Los billetes de trece

Crónica medio chimba garabateada por un Tal Cucho Berbín. Discípulo de SU Tío Lecho: Filósofo Auto-Didácto de Saucedo.

De una vez, he de aclarar la frase "Billete de Trece". Echa caldo y miga arepa. "Billete de trece" significa chimbo, carente de autenticidad, falso, embustero, amigo de engañifas. Aplicado a los políticos, debe ser muy claro que significa. Y mis ciberlectores no necesitan mayores detalles. Me jacto de que la inmensa mayoría, son lectores de postín. En La Política Venezolana ,.en opinión de éste humilde croniquero-, el billete de trece por excelencia, por antonomasia, paradigmático, de antología es … El Inefable Toñito Ledezma. El Tal Toñito Ledezma, alcanzó la adultez política a la sombra de El Gocho Pérez. Toñito Ledezma (¡todo-toditico oficio es digno: me cuido la queda y pico a’lante!), Era El Carga-Maletas (¡y maletines, busacas y cualquier receptáculo!) de El Gocho Pérez. Y eficiencia es poca palabra para la labor que cumplía. Era secretario, office boy. Y si la premura circunstancial lo hacía menester, el supremo "corre-ve-y-dile". Hombre de confianza, pues. De los que "resuelven" solos. De los que se adelantan a la necesidad, problema o capricho de El Jefe. De "los imprescindibles", para usar la jerga beltorbretchiana. En materia secreatarial, se entiende. No solo cargaba maletas ,-¡cuan eficiente!; ya se dijo!- … sino aquellos armatostes de maquina de escribir de antaño. De esas que uno desearía que se hubiese descubierto El Rayo Tetrafónico Anti-Ley-de-Gravedad. Máquina, resmas de papel, papel carbón, e incluso una pequeña papelera. ¿Vieron? Lo de LA EFICIENCIA de Toñito era EN SERIO.

Y hubo detallitos que cualquier secretario (¡común y corriente!) hubiese olvidado. Pero Toñito no es eso. En un país de secretarios… Toñito era EL SECRETARIO. Al Gocho Péerez, como bvuen gocho, apreciabala pulitura de sus zapatos. Es fama que la crema de zapatos de El Gocho Perez era la "Rensol King Size UltraBright". Pues esa traía Toñito de Mayami. Ahora venden nuna pedazo de porquería que viene de Taiwan. Ni por los garretes. Nada que ver. Como si fuera poco, Toñito se buscó un soldadito de un cuartel. Pana Ciberlector: ¡Y esos sí que saben pulir botas! Y Toñito dominó a la perfección El Arte de Pulir Zapatos. Con decirle, que superó con creces al soldadito. Y era la pulitura tipo-espejo cuartelaría. Y El Gocho fue esplendido con aquel Secretario Mayúsculo que era Toñito. Y lo encaramó por encima de muchos líderes adecos que estaban mejor ranqueados que Toñito, tenían "más tiras" y eran más rísperos que Toñito. Y Toñito ascendió cual cohete espacial. Y aquí viene lo bueno: Toñito ADIMRABA EN DEMASÍA al Gocho Pérez. Un mini-tutorial de lingüística para entender lo que viene. El español de Venezuela tiene, como cualquier país hispano-hablante, acentos regionales: oriental, central, maracucho, llanero gocho (…). Los acentos regionales más fuertes (que los hablantes no habandonan son el maracucho, el gocho y el llanero. Los hablantes de la variante dialectal llanera, son los más fieles a su acento. Y Toñito es …llanero ,-nada más y nada menos que de el Guarico; más llanerazo … ¡IMPOSIBLE!. Tú los llevas a Japón diez mil años y siguen refraneando y fieles a sus terminachos llanerazos. Pues, Toñito Ledez, andando con El Gocho Perez, comenzó a hablar gocho. Y no cualquier sub-acento gocho (¡hay tres!) sino El Sub-Acento Gocho de Rubio. Poseedor de los zapatos que el pulía con "Rensol". Ya de suyo esto es anormal. Pero viene algo, lingüísticamente hablando, PATOLÓGICO. Y para lo cual La Neurolingüistica más verraca no tiene respuesta: el luto lingüístico. Se murió El Gocho Pérez … ¡increíble!, Toñito sigue hablando Gocho Tachirense. Toñito, ya se sabe, huyó ¡VALIENTEMENTE! a España. Ya en su decir comienzan a aparecer frases madrileñas. Por estos días hubo un revolicheo político raroso en un cuartel. Ruido de sables, que así le llaman. Y Toñito, desde Madrid, dijo a CNN: ¡Se oyen castañuelas! Sospecho, como lingüista que la vaina va hacia el híbrido fraseológico. No tendría nada de raro que Toñito llamara a Nico: ¡alas: eres un toche gilipollas!. Y dice La Biblia que se verán cosas peores. HASTA MUY PRONTITO, CIBERLECTORES. Pórtense bien para que queden fijos.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1035 veces.



Cruz Berbín Salazar


Visite el perfil de Cruz Berbín Salazar para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Cruz Berbín Salazar

Cruz Berbín Salazar

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a265246.htmlCd0NV CAC = Y co = US