¡Viva la revolución! ¡No a la miseria de la guerra!

La lucha de clases está dormida. En las calles se libra una guerra de la miseria moral. Los mercenarios pagados por la derecha para que quemen y destrocen los símbolos del chavismo, desde edificios oficiales hasta CDI; imágenes, y símbolos socialistas-chavistas, y sobre todo a los chavistas; una guerra de odio pagando a mercenarios locos e inconscientes. Detrás hay todo un despliegue de mentiras, medias verdades, omisiones, falsificaciones, manipuladas por los medios de desinformación, nacionales e internacionales.

Pero, del otro bando también se han desatados los demonios. La Policía Nacional y la GN, sin ninguna dirección política, socialista, sin ningún tipo de preparación ideológica no nacieron del cambio, son reclutados para reprimir, para ejercer, como se dice, el monopolio de la violencia por el Estado, y nada más. Una máquina de violencia que, atada de mano, con lo que le quede libre de maldad, en su accionar también genera violencia, mucha y sin muchos escrúpulos;… se desatan los demonios; roban, aplastan, golpean, …en fin, no son inocentes, se la “descobran”; expuestos como están a la violencia del “enemigo”, a causa de un gobierno precavido (expuestos a los mercenarios, un ejército organizado de jóvenes medio locos que son pagados en efectivo por destrozos, por marchas o por días, da igual).

Seguro que en el concurso de las fuerzas en choque se reconocerán (se conciertan) todos los malditos y buscaran provecho propio, se independizaran, conociendo el poder de la violencia cuando se ejerce sobre una sociedad vulnerable y confusa. Pronto veremos un ejército de GN PNB y Terroguarimberos enfrentando a toda la sociedad y a las fuerza Armada Bolivariana, ejército regular, tal y como pasa hoy y pasó en Siria, libia, Irak, Afganistán, Yemen; y al jefe del Norte omnipresente como el gran Zeus, desde el sosiego de su despacho en la Casa Blanca, observando cómo se destruye a otro país, a otra una nación y a otro Estado hostil (…o a lo que quedaría de Él).

Una guerra inter capitalista que enfrenta intereses capitalistas mundiales, que sí están en el ranking, ¡pesos completos!: China, Rusia, EEUU, UK, FR, GR… Y que están representados aquí en dos montones de políticos tontos, menores, cuando mucho ilusos y desechables por el “Gran Zeus” del norte o de oriente.

Siempre habrá un tecnócrata prevenido en el Norte o en el Sur; un Moises Naim, un Geber Torres, por ejemplo, para que ocupe la presidencia en un gobierno criollo de transición, dispuesto a pasar por el trago amargo de sacrificar al que fuera una vez su país –ahora devenido en Estado hostil-… y con él, mucha gente, toda la que sea necesaria,… en bien, por el bien de la humanidad, de la libertad y la democracia (todo dicho y pensado dentro de una mueca de asentimiento copiada de las formas diplomáticas hipócritas, europeas, capitalistas, entre cobardes o guerreros despiadados) .

Lo más fácil del mundo es ocupar un país de gente confundida, sin sentido de pueblo, de nación, sin tener las cosas claras, sin un sentido existencial y moral como sociedad. Un día tu vecina está con el gobierno y el otro está contra ti; y el otro, contigo pero contra su otro vecino. Un día la policía política te saca de tu casa por una denuncia de tu vecina, y al otro la sacan a ella por otra denuncia de su “hermana del alma” del apartamento de al lado. Otro día todos estamos pidiendo que se haga justicia y reclamando la cabeza del dictador y unos días después el libertador sustituto, de turno, nos tiene a todos comiendo ratas y mierda en cárceles hediondas. ¡Nadie supo por qué pelear, solo obedecer al estómago! ¡Por el estómago ahora nos tienen agarrados por las bolas!, y valga imagen “agropecuaria”… Y en una “guerra del hambre” todos terminamos sirviendo de carne de cañón, de víctimas y de victimarios.

Al gobierno de Maduro poco le importa si el sistema es socialista, feudalista, esclavista,… con tal de que produzca un buen rendimiento en dólares, de que sea capitalista y eficiente, para desarrollar las fuerzas productivas… y reproducirlas en la sociedad lo mejor que se pueda, a imagen y semejanza de las sociedades más “desarrolladas”, de las potencias más desarrolladas del planeta: obreros, una amplia clase media de burócratas y administradores, abogados, intelectuales, científicos y técnicos neutrales y obedientes… más, los dueños del mundo.

Además del ejército de hambrientos, desechables, soportando en el submundo todo lo demás, necesarios para equilibrar los costos y como reservas vivas de fuerza de trabajo… En un buen país desarrollado se debe contar siempre con un subsuelo y depositar ahí al resto de la sociedad no útil a la producción.

**

Yo me puse de pendejo a reenviar a una amiga un video donde unos PNB estaban robando a unas señoras “decentes” atontadas por las bombas lacrimógenas, creyendo que estaba contribuyendo a la verdad, y mi amiga (de muy buena fe) me convenció de que aquello era falso. “La verdad –pensé- que viniendo de la red y de las redes sociales”…, en fin, lo entendí, sin muchos argumentos; fue una metida de pata de mi parte. Pero, no pasaron horas cuando el Ministro del Interior estaba admitiendo el hecho, y declaraba que iba a castigar a los culpables. Entonces mi frustración fue mucho mayor

¿Dónde estamos parados, ¡coño!? Me dije. Bien, ahora lo veo más claro (o más “resentido”), estamos parados en el medio de la mentira de una guerra inter capitalista que nos manipula a todos como unos pendejos autómatas, de un lado y del otro (y para un lado y para el otro)

“¿Lucha de clases? ¡Qué va! Fue desterrada de nuestra consciencia hace rato por “su violencia implícita” ¿Y el socialismo, y la formación política, y la consciencia social dónde están? Enterrados por los capitalistas del gobierno y de la oposición” Ahora se pelea por, por, por… el Poder y nada más; por el control de los recursos mineros, el petróleo, por el “equilibrio Macro económico”, el cual la humanidad no es capaz de sentir en su estómago y tampoco en su espíritu, por el mercado… ¡Somos combustible para la gran máquina capitalista y nada más!, como los verdaderos “protagonistas” de la película Metrópolis de Fritz Lang (…y Jorge Rodríguez hablando de cultura, poesía, y cine de calle ¡Qué ironía la de esta comedia subdesarrollada!, la de nuestro burócratas, que ellos, los más cultos, quieren pasar por revolución cultural)

Para Maduro, si una actividad humana no produce divisas y renta, todo trabajo, sea cultural, formativo, deportivo, etc…. es inútil, o casi que inútil. No importa mucho lo que piense Jaua o Él, basta que así lo diga Pérez Abad, y sus equivalentes, para incorporarlo o desincorporarlo, según sea rentable, de la Agenda Nacional Bolivariana.

No nada más perdimos la Revolución, la Constitución, el Socialismo, a Chávez (y seguimos perdiendo al chavismo), sino que además hay que mostrarlo al mundo como una ventaja, además de mostrar lo estúpidos que podemos llegar a ser como país, lo vulnerables que somos como pueblo, lo incultos, lo viscerales, estomacales; que somos una pancita, como ventaja comparativa, incentivo, a las inversiones internacionales. Maduro mide al pueblo venezolano por su “valor agregado”, es decir, por su “buen carácter”, por su maleabilidad moral (docilidad), por su sensibilidad a satisfacer sus necesidades básicas… y por ahí se va, cree que cuando dice soy “… es que digo somos”…. Mide las necesidades de toda una sociedad, sumida en la injusticia y en todo tipo de carencias, con la naturaleza de sus propias necesidades, las cuales son de hecho materiales y en baja con el espíritu, por usar un calificativo adecuado a los tiempos.

¡No a la Constituyente Coño! ¡Rescatemos a Chávez! ¡Definamos de una vez por todas los bandos ideológicos! ¡Viva el socialismo! ¡Muera el capitalismo!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 440 veces.



Marcos Luna


Visite el perfil de Marcos Luna para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Marcos Luna

Marcos Luna

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N Y ab = '0' /actualidad/a247401.htmlCd0NV CAC = Y co = US