La codiciada Ley de Inversiones Extranjeras y la miserable defensa de la patria

La burocracia gobernante, que administra los dólares invisibles para el 99% de la población y que constituyen propiedad de todo el pueblo venezolano, viene siendo evaluada permanentemente, las cifras en dolares desfalcados, los casos de corrupción con nombres y apellidos inundan las redes de información. Igualmente, son evaluadas las destrozadas personificaciones de la MUD: que no es que añoran su regreso a la IV República en este mundo cambiante, sino que hicieron lo imposible por sustituir a Maduro con la intención de dirigir los grandes negocios que, eficientemente, dirige el heredero de Chávez con los consorcios internacionales en el marco del Nuevo Plan Global del Capital. Ambas cúpulas, en este momento, no son capaces de despertar ningún ánimo de esperanza en la mayoría del pueblo venezolano. Ya esto es un indicador irreversible que se expresa en las críticas y fracturas que empiezan a brotar, con diferentes ritmos y en el seno de cada uno de los bandos. No hay iniciativas ni asomos de un plan de medidas de emergencia que apunten a resolver la insoportable situación que viven las familias trabajadoras y la perdida de credibilidad crece vertiginosamente sin signos de retorno, hasta el punto que la agenda preparatoria del "dialogo" no está a la altura de la crisis generalizada y por tal razon no genera expectativas sustanciales en la población.

Pero la mayor responsabilidad de esta crisis de direccionalidad política y económica, de la que no logran percatarse muchos luchadores a lo interno y fuera del país, recae en la cúpula que administra el gobierno, que en vida de Chávez ya eran parte de una "izquierda" distorsionada, sin reflejos anticapitalistas en la región y sin herramientas para enfrentar críticamente lo que ahora llaman "gobiernos progresistas" del Sur, quienes se escudaban en una retórica antimperialista, mientras apuñaleaban con sus burguesías nacionales y padrinos imperiales todo intento de construcción de un proyecto estratégico de Segunda Independencia, acariciado por Chávez con la inmensa fuerza del Pueblo Bolivariano, ampliado por las simpatías que generó en los pueblos de la región y que no encontró cauce en esta parte del continente.

La Independencia Económica, componente esencial del Antiimperialismo y eje central de la Segunda Independencia ha quedado postergada ante la incapacidad, no de los pueblos, sino de estos "gobiernos progresistas" que carecían de norte estratégico Nuestroamericano: incapacidad demostrada en direcciones políticas como las de Brasil y Argentina que concentraban no solo el mayor aparato productivo de América Latina y el Caribe sino también las más grandes organizaciones políticas, obreras y campesinas de Nuestramérica, pero sin plan regional para superar la tarea pendiente dejada por nuestros pueblos y libertadores contra los otroras imperios coloniales. De allí, el triste recuerdo del Sucre como moneda regional, el ALBA y las distintas organizaciones regionales del Sur, propuestas opuestas al ALCA y que constituían la punta de lanza defensiva y ofensiva contra los nuevos imperios, pero que quedaron como iniciativas congeladas, distorsionadas y sin ningún impacto ni trascendencia asertiva.

De esta historia y sin balances críticos e imparciales venimos. Hay responsabilidades, conscientes e inconscientes, entre las direcciones políticas que nisiquiera hicieron esfuerzos por rectificar, que se convirtieron en obstaculo para avanzar, ... y retrocedimos. Ahora en Venezuela estamos entrampados y ensartados, bajo la direccionalidad premeditada del gobierno, en el Nuevo Plan Económico Global de los Imperios y del que no escapan los demás países de la región. Un plan que no abdica del neoliberalismo sino que mutó y lo exponencializa. Ya no se trata únicamente del mecanismo siniestro de Endeudamiento Externo, que tejen las mafias financieras internacionales que nadie controla, ni de los Planes de Ajustes que monitorean las mafias de la gobernanza económica del Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional. Un Plan que no se debate en el país, que se oculta en la confrontación gobierno vs. oposición y que ambas cúpulas, con control de medios de comunicación públicos y privados, atesoran como secreto pecaminoso entre sus bases de apoyo.

Se trata de un Nuevo Plan Global, que se adelanta a la Financiarización de la Economía y su inmensa Burbuja Especulativa podrida de incontables transacciones de papeles sin valor o capital ficticio, concebido para tomar previsiones ante una nueva debacle económica y con la orientación de apuntalar megaemporios trasnacionales en busca de la acumulación de valor o capital real por la vía de la explotación y posesión de territorios ricos en Recursos Naturales, ubicados mayoritariamente en los Países del Sur del Planeta y que constituye un aceleramiento del proceso de geocidio por parte de un poder corporativo mundial que está informado y bien consciente de sus decisiones, pero que no oculta ni se inmuta ante los incontrolables efectos devastadores que se suman al ya deteriorado equilibrio ambiental del planeta.

Y es aquí, en el marco de este Nuevo Plan Global, que supera el "Consenso de Washington[i]" y que ahora denominan "Consenso de los Commodities[ii]", que se inscribe y alinea la nueva orientación del gobierno pos-Chávez. Orientación que permite explicarnos:

  1. El porqué de los decretos excepcionales de la Ley de Regionalización o de Zonas Económicas Especiales[iii] que favorece con regímenes especiales e inconstitucionales las inversiones extranjeras en los 15 Motores decretados, donde destaca de manera excepcional e inconstitucional el Motor Minero (Arco Minero del Orinoco) y que pasando por el Motor Turístico hasta el Motor Forestal, constituyen no solo una profundización del modelo rentista petrolero sino una descomunal entrega de soberanía con consecuencias ya catalogadas como ecocidio y etnocidio debido a los impactos criminales contra el equilibrio ecológico en vastos territorios, poblaciones y, en particular, en comunidades indígenas.
  1. Pero también, el sentido que tiene a favor de éste Plan Global, la INCONSULTA iniciativa presidencial de la ANC contra la aún vigente Constitución de 1.999 y su inmune poder para invalidar y establecer la nulidad de los acuerdos, cartas de intención y todas las rondas de negociaciones con capitalistas nacionales y extranjeros que, inconstitucionalmente, viene realizando el gobierno.

Dos acciones gubernamentales de esta película de la nueva realidad venezolana, que muchos no quieren ver, que es la verdadera "guerra económica" que conduce a una megadependencia de la Patria y donde el peso exorbitante de los negocios e intereses internacionales en juego nos llevará a una seria confrontación con la burocracia gobernante y su pretensión de cerrar el "círculo supraconstitucional" que han impuesto: un final de esta trama donde intentarán saltarse la obligatoria Consulta Popular o Refrendaria del nuevo texto inconstitucional que deben presentar para su aprobación o rechazo al pueblo venezolano.

Como dice una amiga al referirse a esta nueva rebatiña de negocios: en ese 1% que acumula las mayores fortunas del mundo no hay "Imperialismos Buenos ni Aliados Estratégicos por fuera de la Lógica del Capital", lo que hay es una miserable minoría que direcciona los meganegocios y megainversiones ya previamente planificadas a nivel global.

Por supuesto, hay disputas entre ellos por el control geoeconómico… pero en el marco de la misma direccionalidad del Plan Global que conlleva a una nueva acumulación de capital por desposesión de territorios en los países del Sur. Un plan ya en marcha, que configura una nueva confrontación de pueblos enteros en luchas en todo el mapa de las denominadas Zonas Económicas Especiales (ZEE) regadas por el mundo y donde el "gobierno antimperialista" pos-Chávez capituló, se insertó y asumió con todas sus letras. Estas ZEE requieren un nuevo marco legal especial, es decir, la codiciada Ley de Promoción y Protección de las Inversiones Extranjeras, una ley desconocida y consignada por el Presidente Nicolás Maduro el pasado de 7 septiembre como propuesta ante la ANC y con el fin de que se establezcan "nuevas reglas en el juego", para "hacer atractivas las inversiones extranjeras en provecho de las potencialidades de la economía nacional e impulsar el desarrollo en los 15 motores de la Agenda Económica Bolivariana". Propuesta de Ley que Luis Britto García en uno de sus articulos recientes nos alerta con el título: "Lobby neoliberal en la ANC prepara inversión extranjera directa".

Una Ley deconocida por el pueblo venezolano, que compromete recursos inconmensurables, patrimonio de las nuevas generaciones y que acaba de ser aprobada hoy 28 de diciembre 2017 por la ANC: https://www.aporrea.org/actualidad/n318973.html

___________________________________

[i] Consenso de Washington

[ii] El Consenso de los Commodities (Texto en PDF)

[iii] Una ley que transversaliza el grueso de los 15 motores productores: Ley de Regionalización Integral para el Desarrollo Socioproductivo (Zonas Económicas Especiales)



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4479 veces.



Juan García Viloria

Co-fundador de Aporrea. Miembro de Marea Socialista y de la Plataforma por la Defensa de la Constitución Bolivariana.

 viloria8@gmail.com      @Trabajo_Capital

Visite el perfil de Juan García Viloria para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a255872.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO