Irreverencia en la discusión (Lealtad en el combate)

No se pueden llamar presos políticos, a quienes valiéndose de sus investiduras y juramentos de proteger las instituciones y el ordenamiento democrático y constitucional llaman a desconocer el estado de derecho, la constitución por la cual juraron y traten de obtener el poder por vía del golpe de estado, en estos actos no hay presos de conciencia, sino simples homicidas y terroristas.

Desde 1998, Venezuela ha transitado el camino de la mayor libertad de pensamiento y expresión, así, quien ha querido opinar y ofender la majestad del máximo cargo de la Republica: Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, lo hace sin que ello demande del estado un arresto, persecución o desaparición, cosa que si se hacía cuando gobernaba el Puntofijismo en el país en tiempos de la cuarta república.

Cualquiera que haya vivido en Venezuela durante los hechos de 2002, cuando secuestraron al comandante Chávez y dieron el golpe de estado, recordara que las primeras palabras que dijo Chávez al llegar al Palacio de Miraflores luego de ser rescatado fue un llamado al dialogo, y perdonó a todo aquel que estuvo en la intentona, sin embargo ese mismo año, justamente en diciembre le daban un nuevo golpe de estado, esta vez a la economia a traves de la princiipal empresa del pais PDVSA.

Así desde el 2002 hasta el 2017 se han generado cualquier tipo de acciones terroristas: guarimbas, sabotaje a la red electrica, ataque a la economia, contrabando de extracción de alimentos, extracción del cono monetario, desconocimiento de las leyes y la constitución, etc. Y es la revolución, en la mayoría de los casos quien pone los muertos, los mutilados, las viudas y los huérfanos, y con todo y eso sale conciliar y a llamar al dialogo y la paz, hasta cuando un pueblo debe y puede aguantar semejante atropello.

Es importante revisar la historia, porque ya una situación similar ocurrió en nuestra patria y llevo a perder la Primera República, y es el mismísimo Padre Bolívar en 1812, en el Manifiesto de Cartagena quien lo explica: "El más consecuente error que cometió Venezuela, al presentarse en el teatro político fue, sin contradicción, la fatal adopción que hizo del sistema tolerante"…."nació la impunidad de los delitos de Estado cometidos descaradamente por los descontentos, y particularmente por nuestros natos e implacables enemigos los españoles europeos, que maliciosamente se habían quedado en nuestro país, para tenerlo incesantemente inquieto y promover cuantas conjuraciones les permitían formar nuestros jueces, perdonándolos siempre, aun cuando sus atentados eran tan enormes, que se dirigían contra la salud pública"…." Al abrigo de esta piadosa doctrina, a cada conspiración sucedía un perdón, y a cada perdón sucedía otra conspiración que se volvía a perdonar".

Podemos nombrar a todos los conspiradores a los que se les ha dado algún beneficio y hoy andan por el mundo pidiendo intervención militar y sanciones económicas contra el país y cuando estaban aquí pagando justamente por sus crímenes se la pasaban, según ellos, enfermos casi muriéndose en sus últimos días, requerían ayuda humanitaria, y la revolucion se las dio y se burlaron de nuestra buena fe e ingenuidad....

La derecha venezolana, no ha mostrado un poquito de humildad y arrepentimiento, por tantas vidas que ha arruinado, por las cuantiosas pérdidas materiales y humanas que se han perdido por su empeño obcecado de acceder al poder por la vía violenta, más aun, siguen promoviendo el derramamiento de sangre de venezolanos para lograr sus fines.

Venezuela pide justicia, justicia para que de verdad haya reconciliación y con ella llegue la paz, porque lo más seguro, como lo dijo el libertador, a cada perdón venga una nueva conspiración.

Le estaremos esperando...!!!

Chavez Vive, la Patria sigue

Independencia y patria socialista

Viviremos y venceremos...!!!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1807 veces.



Alexander Quiroz


Visite el perfil de Alexander Quiroz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: