La Asamblea Nacional Constituyente en la Geopolítica Mundial (I)

"Claro, que nos tienen miedo…porque los procesos de liberación de América Latina y del mundo se están gestando aquí en Venezuela"

Delcy Rodríguez, Presidenta de la ANC.

QUERER NO ES PODER Y PODER NO ES QUERER: AMBOS ¡SI!

Lo sabemos: "Los deseos no preñan" y "el camino al infierno está lleno de buenas intenciones". También sabemos que: Una mentira, dicha muchas veces, puede convertirse en una verdad.

Incluso, ahora, con las llamadas "redes sociales", se habla de la "pos-verdad" o, ¿quién sabe?, podríamos hablar de la "realidad virtual". De manera que, sea verdad o mentira, nos lo creamos o no:

Venezuela puede influir -de manera determinante- en la geopolítica mundial y en la activación de una, ojalá pacífica, revolución planetaria.

Ergo, si lo deseamos y actuamos: fecundaremos.

Si sólo lo anunciamos y "nos quedamos como muertos" no pasará nada. Los poderes creadores del pueblo tienen la palabra.

Si además de buenas intenciones trabajamos con tesón y perseverancia, abriremos un camino al cielo y, de seguro, iluminaremos.

Y sí, lo repetimos una y mil veces y lo hacemos junt@s - miles o millones en el mundo - con toda seguridad, aunque hoy no sea posible, por "ley de atracción" y "ley de compensación", seguramente, lo lograremos.

Lo que si estamos claros, y no tenemos dudas, es que no podemos dejárselo sólo al Presidente Nicolás Maduro. Necesitamos actuar en colectivo. Y si, como lo hemos visto, en el primer día del inicio de la ANC, mostramos liderazgo, conocimiento y experiencia previa acumulada y si continuamos así, como vamos, estoy seguro que:

¡Venceremos! E influiremos, en la geopolítica mundial, como nunca antes.

Cada día es más evidente, como lo dice, Díaz Rangel, en su columna dominical, este domingo, 06/07/2017: "El peligro de la revolución venezolana no parece estar internamente sino en el exterior"

NOS ESTAMOS JUGANDO EL PORVENIR DE LA PATRIA GRANDE

Como aseveró Aristóbulo Isturiz, primer Vicepresidente de la ANC y ex Ministro de Educación, en el programa "La Hojilla", el 05/08/2017:

"Aquí viene una ola de revoluciones en América Latina".

En nuestro artículo anterior. Titulado: "Venezuela será vanguardia de una revolución mundial de amor y paz". Nos atrevimos a asegurar:

"Nos estamos jugando no sólo el futuro de la nación venezolana sino el futuro de la humanidad y nos tocó, a nuestra generación, ser la avanzada de estos cambios, desde aquellos eones, de miles años, en los que fuimos los primeros habitantes de la Civilización del Sol Naciente, en ese territorio de la Gran Sabana, donde los Tepuyes y el Salto El Ángel, han sido testigos del nacimiento de un ciclo que, ahora, nos disponemos a cerrar para construir, en colectivo, una nueva civilización regida por la PAZ y el AMOR entre los seres humanos y la naturaleza.

Y no digo más. Hasta una próxima oportunidad."

Ver artículo en: https://www.aporrea.org/actualidad/a250372.html

EL PRESIDENTE NICOLÁS MADURO YA HIZO SU PARTE

En esta nueva oportunidad deseo adelantar algunas ideas, adicionales, para manifestar que la REVOLUCIÓN MUNDIAL que nos hemos atrevido a anunciar, públicamente, no es sólo co-responsabilidad del Presidente Nicolás Maduro; actualmente, es un compromiso del poder originario reunido en el salón elíptico de la Asamblea Nacional: la Asamblea Nacional Constituyente que, por lo que acabo de escuchar, a proposición de Diosdado Cabello y aprobado por unanimidad, podrá sesionar hasta por un período de dos años, de ser necesario.

Tiempo suficiente para identificar, sopesar, jerarquizar y priorizar asuntos relevantes que ayuden a la ANC a tomar decisiones inmediatas para enderezar entuertos y así poder convertirnos en paradigma de cambio y transformación, en democracia y en paz. Si así lo hacemos, servirá de referencia a nivel mundial. No tengo dudas sobre el particular.

Los pueblos del mundo están atentos y tienen la mirada y los corazones puestos en nosotros - es lo positivo de la guerra mediática internacional - en espera de las ejecutorias y resultados de la ANC. Los pueblos están expectantes, no sólo los gobiernos del mundo. Latente hay un potencial que está presto a reaccionar, como efecto domino, tal como lo anunció con temor, Marco Rubio, como vocero del Congreso Norteamericano.

Ver artículo en: https://www.aporrea.org/actualidad/a250372.html

En este sentido, el gobierno norteamericano, tienen razón: somos una amenaza "inusual y extraordinaria" para la "seguridad" imperial.

¿PODEMOS CONTRIBUIR A LA REVOLUCIÓN MUNDIAL?

Para poder responder esta interrogante, valdría la pena preguntarse previamente: ¿Qué es una Revolución? ¿A qué podemos llamar Revolución Mundial? ¿Es posible una Revolución Mundial en las actuales circunstancias? Sin pretender responder, en este artículo, estas interrogantes, me permito aportar algunas consideraciones iniciales:

En un artículo publicado, hace doce años (12/07/2005), publicado bajo el título: "¡Revolución!", adelantamos algunas ideas de un libro que, lamentablemente, no pudimos culminar esa época. Pendiente está.

"El término revolución proviene del latín revolutnis, que significa: ´Acción y efecto de revolver o revolverse. Cambio violento en las instituciones políticas, económicas o sociales de una nación. Cambio rápido y profundo en cualquier cosa´. Del análisis de este concepto hemos llegado a la conclusión que la palabra revolución finalmente se asocia a la palabra que le da sentido, sustento y dirección a todo el lenguaje humano, la palabra: Ser. Que es esencia o naturaleza de las cosas.

Leyendo aquí y allá, relacionando términos y palabras, consultando con revolucionarios de siempre, auscultando y reflexionando sobre la historia de las ´revoluciones´; en Venezuela (guerra de independencia, revolución de las reformas, revolución de marzo, revolución azul, guerra federal, revolución legalista, revolución liberal restauradora, revolución libertadora, golpe de octubre de 1948, 23 de enero del 58, revolución bolivariana…) y de otras revoluciones mundiales y particularmente latinoamericanas y caribeñas, he llegado a la conclusión y la someto al debate público, que una revolución es: Un conjunto de operaciones y acciones, espontáneas y/o planificadas, generalmente violentas (rebelión, sedición, alzamiento, golpe, guerra, motín, levantamiento, sublevación) que se hacen como consecuencia de una o varias causas, internas o externas, que le dan origen; con la finalidad de producir cambios rápidos y profundos en las estructuras (geno y fenosituacionales) de un ser (animado o inanimado, inmaterial o material) o entidad (corporal , espiritual, natural, artificial, real o abstracta) con la intención de lograr una verdadera transformación que le agregue mayor valor o utilidad"

Ver artículo en: https://www.aporrea.org/ideologia/a20672.html

¿EN VENEZUELA HAY UNA GENUINA REVOLUCIÓN?

En ese artículo, culminamos con una interrogante: "¿Es entonces la revolución bolivariana venezolana una verdadera revolución?"

Si tuviéramos que responder, hoy, esta incógnita, diríamos que:

La revolución venezolana es una revolución no tradicional y novedosa. Es: pacífica, democrática, participativa, original, creativa e innovadora.

Así también, aunque nos lleve un tiempito más, estoy persuadido que es punta de lanza de la Revolución Mundial, que está abriéndose paso de manera espontánea y, tal vez, planificada, como "un cambio rápido y profundo" - tan necesario que se produzca en todo el orbe - para evitar que se imponga la guerra, así como la destrucción del planeta. Ya se sabe:

Las tendencias y las velocidades de descomposición, de variables relevantes, y las consecuencias que se derivan de ellas, nos pueden llevar a la extinción de la especie humana sobre la Tierra. Y eso es eminente.

¿ES REVERSIBLE LA REVOLUCIÓN BOLIVARIANA?

Como lo indiqué, en un artículo publicado en Aporrea, el 30/03/2006.

"Una cosa es el querer y otra muy distinta y distante es ´el poder ser del deber ser´. Máxime, si sabemos que todo lo que se ha concebido, nace, crece, se desarrolla y muere algún día. Así nos lo enseña la naturaleza, la Historia Universal y la vida humana en sociedad. Tarde o temprano, la revolución cubana y la revolución bolivariana se transformarán en otra cosa distinta a la que se concibió inicialmente: mejor o peor, pero nunca igual. Es una ley ineluctable. La ley del cambio permanente. La ley que empuja a todos los sistemas a la entropía o a la enantropía. Aunque existan momentos de homeóstasis o equilibrio dinámico estable o metaestable. Nos guste o no nos guste. Si algún determinismo histórico existe, es éste: Todo cambia. Todo muere. Todo se transforma ¡Todo! Todo, sin excepción. Por otra parte, "somos tiempo que se agota", como dijera el poeta, sólo que no sabemos cuánto tiempo nos queda. Para una revolución, si es verdadera y si tiene con qué, pueden ser muchos años. Ahora bien, si se mantienen las actuales tendencias nacionales e internacionales ¿Cuánto durará este proceso antes de hacerse reversible? ¿O confiamos en que es irreversible y eterno? Voy a ponerlo más fácil:

Si no logramos derrotar la burocracia y la corrupción heredada y creada; si cada vez que hay cambios de algún directivo del Estado, casi todo el mundo va pa´fuera o es aislado como si fueran de la oposición; si no le damos estabilidad a la ´nueva institucionalidad revolucionaria´ y creemos que revolución es crear permanente caos, conflictos y avivar los odios y las rencillas entre hermanos y practicar una inhumana cacería de brujas; si continuamos callados para evitar que se ponga en peligro nuestra seguridad; si en lugar de ejecutar los recursos financieros que se han planeado y aprobado, los retenemos para negociar prebendas o decir que somos buenos administradores, que controlamos la inflación o nos vanagloriamos del superávit fiscal que obtuvimos sin reconocer, a la vez, lo que dejamos de hacer y las miles de necesidades populares insatisfechas; si seguimos cayéndonos a mentiras piadosas asegurando cifras y compromisos de los que se burla la realidad; si decimos que debemos organizarnos en cooperativas y ser solidarios pero nos la pasamos compitiendo en forma desleal; si no elevamos la capacidad de gobierno de nuestros gobernantes; si seguimos viviendo de los elevados precios del petróleo y no logramos autosostenibilidad; si continuamos como vamos ¿Será reversible la Revolución?"

Ver artículo en: https://www.aporrea.org/ideologia/a20672.html

Son algunas ideas para reflexionar y tomar en cuenta, en este proceso constituyente que se ha iniciado, en Venezuela. Ideas para blindar la revolución, pacífica y democrática, que puede ser referencia mundial para muchos pueblos conscientes de la necesidad de salvar al planeta. No hay garantía de que sea irreversible aún. La ANC, puede establecer un nuevo ordenamiento jurídico-político y tomar decisiones urgentes para retomar el camino, pues, ha habido visos de reversibilidad: Sin duda alguna.

ME LO DICE MI INTUICIÓN, NO COMPROMETO A NADIE MÁS.

Estoy convencido, así me lo dice mi intuición, que el inicio, el día sábado, 05/08/2017, de las sesiones de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) abre un nuevo ciclo proclive a iniciar una Revolución Planetaria y, de seguro, influiremos de manera impactante en la geopolítica mundial.

Aunque no he consultado con Hackyzҫ y tampoco con esa energía universal, en permanente cambio y transformación, que llamamos Dios; me atrevo a pensar y así lo declaro y comparto, públicamente, que se están creando las condiciones, objetivas y subjetivas, para que la ANC y a través ella, Venezuela, se convierta en luz radiante y catalizadora de un movimiento mundial, que se pondrá a favor de los pueblos del mundo, comenzando por el continente americano.

Pueblos del mundo que demandan y exigen establecer un Nuevo Orden Mundial, basado en la PAZ y el AMOR, que le abra paso a un mundo de equidad, justicia social y dignidad. Esta es la gran oportunidad que tiene Venezuela de convertirse, nuevamente, en epicentro de las grandes transformaciones, libertarias e independentistas, del planeta Tierra.

Hemos oído y leído en numerosos y enjundiosos libros, desde hace muchísimos años, que la Crisis del Capitalismo es eminente y que los procesos de acumulación de capital y el deterioro de la tasa de ganancia obligan al Capital a cometer tonterías. Es probable que así sea. Lo cierto es que la locura e irracionalidad, que percibimos, no es sólo nacional sino internacional y, así como ha sido derrotada en Venezuela, podría ser derrotada en el mundo. Para ello hay que actuar coordinadamente.

¿Cuántas veces hemos oído decir: Y va a caer y va a caer, el Capitalismo va a caer? Nos preguntamos: ¿Por qué no termina de caer? Y, por el contrario, en lugar de pasar de la fase superior del capitalismo, es decir: el imperialismo, como dijera Lenin; nos hicieron creer que el "Fin de la Historia" estaba muy cerca, como lo dijo Fukuyama, en su famoso libro.

Lo cierto es que, está llegando el tiempo y, aunque nos parezca difícil e improbable, Venezuela tiene el reto y la posibilidad de ser antorcha de luz en medio de tanta oscuridad. Está profetizado y anunciado.

Como lo intuye y dijo el Presidente Nicolás Maduro en el acto celebrado en Caracas, con motivo del 80 aniversario de la GNB:

"Cual ave fénix estamos renaciendo para construir un nuevo orden de justicia y felicidad social a favor de nuestros pueblos"



Esta nota ha sido leída aproximadamente 989 veces.



Hugo Moyer Agostini

Profesor Titular de LUZ. Ing. Químico . Maestrías en Macroeconomía y Planificación de Desarrollo y en Creatividad Aplicada Total. Presidente Honorario de la Escuela Latinoamericana y Caribeña de Ciencias y Técnicas de Gobierno (ESCOLAG).

 escolagzulia@gmail.com

Visite el perfil de Hugo Moyer Agostini para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a250522.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO