La cadena perpetua, el aula-taller y otras propuestas para la Asamblea Nacional Constituyente

El Presidente Obrero, Nicolás Maduro, hizo una jugada magistral que aún la derecha vernácula no ha asimilado: la convocatoria a una Asamblea Nacional Constituyente (ANC). Esta salida amplia, revolucionaria y protagónica para la actual coyuntura del país, ha dejado sin argumentos a la MUD y la coloca como el hazmerreír del planeta entero. Cuando la oh-posición comenzó sus acciones terroristas, hace más de un centenar de jornadas, esgrimía que ansiaba con urgencia elecciones democráticas; desde entonces, el Consejo Nacional Electoral estableció la fecha para la escogencia de gobernadores, pautada para el 10 de diciembre de este año, y el 1º de mayo se hizo el llamado, desde el Ejecutivo, a la elección de los representantes a una novel ANC. O sea, hay comicios de sobra en los próximos meses y -a pesar de ello- la MUD persiste en sus aberrantes intenciones sediciosas. Para colmo, ésta se ha autoexcluido de la Constituyente en lugar de apoyarla: recordemos que en 2014 la oh-posición planteó el pretérito mecanismo con el objeto de solventar la presente situación de la República. ¿Cómo es que en el pasado la Constituyente era buena y ahora es un recurso de la "dictadura"? ¡Eso no se entiende!

La vía hacia la ANC es directa e irreversible porque es expresión neta del sentimiento de las masas. Las amenazas, desde el exterior, son el síntoma inequívoco del horror de las oligarquías regionales y del resto del orbe, a que haya un "contagio" aún más intenso del "virus" venezolano representado por la democracia popular y directa. En lugares como México, donde no hay una Asamblea Constituyente desde 1917, o Estados Unidos, cuyo texto constitucional de sólo siete artículos se remonta a 1787, la posibilidad de una ANC pone a temblar a las plutocracias de esas respectivas coordenadas y -por lo tanto- es un paradigma que hay que destruir desde sus cimientos. Venezuela es un arquetipo pérfido para las élites: la guerra económica es nada más un bocado de la agresión foránea con el fin de subordinarnos al Gran Capital. Sin embargo, nada podrá detener la ANC y por ende ofrecemos nuestras sugerencias ante ésta, de manera diáfana y concisa. Aquí vamos.

1) La cadena perpetua para crímenes de odio (como quemar vivas a otras personas), el terrorismo y la reincidencia en delitos como el acaparamiento, el "bachaquerismo" y la especulación. Igualmente, aplicar esta máxima pena a quienes propaguen -a través de cualquiera plataforma radioeléctrica, electrónica o impresa- información falsa o tendenciosa con el objetivo de atacar a nuestro signo monetario y beneficiar a los tenedores de una divisa específica. Hay que dejar atrás el absurdo "tabú" de que las sentencias de cárcel no deben ser mayores de 30 años.

2) Los períodos presidenciales deben ser de siete años. Rescatamos esta propuesta de la Reforma de 2007, la cual es muy pertinente. Para que la gestión ejecutiva sea más provechosa e integral, en el marco del hilo conductor de los Planes de la Patria, lo más saludable serían los lapsos de siete años. Los detractores de esta idea platican de la aparente perpetuación en el poder y de la supuesta horadación de los principios democráticos. Habrá que evocar la existencia de la figura constitucional del Referéndum Revocatorio como herramienta de control y supervisión por parte de las masas. En la Quinta República Francesa, hasta 2000, los períodos presidenciales de siete años eran ley y ello no hizo del "Hexágono" un territorio con menos libertades en la Unión Europea. En ídem dirección, los ciclos administrativos para gobernadores y alcaldes deberían extenderse hasta cinco años. La postulación continua sería efectiva para todas las posiciones de elección universal, directa y secreta, ya que la revocación será un instrumento implacable a la mano del poder popular.

3) La transformación educativa por medio del sistema aula-taller. Hacer dialéctica la dinámica de la escuela es el único sendero para trascender el modelo de la educación prusiana, segmentada y metafísica. "Aprender haciendo" debe ser el lema de la Nueva Educación Bolivariana (NEB): cuando se unen la teoría y la praxis, en un ambiente de horizontalidad facilitador-pupilo, el alumno aprehende las explicaciones y las internaliza con suma facilidad. El acto educativo debe ser liberador, creativo, audaz y divertido, no represivo, repetitivo, anquilosado o aburrido. Recomendamos a los futuros constituyentes ver y analizar el excelente documental "La Educación Prohibida" (2012): https://youtu.be/-1Y9OqSJKCc. Hay que enterrar el "puntofijismo" en la esfera escolar.

4) Dar rango constitucional a todas las misiones sociales. Los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP) deben ser permanentes. Hay que establecer los CLOS (Comités Locales de Ocupación y Supervisión), al igual que el Observatorio Nacional de Precios, ente autónomo que se consagre de manera científica a la monitorización de los importes locales y su contraste con los de otras naciones. El máximo de ganancia de los empresarios, desde la producción hasta la distribución, no puede sobrepasar el 30%.

5) Sectores estratégicos como la banca y el comercio exterior deben estar en manos del Estado. La guerra económica ha sido más feroz debido a la abierta complicidad de los elementos antes mencionados, los cuales están controlados en abrumadora escala por la iniciativa privada.

6) El bolívar respaldado con oro y petróleo debe ser un logro estipulado en la nueva Carta Magna. La plata y los diamantes también deben considerarse como apoyo dinerario del Nuevo Bolívar Fuerte (NBF). El Estado debe garantizar, a través de convenios con aliados como la Federación Rusa y la República Popular China, que el NBF pueda ser aceptado como medio de pago en diferentes rincones del mundo (*). Es imperativo asumir la desvinculación definitiva de nuestra economía del dólar estadounidense.

Dejamos a consideración de la futura ANC estos humildes planteamientos y depositamos en sus miembros nuestra plena confianza en la concreción de una Constitución más revolucionaria, más inclusiva. Este 30J iremos a votar, sin miedo, por una Asamblea Nacional Constituyente que sea salvaguarda de lo que hemos logrado hasta ahora y conquiste noveles derechos para una Patria socialista en paz.

P.D. La derecha criolla reedita su descomunal yerro de 2005, al autoexcluirse de las postulaciones a la ANC. La Descoordinadora Democrática decidió no participar en las elecciones legislativas de ese año (2005), con lo que cedió el terreno al chavismo y la Asamblea Nacional fue "roja, rojita" por un quinquenio. La torpe MUD tropieza -encore une fois- con la misma piedra y en unos meses palparemos los amargos arrepentimientos en sus filas.

(*) En este ensayo desplegamos la idea del Nuevo Bolívar Fuerte (NBF): https://www.aporrea.org/economia/a239342.HTML



Esta nota ha sido leída aproximadamente 971 veces.



Adán González Liendo

Traductor, corrector de estilo y locutor

 elinodoro@yahoo.com      @rpkampuchea

Visite el perfil de Adán González Liendo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a249971.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO