El debate sobre el plan de la patria socialista y una terapia con humo

Cualquiera que haya leído un libro tipo ABC o manual de introducción a la economía, debe saber qué crecimiento no es desarrollo. Es un factor importante, pero puede crecerse económicamente sin que eso implica un mejoramiento de las condiciones de vida. Venezuela en las últimas décadas del siglo XX (1970/1980) fue un ejemplo.

La lógica del socialismo no es el crecimiento económico, como única garantía de ese complejo proceso. Tiene implicaciones económicas, que están completadas con importantes decisiones políticas.
No se lee el plan de la patria sin que se asomen contradicciones entre lo que se expresan como objetivos y lo que contienen las metas macroeconómicas. El aturdimiento es total. El rentismo en la meta macroeconómica es patéticos el socialismo no cabe en esa meta.

Definitivamente es patético el plan de la patria y los planes socialistas anteriores. No se cumplió nada, aunque puedan justificarlos con metas sociales que hoy están pulverizadas. Es patético por eso.
El cerco imperial es una cosa y la ineficiencia y falta de dirección política es otra cosa increíble, pero muy cierta.

El llamado a discutir el plan de la patria para formular otro, es un ejercicio para distraer o matar el tiempo. Es jugar con los sueños de la gente, que puede ingenuamente creer, que de esa discusión saldrá un plan para ejecutarse. No me es fácil decirlo, pero esta convocatoria es un especie de burla.

No estoy expresando algo que sea imposible de creer. Hay ejemplos de abusos como este que ahora se intenta con la discusión del llamado plan de la patria. Hubo una vez, cinco líneas estratégicas? Cuántas asambleas se realizaron para discutir esas líneas? Cuántas mesas de trabajo se instalaron? Cuántas formatos se llenaron por mesa y se recogieron para enviarse o tirarse en algún depósito? Qué quedó de ese esfuerzo? Nada!

Esta discusión por los hechos muy concretos será tan inútil como las 5 leyes del poder popular. Es real; muy real, las zonas económicas especiales. Ahí sí abrieron las piernas muy bien. Es real, la actuación de una depredadora ambiental en el arco minero, que Chávez expulsó. Se equivocó Chávez? Chávez pudo haber dibujado en un mapa el arco minero, pero expulsó del país a una depredadora ambiental que operaba en esa zona y ahora opera nuevamente.

Esta supuesta discusión para formular el nuevo plan de la patria, suena por la experiencia y los hechos a un simple abuso e irrespeto.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 737 veces.



Evaristo Marcano Marín


Visite el perfil de Evaristo Marcano Marín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Evaristo Marcano Marín

Evaristo Marcano Marín

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a257548.htmlCd0NV CAC = Y co = US