(El affaire político de Mons. López Castillo)

Arzobispo de Barquisimeto, ¿Presidente?

Esto de las homilías de obispos testigos y profetas, así como documentos de la Conferencia Episcopal Venezolana, CEV, enmarañadas y con "piquete al revés", que diría el historiador Manuel Caballero, por su tinte político-partidista como la del Obispo Metropolitano de la Arquidiócesis de Barquisimeto últimamente cada 14 de enero; más que preocupar ya es una performance tragicómica predecible y como proveniente de alguien que descree de la Virgen bajo la advocación de la Divina Pastora; de otra manera uno no se explica la politización constante de ese evento antes tan ungido y piadoso, que en lo personal conocemos desde la década de 1980 cuando Mons. Críspulo Benítez Fontourbel oficiaba por estos lares, religioso que por cierto es fama que una vez por los años de 1940 fue diputado al Congreso Nacional de la República, si no recordamos mal por Unión Republicana Democrática, URD, pero eso es otra cosa.

Lo cierto es que, esto de las arengas político-partidistas del 14 de enero desde hace pocos años, ya resulta molesto para el cristiano católico viejo, aunque no es que lo que allí se denuncie no sea cierto, porque hambre, escasez y pobreza hay en Venezuela, además de otras cosas que no deben ser y claman al cielo; sino que ese no constituye el espacio ideado para la confrontación político-ideológica, pero, lo tragicómico viene después y aquello es como para agarrar palco: porque nada más oír cualquier comentario en contra de ese affaire político anual de Mons. López Castillo viene de inmediato la develación de las intenciones de esa actuación: congraciarse con la derecha política nacional e internacional y lo cómico es porque luego con mala conciencia se andan con "mucho guillo" dizque "protegido" por las congregaciones religiosas o todo su clero o presbiterio, dado que desde el Ejecutivo Nacional, regional o local u otro poder público y que repiten aquella canción de Cristina Maica: "Pónganmelo preso, pónganmelo preso…"

Por ejemplo, ahorita en enero de 2018 apenas someramente el presidente Maduro sugirió evaluar el "discurso" político incitador de la división, el desasosiego y la rabia, entonces, comienza a propalar el Arzobispo de Barquisimeto que lo andan "persiguiendo". Pero más bien pensamos nosotros que debería ser más honesto con la realidad y proponerse para presidente de la república, dado que su partido político, la CEV y sus aliados la MUD o quién sabe si la cosa es al revés, les hace falta un "buen gallo"; de donde se tiene que empresarios, sociedad civil y otros conspicuos miembros de las clases pudientes han entrado hace tiempo al juego político, también otros obispos de Latinoamérica ya lo han hecho al modo de pretender crear una especie de síntesis dialéctica de la llamada "Doctrina Social de la Iglesia", ese conjunto de generalidades y abstracciones que ya no se sabe dónde han tenido encarnación sociopolítica, ¿el socialcristianismo en Venezuela con Rafael Caldera, Chile propinochetista o en Polonia con aquel sindicalista tan comentado en los años de 1980 y 1990 en la revista Familia Cristiana Venezuela, Lech Walesa, que resultó ser un tipo de la derecha más recalcitrante? (Los trabajos académicos del jesuita Francisco José Virtuoso Arrieta pueden ayudar a despejar esa interrogante).

Pero volvamos sobre el asunto de las homilías enmarañadas y con piquete al revés cada 14 de enero en Barquisimeto, que en realidad es una puesta en escena del obispo López y de la CEV con el fin de que entren en juego todos los desacreditados partidos opositores, y entre ellos, los más violentos, manifestándole solidaridad irrestricta al obispo ungido por la gracia del "profetismo" y se hacen fotos para dejar constancia en la prensa local; porque lo que anualmente el equívoco prelado larense hace es una manera subrepticia de reflotar a toda esa caterva de forajidos quemadores de palmeras, taladores de árboles en zonas urbanas y vándalos que echan abajo los postes de la luz eléctrica o levantan temerariamente rejas de alcantarillas, supuestamente frustrados ante tanta derrota electoral que llevan a cuestas o que cuando ganan CNE mediante, como pasó con la AN, se deslegitiman de inmediato porque son como el personaje aquel; Chacumbele.

En realidad, vistos todos esos hechos, "públicos, notorios y comunicacionales", el "discurso" que este obispo lee en tan solemne fecha religiosa es una proclama política, quien siendo así no es sino un burdo agente nada encubierto de la fracasada coalición política opositora, la casi desaparecida MUD; Antonio José López Castillo los últimos años en la procesión de la venerable imagen de la Divina Pastora, más que como un pastor de consumada espiritualidad actúa como un actor político que acomete un affaire contumaz para luego andar haciéndose la víctima y "Pidiendo cacao". Un show barato y sobre todo ofensivo a la espiritualidad cristiana y mariana que pasará a la historia como una crónica menor. ¿Por qué no ahorcará de una vez y para siempre la sotana o el clerygman, el llamado "cuello romano o alzacuellos" de las camisas de los sacerdotes católicos cuando no llevan sotana?; ya que técnicamente dizque es una camisa negra porque "representa la muerte para las cosas del mundo y el cuello blanco alzado representa que el alma es para Cristo", ¿se ajusta a semejante simbología la actuación del susodicho cura? Creemos que no, de donde se tiene que aquellos sacerdotes u obispos que tienen un constante activismo político deben pedir las "Cartas dimisionarias" al Vaticano para ser candidatos presidenciales, por ejemplo. Dado que la oposición en Venezuela pronto va a realizar "Elecciones primarias" o buscar un consenso para escoger a su gallo, el Lic. Antonio José López Castillo pudiera "correr" allí, si total tiene sus "voticos" ya garantizados entre su clero y grupos de apostolado seglar, que lo aplauden en sus graciosas homilías y contactos con los sectores económicos tradicionales.

Este maracucho, discípulo a la distancia del anticominista hasta la acera de enfrente Mons. Domingo Roa Pérez, quien dirigió por muchos años la grey marabina o zuliana y la radio "La voz de la fe", en general con mucho énfasis en la educación, se ha tornado en un agitador político-partidista con mucha cercanía a las llamadas "Fuerzas vivas" y, en consecuencia, de Fedecámaras y demás grupos conservadores de derecha, hace tiempo supuestamente los sostenedores de la Iglesia y sus obras pías que cada año se dan cita en la mencionada romería mariana para hacerse sentir; porque de otra manera uno no se explica tanta instrumentación de un acto vinculado a lo sagrado. En cambio, la política se le asocia a lo profano y aún lo obsceno, recordando aquella vieja película de don Román Chalbaud: "Sagrado y obsceno". Lo cierto es que el aún obispo en activo López Castillo transforma en un emotivo mitin de consignas contra el Gobierno Bolivariano las misas de despedida y recepción y este ya pasado 14 de enero de 2018 no fue la excepción; y esto suele traer mucha cola los días posteriores al evento supuestamente de estricto sentido religioso, piadoso y exento de cualquier otro interés sino con un fin en sí mismo.

Sin embargo, lo que en periodismo se conoce como "Noticia de segundo día" no es tanto los detalles que ya son un tópico sobre el vestido de la imagen, gracias y milagros alcanzados por intercesión de la Virgen María, sino las "denuncias proféticas" de este religioso u otro invitado de iguales opiniones político-partidistas que sacuden al catorro nacional, son un llamado de atención al poder político en la persona del presidente de la república, su tren ejecutivo y demás poderes públicos. Lo curioso es que no tienen nada que decirles a los líderes de la oposición, siendo así que todos parecen ser unos santos niños de Atoche, aunque por interpuesta persona cometan gravísimos actos terroristas, como ha pasado con las llamadas "Guarimbas" de 2014 y 2017, cuyos protagonistas de tan tarambanas y desquiciados hasta llegaron a quemar personas vivas, frente a los cual la CEV nada ha dicho, parece que convalidaran esos hechos monstruosos, ¿verdad Mario Moronta?

Los "Profetas" de la Conferencia Episcopal Venezolana, CEV, a este respecto ni Mons. Antonio José López Castillo, el clero y demás organismos del "Apostolado Seglar", asociaciones piadosas en general bastante sumisas, a las falacias ad báculo, "callan muy dignos" como las estatuas. Solo algunos curas "descarriados" logran decir algo por ahí, sotto voce, a la sardina, como temerosos, dado que los "poderosos" obispos no mascan ni se les agua el ojo para expulsarlos y reducirlos a la condición de "laicos" como si eso fuera una ofensa. Pero, con todo, es de reconocerles que esos tales al menos no son como los demás: unos eunucos políticos.

Así que la MUD ya tienen al gallo que andaban buscando para las elecciones del 2018: Mons. Antonio José López Castillo, un maracucho igual que los hermanos Juanipa. Falta que tenga la valentía de un Fernando Lugo en el Paraguay, quien además de ventilar otros "problemillas" vinculados al celibato, colgó temprano los hábitos y se dedicó en igualdad de condiciones a la política. No todos sin embargo alcanzan a tener semejante valentía, fortaleza y honestidad con la realidad, sino que prefieren ocultarse en imágenes religiosas para hacer discursos políticos e inclusive en la más rancia tradición venezolana de insultar y propalar al odio llamando a los chavistas: pestosos, ignorantes y sometidos por dádivas a través del Carnet de la Patria. Unas cosas muy bonitas, pues, como hacían los curas en la España franquistas que hasta la comunión en las especies de pan y vino le daban muy ungidos y gustosos al Generalísimo Francisco Franco, Caudillo por la gracia de Dios. Sepulcros es lo que son curas así, blancos por fuera e inmundos por dentro, ¿por qué no ponderarán también en sus misas y homilías las cosas buenas, pocas o muchas, que hace y ha hecho el Gobierno Bolivariano? ¿No será porque le fueron quitados los estipendios elevados y otros regalos que les hizo la IV República y particularmente en su momento Jaime Lusinchi y su barragana Blanca Ibáñez? "Mysterium politicum quam profundo" del "dominium politicum et regale" medieval que perdura hoy en los llamados "regímenes de cristiandad".

Lo último a este respecto es un comunicado de la CEV repitiendo la misma posición de los partidos opositores y la MUD, a saber, que la Asamblea Nacional Constituyente, ANC, es ilegal y rechazó el adelanto de las elecciones presidenciales convocada por esta máxima instancia, pues no tiene competencias, según ellos, en materia electoral y sus "reglas son oscuras"; el P. Oswaldo Araque, Vicario General de la Arquidiócesis de Barquisimeto, señaló que la MUD está dividida y así no podrá participar en elecciones y evitar las ambiciones personales y no sé qué más (Diario La Prensa de Lara, Barquisimeto, 31 de enero de 2018); el obispo de Yaracuy, Víctor Hugo Basabe, acota que la oposición debe participar en elecciones sólo cuando haya garantías, porque el CNE está parcializado y es propenso al gobierno (ídem). ¿Por qué estos curas o "agentes de pastoral" hipotecan a la institución eclesial venezolana de esa manera?

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1216 veces.



Luis B. Saavedra M.

Docente, Trabajador popular.

 luissaavedra2004@yahoo.es

Visite el perfil de Luis B. Saavedra M. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis B. Saavedra M.

Luis B. Saavedra M.

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a258887.htmlCd0NV CAC = Y co = US