Un día en la vida de Nico, el bigotón presidente

Éstas son crónicas garabateadas, -en clave de güachafiteo y jodienda-, por El Tal Cucho Berbín. Pero no se equivoquen, queridos ciberlectores. No son crónicas ni babiecas, ni tontuelas, ni cernícalas, ni panga-pangas, ni pánfilas. Tengo muy claro el contexto hostil en que nos movemos. Primero, por los Bichitos Pelúos ¿Patriotas?... que andan en una de lobby para que los catires del norte vengan a "sacarles las patas del charco" a cuenta de oreja ‘e cochino e Intervención "Amistosa", por ejemplo. Lo que le está vedado con elecciones, quieren lograrlo con bombitas. Rafael Poleo, dice que ésta vez no va a haber "matazones". O es o se hace. Suficiente por ahora, aunque hay más "tela que cortar", como diría La Vieja Pancha Tumuza, QEPD. ¡Gracias, Pana Fucho Leon, -matemático y poeta…-, por la crítica constructiva.

UN DÍA EN LA VIDA DE NICO EL BIGOTÓN PRESIDENTE.

Mas o menos a las nueve de la mañana, nuestro Presi, madruga. Se incorpora del cálido lecho nupcial sin hacer el más mínimo ruido. Pega un casto y platónico beso en la frente de La Primera CombatientA. Beso u ósculo, que muy levemente rosa su epidermis. Sin mucho afincarse. No sea que "Cilita" despierte y tenga que darle "lo suyo", como solía decir El Inter-galáctico. Y ¡cuán fogosa y fermosa! es mi medio naranja con su cara de yo no fui. Que no mata una mosquita muerta. Mira su reloj y sabe que en El Consejo de Ministros lo esperan pacientemente. Mientras se cepilla y se atuza el negrísimo bigote, mira hacia los jardines de Miraflores. Una bullanguera bandada de guayamates y cardenalitos ha arribado. Se les permite aterrizar en los jardines palaciegos porque son rojo-rojiiiitos. Es decir: razones ideológicas-faunísticas. Aparece El Secretario Preferido de Nico. Un secretario rastacuero, untuoso, perruno, servicial rayano en lo servil. Ergo: jaleti. Es decir: ¡todo Un Señor Secretario! Secretario: -Mi querido Presi: Su Excelencia, el Consejo de Ministros espera ansioso para Abrevar en Su Palabra, Insondable e Inagotable Pozo de Sabiduría Arcana. Nico: -eso lo sospechaba desde hace tiempo. Veme leyendo la agenda ministerial. Y llegan al Consejo de Ministros. Aplausos, venias, salutaciones efusivas, besamanos, y zalameas palaciegas. Al final, Nico, posa su formidable y bien maiceada humanidad, engrosada día a día por los copiosos condumios de la cocina de Palacio. La Silla Presidencial gime un poco por el tonelaje de manteca y tosino de Nico. Empieza la reunión. Ministro 1: Mi Muy Estimado Presidente: La vaina esta atrinca-bolas en las colas. Hasta los niches más retintos y cerrícolas comienzan a asomar dejos de descontento. Presidente: vamos a crear … ¡un nueeeevo ministerio! . Ya mismo. Ministro 2: Pero, Presidente ya llevamos veinte y cuatro ministerios. Presidente: -¿Y cuál es el problema? Creamos el ministerio número veinte y cinco. "Veinte y cinco y un quema’o… ¿Quién lo quemó? ¡Juan Colora’o!". Presidente: a ver, rapidito: otro punto de agenda. Ministro 3: Un Enroque, Mi querido Presi, uno más. Eso distrae a la gente. Nico: ¡Aristóbulo! ¿Dónde estás Negro del Carrizo que porque estás re-enchufa’o te crees La Re-encarnación de El Negro Primero? Por ahí "me dijo un pajarito" (¡no pongas esa cara coññño!: -que yo si hablo con pajaritos: los preñaos y los solteros que quieres "faratar"(1) La Gobernación de Anzoátegui… ¡otra vez!.) -Aristóbulo: ¿Para que soy bueno, mi Presi? Y ¡siempre! Acuérdese, Mi Presi: "que ni son naranjas, ni son limones, son de Quevedo, los ca…" Nico interrumpe a Aristóbulo abruptamente: aquí no, negro cabec’e rrrannncho. Si quieres hacer versitos groserotes ¡coge cerro!. Vamos con Los Enroques. Tengo un tiempito que no hago ninguno. Negro: del Ministerio donde tu estas allá, te vienes para acá. Y el tipo enchufao que está acá se va para allá. Y los que están acullá, pueden irse al Quinto Punto Cardinal de Freddy Guevara. Norte, sur, este, oeste y éste otro. ¿Cómo les quedó el ojo, Ministros míos, jahhh? Aristóbulo intenta una jalada disimulada, sin guindarse: ¡Caramba, Mi Presi!: ¡que didáctico usted… lo único que le falta es "el franelógrafo"! Nico: ¿El frane… qué? Mira, Negro, no te me pongas muy "Andrés Bello" que yo conozco el cebo de mi ganado. Sigamos con los enroques. Ministro 4: Presidente: se me prendió un bombillito en la totora. Nico: -"¿Bombillito? Los bombillitos se prenden con electricidad. Y la electricidad la sabotean nuestros enemigos opositores al abrigo de las siniestras sombras de la noche, cual redomados ¡cobarrrdesss!". ¿Qué insinúa, una nueva y pérfida iguana escuálida, ah? Dígalo sin miedo, que usted tiene cara de adeco romulero infiltra’o. Ministro 4: No mi Presi: es una metáfora. Me refiero a traer a Arreaza del Exterior e inventarle un nuevo Ministerito para él solito. Nico: ¿Arreaza? El mismo que llaman "Leche Fría", porque es medio panga-panga él. No, no. Mejor que se quede por allá. Para que se ponga ríspero y se avispe. ¡Y que coma avispa que cigarrón atora! El Secretario Plumífero anota cada silaba, palabra, sintagma u oración que sale de La Presidencial Boca. Ni siquiera descarta las sinalefas, epitafios, epígrafes, aforismos, adagios o palíndromos. La verba presidencial, dentro de su miope intelectualidad, es Infinitamente Iluminadora. Secretario Plumífero: -Presidente, Su Excelencia: ¿Pasamos al Punto Bonos Extraordinarios… y ,sopra-tutto, No Solicitados?". Presidente: ¡Date con furia, Secretario Plumífero, que el pueblo los espera ansioso! Para Las Vacaciones Escolares, mi privilegiado cacumen me susurra, en noches de productivo insomnio … ¡Un Nuevo Bono! ¿Cómo que cual? El Bono del Ornitorrinco, El Chigüire, El Morrocoy, El Cachicamo y La Lapa. Que puede ir acompañado de este novedoso lema revolucionario: No olvides nunca Patria Mía/ que "cachicamo trabajaba pa’ lapa/cuando quería". Me dice El Poeta Tareck que ese lema llevaría un subtexto subyacente subversivo: "Cachicamo trabaja pa’ lapa"; es decir los cachicamos tercermundistas pela-cuchis, trabajamos para La Lapa de El Imperio. Aplauso sonoro, estridente acompañado de Vivas, Hurras, Recórcholis, Reflautas, Repámpanos y Bravos: Los Ministros toditos-todos están penetrando los intríngulis y entretelas de La Red Neuronal del Primer Cerebro de este País. Y ,-con muchísimo esfuerzo cognitivo-, medio-medio entiende los axiomas, constructos y apotegmas que se entre-revolochean dentro de La Totora de Nico. En lontananza, El Astro Rey oculta su radiante rostro tras El Cerro Ávila. Y El Presidente Rítmico Salsoso piensa que ha cumplido una faena más. Y que es digno de El Descanso de El Guerrero en su chinchorro del ocaso.¡Quien quita y Cilita le haya hecho un güayoyo calientito y un bollo tranca-pecho carupanero! Y SERÁ HASTA MUY PRONTO, CIBERLECTORES, PORQUE TENGO ESA TRIPA CRONIQUERA A MILLÓN …



Esta nota ha sido leída aproximadamente 639 veces.



Cruz Berbín Salazar


Visite el perfil de Cruz Berbín Salazar para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Cruz Berbín Salazar

Cruz Berbín Salazar

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a266939.htmlCd0NV CAC = Y co = US