ANC y la salud comunal libre de comercialización

Alimento para la nueva Constitución en proceso a cargo del Pueblo soberano y constituyente.

Cuando el ejercicio profesional resulta comercializado por causa de una abierta posibilidad que es característica del modo burgués, por ejemplo, las medicinas y los trabajadores mejor calificados de la salud, automáticamente terminan asimilados a mercancías y comerciantes con intereses personales, lo que desemboca en algo "insensiblemente" visto por casi toda la sociedad de los pacientes y dolientes con la mayor conformidad y naturalidad.

Es así cómo, los honorables médicos y médicas fijan sus honorarios, vale decir, su precio por prestar (léase vender) sus servicios, una actividad comercial que la autoriza el Estado a través del Rector de la Universidad donde se graduó gratis, egresado de un liceo gratis y de una escuela primaria no menos gratis, con la salvedad de aquella minoría cuyos padres le financiaron sus estudios en otras empresas privadas de la educación, de esos onerosos estudios que hoy ofrece 100% * gratis el Estado Bolivariano cargado como se halla de novísimos "viejos" valores humanos-muy diferentes a los comentados por el recordado Arturo Úslar Pietri, que fueron valores también , aunque valores burgueses y comerciales.

La idea del Servicio único de Salud es lo que se halla cocinando ahorita, está sobre el tapete de la preparatoria de Asamblea Nacional Constituyente.

Según esa humanización de la salud, las clínicas privadas se integrarían al resto de los hospitales públicos y su personal será tratado con las mejores condiciones económicas y humanísticas, pero con el menor criterio crematístico que hasta ahora caracteriza la razón de ser de estos insignes y respetables profesionales.

Inferimos que recibirán remuneraciones justas para un vida digna como la merecida por igual por cada persona, por cada venezolano.

Se trata de ir quebrando, ciertamente, la idea de que el éxito de la vida sea aprender un oficio o profesión para hacernos ricos a través de llevarnos por delante a quien sea y cómo sea dentro de una negada y tupida selva y guiados por la consigna de "sálvese quien pueda" que caracteriza a todo comerciante.

___

* Falta ofrecer gratis los estudios de posgrado que muy posiblemente se irán ofreciendo según se vaya preparando al personal médico correspondiente.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 573 veces.



Manuel C. Martínez


Visite el perfil de Manuel C. Martínez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas