Asamblea Nacional Constituyente vía de esperanza hacia la paz

Muchos medios de difusión tienden a presentar a Venezuela inmersa en un caos social político y económico, responsabilidad exclusiva del gobierno dictatorial. Esa campaña, unida a diversos hechos de violencia callejera con obstrucción de vías, daños a edificios públicos, quema de vehículos públicos y privados, quieren presentarse como señales de desesperación de un pueblo oprimido. Toda una programación de hechos que pretenden minar la esperanza del pueblo en su propio camino expresado desde su determinación de aprobar por primera vez en su historia la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela en 1999, plenamente garante de los Derechos Humanos y con un innovador concepto de Seguridad de la Nación, como corresponsabilidad cívico y militar para garantizar los Derechos Humanos y la paz en función de un desarrollo sustentable.

Constantes fueron los intentos de diálogo convocados por el gobierno del Presidente Maduro. Y constantes los apoyos de buena voluntad como los del Papa Francisco, UNASUR y los expresidentes Rodríguez Zapatero, Torrijos y Fernández. Esfuerzos que lograron un asombroso acuerdo de tratamiento de conflictos con la Declaración Conjunta Convivir en Paz, en Noviembre 2016. Sin embargo, sectores extremistas de la oposición se negaron a continuar con el intento de diálogo. E incrementaron la vía violenta, incluyendo llamados a desconocer el gobierno ante instancias externas como la OEA. Lo cual conllevó al retiro de la República Bolivariana de Venezuela de esa instancia. Y el reforzamiento de su presencia en la ONU y el reconocimiento más solidario de instancias como la CELAC y ALBA-TCP.

Los actos vandálicos y hasta los crímenes de odio capaces de quemar viva a una persona por considerarla defensora del gobierno, no sólo genera indignación, sino llama la atención de todas las personas y comunidades de buena voluntad del mundo.

En este contexto, la convocatoria a la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) realizada por el Presidente Nicolás Maduro y la consecuente precisión del Consejo Nacional Electoral (CNE) de la República Bolivariana de Venezuela para el día 31 de Julio de 2017, resulta una vía democrática para un diálogo amplio el cual no se restringe a los partidos políticos sino que incluye a sectores como Trabajadores, Empresarios, Pensionados, Personas con Discapacidad, Educadores, Pueblos Indígenas. Con esta convocatoria, unida al llamado del CNE a elecciones regionales para diciembre de 2017, resulta demasiado cuesta arriba seguir difundiendo la acusación de dictador al actual gobierno venezolano.

Y se empieza a percibir, en el diálogo popular sobre los candidatos a la ANC, una recuperación de la esperanza en función del camino propio solidario elegido. Pues como señala Leonardo Boff: "Es importante recuperar el carácter político-transformador de la esperanza. Ernst Bloch, el gran pensador de la esperanza, habla del principio-esperanza, que es más que la virtud común de la esperanza. Es ese impulso que habita en nosotros, que nos mueve siempre, que proyecta sueños y utopías, y sabe sacar de los fracasos motivos de resistencia y lucha". (Boff L: La Fuerza Política de la Esperanza ante la Situación Actual. Koinonía. 12.06.2017)

La población venezolana tiende a recuperar este impulso para renovar su camino propio en la Patria Grande, como vía hacia la construcción de la paz. Con alegría y Esperanza compartida.

Edit_808.ANCviaEspeanzaALaPaz.17.06.2017

Programa: "LLEGÓ LA HORA" de FUNDALATIN Nº 807 Sábado 10/06/2017 transmitido por Radio Nacional de Venezuela Canal Informativo. Dial 91.1 FM y 630 AM. Los sábados de 8.00 a 8.45 AM. Registro Productor Nacional Independiente No.11610.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 749 veces.



Programa "Llegó La Hora" de Fundalatin

La Fundación Latinoamericana por los Derechos Humanos y el Desarrollo Social, Fundalatin, es una organización civil, cristiana-ecuménica, abierta a todas las personas y credos, inspirada en la Teología de la Liberación y el Pensamiento Bolivariano, que centra su atención en los sectores oprimidos de América Latina. Fundalatin se creó en Caracas en el año 1978, ante un continente bajo dictaduras militares que practicaban el terrorismo de Estado, (desapariciones, torturas, exilios), según decían "para salvaguardar la civilización occidental cristiana amenazada por el terrorismo".

 fundalat in@gmail .com      @FundalatinVzla

Visite el perfil de Programa LLegó la Hora para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas