Anoche soñé con la patria y me dio semillas de esperanza

Esta era la más hermosa dama que he visto, se acerco a mí y me dijo: ¡no esperes que otros sonrían por ti, sonríele a la vida; se la causa de la sonrisa, la esperanza y la brisa, somos los únicos que podemos hacer realidad la patria, la de mi hijo Simón, la de mi hijo Zamora, la de Chávez el de por ahora, que los triunfos no se nos suban a la cabeza como tampoco nuestros errores, el enemigo los siembra en el corazón; esa la mala hierba de la patria la que se niega a sí misma, la que no tienen madre ni padre, la que su Dios es el dinero!.

Día a día en millones de hogares en nuestra tierra alguien es más feliz que tú con mucho menos de lo que tú tienes, preparémonos para lo inesperado, pues nos cambiara la vida, hemos aprendido en esta coyuntura de guerra económica que nada es casualidad, pero nada es eterno o nos dan una lección o lo transformamos en bendiciones para todos.

Yo le apuesto todo a la revolución, pues como hombres y mujeres de pueblo no tenemos nada que perder, lo que se ama con el alma no lo arrancara nadie, ni siquiera el olvido, valoremos a quienes están con nosotros, el amor no es alimentado de cosas caras, sino de sentimientos verdaderos, que no tienen ningún avaluó pues no tienen precio, lo que sentimos millones de venezolanos, esta tatuado en nuestro corazón, un corazón patrio, cuando amamos de verdad ser fiel no es ningún sacrificio y esperar es una obligación, ¡oh pueblo! los besos que hoy no puedo darte, los puse debajo de sus almohadas, a ver si muy pronto soñamos juntos que esto cambiara, pues nada es eterno, pueblo disfrutaremos juntos miles y hermosas noches pues nos amaremos uno y millones de días. Que nadie nos robe la vida y mucho menos que nos quiten el sueño, la sonrisa, la alegría, esa la que le brota a cada uno de los venezolanos descendientes de un pueblo libertario.

Levanten la cara el sol naciente y la luz de la revolución siempre guie sus pasos, te amare una y otra vez mi pueblo, aunque los problemas nunca acaben, pero las soluciones tampoco acabaran, tárdate todo lo que quieras, pero asegúrate de estar conmigo, llévate contigo un saco infinito de esperanza y repártelo entre el pueblo, que levante la cara que aquí nadie se cansa, escribe que estamos y estaremos juntos a pedazos o a ratos aunque el enemigo piense que nos alcanza, lo que es imposible para la derecha es posible para la revolución, esa es nuestra diferencia, hacer de lo imposible posible, venceremos, pues para eso hemos nacido

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2611 veces.



Levi Medina


Visite el perfil de Levi Medina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Levi Medina

Levi Medina

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a265755.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO