¿Quién tiene la razón: Maduro, la Fiscal o la oposición?

Siempre hay en la sociedad, al menos, tres grandes verdades: 1. La del gobierno o el "oficialismo", 2. La de la oposición o el "anti-oficialismo" y 3. La de los "oscilantes"; llamados también: ni-ni, indiferentes, independientes, no opina o no responde, "apolíticos" e incluso, se les asocia a la posibilidad de una "tercera vía" o un "tercer camino". Estos últimos, generalmente – si se deciden a actuar – son la tercera gran fuerza. Son actores que llegan a ser parte del equipo de jugadores a los que Carlos Matus (Chileno) se refirió en su teoría del "Juego Social"; Waldemar de Gregori (Brasilero) lo llama el "Juego Triádico", asociándolo al modelo del cerebro triádico o cerebro triuno y Luis Gómez de la Vega (Venezolano), lo llamaba el "Principio Trialéctico", de la vida en sociedad, entre: el SER, el POSEER y el PODER. Así tenemos tres percepciones de una misma realidad, que son verdades "inobjetables" para los actores, o jugadores, situados en el Juego Triádico Social.

Por eso "mi verdad" no es "la verdad absoluta", es una "verdad relativa" o pudiéramos llamarla también, una "verdad situacional". Depende cómo está situado el actor, o jugador, en el juego social. Y eso depende de muchísimos factores que no voy a nombrar ahora. Basta decir que: mis intereses, motivaciones, niveles de información, lugar en la jerarquía de la organización, mi historia de vida, mis creencias e ideologías, mis teorías explicativas de la realidad, entre otras razones, condicionan mi manera de ver, explicar y comprender una misma realidad y, por supuesto, de actuar dentro del juego social ¿Me explico?

Existen tres maneras diferentes de jugar el juego de la vida, en el inmenso Universo y en el Planeta Tierra. Juego que sigue siendo infantil –nos guste o no– entre: tú, yo y los otros. Incluso, el átomo lo juega, a su modo, creando estructuras físico-químicas que son combinaciones del protón, el electrón y el neutrón. Ya lo había anunciado Hegel, en la fenomenología del Espíritu, al hablarnos de la Tesis, la Antítesis y la Síntesis. Luego lo retomó Carlos Marx y lo anunció Federico Engels – en el tercer tomo de "El Capital" – cuando nos hablaron de la "Trinidad de las Clases Sociales", que contrasta con la clasificación que se ha hecho popular, que habla de las Clases: Altas, Medias y Bajas. Lo descubrió también, Albert Einstein, cuando develó la relación entre la Energía, la Masa y la Velocidad de la Luz, en su famosa ecuación. Mucho antes lo había descubierto Isaac Newton, al relacionar la Fuerza, la Masa y la Aceleración. Prácticamente todas las religiones manejan una trinidad. La católica es, entre: el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. Recientemente, lo encontré magistralmente oculto, entre líneas, en la lectura que hice y hoy recomiendo a los niños – los adultos también tenemos uno dentro de nosotros mismos – del excelente libro de Enrique Barrios (Argentino), que se consigue en internet, titulado: "AMI: el niño de las estrellas". Allí AMI, el extraterrestre, nos habla de la "energía trínica".

En resumen, hay tres grandes fuerzas tendenciales en el Universo como sistema abierto e indeterminado que, como fractales recurrentes, aparecen por doquier:

1. La tendencia al caos, al desorden, la destrucción y la inestabilidad, generalmente asociada a los procesos de transformación radical, geno-estructural o revolucionaria, mejor conocida en la termodinámica y en la teoría de los sistemas abiertos como ENTROPÍA;

2. La tendencia contraria, que se mueve a favor del orden, la construcción y a una estabilidad, sólida e inmutable, que hace esfuerzos por buscar energía del exterior para auto regular al sistema. Esta tendencia, que aspira regular y conservar al Sistema, es conocida y bautizada por León Brillouin, como NEGANTROPÍA O NEGUENTROPÍA, término que luego fue designado, por Erwin Schrodinger, como entropía negativa o SINTROPÍA, y,

3. Finalmente –lo han destacado biólogos, ambientalistas y ecologistas – hay una tendencia, de los sistemas vivos y abiertos, como ocurre en toda sociedad, que hace esfuerzos por buscar un equilibrio dinámico y flexible, que nos recuerda que nada es estático. Esta tendencia es llamada: HOMEOSTASIS. Ella busca mantener condiciones internas estables compensando los cambios en su entorno mediante el intercambio regulado de materia y energía. En sociedad, es otro el intercambio, si aceptamos la metáfora.

En el caso colombiano, lo acaba de expresar muy bien la candidata Presidencial, Piedad Córdoba, cuando señaló acertadamente que el problema no es diádico, sino triádico:

"No creo que las categorías derecha e izquierda sirvan para explicar muchas de las cosas que están ocurriendo. Cuando una persona asiste impotente a los gravísimos casos de corrupción, poco importa que se considere de izquierda, de derecha o apolítica".

¿Quiénes en Venezuela, hoy día, juegan a la entropía, a la sintropía y a la homeóstasis?

¿Quién en Venezuela tiene la razón de lo que pasa en el país y fuera de él? ¿El Presidente Maduro, la Fiscal General, el TSJ, Marea Socialista, la MUD, la OEA, el Papa Francisco?

Pónganse cabeza abajo: ¿verdad que se ve todo diferente? Póngase en el lugar del otro, póngase en mis zapatos o pongámonos en el de los otros dos "sub-grupos" y comprenderemos por qué actúan como lo hacen. No es que tengan la verdad absoluta en sus manos. Es que les toca "jugar" con su verdad, aunque estén jugando adelantado, atrasado o inoportunamente. Giordani, el Toby, Nicmer, Navarro, Rodríguez Torres, Grabriela Ramírez, Luisa Ortega Díaz, Maripili, etc, etc, etc…debieron jugar, como lo hacen ahora, cuando correspondía. Y no lo hicieron. Vamos a estar claros: Aunque duela esta verdad: Chávez cometió muchos errores, algunos por responsabilidad de quienes hoy lo defienden. Hoy estamos pagando las acumulaciones de esas fallas cometidas. Sin negar los errores que podamos estar cometiendo hoy, mis modestos conocimientos en Ciencias y Técnicas de Gobierno, me dicen que Maduro lo está haciendo como puede y no como quiere. Tenemos que ayudarlo. No podemos dejarlo solo. ¿Será que en las intenciones de la Fiscal hay algo más que este tipo de aseveraciones: "se trataría en este caso de una descarada desnaturalización de la figura de la Asamblea Nacional Constituyente, al convertirla en arma circunstancial de estrategia o táctica política de un grupo, irrespetando su carácter histórico fundamental"?. Y si fuera verdad, lo que dice, y, a la vez, fuera legal y legítimo: ¿Por qué no hacerlo? ¿La situación del país es un problema técno-jurídico-económico, es un problema POLÍTICO o acaso es un problema ético, moral y espiritual?

Pues bien, parece mentiras: Tod@s podemos tener la razón y también tod@s podemos estar equivocad@s, total o parcialmente. Hay mil ejemplos para demostrarlo. Me limita la extensión del artículo. Sólo invito a revisar esta página, escogida al azar, entre tantas, en la que se muestran imágenes estructuradas en las que una misma realidad es percibida de muy diversas maneras ¿Quién tiene la razón? Posiblemente la Fiscal y quienes le acompañan tienen la razón, la oposición tiene la razón y el Presidente Maduro, también la tiene. Si en una realidad estructurada, pueden existir diversas interpretaciones, imagínense si se trata, como en este caso, de situaciones o realidades cuasi-estructuradas o inestructuradas.

Ver:http://www.maribelium.com/articulos/psicoterapia/que-son-las-psicoterapias-integradoras.html

Entonces, apreciados: Presidente Maduro, directiva del PSUV y de la MUD, apreciada y respetada Fiscal General, queridos camaradas defensores del legado de Chávez y de quienes lo adversan, querido pueblo de Venezuela que hoy está de un lado u otro del juego social. Queridos hij@s y querida familia, que nos hemos separado por diferencias políticas, ideológicas y hasta mediáticas. Respetados maestros y profesores que me enseñaron a ser revolucionario y ahora están "del otro lado de la acera". Estimado Germán Ferrer, que nos diste la oportunidad de formar parte de una hermosa organización como ANROS, a la que sigo valorando, como a ti, a pesar de las circunstancias. Camaradas Toby Valderrama y Nicmer Evans, que algún día difirieron y hoy coinciden en apreciaciones, incluso hasta con gente de la oposición. Estimada Yuraima Márquez que con justificada razón renuncias públicamente al PSUV. Estimados: Rafael Ramírez, Diosdado Cabello, Héctor Navarro, Jesús Silva, Eduardo Rothe, Gustavo Márquez, Lusbi Portillo, Julio Escalona, Gabriela Ramírez y tantos y tantas más, que han opinado y seguirán opinando, con sus verdades. Estamos jugando el juego de la vida. Hoy podemos ser gobierno y mañana oposición, o todo lo contrario. Hoy puedo ser oscilante e indiferente y mañana me hago opositor o me paso a ayudar al gobierno o me hago gobierno y me convierto en oficial. Hoy, dentro de cada fuerza social hay en su interior un juego triádico recurrente. En el PSUV, hay oficiales del oficial y también conviven anti-oficiales de los oficiales y oscilantes frente al juego polarizado. Lo mismo ocurre en la MUD y en cada partido que la conforman. También existe entre los independientes u oscilantes. Lo sabe Miguel Rodríguez Torres, Luisa Ortega Díaz, Manuel Rosales y Julio Borges que aspiran, probablemente, sustituir a Nicolás Maduro. Y si no lo saben, la vida les irá enseñando que no podemos escapar al juego triádico, trialéctico, triuno y trino de la VIDA EN SOCIEDAD, que es la vida misma.

El asunto no es quien tiene la razón. El asunto, queridos hermanos y hermanas, es tener consciencia del juego para no ser títeres de una fuerza superior que tiende a controlarnos y maneja nuestras emociones, nuestras razones y nuestro destino. "Eso no es lo que quería decir, pero lo dije. Eso no es lo que quería hacer, pero lo hice" ¿No les ha pasado?

Quienes hemos decidido ser dueños de nuestro destino, debemos estar conscientes del juego triádico. Por nuestra extracción de clase, tenemos nuestras verdades y, aunque sesgadas y equivocadas, en un momento dado de la vida, nos la jugamos aunque "perdamos". Hoy, personalmente, me la juego con el Presidente Nicolás Maduro. Yo estoy convencido, aunque otr@s piensen que estemos equivocados que, aún con errores y fallas, la Constituyente, no es una solución técno-jurídica-económica, es una inteligente y creativa estratagema POLÍTICA, e incluso ESPIRITUAL, para tratar de salir de la crisis política que tenemos; para ganar tiempo; para consolidar posiciones; para llamar a la participación protagónica, corresponsable y organizada del pueblo, al menos, del pueblo chavista; para tratar de mejorar lo que haya que mejorar; para avanzar en este camino duro y difícil que eligió Chávez al decidir convencernos que por vía pacífica y electoral, podíamos derrotar al imperio, a sus zipayos y construir el socialismo bolivariano ¿Será la vía correcta?

Yo que creo en la paz, en el amor entre herman@s, en el respeto a la otredad y en la verdadera democracia, hoy, tengo mis dudas. Milité en la OR y nunca disparé un tiro, ni siquiera lancé una bomba molotov. Primero por miedo y luego por convicción. Aunque estuve convencido, en aquella época, que sólo a través de las armas, de la fuerza y de la violencia podíamos imponer a los "ignorantes", a los "faltos de conciencia", nuestras verdades absolutas. Ahora, son los líderes de la oposición quienes lo hacen. Probablemente, como ellos son los anti-oficiales u oponentes, les corresponde jugar esa posición en el juego social. Y es comprensible. Quién sabe si la Fiscal está reproduciendo, algo parecido, a lo que hizo en su momento el Fiscal, Escobar Salom, con CAP. ¿Lo recuerdan?

Chávez nos puso a pensar y nos convenció que la vía armada y violenta no era la salida, sino la vía democrática y pacífica. Nuevamente tengo dudas si este es el camino, a la vez, estamos obligados a utilizar la creatividad para superar la coyuntura. Llamamos a la paz, nos entregamos al pueblo, damos lo mejor de nosotros, demostramos que estamos con los pobres, hacemos sacrificios, dejamos a un lado todo, hasta nuestra familia; nos entregamos por entero; nos sobre pasamos de buena gente, dadivosos, generosos y hasta somos esplendidos con el pueblo: Casas, canaimitas, créditos, pensiones, estudios y salud gratuita y pare de contar…Y todavía, el pueblo duda, incluso algún@s de nosotros, dudamos. Otr@s obstaculizan. Critican a destiempo e inoportunamente ¿Por qué carajo no lo hicieron cuando estaba Chávez vivo? Prefirieron exclamar: ¡Chávez o nada! ¿Tuvieron miedo? ¿Criticaban a espaldas y a escondidas?

El problema no es Maduro: ¡Somos nosotros!

Diosdado, disculpa hermano, yo tuve el atrevimiento, de "hablar mal" de Chávez y del gobierno, delante del propio Chávez y lo hice públicamente, cuando él estaba vivo. Lo hice en Miraflores en el salón oval, frente a él y a quienes le acompañaban en ese momento En febrero o marzo de 2003. Hace más de 14 años. Estabas tú, Alí Rodríguez, Félix Rodríguez, Rafael Ramírez, el mafioso de Nelson Merentes, la jala mecate de Yadira Córdoba…Dije mis verdades. Sin miedo. Y, miren que se han cumplido las advertencias, las alertas y las críticas constructivas que hicimos. En cambio hoy, cierro el pico y ofrezco sinceras disculpas por estas infidencias públicas. Tengo reservas morales para hacerlo. Además, tengo pruebas: audios y videos e informes privados, así como innumerables artículos públicos. Ver en Aporrea, algunos de ellos en: https://www.aporrea.org/autores/moyerah

Desde el 06/12/1998, vengo alertando de la necesidad de ELEVAR LA CAPACIDAD DE GOBIERNO DEL GOBIERNO, enfrentar la corrupción y la burocratización, evitar las deslealtades y traiciones, denunciar las mentiras al Presidente Chávez y también sus fallas y debilidades, por ejemplo: hacer uso inadecuado de sus "actos de habla" y adquirir compromisos que no podía cumplir. Entre otros. Maduro tiene que corregir. Y es ya.

Aunque soy muy temeroso y trato de ser cuidadoso para no herir susceptibilidades, me he atrevido a decirlo con valentía, como lo hago ahora. Pregúntense dónde estaban los y las que se quedaron callados y calladas, durante todo este tiempo ¿En qué andaban? ¿Por qué no hablaron o actuaron antes? ¿Acaso no era la oportunidad para hacerlo o prefirieron esperar para llamar la atención y darle satisfacción al EGO? ¿Dónde está la humildad de un verdadero revolucionario o revolucionaria que calla por disciplina y porque intereses superiores se lo demandan? ¿Hasta cuándo tanta hipocresía y falsedad? ¿Hasta cuándo tanto oportunismo rampante? Callaron, cuando debieron hablar. Esa es mi verdad.

Si Maduro, hace uso inadecuado de la CRBV para convocar la ANC, que sea el TSJ el que lo determine. Eso es lo institucional ¿No les parece? ¿Por qué dudamos del Ejecutivo, del CNE, del Consejo Moral Republicano y del TSJ y por qué no dudamos de la Fiscalía? Al menos, se ha demostrado que no era como decía la oposición y la OEA, que la "dictadura" tenía secuestrado, amordazados e imponía líneas a los otros poderes ¿Cierto?

Aunque hayan perdido los de la sub-20 y no me gusten los juegos competitivos, yo estoy con la vino tinto, porque representa mi patria querida y jugaron a la altura de las circunstancias. Estoy con ellos y también, con pasión, mi hijo Hugo Alberto, que los admira y algún día aspira ser su entrenador. Él no comulga con mi ideología y se ha tomado fotos con Henrique Capriles Radonsky y la Alcaldesa de Maracaibo, Eveling Trejo, y las coloca en facebook, tal vez, para abofetearme y recordarme que lo dejé solo y lo abandoné, por irme a luchar, para construir la Patria Buena, con Chávez, durante todos estos años. Y lo hice a pesar de mis dudas, críticas y limitaciones. Much@s, como yo, les hemos fallado a nuestr@s hij@s y a nuestro pueblo y hemos tenido que pagar las consecuencias.. A pesar de ello y de los golpes y humillaciones de las que he sido objeto, continuaré defendiendo nuestras verdades. Porque estoy inspirado, no sólo en el pensamiento de Chávez, sino en el de Bolívar, Zamora, Miranda, Urdaneta, Simón Rodríguez y, también, en el de mis recordados amigos que ya partieron: Alí Primera, Zobeyda Jiménez, Otto Ríos, Justo Márquez, Domingo León, Víctor Carreño, Juan de Dios Martínez, Don Luis Zambrano, Carlos Matus, Luis Gómez de la Vega, Cheo González y otros que no fueron mis amigos pero nos inspiraron a abrazar y continuar la lucha: Jorge Rodríguez, Víctor Soto Rojas, Libia Guverner, Fabricio Ojeda, Aquiles Nazoa, Argimiro Gabaldón y tantos otros y otras revolucionari@s de otras latitudes como: Fidel, el Che, Kim Il Sung, Mao, Ho Chi Min, Sandino, Tupac Amaru, Farabundo Martí, Ernesto Cardenal, Helder Camara, Camilo Torres, Gandhi, Mandela… entre tantos que, quién sabe, se molestarían de vernos traicionando y siendo desleales, no a Chávez o la CRBV de 1999, sino a nosotros mismos y a los pueblos que han luchado durante tantos años. Defiendo el proceso constituyente, fundamentalmente, porque tengo consciencia de clase y porque me comprometí a seguir a Chávez y porque él nos solicitó, aquel 08/12/2017, que apoyáramos, sin restricciones, a quien él eligió para continuar la lucha: Nicolás Maduro. Si se equivocó, asumimos el costo. Personalmente creo que Chávez dio en el clavo con Maduro.

Si Maduro se equivoca. Se equivoca Chávez. Y si se equivocó Chávez, se equivoca el pueblo. Y si el pueblo se equivoca, volverán quienes lo han expoliado durante siglos. Si eso es lo que quiere el pueblo (chavista, de centro y de oposición), una vez más, tendrán razón, aunque estén equivocados. Nuestra verdad es situacional y cambia según las circunstancias.

Respetando otras verdades: Apuesto al Presidente Nicolás Maduro. Apuesto a la Constituyente Apuesto al pueblo honesto y comprometido, sea de izquierda, centro o de derecha. Apuesto al llamado a la paz, para enfrentar tanta violencia e irracionalidad. Apuesto a la verdadera Libertad e Independencia. Apuesto que aunque lleguemos a "perder", que es una posibilidad, ganaremos. No me anoto a "ganador" me anoto a ser coherente, consistente y auténtico, como lo fue el Che, Cristo o la Madre Teresa.

Si "perdemos", ganaremos como la Vinotinto: en experiencia, en conocimiento, en valentía…Aunque se nos salgan las lágrimas. No abandonaremos la pelea. No traicionaremos el legado de Chávez, aunque los otros digan que los traidores somos nosotr@s. Y estoy convencido que ganaremos en dignidad y fortaleza espiritual.

Como dijera Argimiro Gabaldón: "El camino es largo pero es el camino"

.Tal vez, estemos equivocados. Tal vez, nuestra verdad no es la correcta. Conscientes estamos que nuestra verdad, no es la verdad absoluta, es una verdad situacional o relativa. Tampoco la de los otros es la verdad. A la vez, estoy seguro que todos tenemos parte de la verdad. Ellos y ellas (oponentes y algún@s oscilantes) juegan a derrocar a Maduro y retrotraernos al pasado, apoyados en la situación internacional y en los errores cometidos, que no se han corregido a tiempo, a pesar que se han reconocido; así mismo, se nos han endilgado aquellas cosas que estuvieron fuera de nuestra gobernabilidad y que hoy nos afecta, como la baja estrepitosa del precio del petróleo.

Nosotros debemos continuar la lucha y seguir empujando en la construcción de nuestros sueños, para construir una nueva sociedad donde no haya espacio para la mentira, la violencia, la injusticia social, la deshonestidad y la corrupción, la burocracia inepta o la riqueza fácil y explotadora; donde quepamos todos y nos respetemos con nuestras diferencias; donde podamos levantarnos todas las mañanas, estando seguros que no hay gente pobre, o en miseria, pasando hambre y que no podrán dar gracias a Dios por todo lo que recibieron durante el día; donde de nuevo entendamos que sólo la UNIDAD es fortaleza; que la división, el ego exaltado, la competencia imperfecta y desleal, el dejarse manipular por el juego triádico de la vida sin saber qué nos ocurre, sea una cosa del pasado.

Queremos un país y un planeta, donde juguemos de manera proporcional, integral y situacional. Consciente que las tres verdades deben cohabitar en paz y en armonía.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2470 veces.



Hugo Moyer Agostini

Ing. Químico (1975). Postgraduado en Macroeconomía, Planificación y Creatividad Aplicada Total. Profesor Titular jubilado de LUZ (1997). Presidente Honorario de la Escuela Latinoamericana y Caribeña de Ciencias y Técnicas de Gobierno (ESCOLAG). Ha sido el primer Director del Instituto Zuliano de Estudios Políticos, Económicos y Sociales (IZEPES) y del Centro Latinoamericano de Altos Estudios de Gobierno (CELAEG) Ha sido asesor de Rectores de varias universidades, Alcaldes y Gobernadores, así como de la Presidencia de PDVSA y PEQUIVEN. Vive para la POLÏTICA y se resiste a vivir de la política.

 escolagzulia@gmail.com

Visite el perfil de Hugo Moyer Agostini para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Hugo Moyer Agostini

Hugo Moyer Agostini

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a247658.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO