¿Pondrá orden la ANC en los Colegios Profesionales?

¿Cómo es posible que unas organizaciones privadas hagan las veces de Tribunales de Justicia y juzguen a sus miembros? Si, estas ONG’S, llamadas Colegios Profesionales, tienen Tribunales que de una vez los llaman Disciplinarios, pues jamás deciden inocencia y exponen al desprecio público al sentenciado, producto del rencor y la retaliación de los directivos de esas instituciones. En Venezuela si está disminuida la autoridad del Estado. Veamos un caso ¿Cómo es que se faculta al Colegio de Abogados a cobrar un impuesto en las Notarías y Registros del país al legalizar cualquier documento y que el total de esas recaudaciones solo vayan a alimentar sus propias cuentas bancarias? ¿Es acaso que el ciudadano fuera de ese gremio tiene que pagar los gastos que ese Colegio pueda tener en su administración? En verdad que lo del Colegio de Abogados sobresale en el abuso en contra del pueblo, porque además de lo antes expuesto, el Colegio de Abogados mantienen a sus agentes de cobro del citado impuesto usando las instalaciones, muebles, equipos y materiales de aquellas dependencias gubernamentales, Notarías y Registros, sin aportar ni siquiera un bolívar para el pago del café. Pero ya está bueno ya, es suficiente, llegó la oportunidad de hacer justicia y otorgar a cada quien lo que merece, y ello comienza por darle un parao al padrinazgos y a la renuncia del Estado venezolano, de lo que es su deber, y traspasarla a los Colegios Profesionales.

Además que los Colegios Profesionales actualmente se han convertido en unos partidos políticos opositores al gobierno y actúan como tales en el ámbito local, regional y nacional. Ni siquiera sus directivos cuidan de las apariencias que deben presentar a cualquier agremiado dentro de sus sedes, al contrario, cuando ven a un colega que simpatiza con otra corriente política a la de ellos, se burlan y lo perturban de tal manera que a los pocos minutos de haber llegado tiene que irse del sitio para evitar caer en las provocaciones de los directivos y colegas; pues de otra manera podría ocasionarse alguna trifulca y tornarse ésta de cierta gravedad. Lo normal, lo lógico y lo ético es prohibir en los Colegios Profesionales, por ser unas ONG’S formadas por miembros forzados a inscribirse a ellas, no se discuta sobre temas político-partidistas en las sedes de los Colegios Profesionales, pero no, pues son los mismos directivos de esas instituciones quienes alientan a que en ese lugar no haya una sana convivencia, pareciendo esos directivos unos verdaderos fanáticos, donde lo racional queda afuera se sus mentes. Muchas veces uno lee, oye o ve en algún medio de difusión, cualquier insensatez enmarcada bajo el rótulo de remitido, emanado del Colegio tal o cual, sin haberse realizado ninguna asamblea que autorizara la emisión de tal aviso y sin tomar en cuenta que la razón para que exista cada una de esas organizaciones es el cobijar a sus afiliados sin distingo de preferencias políticas partidistas.

Pero lo peor de todo es que cuando los recién egresados universitarios se sienten que ahora si pueden cumplir con la ilusión de servir honestamente a quien busque sus servicios y ayudarle a resolver su problema, El neo-profesional al llegar al Colegio de inmediato es abordado por algunos colegas falaces que sin ninguna clase de escrúpulos comienzan a envenenarles las mentes al enseñarle, extra cátedra, el uso de artificios en el desempeño de la profesión, para más fácil y prontamente poder vivir en forma ostentosa al hacer uso indecoroso de su profesión. Este estribillo es repetido incansablemente cada vez que el nuevo afiliado al Colegio llega a su sede, y poco a poco van socavando sus bases morales, logrando al fin que muchos hombres y mujeres cambien de manera de pensar y en un cercano futuro se convierten en unos seres dañados, y entonces sea toda la sociedad venezolana la que sufra sus ansias por obtener una fácil y pronta riqueza. Es poco probable que algún venezolano haya oído que una seccional de estos Colegios haya efectuado algún llamado para estimular públicamente a sus asociados para que sean fieles cumplidores del deber adquirido por cada uno de ellos, o para que se esmeren en desarrollar un honesto trabajo profesional. La falta de interés de los Colegios por realzar la buena imagen de algún afiliado, solidario con las personas de menos recursos económicos, da a entender que estos gremios solo se ocupan de mantener una estrategia centrada en el amparo y la defensa de indignos agremiados; por encima de cualquier valor moral. Bien aquí tiene la ANC un asunto de suma importancia que debe tratar para la defensa y protección del pueblo. ¿Quién dijo miedo?



Esta nota ha sido leída aproximadamente 444 veces.



José M. Ameliach N.


Visite el perfil de José M. Ameliach N. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José M. Ameliach N.

José M. Ameliach N.

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a249717.htmlCd0NV CAC = Y co = US