Ley de precios acordados, escenario ideal para la concentración política nacional

A continuación transcripción de entrevista realizada por el periodista Dereck Blanco al Dr. Andrés Giussepe en el programa Primera Página por Globovisión el lunes 09 de julio de 2018, donde conversaron sobre la Ley Constitucional de Precios Acordados, La necesidad de sentarse a negociar, la Guerra Económica y la hiperinflación.

Un documento que se considera necesario para comprender la realidad política y económica venezolana actual, en el marco de una crisis aguda de hiperinflación nacional y cómo superarlo por la vía política y pacífica.

Globovisión

Primera Página

Caracas, lunes 9 de julio de 2018

Andrés Giuseppe sobre los precios acordados y la hiperinflación

Entrevistador:

Dereck Blanco

Entrevistado:

Andrés Giuseppe

Economista

Temas:

Los precios acordados. La necesidad de sentarse a negociar. La hiperinflación. La guerra económica.

DB: Pasamos ahora nuevamente a la materia política y económica en este caso con nuestro segundo invitado del día, Andrés Giuseppe, economista, tiene mucho que ver con la materia que vamos a tratar hoy en día, los precios, la hiperinflación que según algunos analistas se está viviendo en el país, que la gente ve en la calle también con los precios de los productos y mucho más. Bienvenido.

AG: Gracias por la invitación al programa.

DB: Un placer tenerlo acá. Si quieren escribirle, @primerapagina y él con gusto va a contestar a sus preguntas o comentarios en el siguiente bloque del espacio. Comienzo preguntándole, ya que es economista ¿qué cree que ocurrió el pasado sábado? ¿Por qué no se anunció la regulación de 50 precios a distintos productos de la cesta básica como parte del Plan 50 y se emitió solamente un comunicado sin dar mayores razones?

AG: Bueno, hay diálogo. Es una mesa de negociación lo que se está dando allí.

DB: ¿De quién?

AG: Una mesa entre los actores que están convocados, de acuerdo con la Ley de Precios Acordados, los empresarios, el gobierno, los trabajadores, incluso los representantes de los consejos comunales, están discutiendo, es necesario discutir. La paz en la economía pasa por sentarse a concertar, a negociar, a que se pongan de acuerdo los actores, eso es lo que está esperando el pueblo, eso es lo que está esperando la sociedad civil.

DB: Ahora, cuando usted me dice que están discutiendo, es válida la respuesta; pero el Presidente de la República había anunciado que el sábado se daban a conocer esos precios. Algo debe haber ocurrido en esas horas siguientes para que definitivamente no se diera a conocer este primer listado de 50 productos. ¿Cree que haya alguna razón básica, particular, importante que haya determinado que estos se pospusieran?

AG: En el tema de la economía nacional actual, como todos saben, pareciera que el juego está trancado.

DB: ¿En qué sentido?

AG: Que hay una descoordinación entre los empresarios y el gobierno desde hace muchos años, sobre todo los gremios empresariales opositores, muchos de ellos oligopolios, monopolios en bienes y servicios de primera necesidad, incluso de consumo masivo; y a ello se debe que en cierta forma se haya inducido a esta hiperinflación. Prácticamente, estamos viviendo una situación como de guerra abierta, los precios son de guerra. Hemos visto como en los últimos 18 meses los productos se han incrementado, sobre todo los de primera necesidad, en más de 60.000, 70.000%. Tú observas que un kilo de pasta ha pasado de 1.200 bolívares a un millón de bolívares en ese tiempo, eso son los precios que tú encuentras en los anaqueles. Entonces ese es el tema, que hay una distorsión en la economía y todo el mundo lo sabe, debido a que los actores económicos empresariales están siguiendo páginas paralelas del tipo de cambio establecido por el gobierno. Entonces, por eso se está dando esa dinámica, hay una mesa de negociación, la Ley de Precios acordados establece eso, las condiciones fundamentales para la estabilidad económica, para alcanzar, sobre todo, lo que yo he venido planteando, una tregua económica, una tregua en esta guerra que finalmente la está padeciendo el pueblo.

DB: ¿Cómo se hace una tregua en ese sentido, cuando un país está viviendo hiperinflación, según han dicho los analistas y economistas?

AG: Es que una tregua es para eso, hay una guerra económica, los actores están enfrentados, no coordinan, están descoordinados, no se sientan a mediar las políticas económicas que beneficien a los distintos sectores. En esa mesa de concertación que está ocurriendo, que no se logró alcanzar el sábado como se prometió es debido porque no se han fijado ningunos precios todavía. Lo que está apostando el venezolano de a pie es que de allí salgan unos precios donde gane el gobierno, ganen los empresarios, gane el pueblo, los trabajadores, donde gane la sociedad venezolana y que de una u otra forma, por lo menos, se detenga al menos por un mes, el incremento de los precios que aumentan casi todos los días; y que en cierta forma, el poder adquisitivo de los venezolanos se recupere. Esa mesa de negociación pasa por eso, por defender los intereses del pueblo, de los trabajadores. De esa negociación deben salir precios donde el poder adquisitivo del venezolano se recupere. Hemos visto como los incrementos salariales no compensa la pérdida de la capacidad de compra del trabajador, a pesar de que el gobierno revolucionario ha aumentado nueve veces el salario mínimo, casi 5.000% en 18 meses, y eso hay que reconocerlo. Pero, el ritmo de crecimiento de los precios, sobre todo de los bienes de primera necesidad, es incesante. Hemos visto cómo DolarToday se ha incrementado en esos 18 meses más del 98.000%. Entonces, esos son elementos que están distorsionando la economía y en esa mesa de negociación económica que así yo la llamo, debe intentar resolver eso. Porque lo que se está dando en el marco de la Ley de Precios Acordados es una mesa de negociación. Se están evaluando todos los costos, desde el importador, el productor, el comerciante, el distribuidor, toda la cadena de producción y comercialización de esos son 50 rubros considerados prioritarios, y esas son negociaciones difíciles de acordar. Incluso, todo pasa por determinar esa variable que es el tipo de cambio, a qué valor se va a pagar el dólar, a qué valor se va a fijar. ¿Se va a tomar como referencia el precio del dólar paralelo, o se va a fijar el precio del Dicom? Ahí en esa mesa de concertación necesariamente los empresarios van a preguntarle al Gobierno: ¡ah bueno! ¿y cómo compro yo la materia prima importada? ¿Quién me liquida los dólares?

DB: Ahí, justamente, está diciendo algo con relación al empresariado que es importante; incluso habla de negociación, de reuniones para establecer los precios, pero la Presidenta de Consecomercio aseguraba por un lado, que estos 50 productos van a desaparecer del mercado porque ningún productor quiere producir a pérdida. Al mismo tiempo, tanto Consecomercio como Fedecámaras aseguraban que el gobierno no se reunió con ellos ni siquiera para concertar este tema de estos 50 productos, cuando son parte de los actores económicos del país. ¿Cómo entonces se puede negociar cuando ni siquiera se ha tomado en cuenta a Consecomercio, a Fedecámaras? También lo decía el primer vicepresidente de Fedecámaras, con relación a esto que se está llevando a cabo por parte del ente oficial. Ricardo Cussano fue el que hablo con respecto a eso.

AG: El gobierno tiene la obligación de sentarse a discutir para que se cumpla esta ley que aprobó la Asamblea Nacional Constituyente en noviembre de 2017, con los actores de la sociedad económica, en este caso con todos los empresarios. Fundamentalmente, tiene que reunirse con aquellos empresarios que dominan algunos sectores productivos que están en el marco de los 50 rubros priorizados. En el caso de la harina de maíz precocida, necesariamente tiene que reunirse con los actores importantes que individual o colectivamente controlen 50-60% del mercado. Yo no sé si estos actores entre ellos los de Consecomercio, en cierta forma, inciden en este contexto de guerra, en este contexto donde hay muchas empresas que han cerrado o que han sido afectadas por la misma conspiración que tienen estos mismos gremios aun controlan un alto porcentaje del mercado. Históricamente, hemos visto en estos últimos 18 años, que Consecomercio fue uno de los actores fundamentales del golpe de Estado del año 2002; Consecomercio fue uno de los actores fundamentales del sabotaje petrolero, que financió las guarimbas. Todo el mundo sabe que la Junta Directiva de Consecomercio ha estado conspirando contra el Gobierno revolucionario de Hugo Chávez y de Nicolás Maduro…. (Interrupción)

DB: ¡Pero estamos en 2018!

AG: Por eso es que yo insisto, que esta Ley de Precios Acordados es fundamental para el país, porque tiene que obligar a sentarse. No es que el gobierno se siente y tenga que rogarle a Consecomercio que decidan los precios. ¡No!. Consecomercio tiene que mostrar una apertura, tiene que haber un discurso en función del progreso, en función del país. Hemos visto a Consecomercio los últimos 18 meses que yo le he hecho seguimiento al Presidente de Fedecámaras, a la de Consecomercio, el de Fedenaga, que prácticamente el gobierno dice una cosa y ellos apuestan a que va a fracasar. En ese sentido, un diálogo no es válido así, no es productivo, no genera confianza, porque cómo es que tú vas a sentarte conmigo y al mismo tiempo vas a apostar que yo pierda con lo que te estoy planteando. Entonces, ciertamente la Ley de Precios acordados es el escenario ideal para la concertación política porque el hecho de la economía, el tema de los problemas económicos la única forma de superarlo es que hayan acuerdos políticos, y eso se da al sentarse con gremios empresariales, con trabajadores, consejos comunales y el Gobierno. Eso es, nada más y nada menos, que una mesa de negociación económica, que necesariamente debe pasar porque se sienten a discutir en función de la paz, y sobre en función de generar esa tregua económica para que el pueblo no padezca, para que el pueblo no siga sufriendo, porque finalmente en la guerra económica la gran víctima ha sido el trabajador, ha sido la ama de casa, el pensionado, el joven, el pequeño...

DB: Mire, por una parte todos los invitados del oficialismo, o que tienen simpatía con el oficialismo se sientan acá y hablan de la guerra económica, pero hasta el momento al menos este servidor mientras los ha entrevistado nunca ha visto que propongan una solución para lo que ellos llaman guerra económica. ¿Usted como economista qué solución propondría?

AG: Cualquier solución de esta situación de dificultad amerita la coordinación social, que los actores se sienten a discutir, necesariamente el gobierno tiene que convocar a todos los sectores de la sociedad económica del país, tiene que llamar a los gremios opositores y también los aliados del gobierno, de cierta forma el gobierno tiene que proponer, incentivar, proteger a algunos empresarios, sobre todo de los rubros de primera necesidad. Hay que garantizarles la recuperación del poder adquisitivo a los trabajadores. Mira, hace 18 meses, que esencialmente fue donde arrancó todo esto, en enero de 2017, el salario mínimo compraba 13 kilos de queso, yo como trabajador quiero que mi poder adquisitivo se recupere a los niveles de hace 18 meses. Yo con mi salario mínimo, que era 104.000 bolívares y un cartón de huevos costaba 8.000 bolívares, yo compraba 13 cartones de huevo.

DB: ¿Cómo se vive con un sueldo de 5.196 bolívares? Esa pregunta la hicimos…

AG: Bueno, eso es parte de la negociación porque los representantes de los trabajadores en las mesas tienen que defender eso, en el marco de la Ley de Precios Acordados, los precios que deben fijarse tienen que ser muy inferiores, de tal forma que el poder adquisitivo se recupere, o en caso contrario, si van a aumentar los precios, o van a dejar los precios actuales inflados por el dólar paralelo, entonces a los trabajadores tienen o aumentarles el salario mínimo, que recuperen su poder de compra de hace 18 meses atrás, por decir un ejemplo. Estos son los temas que se están planteando, es parte del debate que se está dando allí, hay que apostar a que todo salga bien. Lo importante es que el gobierno está convocando al diálogo, es una mesa de negociación económica lo que se está dando en el marco de la Ley de Precios Acordados.

DB: ¿Sin estar Fedecámaras y los demás entes involucrados en esto? Porque ya, como le dije, han anunciado que no están siendo convocados para hablar sobre esto, ni Consecomercio ni Fedecámaras? ¿Cree que eso es un diálogo, diálogo con quién?

AG: Lo que está ocurriendo actualmente es el primer paso, un paso importante para la concertación política en función de la economía. El que se sienten unos empresarios que de repente tienen un porcentaje importante en el mercado, o un grupo de empresarios que de repente representen 40-50% y acuerden precios, ese es un primer paso para después ir a negociar con los monopolios o los oligopolios. Aquí los que están induciendo la inflación son los monopolios y los oligopolios. Todo el mundo sabe que la Empresa Polar, en cierta forma, ha venido induciendo la inflación, porque es un líder en el mercado.

DB: Tengo que ir a la pausa pero le voy a dejar esa, voy a hacerle una pregunta con relación a lo que está diciendo de empresas Polar y también del gobierno de Estados Unidos, porque usted dijo en una declaración a un importante circuito radial justamente algo sobre la inflación y los Estados Unidos con e l Presidente Donald Trump. Voy a hacer la pausa, son las 7:32 minutos de la mañana, tiene bastantes comentarios que le voy a pedir contestar al regreso, así que por favor no se aparten, ya venimos con más de Primera Página.

7:35 minutos de la mañana, sigo conversando con Andrés Giuseppe, economista. Hablaba de Empresas Polar, una de las empresas que ha generado empleo, que ha generado muchos alimentos importantes en nuestro país. ¿Cómo entonces la acusa de ser una de las principales motivadoras o generadoras de una guerra, según ustedes económica?

AG: Claro, lo que pasa es que si se analiza el comportamiento que han tenido los precios que esta empresa ensambla, algunos produce y/o distribuye, desde enero del 2017 hasta hoy día, finales de junio, te encuentras que el año pasado en enero una harina de maíz precocida costaba 1.375 bolívares y tú ganabas 104.000 bolívares y hoy está, facturado por ellos, en 250.000 bolívares, eso representa más o menos 18.082%…

DB: ¿Cómo producen a pérdida?

AG: No, es que ellos no producen a pérdida, esa es una corporación, la Empresa Polar ya es una corporación transnacional, ellos prácticamente han venido incrementando los precios de sus bienes de primera necesidad al ritmo de Dólar Today. Por ser ya una corporación ellos se fueron prácticamente del país. Ya Lorenzo Mendoza no vive aquí en Venezuela, su empresa sigue produciendo pero generando crisis, generando miseria; aquí hemos visto cómo una margarina que valía 1.850 bolívares ahora cuesta 2 millones 500.000, medio kilo de mantequilla. Es decir, ha aumentado en 18 meses casi 135.000%. ¿Qué es eso? Eso es una inflación inducida por estos empresarios.

DB: Ahora voy allí y me ha dado la palabra clave para eso. En las declaraciones que yo leí, que usted realizó a Unión Radio, usted decía que la inflación estaba siendo inducida nada más y nada menos, según usted, por los Estados Unidos. Entonces le pregunto yo: ¿cómo va a ser inducida por los Estados Unidos cuando el propio gobierno nacional aumenta el sueldo y todos los productos de la canasta básica y no básica aumentan y eso es una decisión tomada por el primer mandatario nacional, no por el gobierno de Estados Unidos, ni por el Presidente Donald Trump? ¿Entonces, cómo le echamos la culpa a Trump, cuando las decisiones están siendo tomadas en territorio venezolano, por el gobierno venezolano?

AG: Fíjate, lo que pasa es que nosotros somos un país altamente dependiente de los ingresos petroleros, parte de la hiperinflación lo explica también elementos macroeconómicos, es decir déficit fiscal, inicialmente producto de la caída de los precios del petróleo desde el 2014, después han venido remontando los precios del petróleo; también producto de la irregularidad y la corrupción. Sin embargo, el bloqueo económico que hemos tenido por parte de Estados Unidos no nos permite importar bienes esenciales para el aparato productivo nacional. Nosotros tenemos dólares para importar productos básicos, insumos y materias primas para farmacias, para cuestiones de alimentos y no los permite el gobierno de Trump…

DB: Si usted fuera Ministro de Economía ¿qué medidas tomara? Así me preguntó alguien por mi cuenta Instagram Dereck Blanco, pero les pido hacerlo a través de @primerapagina. ¿Pero qué medidas tomaría?

AG: La primera medida que debe tomarse es una medida política, porque cualquier cosa que se haga aquí sin concertación política no tendrá efectos en el mercado nacional. Tú puedes fijar los precios hoy en cualquier nivel, pero si los actores vienen y pasado mañana se sientan y abren la página de Dólar Today y esta dice que ya el dólar no está en 3 millones 500.000 sino está en 5 millones, ellos van a actualizar los precios al ritmo de ese crecimiento.

DB: ¿Cómo acabamos con ese dólar paralelo?

AG: Entonces, sobre ese factor externo, ojo, retomando el tema de Estados Unidos. Este es el factor clave. El factor externo que representa el dólar paralelo, sobre todo DolarToday que está ubicado en Florida, que utiliza servidores norteamericanos, que está promovido en cierta forma por los agentes que están haciéndole daño a la economía venezolana, entre ellos la CIA, la Casa Blanca y el Pentágono, y otros elementos que motivaron a crear esa organización para desestabilizar la economía, es clave para superar todo, donde pusieron a venezolanos a estar al frente, a traidores a la patria, y entonces, lograron poner a todos los actores en Venezuela, los que yo llamo seguidores de Dólar Today, y otros dólares paralelos, entre ellos empresas afiliadas en Fedecámaras Consecomercio, Venamchan, Fedenaga, Fedeagro, Conindustria, Cavilac y Cavefar, ellos siguen a Dólar Today y no siguen al Dicom.

DB: ¿Usted cree que el Pentágono es el responsable de lo que está ocurriendo con la economía en el país?

AG: Y al no seguir al Dicom por lo tanto, prácticamente, están fuera de la ley. De hecho, eso está tipificado en el Código Penal como delitos, incluso han cometido crímenes de lesa humanidad con lo que está ocurriendo aquí en Venezuela, porque están saboteando el abastecimiento público, están generando caos en el aparato productivo nacional con fines de generar miseria, insatisfacción social y la desinversión con fines político: la implosión social…

DB: ¿Cuáles son las soluciones?

AG: La solución te la estoy diciendo, primero pasa por la concertación política, tú tienes que sentar a estos actores a discutir.

DB: Pero no sale nada, ya tenemos tiempo en esto y …

AG: No, la Ley de Precios acordados es el mecanismo ideal para la Mesa de Negociación Económica, porque ahí…

DB: ¿Y cuánto cree que pueda durar eso?

AG: Se están acordando 50 rubros importantes.

DB: ¿Pero cree que se mantengan los precios, que no haya inflación, que no haya precio paralelo?

AG: Eso es parte de los acuerdos. En esos acuerdos los empresarios te van a decir: ajá, pero hay una variable fundamental que es el tipo de cambio ¿cómo compro los dólares? ¿Gobierno, tú me vas a dar los dólares, o los voy a tener que comprar en el mercado paralelo? Sobre eso tienen que llegar a un acuerdo, porque esa es la variable fundamental, porque todo el mundo sabe que este país es altamente importador, es una falla estructural de la economía es que somos altamente dependientes de las importaciones y allí en ese elemento el juego puede ser que el juego se tranque. Por eso es que el debate tiene que ser abierto, la concertación tiene que ser sincera, porque el pueblo está esperando, el pueblo es el que está sufriendo las secuelas de esta guerra económica inducida.

DB: Hay preguntas que hacen lo televidentes, que a fin de cuentas son los primeros afectados en su bolsillo por los aumentos de precios y las políticas económicas que aplica el gobierno para bien o para mal. Le voy a hacer las preguntas, le pido conteste puntual para que dé oportunidad de mayor participación. Voy con la primera, Mainfo dice: no es que apuesten que va a fracasar el gobierno sino que tenemos ya 20 años dándole oportunidad. ¿No cree el invitado que ya es suficiente y debemos darle oportunidad a alguien más? ¿Qué le contesta?

AG: No vale, eso es mentira. La consecuencia de la guerra económica en cierta forma ha permitido que el gobierno se fortalezca. ¿Quién gana elecciones aquí? El gobierno. ¿Quién ha perdido elecciones aquí? AD, el que estaba ahorita aquí, Edgar Zambrano y Ramos Allup han perdido elecciones, prácticamente esos partidos se desmembraron, se pusieron a apostar a la guarimba política, la guarimba económica a destruir la economía, destruir la revolución pero, contradictoriamente, la revolución se ha fortalecido. Los empresarios se han fortalecido también, algunos capitalizándola a través de la especulación.

DB: ¿Cuáles, con empresas que han cerrado?

AG: No vale, como te dije antes, estamos hablando de los monopolios, los oligopolios, los que fijan los precios son los grandes y los demás son seguidores, los pequeños lo que hacen es sobrevivir, el microempresario lo que hace es sobrevivir, porque cuando viene la Empresa Polar y te manda un bulto de harina y te dice: aumentó el precio, o te manda un bulto de pasta y te dice: aumentó el precio. Cuando te manda la Pepsicola te dice aumentó el precio. Todos los productos de ellos han aumentado en los últimos 18 meses en un promedio del 73.000%. ¿Qué hace el comerciante, el distribuidor final? Tiene que aumentarlos para no tener que cerrar. Entonces, ellos son líderes y los demás son seguidores, los líderes son los monopolios, los oligopolios en el mercado y están induciendo la inflación, ellos son los culpables de la crisis que están generando aquí en este país.

DB: Oscher84 dice: como economista explique cómo el gobierno pretende que aumentando los sueldos un comerciante pueda mantener los precios de sus servicios. ¿De dónde saldría el pago de sus empleados?

AG: El sueldo, te estoy diciendo que el sueldo en 18 meses lo ha aumentado Nicolás 9 veces y representa apenas 4.800%. Recuerda que de 104.400 pasó a 5 millones 196.000 bolívares. Bueno, los refrescos, la harina, la pasta, la mantequilla ha aumentado 60.000, 70.000, 80.000%. Es insignificante el aumento de salario con respecto a los costos finales de los bienes y servicios de primera necesidad.

DB: Dice Epi20: buen día ¿considera usted que además de estos 50 productos se debe hacer un ajuste de los precios de alimentos para mascotas? Que también están por las nubes los precios de mascotas, ¿considera que se deben regular?

AG: No vale, aquí todos hemos sido víctimas, han sido víctimas los pequeños, los medianos empresarios, la familia, las amas de casa, las mascotas, hemos visto los jóvenes que se están yendo muchos del país, es decir un nivel de insatisfacción social bestial que está inducido para generar caos en la economía, sin embargo aquí los grandes perdedores han sido los partidos de oposición que se pusieron a apostar a eso y están desmembrados.

DB: Mario Carrera le dice al invitado: el problema es que el régimen se quedó sin divisas, por ende perdió el poder, ya no puede negociar con nadie.

AG: Claro, hay un problema fiscal, un problema de déficit fiscal, los precios del petróleo cayeron un tiempo, la producción de petróleo ha venido disminuyendo, eso genera una merma de los ingresos fiscales, porque ¿qué es lo que quiere la sociedad civil, o los empresarios en Venezuela? Que les den dólares para importar. Aquí la concertación tiene que venir en función de ir sustituyendo los productos, los rubros importados, reactivar el aparato productivo, el trabajo es el principio fundamental que tiene que promoverse. El gobierno está subsidiando a algunas familias, mejorando los ingresos para que no padezcan las penurias de esta situación económica, pero aquí…

DB: Pero se ve gente buscando comida en la basura.

AG: Eso es relativo, yo también he ido a Estados Unidos, a California, a Nueva York, a Miami y he visto gente buscando comida en la calle.

DB: ¿Me va a decir como Ricardo Sánchez, que en Paris también vio eso, cuando estuvo aquí en Primera Página?

AG: No vale, lo ví en Estados Unidos, en Nueva York, en California, lo veo en Colombia, en Perú.

DB: Pero el tema que nos atañe es Venezuela. Nosotros tenemos que tratar de hablar del tema Venezuela.

AG: El gobierno ha sido defensor de los derechos del pueblo, hay que reconocer eso, el gobierno ha sido un impulsor de los beneficios sociales.

DB: Dice Julio Acuña: pregúntale al invitado si el gobierno le está dando dólares a los empresarios para la compra de materias primas.

AG: No vale, eso es parte de la negociación, de la mesa esa que se está planteando para los 50 rubros. La Ley de Precios Acordados es el escenario ideal para sentarse a negociar y sobre todo un elemento de esos. Gobierno, si tú quieres que yo produzca más pasta, mantequilla, arroz, papa, cualquier producto, entonces necesito una cuestión que es importada, ¿tú me vas a dar dólares, gobierno? Entonces, eso es parte del acuerdo.

DB: Dice Carol Seijas. ¿Cómo explicar que el precio de un producto está en la mañana y en la tarde ya tiene otro mayor? Otra cosa, los vendedores informales delante de las autoridades tienen los productos a un 2.000% más costoso y no le dicen nada.

AG: Hay que decirles, claro que sí, yo soy uno de los defensores de ir contra esa perversión que está ocurriendo, he tratado de promover que se luche contra la impunidad económica existente, que está haciéndonos daño, el gobierno tiene que actuar con mucha fuerza: las Fuerzas Armadas, la Sundde, tienen necesariamente que detener esa impunidad que está ocurriendo en el mercado, tanto por los monopolios, los oligopolios y al mismo tiempo por los bachaqueros, por la economía informal, todos esos elementos que están perjudicando al trabajador y que fundamentalmente están desmejorando la calidad de vida del venezolano, eso hay que detenerlo, la impunidad económica tiene que acabarse.

DB: Roberto Capriles: la guerra económica la tiene el gobierno, no hay producción nacional ya que la acabaron.

William Tapia. Señor economista, guerra económica, eso es ineficiencia de este gobierno, destrucción del aparato productivo, salga a la calle y verá a las autoridades corruptas matraqueando y ayudando a los bachaqueros.

Y le leo uno más, Kevit Peña: si usted ganara sueldo mínimo, como el 85% de los trabajadores del país ¿qué haría? ¿Podría mantener a su familia? Esas tres preguntas para cerrar.

AG: En el tema de la corrupción, el Presidente Nicolás Maduro en cierta forma la ha atacado. Aquí hay preso hasta un Presidente de PDVSA, hasta un Ministro de Petróleo está preso, aquí hay instituciones de donde han salido presos por corrupción. El Presidente Nicolás Maduro simplemente confía en unas personas, los coloca allí en cargos importantes para la conducción del Estado. Que alguien se desvíe es otra cosa. Sin embargo el tema de discusión, de debate fundamental es que se pongan de acuerdo los actores económicos, los gremios empresariales, el gobierno nacional, los trabajadores, para que este país salga adelante, es a lo que se está apostando, aquí hay que apostar a la Venezuela próspera, a la Venezuela de crecimiento económico que tuvimos hasta hace unos cuantos años, hay que apostar a que la gente pueda recuperar su poder adquisitivo, que la gente viaje cuando quiera, que vaya al mercado y consiga sus productos. Eso no es culpa del gobierno, aquí hay una guerra, aquí hay un enfrentamiento, aquí dieron un golpe de Estado, hubo sabotaje petrolero, de las guarimbas de la calle del 2017 se pasó a la guarimba económica actual.

DB: Son los mismos argumentos del 2002, que ya pasó y estamos… Han pasado más de 10 años.

AG: Es una guerra y se ha intensificado porque ahora te bloquean financieramente, ahora nos han bloqueado para poder pedir crédito a nivel internacional, ahora el gobierno de Donald Trump…

DB: Gobierno al que igual se le vende petróleo.

AG: No, eso es parte de la estrategia del comercio, una cosa es la diplomacia de micrófono y otra cosa es el comercio, aunque van mezcladas. Lo importante es que en Venezuela, necesariamente, los sectores empresariales y políticos tienen que concertar. Necesitamos una tregua económica para que el pueblo nuestro no siga padeciendo. Los empresarios y el gobierno tienen que sentarse a discutir, basta de quejarse, Consecomercio no puede seguir quejándose y acusando al gobierno y viceversa, tienen que sentarse a negociar de cualquier forma.

DB: Bueno, importante reflexión al final de nuestro invitado el día de hoy, Andrés Giuseppe. ¿Cuál es su cuenta de twitter para que la gente le siga?

AG: Agiussepe.

DB: Bien, gracias por estar con nosotros.

AG: Gracias a ti.

Fuente: TvRadio 2021, C. A.

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1036 veces.



Andrés Giussepe

Doctor en Gerencia, Especialista en Política y Comercio Petrolero Internacional y Economista de la Universidad Central de Venezuela. Secretario Nacional del Movimiento Profesionales de Venezuela.

 agiussepe@gmail.com

Visite el perfil de Andrés Giussepe para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Andrés Giussepe

Andrés Giussepe

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a266354.htmlCd0NV CAC = Y co = US