De lo Espiritual a lo Económico estará la Solución

Nos preguntamos si la superación de los problemas económicos pasará por la consideración del desideratum cultural heredado de la renta petrolera, su influencia y penetración en áreas vitales del ser humano en sus actividades diarias y en otras laborales, profesionales, culturales o de labores cotidianas.

Ciertamente, que el asunto no se ha abordado de manera sistemática y bajo parámetros si se quiere científicos y/o académicos; demás está decir que se ha perdido un tiempo precioso en el tratamiento del asunto económico fuera de la conformación macroeconómica de la economía, más aún cuando hemos estado en forma sostenida bajo la inclemencia de una guerra sin cuartel. Conocemos el enemigo causante de la misma interna y externamente, no pudiendo hurgar en los interines de esta guerra que cada día se acrecienta con dañinos efectos en la población y además no se le ha otorgado ese carácter de guerra como respuesta, el tiempo pasa y es hora de iniciar la contraofensiva necesaria sin temores y con espíritu de triunfo.

No es nada fácil y se presentan oposiciones llenas de razonamientos ortodoxos y manipuladores en su probable aplicación en aras de superar el ostracismo que en oportunidades se presenta a la hora de la toma de decisiones en lo político y económico, fundamentalmente en el contexto de la gestión, es acá en esta instancia que suele ser más permeable esta contradicción, que inclusive a veces no la vemos.

Romper este paradigma de la pared que significa en lo económico es la tarea y el desafío a imponerse en la necesidad de abordar los elementos que lo construyeron porque sencillamente siguen estando allí, donde repetimos en lo personal y colectivo siguen horadando en contra del deber ser institucional ; podríamos decir también que es costumbre inveterada inducida de forma inteligente y mordaz presente en nuestra agenda diaria y de la cual debemos sobreponernos, y es bueno decir que ocurre en todas las clases sociales, al respecto debemos considerar que en las grandes revoluciones hay una participación importante de la burguesía que arrastra más que otros este pecado mortal que acompaña los procesos sociales que a bien se lleven a cabo.

Hay que superarlo en este momento crucial de profundización de la intervención de las fuerzas del imperialismo y del capitalismo salvaje a través de muchos medios de todo tipo y creación de manera adrede por el enemigo histórico, en este caso de la Revolución Bolivariana.

El emprendimiento decidido e inteligente debe comenzar desde ahora porque no se trata de una circunstancia sino de miles de ellas que nos abordan en cada momento de nuestro accionar, en tal sentido, la necesidad de imponer ciertas motivaciones viene dada por las decisiones de la educación política que afiance la forma de concebir primero la política y luego el ser particular del revolucionario ejemplar.

Ahora bien, esta situación por supuesto no ocurrirá por arte de magia y dispondrá de un tiempo considerable si al haber vamos, lo cual significa que simultáneamente se deben tomar decisiones definitivas en primer lugar sobre los precios y la sistematización de un baremo o base de datos que contenga valores cuantitativos de los costos reales con el porcentaje debido y legal de los mismos al mayoreo y al menudeo o a la venta al detal. Decisión del alto gobierno que no debe demorar en el concierto de los meses venideros no mayor a tres meses, lo que permite el cruce con los datos de los organismos del Estado.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 857 veces.



Rafael Febles

Economista. Msc. Seguridad Social. U.C.V.. Militante revolucionario. Locutor. Articulista Correo del Orinoco. Poeta y escritor de la revolución bolivariana

 rafaelfebles@yahoo.com      @rafael_febles

Visite el perfil de Rafael Febles para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Rafael Febles

Rafael Febles

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a265435.htmlCd0NV CAC = Y co = US