Escenarios sobre Venezuela

Disipada la confusión inicial que produjo el no menos que eclipsado y deslucido ataque realizado por Washington (Londres y París) sobre la ciudad siria de Duma, un escandaloso y rotundo fiasco, evidencia que la OTAN se encuentra ya muy lejos de alcanzar los planes expansionistas que ha venido fraguando sobre este país del Medio Oriente.

No cabe dudas que Siria se ha convertido en el mismo "pantano" con el que Vietnam hundió a la administración Johnson. La seguidilla de desaciertos y desmoralización en que han caído sus Fuerzas Armadas, incluyendo la de sus demoníacas marionetas terroristas, resultan ya tan insoportables que obligan a la administración Trump a probar "suerte" en otras latitudes. De la misma manera como Obama tuvo que meter en el "refrigerador" las guerras de Afganistán e Irak para optar por Siria. Sin considerar que la ascensión a la presidencia del gobierno iraquí del exguerillero Muqtada Sadr termina por demolerles lo hasta ahora logrado.

Todo cuando es un hecho que los presidentes Bashar al Assad y Putin han comenzado la histórica tarea de reconstruir algunas de sus demolidas ciudades, luego de que a sangre y fuego fueran cauterizadas de la "gangrena" fundamentalista del Al-Nusra. Inclusive cuando ya es un hecho la liberación total de la emblemática Damasco y sus alrededores, no representando probabilidad alguna para que el gobierno de Siria no concluya la heroica tarea de rescatar la soberanía e integridad de su territorio.

El patético desempeño demostrado por los ("nuevos, bonitos e inteligentes") Tomahawk ante unos sistema misilísticos defensivos rusos que datan de la Guerra Fría, parece haber "aguado la fiesta" como Washington pretendía con su célebre y acostumbrado "we will come back" realizar su ya anunciado repliegue táctico. Además que seriamente le ha hecho perder "mercados" frente a Rusia dentro del lucrativo, estratégico y disputado negocio de la industria militar.

Expresamente lo ha señalado de manera ventrílocua Macron, a quien le han impuesto el encargo de obligar a Catar, y otros países árabes, intervenir en el conflicto, para más que todo relevar a Washington del desgaste financiero cuyo único sentido estratégico militar resulta mantener "anclado" a Rusia en este conflicto y en esta región del globo terráqueo.

Hasta ahora Rusia ha podido con asombroso éxito contener y ridiculizar el avance de Washington y sus aliados en Siria, rescatando los espacios de poder que había venido ostentado durante la Guerra Fría, pero será capaz de mantener un escenario simultáneo en otro distante lugar como Latinoamérica, es una incógnita que tiene actualmente en alerta no sólo a Venezuela.

El "ambiente controlado" como Temer viene condicionando el juego y la participación democrática en Brasil va camino a convertirse en una inestable "olla de presión" que podría explotarle bajo los pies en el momento que se entregue a la Samba de apoyar y participar una intervención militar sobre Venezuela.

Lo propio le viene sucediendo a Macri en Argentina cuyo "pataleo de ahogado" financiero, le ha hecho buscar al FMI como "tabla de salvación" cuando, sobre todo este fatídico mamotreto internacional, le ha resultado en el pasado, sobre todo a ese país, en ese "pedacito" de hielo que se le atravesó al Titanic. De reventarle la esperada crisis económica, y todo lo hace ver que será pronto, el arrogante Macri podría despertarse compartiendo "almohada" junto a Kurcsinki y Rajoy, antes incluso de que lleguen las próximas elecciones de ese país.

A la fecha Colombia, que se ha convertido en el verdadero "concertino" del orquestado plan cuya "batuta" mantiene Washington en contra de Venezuela, abiertamente busca en un furioso "in-crescendo" definitivamente implosionar la Guerra Económica y los brotes de violencia, para preparar y dirigir la invasión en contra de Venezuela. Aunque los recientes resultados electorales cuya polaridad e inédita posibilidad de que un viejo guerrillero del M-19 alcance la primera magistratura granadina, los tiene con las "partituras" por el suelo y seguramente apresuradamente componiendo los maquiavélicos acordes de una comparsa infernal que hará correr verdaderos ríos de sangre en todos aquellos sectores que están haciendo tambalear el régimen de terror que ha caracterizado la política de ese país, famoso por las fosas clandestinas y los "falsos positivos".

Venezuela, a pesar de que con saña le han ensayado de todo, no sólo ha logrado mantenerse de "pie" sino demostrar una nada desestimable cohesión. A pesar de las furiosas amenazas que desde el extranjero le profirieron para que desistiera de realizar los comicios electorales del 20 de Mayo, estos no solo se hicieron sino que alcanzaron una participación electoral que incluso países no asolados por las sanciones económicas de los EEUU, están lejos de darse el lujo de mantener.

Aunque los peligros todavía le rondan, el hecho de no haber elecciones pendientes en lo inmediato le permitiría la tranquilidad de asumir una ofensiva real y decidida que les pueda perturbar para combatir frontalmente las verdaderas causas como la Guerra Económica lo vienen asfixiando. No solo está obligada a echar el resto sino cuidadosamente hacerlo.

Los graves problemas que han venido anulando cualquier propósito de ofensiva en contra del "bachaqueo corporativo" (contrabando de gasolina, minerales precios, estratégicos y comida) se encuentra dirigida por poderosos sectores que se han mantenido "leales" al gobierno del presidente Maduro sólo por los lucrativos negocios que mantienen. Neutralizarlos no solo le permitiría alcanzar la victoria en esta Guerra Económica sino afianzar la Revolución Bolivariana en el futuro, por eso de que en la depuración se encuentra la fortaleza del partido.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1608 veces.



Waldo Munizaga


Visite el perfil de Waldo Munizaga para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Waldo Munizaga

Waldo Munizaga

Más artículos de este autor