Maduro no sabe preocuparse: ¡Diplomacia de Calle!

¿Tienen una idea de la sumatoria de preocupaciones que han manifestado importantes figuras internacionales de la derecha (Obama, Hilaria de Clinton, Santos, Michell Bachelet, Peña Nieto, Vicente Fox, Luis Almagro, Rajoy, Aznar y otros tantos) sobre Venezuela. La suma de esas preocupaciones debe rondar lo infinito. Ya es imposible cuantificarla.

Maduro y su gobierno por su parte ha hecho sentir unas preocupaciones sobre algunos eventos internacionales en cadena y eso es como no hacerlo, porque las cadenas quedaron exclusivamente para un reducido público de militantes. Cuando se anuncia una cadena, automáticamente las personas corren a tomar el control y se van a una canal de esos que ofrece Directv.

Si Maduro supiera preocuparse por lo que hacen estos líderes de otros países de la derecha, muy regularmente, Maduro le ordenaría a cada uno de sus embajadores en los países que más se preocupan sobre Venezuela, colocarse en un sitio muy público en esos países con un vistoso cartelito o pancarta para dejar ver nuestra preocupación. Este embajador o embajadora, debería hacerse acompañar con unos cinco tipos bien chillones para hacer las cpreocupaciones más llamativa. Es posible que algún medio pudiera decidir poner a circular la preocupación de Maduro por lo que pasa allá, pero si no lo hacen, mucha gente se daría cuenta de nuestras angustias. Así estos embajadores, se ganarían sus dólares sudando un rato y viéndose en la necesidad de utilizar sus pañuelos, que generalmente muy poco deben utilizar. Una diplomacia de calle

Por ejemplo, el pueblo mapuche chileno, a través de varios miembros de esa comunidad, libra en estos días una huelga de hambre y muy pocos saben en el mundo de esa lucha y más concretamente de una huelga de hambre que lleva 114 días. Si fuera Maduro, no lo pensaría más de una vez y ya Nohemí Pocaterra con una representación indígena venezolana, estaría en Chile pegando gritos a favor de la lucha del pueblo mapuche por sus derechos que han sido violentados.

Muchos líderes Chilenos, incluyendo creo un ex presidente estuvo en Venezuela preocupándose por nuestros asuntos. Ya fuera historia, la presencia de líderes de la juventud del PSUV frente al palacio de la moneda en Chile, manifestando su preocupación por un sistema educativo chileno que guarda lo más rancio de la época de Pinochet.

Wills Rangel en vez de estar sentado en una butaca de la ANC y una vez activado esta diplomacia de calle, estaría en Colombia manifestando la preocupación de Maduro por las frecuentes muertes de líderes sindicales de ese país. Por Venezuela han desfilado varios ex presidentes de Colombia preocupándose por nosotros. Con un cartelito en las proximidades de la casa de Nariño, Rangel realizaría su aporte a esta diplocia de calle.

Ya varias organizaciones del PSUV, hubiesen visitado muchas veces a México con el propósito de manifestarle a Peña Nieto, al ex presidente Calderón y al también ex presidente Vicente Fox, la preocupación de Venezuela por las cientos de fosas comunes que estos ex presidente abrieron en México para meter por montones a mexicanos luchadores. Ya, más de una vez, Ernesto Villegas en su condición de periodista y varias veces ministro de comunicación, tuviese como un puesto fijo como de buhonero en la plaza de la constitución (gran plaza del zócalo en México) para mostrar con un cartelito colgado a su cuello, nuestra preocupación por los asesinatos de periodistas mexicanos.

Como Rajoy, Aznar, El país y el ABC de España ya suman cientos de miles de preocupaciones sobre Venezuela, Maduro desde hace rato mantuviera en alguna plaza pública de España una comisión de venezolanos produciendo preocupaciones a montones por los atropellos que la monarquía española viene haciéndole a los españoles. Mas concretamente, en estos momentos; el canciller con el respectivo embajador, debería estar instalado en una plaza pública de Cataluña para solidarizarnos con este pueblo por sus deseo de ser independiente.

Algunos sesudos y con razón, pudieran decir que eso no se puede porque ese es inmiscuirse en los asuntos de esos países. Esto pude ser totalmente cierto, pero nada diferente a los que estos países han hecho allá y han venido aquí a repetirlo.

Me dirán, estos líderes no permitirán esto. Bien, tampoco se vendrían a Venezuela, que lo hace con frecuencia a mostrarnos sus quejas.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 431 veces.



Evaristo Marcano Marín


Visite el perfil de Evaristo Marcano Marín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Evaristo Marcano Marín

Evaristo Marcano Marín

Más artículos de este autor



US Y ab = '0' /actualidad/a252935.htmlCd0NV CAC = Y co = US