Del Ecosocialismo, el eco-oportunismo o la necesidad de abandonar Nosotros toda ilusión y asumir, de a de veras, el camino de las comunidades

"es la lógica de la producción la que predomina,

no la lógica de la reproducción de la vida. No es la lógica de cuidar la naturaleza,

que sería más próxima a una perspectiva femenina,

en fin, no es esta la lógica que dirige la tecnociencia

que se afirma a partir de la centralidad geopolítica y

geocultural burguesa europea-estadounidense, eurocéntrica".

Carlos Walter Porto-Goncalves

Amazonia. Encrucijada civilizatoria. Tensiones territoriales en curso.

Un comunicado titulado como producto de un supuesto Movimiento Nacional Ecosocialista* pero que, hasta ahora, aparece como apócrifo, pues, nadie lo asume en su responsabilidad intelectual, circula nacional e internacionalmente como producto de un encuentro de movimientos ecologistas, comunidades indígenas y defensores de la naturaleza que, entendemos, tuvo lugar en el estado Yaracuy luego de la convocatoria de los hermanos de Pueblos en Camino.

Desde la Guarura, nuestra organización supo salirle al paso al contrabando ideológico que los eco-oportunistas han pretendido colar como palabra de ese encuentro y que, hasta ahora, promotores y participantes de la talla de Hugo Blanco no reconocen como parte de las deliberaciones del encuentro; vale decir, hasta que aquellos que lo redactaron y lanzaron a las redes como voz del encuentro no tengan la valentía de asumirlo, debemos pensar que se trata de la acción de eco-oportunistas que, actuando más como servicio de contrainteligencia y contrainformación pusieron a rodar su palabra comprometida con el poder en contra de las comunidades, aprovechando el espacio de búsqueda que muchas organizaciones y personalidades entienden como fundamental en el contexto del desmadre de la república.

Porque, estamos convencidos que, ciertamente, en medio de la avanzada destrucción nacional y clonación de los luchadores, movimientos y pensamiento de las comunidades en lucha por parte de quienes le expolian, someten y venden, no tenemos duda de que este es, igualmente, un momento estelar para las comunidades en tanto que, es posible despojarse de toda colonialidad e iniciar de a de veras el camino del Nosotros por Nosotros.

Luego de leerlo con detenimiento, no creemos necesario detenernos demasiado en el documento de marras, pues, no sólo se trata de un texto pobre en su contenido como torpe en su redacción. Sin embargo, creemos necesario señalar tres aspectos presentes en el mismo ya que resultan ser sus principales fundamentos teóricos, a saber:

  1. La reiterada mención de todos aquellos elementos presentes en el suelo y el subsuelo de espacios que, al parecer de sus redactores, son necesarios para la estabilidad económica del régimen político y, por tanto, les resulta válido y más, necesario, ser "explotados" en tanto recursos de los que, supuestamente, debemos valernos para salir de la crisis y como oportunidad de impulsar un otro modelo económico pos-petrolero. En este sentido, los apócrifos autores jamás hacen mención que la era pos-petrolera ha debido comenzar, impulsada por la revolución bolivariana, exactamente en el año 2002 cuando los ingresos petroleros se dispararon descomunalmente y así se mantuvieron por más de una década, y, sobre todo, luego que el Presidente Chávez anunciara ese mismo año haber pagado totalmente la deuda externa de Venezuela; de tal manera que, muchísimo dinero corrió bajo las aguas y muchas fueron las iniciativas que desde la centralidad del poder se esgrimieron como parte de las declaraciones de una "Venezuela autosustentable y soberana", de "un modelo económico de autoabastecimiento y socioproductivo" y todos los etcéteras que la declarativa del documento sugiere, eso sí, como mero pronunciamiento declarativo.

Se trata de un discurso que se niega a examinar todas las iniciativas previas: el Central Azucarero más Grande de América (Central Ezequiel Zamora, jamás culminado y vía de escape de los más grandes contingentes de dinero que la historia del país haya vivido); los fundos zamoranos (iniciativa de Chávez que generó más de un millar de proyectos y de los cuales, nadie tiene idea de cuantos permanecen vivos; las comunas agroproductivas, igualmente, no son hoy más que "dar por hecho lo que está por verse", pues, todos los emprendimientos en este sentido son hoy fracasos en lo social y en lo productivo. Nada de esto es mencionado por el comunicado del autodenominado Movimiento Ecosocialista que hoy, a horas de una declaración de default por impago de una deuda que Chávez declaró como totalmente pagada, pero que se ha multiplicado por 1000 y que hoy tiene al gobierno en la circunstancia de pagar y dejarnos sin posibilidad de alimentos en los meses venideros, o como tal parece ser su decisión, vendernos al mejor postor de divisas para mantener una burbuja que hace tiempo que se desinfla.

  1. En este mismo sentido, los autores apócrifos del mencionado comunicado se desviven en detallar las grandes posibilidades que la existencia de unos "recursos" naturales posee el Estado venezolano, lo que ellos traducen en biomasa, megavatios de energía, y aún se atreven los singulares ecosocialistas a mencionar que el Estado puede entregar a la explotación minera en una mental poligonal los recursos mineros por debajo del río Orinoco para con ello sustentar su sueño de opio del comienzo de una era pos-petrolera.

Para nada mencionan que esa tierra por debajo del río Orinoco aún es capaz de respirar porque pueblos indígenas fueron capaces de generar el conocimiento que hacía posible su subsistencia y la preservación de la tierra misma. No. Ellos como ecosocialistas autorizan, sin consultar a las comunidades ni a nadie, que el Estado explote en los límites de una poligonal que, a su parecer, dará el dinero para que el gobierno se mantenga como gobierno a costa de los pueblos indígenas que allí han habitado por milenios. No de balde:

  1. Jamás hacen mención ni de los pueblos ni de la deuda constitucional de la demarcación de las tierras y hábitats de los pueblos indígenas de esa región y de todo el país. Hablan sí, en términos del Banco Mundial, de ordenación territorial, es decir, de establecer los espacios de recursos explotables por parte de transnacionales y del mercado mundial de commodities presentes en el suelo y subsuelo de los territorios indígenas. Pero para estos eco-oportunistas, al igual que para todo pensamiento colonial los pueblos indígenas sencillamente no existen o pueden ser borrados por un interés superior, en este caso, la supervivencia política de un gobierno que fue incapaz de generar un verdadero proceso de transformación social en el momento en que tuvo toda la capacidad económica y política para hacerlo y que ahora busca sobrevivir para impedir que a alguien se le ocurra pasar las facturas por cobrar.

El comunicado sólo hace referencia a la capacidad de generar energía en megavatios, en fuentes de agua, minería y diversidad, como si eso resultara exteriormente de un proceso natural y no de inversiones, tecnologías y procesos que dadas las condiciones de infrahumanidad que vivimos quedarían en manos de transnacionales y capitales financieros que, hoy por hoy, son quienes están negociando la repartición de nuestro país. Vale decir, ni siquiera el peor de los dictadores, como lo fue Juan Vicente Gómez, generó una política de entrega de la soberanía territorial venezolana como lo está haciendo este gobierno sólo por permanecer en el mismo y, en función de ello, los supuestos ecosocialistas del apócrifo comunicado pretenden otorgar el piso ecológico a un gobierno y un discurso en proceso de putrefacción. Otras cosas nos quedan en el tintero, pero ciertamente no vale la pena; de lo que sí estamos seguros es que este es un momento estelar sí y sólo sí, somos capaces de sacudirnos a los eco-oportunistas y comenzar de a de veras el camino del Nosotros.

__________________________________

*MOVIMIENTO NACIONAL ECOSOCIALISTA

APORTE FUNDAMENTAL PARA EL PROCESO   CONSTITUYENTE

YARACUY. SEPTIEMBRE 2017



Esta nota ha sido leída aproximadamente 520 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas

Otros artículos sobre el tema Arco Minero

Pulse aquí para leer ver todas las noticias y artículos sobre Arco Minero


Otros artículos sobre el tema Calentamiento global - Cambio climático - Ambiente y Ecología

Pulse aquí para leer ver todas las noticias y artículos sobre Calentamiento global - Cambio climático - Ambiente y Ecología



US Y ab = '0' /actualidad/a255162.htmlCd0NV CAC = Y co = US