza la revolución y se avanza en la revolución política y económica la burguesía recurre al engaño, a lo oculto, a lo subversivo; con su poder de corrupción penetra puntos estratégicos, por eso el tema de la frontera es tan álgido, el tema de las empresas del estado deben tener un control de guerra, guerra revolucionaria, no puede hacerse en el marco convencional de los controles burocráticos, en todo esto tiene que participar el pueblo organizado en los CLAP... no solo basta el control de los papelitos y los gráficos, se trata del control absoluto y que el pueblo sepa cuantos jugos reparte tal empresa en tal municipio. En pocas palabras, ni un jugo, ni un clavo, ni un gramo de azúcar a las redes capitalistas, que ellos vean cómo carajo la producen o la importan, toda la producción de las empresas del estado deben ser a través de los CLAP. Disculpen por salirme del tema pero es que el mismo tiene absoluta relación, a Maduro y el alto mando político militar de la revolución lo intentan matar porque están al frente de la revolución económica, quien no vea eso es un neófito, la reacción burguesa y la escalada en su guerra al margen de la legalidad al pretender un magnicidio demuestran que ellos ya no van a actuar en el marco de la constitución. Poco o nada les importa ya si suman o restan votos, quieren sangre, quieren invasión, quieren muerte... Seguirán con sus planes, seguirán buscando militares, seguirán comprando dirigentes y seguirán corrompiendo gerentes para que la revolución económica chavista no se consolide, ellos tienen eso claro, muy claro, por eso deciden acabar y desaparecer la cabeza cívico-militar de la revolución. Al que puedan corromper lo corrompen, a quien no puedan corromper lo matan, esa es la orden del imperio, de allí que debemos adecuar la táctica a un nuevo escenario que nos obliga a mantener la paz como antídoto de la guerra que ellos pretenden encender, pero sin descartar y descuidar el peor de los escenarios, el más triste y doloroso, que sería el escenario de la violencia, algo que no queremos pero que nunca debemos dejar de estar preparados para ello... Si a la derecha "se le olvida otra vez", a nosotros no se nos olvidará jamás quienes son nuestros verdaderos enemigos y si se les ocurre atentar contra nuestra gente, tengan presente que este pueblo no se le olvidará tal afrenta, pase el tiempo que sea necesario, creo, humildemente que en esta patria de Bolívar y Chávez jamás volverán a dormir tranquilos los burgueses.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 837 veces.



Luis Alberto Toro Ojeda

Publicista. Militante de izquierda. Integrante del Frente Bicentenario de Campesinos del estado Trujillo. Integrante del PSUV.

 latojeda@gmail.com      @latojeda

Visite el perfil de Luis Alberto Toro Ojeda para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Alberto Toro Ojeda

Luis Alberto Toro Ojeda

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a267882.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO