¿Cuánto vale un país?

"Es imperturbable nuestra resolución de independencia o nada".

Simón Bolívar.

Proclamar a viva voz que se va hasta las ultimas, en las elecciones presidenciales en Diciembre 2006, y tener la trampa oculta del retiro de esta contienda por orden del imperio por el solo hecho de desprestigiar a toda una nación, es el colmo de la canallada y de la traición a todas aquellas personas que están esperando que su candidato se mida de manera digna y limpia al presidente Chávez.

¿Cometerá el falso candidato único esta canallada contra sus seguidores?

Si, según fuentes allegadas al comando de campaña del candidato separatista, para el mes de Octubre, están planteadas un concierto de acciones que iniciaran en nuestro país un periodo de guarimbas, saboteos, marchas y contramarchas que estarán aderezadas con atentados a dirigentes campesinos, a políticos oficialistas y de la oposición e incluye posiblemente, algunos leves conatos militares en algunas regiones del país. Muchas de estas acciones son del conocimiento y dominio desde hace tiempo de los dirigentes de la oposición golpista.

Es muy posible que ciertos sectores de la fuerza armada que mantienen contactos directos con los generales mercenarios de Altamira, estén preparando algunas acciones en complicidad con los sectores paramilitares que se han logrado infiltrar en Caracas y en las principales ciudades del país. Algunos sectores de exmilitares mercenarios y golpistas, están calentando las orejas a algunos de sus excompañeros de mediana y baja graduación, para estimular declaraciones públicas y deserciones en el seno de los diferentes componentes de la Fuerza Armada. Todo esto con la finalidad de dar la impresión que son muchos los militares que están enfrentados al gobierno revolucionario y propiciar así, un nuevo golpe, pero más brutal, terrorista y criminal. Algunos ex generales golpistas, estarán conversando a ver quien pone los muertos esta vez.

Sigue siendo fundamental y estratégico, que se esté atento del personal de tropa en todos y cada uno de nuestros cuarteles, porque son precisamente los soldados, sargentos, los suboficiales y lo mejor de nuestra oficialidad, los que van a abortar de nuevo, otro intento de golpe fascista en contra del estado venezolano.

Hay que vigilar y cuidar las barriadas populares que están alrededor de Miraflores, porque algunos sectores fascistas intentaran reactivar el plan que las fuerzas norteamericanas llevaron a cabo en Panamá, cuando invadieron ese país. Sus intenciones son detener las movilizaciones de los barrios populares, a través de atentados contra el bravo pueblo de Caracas y de otras ciudades del interior del país.

El combo conspirativo de la contrarrevolución, ya fue elaborado por el imperio. Consta de variaos componentes, cada uno de ellos con fuerte énfasis terrorista. Este plan criminal se compone de varias etapas, estas se van a activar con la retirada de la candidatura del gobernador golpista. Por lo tanto hay que alertar al pueblo, para que pueda estar atento a cualquier movimiento en contra de nuestra democracia y en contra de nuestra revolución. A la primera señal de alarma hay que salir en defensa de nuestra revolución.

Que los altos mandos no descuiden a las tropas; que el presidente no pierda su contacto con el pueblo; que los dirigentes revolucionarios se identifiquen cada vez más con la gente de nuestras barriadas. Que todos y todas nos preparemos para la defensa de esta revolución nuestra.

No podemos permitir que se atente contra la patria. Cada revolucionario, cada revolucionaria debe ser un soldado una soldada. Cada venezolano y cada venezolana debemos estar vigilantes a todo intento de derrocar nuestras esperanzas y nuestra determinación de ser un pueblo libre y soberano.

¿Cuánto vale el país para un golpista?

¿Cuánto vale el país para un candidato conspirador?

Vale un puñado de dólares; vale su falta de conciencia. Vale una invasión o la destrucción de un país. Para ellos la patria vale que sea una colonia del imperio. Para la oposición golpista el país vale un millón de arrodilladas ante el gobierno norteamericano.

¿Cuánto vale nuestro país para nosotros los revolucionarios y revolucionarias?

Nuestro país vale el ideal de Bolívar, vale una revolución. Vale Barrio Adentro, la salud gratuita, la educación para todos y todas. Nuestro pías vale toda la dignidad de un pueblo, la dignidad de todos los pueblos del mundo que luchan por su libertad. Vale todas las esperanzas de los pueblos que ven en la revolución bolivariana, el más grande ejemplo de liberación. Por eso no podemos rendirnos, no podemos descuidarnos.

Simón Bolívar, debe estar presente siempre en nuestra decisión de ser libres y soberanos. Hay que derrotar una y otra vez las trampas del imperio y a sus lacayos criollos.

Juntos y juntas seremos capaces de derrotar siempre a quienes pretenden vender la patria por un puñado de dólares.

¡Bolívar está con nosotros y nosotras, vamos a su encuentro!

¡El pueblo nunca olvida!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4515 veces.



Obed Juan Vizcaíno Nájera


Visite el perfil de Obed Juan Vizcaíno Nájera para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Obed Juan Vizcaíno Nájera

Obed Juan Vizcaíno Nájera

Más artículos de este autor