La disciplina de la imposición

La Asamblea Nacional Constituyente en una "jugada maestra" determinó la semana pasada, el llamado de elecciones municipales a nivel nacional y la reposición del sufragio regional en el estado Zulia, para diciembre. El CNE como órgano que regula y "administra" estos eventos, se paró firme y acató la orden de este ayuntamiento nacional y fijó de manera eficiente y rápida el calendario electivo.

Resulta, que la agenda fijada no da, ni dio tiempo a que personas dentro de las organizaciones políticas fueran elegidas en primarias o que candidatos independientes pudieran "arrimar" su nombre como opción, ya que les pedían en tiempo muy corto que buscaran firmas, al no tener un "partido legal" que lo respaldara entre otras cosas (además el tiempo para procurar los recursos y la logística necesarios) aun teniendo características importantes y deseables como ciudadano. Y al mejor estilo de la cuarta república el conglomerado del oficialismo presidido por el PSUV impuso "democráticamente" en consulta de cogollos, a los sempiternos candidatos y candidatas en casi todo el territorio nacional. Algunos se preguntaran ¿Y no lo hizo la oposición? No nos interesa.

Aquella fiesta electoral, de la cual estábamos orgullosos y que nos permitía participar como militantes y pueblo llano en la escogencia a través de las primarias a nuestros voceros-candidatos, es historia, desapareció. El castigo no fue para la oposición (que mas bien salio favorecida) la penitencia fue para los que dentro de las fuerzas revolucionarias, veían la oportunidad de participar a través del poder soberano, en corregir y fortalecer políticamente el proceso y el gobierno, en esta crisis socioeconómica y de valores que hay en Venezuela. Pero, el "gordo dedo" de la imposición volvió a asignar quien nos "representará" porque nuestra democracia participativa y protagónica se convirtió en una suerte de broma y retornó el viejo esquema cuartarepublicano de la representatividad, es decir, "no escojas, que yo escojo por ti". Varios de los diputados elegidos para la "soberanísima" Asamblea Nacional Constituyente, se "constituyeron" en candidatos con un claro oportunismo, aun cuando el vicepresidente de PSUV Diosdado Cabello manifestó lo inconveniente de hacer esto. Es decir, la ANC fue importante como vitrina de candidatos y no para legislar en función de la crisis que vive Venezuela. Es el ventajismo en su pura expresión.

Finalmente, solo queda esperar que los candidatos y candidatas que ya fueron puestos e impuestos y que resulten ganadores, en verdad busquen renovar el gobierno de su localidad en función de corregir los desaciertos, la inoperancia y la corruptela y esto se logra con gente nueva, gente con arraigo político hacia el proceso y con real apego socialista hacia el pueblo al que se deben y no hacia el dinero que no les pertenece. Cambiar la cabeza de un gobierno y dejar todo igual, es cambiar para que nada cambie. El camarada Comandante Chávez debe revolcarse en el Cuartel de la Montaña, pero como dice mi vieja "Hay que arriar el burro, para que la carga se mueva" y a lo "hecho pecho".

Lo único que queda es rescatar una parte olvidada del legado de Chávez, la Contraloría Social, pero que la haga el pueblo, no el partido ni el gobierno, porque llega un momento en que la gente se cansa y ese cansancio motiva a la gente. No hay de otra, o más bien…si hay de otra.

"No hay magia posible: o tenemos el apoyo popular y lo incrementamos con participación y atención a la gente y amor por la gente, no sólo de boca sino demostrándolo, o no lo tenemos y nuestro destino será la muerte política" Hugo Chávez



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1081 veces.



Carlos Contreras


Visite el perfil de Carlos Contreras para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: