¡Hoy el cerro se puso bonito, y las muchachas también!

Por qué será que cuando adviene Mayo florece la planta; y la mujer, de hecho bonita, también se pone todavía más esplendorosa; tal vez sea porque la mujer, cual flor, guarda en secreto un pacto con el Sol y con la Luna de Mayo y seguramente le pide el milagro para sí y para su par vegetal -estoy tirando flechas- y la Luna, al igual que el Sol, le concede ser así en Mayo.

Hoy temprano cogí la escoba y la palita para limpiar el garaje y cuando miré hacia el cerro me deslumbré porque eso se puso de bonito que dije ¡coño, que maravilloso! Y acto seguido hice venir a mi institutriz -"lo cual aceptó" porque le dije un piropito- y estuvo de acuerdo.

Y por si poco fuere, la mujer, que sin un hombrecito a su lado y que la discipline, está incompleta, pero en vez de agradecértelo, no obstante ella te lee la cartilla a cada rato y pelea y pelea por cualquier vainita; mas, durante Mayo la mujer suele disminuir la peleadera entre un 0,0001 y un 0,0002 % con margen de error de 0,000069 y una muestra de 97 % de toda la población femenina venezolana -según sondeo de Schémel el mandamás de Hinterlaces y quien podría tener bajo caleta dicha encuesta para no alborotar el avispero, me lo cuenta un pajarito chismoso- pero con la segura excepción de la fémina Mantuana Violenta Machado la que por su malhumorada cara de tabla asusta verla.

En sentido general es tanto así de espléndida la bonitura de la venezolana que hasta las suegras figuran muchas de ellas en primera fila, me consta de una especial por lo bonito, pero eso sí que para tirar puntas es campeona mundial, que si mira ese piazo´e porrón, yo lo hubiera echado a la basura hace tiempo, es que ustedes la hijas cuando meten la cabeza por donde no deben meten la pata y menos mal que esos niños han salido a mi por esos ojos verdes tan bonitos y que si esto y que sí lo otro; pero menos mal que una suegra así sea chavista hasta la cacha.

Bueno, resumidamente, cada venezolana -salvo la M Violenta Machado y unas cuantas más de su misma catadura- es como el pétalo de un ramillete, así nomás, pero en Mayo alcanza la cúspide; ah, y además la mujer venezolana es una maravilla por un secretico bien bueno, si además tú examinas como ella camina presencias una danza sensual y tú tiendes a dialogar con ella con los ojos, que precisamente es en lo que te fijas; eso es lo más parecido a un comentario que El Libertador Simón Bolivar le hiciese a su hermana María Antonia en carta enviada por él desde Lima, Perú, en 1825, que "el baile es la poesía del movimiento"; Mayo es un mes ideal para la paz.

Aproximadamente una semanita más y el respectivo plus, de ocio aunque improductivo por demás, no me caería nada mal; entre tanto yo procuro aprovechar para dictar pendejadas -es que yo no sé leer pero me escriben y el muchacho que es llorón y su mamá que lo pellizca- y disfrutar de la cotilla del "Club de los pobres" (social y deportivo).

OTAN:

El hartazgo de malas noticias es nocivo para la salud; hay que procurar mirar hacia el cielo, lejos, y hacia los cerros bonitos, y por supuesto, mirar a las Diosas, pero hay que mirar mucho hacia la inabarcable horizontal del océano, también, quien tenga a vista ese gran privilegio.

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 747 veces.



Guillermo Guzmán


Visite el perfil de Guillermo Guzmán para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a245473.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO