Causa de la corrupción en Pdvsa...

Desde que el Fiscal General de la República Tárek Willian Saab anunció la detención de chivos pesados de la empresa Citgo, las opiniones a través de distintas vías no se han hecho esperar. Desde distintos ángulos se ha enfocado el tema y son diversas las opiniones al respecto. Todos o casi todos, al menos los que he leído o escuchado se refieren al hecho en sí, la noticia como tal, no obstante, cuando ocurren este tipo de cosas es bueno reflexionar un poco más e intentar adentrarse en un fenómeno que es propio de un modelo, de un sistema, de lo que llamaría Gramsci LA SUPERESTRUCTURA... ¿Dónde está la causa de la corrupción? Vale preguntarse ¿Qué lleva a un ser humano a meterse a corrupto si nuestra naturaleza intrínseca es humanidad, amor, comprensión, entendimiento? En pocas palabras... pasarla chévere. Eso nos gusta a todos; vivir en paz, en amor, en solidaridad, sentirnos útiles, etc., etc. ¿Qué nos lleva a convertirnos en avaros capaces de matar, asesinar, traficar con droga, dañar a otras personas, conocidas o no, jugar con la esperanza de todo un pueblo? ¿Qué demonio inventó aquello que coloca a unos por encima del otro, que le trasforma la mente a tal punto de creerse con derecho a ser superiores? Solo basta con ver la historia de la humanidad, pero adentrándonos en la comunidad primitiva, en donde todo se suponía que era común, es decir, todo era de todos... Un buen día a alguien se le ocurrió que era más que los demás, comenzó la guerra entonces, se inventaron las armas, se hizo común el sometimiento a punta de lo que fuera, por supuesto, utilizando la fuerza siempre. Nace el esclavismo como sistema, unos se apoderan de las riquezas de la comunidad, lo que antes era de todos ahora es del "más fuerte", no necesariamente el más inteligente, pero si el que poseía más fuerza de destrucción y agresión. El esclavismo evolucionó hacia el feudalismo; era necesario crear una institucionalidad para el dominio y se crearon los reinos con amos y ciervos. Surgen los reyes como expresión de autoridad y símbolo de dominación con derechos hereditarios a su prole y con reglas que en muchos casos generaron escándalos, también surgen los títulos nobiliarios que garantizaban por poder divino del rey a una vida llena de privilegios y superioridad sobre el resto de los congéneres. No obstante, dadas las características de quienes dominaban y cómo lo hacían se requería de expansiones y se constituyeron los imperios y se impulsaron las conquistas. Todas hechas a sangre y fuego pero vendidas por la historia de los dominadores cómo "el encuentro entre mundos" o "descubrimientos". Luego, la producción y el comercio requería de un crecimiento exponencial y los señores feudales estaban imposibilitados de darle respuesta a esta situación, entra en escena la revolución burguesa concentrada en la producción en serie que terminó volviendo añicos el sistema feudal. La llamada revolución industrial tomó posición determinante y los títulos nobiliarios solo sirvieron para exhibirlos y mendingarle a la nueva clase "superior" algo de las sobras; todo se llevó a cabo "pacíficamente" arrasando lo que podía contener la expansión capitalista hasta llegar al imperialismo que hoy vivimos. Las guerras no estuvieron ausentes, obviamente que la carne de cañón no salió de los nuevos o viejos dominadores, salió del pueblo pobre. La burguesía organizó su institucionalidad en los estados burgueses, la "democracia" burguesa que solo servía siempre y cuando no afectara los intereses de los grupos dominantes, cuando el pueblo se reveló y quiso tomar el poder, la misma burguesía se convirtió en subversiva para destruir los estados que pretendan cambiarles su sistema de dominación, algo así ocurre en nuestro país.

El mismo desarrollo del capitalismo en su etapa imperialista y afincando su dominio con la institucionalidad financiera, a medida que le estorbaba el estado ideó una nueva fórmula, acabar con los estado y convertir a estos solo en cancerberos de sus intereses, podemos decir que es la etapa neoliberal burguesa. Reconocemos que la revolución burguesa fue una gran revolución económica, e incluso política, porque se institucionalizó la "democracia", pero la democracia burguesa, es decir, democracia para la burguesía, dictadura para el pueblo, por respeto a la historia hablamos aquí de democracia ya que la democracia en el concepto burgués no es otra cosa sino una dictadura de ilustrados que imponen por mecanismos cada vez más sofisticados a las masas una forma de ser y de pensar, creando una falsa libertad que se reduce al derecho a morirse de hambre si no le es útil al sistema, por ello los burgueses hablan de gasto social, algo totalmente opuesto al concepto socialista de inversión social que consiste en la solidaridad social para quien tenga necesidad de la mano hermana de otros y particularmente del estado. Un estado con esa convicción no le conviene al capitalismo, por ello lo atacan e intentan descalabrarlo a como dé lugar.

Para imponer su hegemonía el sistema capitalista ideó mecanismo sofisticados a los cuales los catalogó como "la revolución científico técnica", inventó y masifico los mensajes burgueses a través de sus medios de comunicación y hoy vivimos el auge de las redes sociales; todos tienen un objetivo: manipular la mente de la sociedad, es así como se logra que ocurra el extraño fenómeno en donde un obrero se siente "propietario" de la empresa que es de su patrón, que le explota, que le maltrata, pero con la sutileza del trabajo de la mente se le hace creer dueño de la empresa, sin embargo, en el reparto de utilidades jamás ese obrero participará porque para la mentalidad del burgués, sus obreros es algo menos que el valor del perro preferido de la casa; los obreros les hacemos más ricos cada día, pero somos seres pensantes al fin y al cabo y eso para el burgués es un peligro; más dócil es el perro que si le llegara a dar mal de rabia simplemente se le sacrifica.

La democracia burguesa es dictadura, es exclusión, es agresión al prójimo, es todo lo contrario a la benignidad cristiana por ejemplo. Si algo ha logrado desarrollar la burguesía son los medios de dominación mental, es decir, los medios para alienar y enajenar a los pueblos... Si alguien dijo alguna vez que la religión es el opio del pueblo, ahora, sumado a la religión, hablamos de la religión usada para dominar, no hablamos del cristianismo representado por el gran Jesús de Nazaret, el primer revolucionario de trascendencia universal, ahora podemos decir perfectamente que los medios de la burguesía son el opio que adormecen a los pueblos y no estaríamos equivocados, obviamente que la religión sigue siendo utilizada por la burguesía para dominar y distorsionar la realidad y la historia.

Hacemos esta especie de introducción porque es necesario hacerla cuando hablamos de la corrupción en PDVSA y las causas que la generan; no se tratan de hechos aislados a la agresión que sufre diariamente la revolución bolivariana. Me imagino que muchos pensaron que a esta altura de la historia de estas líneas habría mencionado unos cuantos de "los responsables" de esta banda de delincuentes desarticulada en CITGO y PDVSA; pues no, dejen la morbosidad de quienes compran la prensa solo para ir a leer la última página y la crónica de violencia del fin de semana para después decir: "murieron tantos". Pues no, mi querido lector, cuando hablo de causas me refiero a la causas estructurales de la corrupción que no es otra cosa que el sistema capitalista, su naturaleza intrínseca, su propia necesidad de existencia como superestructura hegemónica en donde la exclusión, el sometimiento y dominación es menester, pero ya no a punta de palo sino a través de la mente. Antes valían los títulos nobiliarios y un escudo representaba poder, ahora no, eso lo sustituyó una tarjeta de crédito infinita, un enorme carrote, no importa que no lo use, una dama bien arreglada, no importa que no piense y le maltrates, pero si tiene joyas encima basta, más vale si es madurita y la cirugía le disimula mejor la edad, eso es muestra de "un buen marido". Entre más compleja sea la cirugía y la apariencia de la dama sea mejor el comentario sobre la benignidad del marido es más profusa en su ámbito social de "altura". La vivienda no es para vivirla en el calor de una buena familia, sino en el espacio amplísimo de la frivolidad rodeada de equipos de última generación; no importa si no se usan, lo importante es tenerlos y darse caché con que el círculo de amigos lo sepa... si se trata del vestir, eso no es cualquier cosa, debe ser "de lo mejor", bueno, según los cánones de la publicidad capitalista. Una camisa puede ser muy buena, de muy buen material pero si no está avalada por un modista reconocido eso es basura. Los perfumes deben ser de marca reconocida de lo contrario no se está en los papeles. Los medios de transporte no pueden ser los que todo el mundo usa... ¡Por dios, qué falta de glamour! ¡Compartir transporte, ni loco! Se necesita un carro, pero no cualquier carro, debe ser el más costoso del mercado y nada que ver con los que los chavistas venden a precios subsidiados, si por casualidad me lo asignan obligatoriamente en mi trabajo, si acaso, lo carga en mi casa el muchacho que hace los mandados, o la suegra, si esta no tiene billete o propiedades, o que lo use algún pariente lejano que no se tome fotos a mi lado porque me raya. Si de comunicación hablamos ésta tiene que ser con el mejor teléfono, lo último del mercado, pero tampoco que lo vaya a tener el perraje chavista que lo compró en un operativo después de una larga cola, tiene que ser algo inaccesible para el común de los mortales, entre más millones cueste mejor... si de vinos y exquisiteces se trata, los de colección son los que dan la nota, obras de arte para que todo el mundo me diga ¡qué señor tan inteligente, cómo sabe de arte, tiene lo mejor!, no importa si se o no sé quién es tal o cual artista, lo importante es que sea famoso y el objeto sea bien caro, siendo así, ser inteligente está demás, y así continúa la larga lista de las causas de la corrupción en PDVSA y en cualquier parte, pero, falta un ingrediente adicional, el más importante y determinante en la Venezuela actual, el corruptor o promotor de la corrupción; directa o indirectamente a través del sistema de antivalores capitalistas.

En Venezuela está al máximo las contradicciones entre las fuerzas de la burguesía, atrincheradas en la economía, y el pueblo en batalla por su liberación y construcción de un nuevo modelo económico impulsado desde el estado por lineamientos de Chávez, en pocas palabras, se intenta construir un estado socialista con una cultura humanista y al servicio de todos y todas, esto es la antítesis al capitalismo. A los burgueses nacionales corren en su auxilio las mafias internacionales con el título de "empresarios inversionistas", trasnacionales de tal o cual cosa, pero el petróleo; si es de ese sector, desde hace unos cien años para acá el caché es mayor, es un recurso imprescindible para sostener el modelo consumista promovido por el capitalismo. Esto se conjuga con la guerra imperialista contra la patria al ésta impulsar una revolución independentista de la economía y propugnar un nuevo modelo económico, es decir, todo encaja como anillo al dedo para que un alto ejecutivo de una empresa estatal como PDVSA, la misma que tiene en su poder las reservas petrolíferas más importantes del planeta, sea tomado en cuenta de manera "especial" por los centros de poder mundial, por ello el imperio y sus mafias operativas se mueven con diligencia para quebrar la moral de cualquier funcionario en una empresa de las características de PDVSA y meterlo a corrupto.

El muchacho que es llorón y la mama que lo pellizca se ponen de acuerdo en lo que ocurre en PDVSA. No se trata solo del hecho de corrupción en sí que ya es grave, se trata de la agresión y el peligro que representa para la revolución el fracaso de su política petrolera con sentido social; sería ingenuo pensar que la corrupción en PDVSA no tiene vínculos con los planes imperialistas de agresión a la patria, tengan los recursos en Andorra o cualquier otro lugar del mundo, cuando se sepa toda la verdad saldrá a flote lo que es una posibilidad muy real, por eso, traidores a la patria es poca la condena que debería aplicarse a esos bandidos de PDVSA.

Pero hagamos unas reflexiones útiles para que cosas así no vuelvan a ocurrir, porque los enemigos seguirán buscando la forma de que esto ocurra... ¡Cuántas presiones deberán soportar quienes por alguna razón son objeto de blanco imperialista en una empresa como PDVSA! Pues imaginamos que bastantes y los más débiles sucumben a la presión y el chantaje imperialista, pero como dice el pueblo "sarna con gusto no pica, y si pica no mortifica", pues con miel si, dirán muchos, y se creen el cuento aquel de "Maduro está caído"... "asegura tu futuro"... "la revolución bolivariana es inviable" y otro montón de pendejadas más, pues son esos los que caen como moscas en las redes de la corrupción y comienzan a trabajar para el enemigo de la propuesta revolucionaria chavista que es, sin duda, un peligro "inusual para la seguridad nacional" de la capital imperialista. No crean ustedes que los imperialistas siempre mienten, algunas veces dicen verdades, en este caso dicen una verdad histórica. ¡Claro que somos un peligro para el sistema capitalista mundial! Por eso los ataques tan virulentos, no solo por los recursos que los tenemos pa' tirar pal techo, sino por lo que representamos como iniciativa seria en construir un nuevo modelo económico partiendo de la corresponsabilidad de todos y todas... ¡Oh, comunismo a la vista! La democracia participativa y protagónica es lo más cercano al coco comunista ¡Qué vaina srs imperiales! Y tenía que ser Venezuela, la Venezuela de Bolívar, "el loco" Bolívar, que pudo ser rey y lo rechazó para ser libertador sin importarle para nada lo que a estos ex-gerentes de PDVSA si les importo de forma capital, lo que si le importó a un Páez, a un Santander y toda la caterva de traidores que al igual que la revolución vienen de lejos, pegados como las moscas. Justamente viene el bembón de Chávez a revivir a Bolívar, petrificado por "los demócratas" de otrora, guarimberos y fascistas de hoy, durante décadas y siglos Bolívar muerto y enterrado y vienen estos chavistas a revivirlo... ¡Qué vaina, somos un peligro sin duda!

Ahora, el gran tema es cómo estructuralmente derrotamos y abolimos las causas de la corrupción; la corrupción es propia del capitalismo, he allí la causa principal, abolirla solo es posible aboliendo el capitalismo y superando el sistema burgués por un sistema socialista donde la democracia participativa y protagónica sea el centro del mismo en todos los ámbitos incluyendo la economía, esto podrá parecer una utopía, pero quien no piensen así está bastante lejos del planteamiento chavista, no importa si se pone camisa roja o no.

Cuando hacemos una revolución verdadera como la nuestra no queda otro camino sino la de construir un sistema para muchos utópico; para los "utópicos" como yo, muy real, posible, realizable e imprescindible, así lo demuestra este pueblo en su lucha diaria, que además es un aliciente para salvar la especie humana, tema por el cual no se pasean sesudos analistas que se sientan a criticar de buenas a primeras como si fuese posible algo tan monumental de la noche a la mañana, por eso nos atacaron a PDVSA, nos la hirieron, no hay duda de ello. Que nuestro pueblo hoy tenga que hacer largas colas para adquirir una bombona de gas o unos litros de gasoil es muestra que nos pegaron duro; la estrategia está clara, los corruptos querían lo que desea el imperio, derrumbar a PDVSA desde adentro y convertirla en un foco de desestabilización para la revolución que no es cualquier cosa.

Hay quienes antes de Chávez decían que la historia había terminado con el derrumbe del muro de Berlín, pero hoy quieren que en 18 años se haga lo que solo se puede hacer en 100 o más. Esos atorados, todos procedentes de la mentalidad pequeño burguesa desesperada, los que ayer nos llenaban de desesperanza sosteniendo "doctamente" que era "imposible el socialismo en Venezuela", hoy quieren que de golpe y porrazo se acabe con algo tan intrínsecamente ligado al sistema capitalista como lo es la corrupción, que desaparezca como por arte de magia, pero no aportan ni siquiera una idea para superar los momentos difíciles que el pueblo si viene resistiendo estoicamente. Critican y se preguntan: ¿Por qué tanto tiempo? Pues mi respuesta seguramente no les guste, ahora es cuando debemos librar batallas para lograr desarticular algo tan profundamente sembrado en el hombre viejo, aunque tenga cara de muchacho rozagante. Irresponsablemente se acusa a Maduro... y Maduro tal o cual, repiten como loros, pero jamás hacen una reflexión profunda sobre las causas; se ahogan en los efectos, y al viejo Marx y la dialéctica, tan defensores ellos, lo lanzan al cesto de la basura en sus análisis. Se les olvida los principios básicos de análisis para un materialista histórico, por no llamarnos marxistas, porque a mi manera de ver nos falta para ello. Pero la culpa es de Maduro, se les olvida que hasta ayer tuvimos a una traidora en la fiscalía, que por cierto, mucha atención le puso a este tema de PDVSA a cambio de jugosas cuentas en dólares. Se les olvida que a Nicolás Maduro no lo han dejado gobernar en paz ni siquiera el 5% de su periodo de mandato. Se les olvida el poderoso ataque a nuestra economía desde Colombia en contubernio con toda la oligarquía mundial. Esto no ocurre por casualidad, ocurre porque estamos en el epicentro del universo, dudan y se bautizan timoratos ante la posibilidad real de ser lo que somos, la gran esperanza para la humanidad. Si no están de acuerdo pónganme otro ejemplo en el mundo en donde se esté llevando a cabo un proyecto de la trascendencia histórica del nuestro y con la profundidad revolucionaria del mismo.

Pero la culpa sigue siendo de Nicolás, con esto no queremos ni pretendemos que se evada la responsabilidad, pero el análisis para que esté completo hay que hacerlo de manera integral y usando el método marxista, colocando en el centro el tema principal de la batalla Socialismo contra Capitalismo, no es otro camaradas. La burguesía no entregará el poder tranquilamente, se defenderá hasta más no poder, corromperá, saboteará, comprará gente... ¡Ahora es cuando veremos salir del closet a traidores! Ahora es cuando veremos piernas dobladas de los que se acostumbraron a manejar presupuestos enormes muchas veces sin control. Pasarán muchas situaciones, pero el pueblo seguirá allí en pie de lucha. Si algo tenemos los pobres es paciencia, tenemos generaciones esperanzados en un mundo mejor. Por eso acompañamos a Guaicaipuro, a José Leonardo Chirinos, a Bolívar, a Zamora. Más recientemente soñamos en los 50 y 60 a pesar de salir aplastados y traicionados, pero allí mismo seguimos en batalla y cuando los sesudos analistas universitarios se alineaban con "el fin de la historia" de Fukuyama, la mezcla de la frustración, la rabia e impotencia la convertimos en rebelión el 27 de Febrero, a pecho descubierto.

Nadie ha valorado la importancia histórica y revolucionaria de esa rebelión que estremecieron los muros de la historia. Esa fue la chispa del 4F, 27N de 1992. Allí nació Chávez, allí llegó el momento de la revolución que hoy vivimos...Pero qué se oía en los recintos universitarios, se escuchaba el abandono y dejadez de quienes se pretendían líderes de la izquierda, aclaro que vengo de allí, pero al final terminamos enconchados, mea culpa de por medio en lo poco o mucho que me toca. Pero Chávez si interpretó ese momento y se atrevió, lo hizo. Esa avalancha causada por el 4F trajo mucha gente, le reabrió el camino, o mejor dicho, nos abrió el camino. De allí viene Maduro, por ello, en el peor de los casos, a pesar de lo que sea nos toca apoyarlo. Nos toca coadyuvar en lo posible con la batalla que hoy se libra y que al frente está Maduro recibiendo lo duro y el pueblo mismo que se enfrenta cada día a una mafia perversa dispuesta a todo para destruirnos y acabar con nuestra economía y yugular este intento revolucionario.

La corrupción es un fenómeno propio del capitalismo, no nos cansaremos de repetirlo. Detrás de un corrupto está un corruptor siempre acechando y preparado para comprar al que se deja comprar. La enfermedad del capitalismo penetra en nuestros huesos, no es fácil salir de allí y escaparse de sus trampas y acechanzas, pero allí vamos. Es de aplaudir al fiscal Saab, su valentía lo hace cada vez más poeta, no con la letra sino con la acción misma, pero sin duda que Maduro sobresale en esta batalla y todo el pueblo debe saber que es necesario apoyarlo en la misma con gallardía y disposición.

Quizás en son de broma hemos comentado cosas, cuyo abordaje, las formas nos establecen como requisito mayor formalidad, pero no olviden que esta es mi modesta opinión, opinión no de un experto, es opinión de un campesino que escribe lo que siente.

Pero no olviden nunca lo siguiente: Para acabar con la corrupción es necesario acabar con el capitalismo, con su perverso sistema económico de dominación, con su perverso sistema cultural de alienación y enajenación... Nunca un revolucionario puede olvidar esto.

Ahora bien, el camarada Maduro se ha enfrentado durante su ejercicio de la presidencia a mil demonios y más...la guerra económica, la guerra financiera, el bloqueo comercial, la persecución a través de las llamadas "agencias de riesgo" que no es otra cosa que mecanismos imperiales para doblegar a los países, todo este cuadro configuran el mayor ataque no convencional contra presidente alguno en el mundo. Ciertamente hay otros casos en donde la violencia ha sido frontal, en nuestro caso nos han pretendido doblegar por la mente. Algo saben los imperialistas que no se atreven a decir las cosas abiertamente, aunque, la bocota de Trump no aguantó las ganas y nos amenazó militarmente de forma directa, no obstante, el centro de la batalla se ha centrado en la mente de nuestro pueblo y lo seguirán haciendo en combinación con falencias de la revolución. Pero el imperio si algo tiene claro es que si nos enfrenta de manera directa debe tener presente que somos los hijos e hijas de Bolívar, el mismo que con soldados descalzos fue capaz de marchar de los llanos venezolanos a las cumbres del Potosí y no a someter pueblos sino a liberarlos, por eso el imperio nos enfrenta con el engaño y la manipulación; tampoco nunca olvidemos eso.

sus trampas y acechanzas, pero allí vamos. Es de aplaudir al fiscal Saab, su valentía lo hace cada vez más poeta, no con la letra sino con la acción misma, pero sin duda que Maduro sobresale en esta batalla y todo el pueblo debe saber que es necesario apoyarlo en la misma con gallardía y disposición.

Quizás en son de broma hemos comentado cosas, cuyo abordaje, las formas nos establece como requisito mayor formalidad, pero no olviden que esta es mi modesta opinión, opinión no de un experto, es opinión de un campesino que escribe lo que siente.

Pero no olviden nunca lo siguiente: Para acabar con la corrupción es necesario acabar con el capitalismo, con su perverso sistema económico de dominación, con su perverso sistema cultural de alienación y enajenación... Nunca un revolucionario puede olvidar esto.

Ahora bien, el camarada Maduro se ha enfrentado durante su ejercicio de la presidencia a mil demonios y más...la guerra económica, la guerra financiera, el bloqueo comercial, la persecución a través de las llamadas "agencias de riesgo" que no es otra cosa que mecanismos imperiales para doblegar a los países, todo este cuadro configuran el mayor ataque no convencional contra presidente alguno en el mundo. Ciertamente hay otros casos en donde la violencia ha sido frontal, en nuestro caso nos han pretendido doblegar por la mente. Algo saben los imperialistas que no se atreven a decir las cosas abiertamente, aunque, la bocota de Trump no aguantó las ganas y nos amenazó militarmente de forma directa, no obstante, el centro de la batalla se ha centrado en la mente de nuestro pueblo y lo seguirán haciendo en combinación con falencias de la revolución. Pero el imperio si algo tiene claro es que si nos enfrenta de manera directa debe tener presente que somos los hijos e hijas de Bolívar, el mismo que con soldados descalzos fue capaz de marchar de los llanos venezolanos a las cumbres del Potosí y no a someter pueblos sino a liberarlos, por eso el imperio nos enfrenta con el engaño y la manipulación; tampoco nunca olvidemos eso.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1805 veces.



Luis Alberto Toro Ojeda

Publicista. Militante de izquierda. Integrante del Frente Bicentenario de Campesinos del estado Trujillo. Integrante del PSUV.

 latojeda@gmail.com      @latojeda

Visite el perfil de Luis Alberto Toro Ojeda para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Alberto Toro Ojeda

Luis Alberto Toro Ojeda

Más artículos de este autor