Licha Ortega: ¿Nos jugó quiquirigüiqui? ¿No nos debe un perdoncito?

En Margarita a las personas con el nombre de Luisa, solíamos llamarla de por vida "Licha". Licha pa´ acá, Licha pa ´ allá. ¡Mira a la Licha!

Esta Licha de hoy, que tiene al país a la expectativa y a los medios de un lado como zamuros y a lo del otro lado, muy tensos, se nos ha venido con todo.

Puede tener hoy mucha razón, pero si las tuviese y yo envolviera con cinta adhesiva mi corazón político, que creo tenerlo críticamente en lado izquierdo, tendría ahora mismo un par de especulaciones sobre el bombardeo declarativo de esta Licha Ortega de hoy, respecto a la Licha de antier.

Mi primera y única especulación que soltaría hoy, considerando que estoy a la izquierda críticamente, es pensar o especular un poco sobre las "cobas" que nos ha metido Licha, desde que ha estado como fiscal. Licha dijo en una declaración reciente y que leí en un medio de circulación nacional, que una Asamblea Nacional roja en un momento en que ella también lo era, nos metió 13 magistrados principales y 20 suplentes de manera fraudulenta. No lo expuso así en el medio escrito donde lo leí, pero al fin de cuentas dijo más o menos eso.

Dijo exactamente Licha este lunes 11 junio, que el procedimiento para escoger a estos magistrados "estuvo mal hecho".

Licha pasaste en este importante evento y en otros más, muy agachada. Estoy seguro Licha, que pasar de esta manera no fue muy honesto. La diferencia entre pasar agachada ayer y estar convencida de lo contrario hoy, no aconteció en un par de días. Casi dos años entre estos nombramientos y el 11 de junio, fecha en la cual usted sostuvo o se percató que eso "estuvo mal hecho".

Si me oriento por lo que dijo Tarek William Saab, su silencio es el silencio de los cómplices y eso además de grave, no es nada honesto. Ni con su consciencia lo fue. Creo que entre el nombramiento y este 11 de junio, usted no jugó "quiquirigüiqui". ¿Licha, cómo fue electa usted a la fiscalía? ¿No estaría su selección como fiscal igualmente mal hecha?

"Por la salud del país" y por la suya, no debió permanecer tranquilita. Ser deshonesta no es tomar indebidamente un saco billetes. Decir una cosa ayer y luego decir hoy todo lo contrario, también forma parte de esa enfermedad que conocemos como corrupción. No decir lo correcto en el momento correcto, es una forma de deshonestidad y de jugarle quiquirigüiqui a su consciencia. Si lo que dijo Tarek William es cierto, a usted por lo menos se le fueron los tapones y en Margarita, esto tiene un sentido.

Se me antoja Licha, que su situación no se resuelve en un confesionario. Necesita pedirnos perdón. No le pido que ese perdón alcance a todos los venezolanos y venezolanas, porque la MUD si algo sabe es que no perdona. Usa a las personas como objetos y luego las tira. El perdón que debe pedir cubre a los chavistas tierrúos. No le pido que lo haga con los del PSUV que andan muy arriba.

No dudo que el SEBIN la esté siguiendo. No es solo el SEBIN; la sigue la MUD y hasta yo la sigo. En mi caso particular la sigo, para ver con qué vainita nos viene hoy, que ayer tapó intencionalmente. Una persona honesta, no deja pasar esa vagabundería de seleccionar con un procedimiento "mal hecho" a 13 magistrados principales y 20 suplentes.

Fíjese en Luis Miquilena. Tuvo varios momentos de gloría, unos con Chávez y otros muy poco con la MUD. Después de esos muy poquitos momentos de gloria con la Coordinadora Democrática, hoy MUD, casi nadie en vida se acordaba de él. Revise sus acciones y omisiones y después reflexione para haber si le queda pendiente un perdoncito para los que estando de este lado, compartimos o no sus acciones y omisiones de hoy y también compartimos sus acciones y omisiones de "antier".



Esta nota ha sido leída aproximadamente 576 veces.



Evaristo Marcano Marín


Visite el perfil de Evaristo Marcano Marín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Evaristo Marcano Marín

Evaristo Marcano Marín

Más artículos de este autor