Como lo veo lo escribo N° 232

2017 año de elecciones, si el pueblo quiere – recuerdo y comento

Hoy estoy releyendo lo escrito el ultimo día del 2016 y me pregunto ¿vale la pena escribir? Hoy en los primeros días de abril vuelvo a pensar que sí, porque tengo la esperanza, que es lo último que se pierde, en que alguien retomara la bandera libertaria que Venezuela se merece, porque al igual que me siento bolivariano de conciencia y acción, desde que tengo uso de razón y mi lucha comenzó en aquellos años aciagos del traidor Rómulo Betancourt; así deben de existir cientos y miles de venezolanos en restituir la virtud y el honor , que otra vez venció a la intriga y la maldad, y que de seguro su descendencia seguirá siendo portadora de estas ideas y pronto resurgirán para tomar los mandos, no por el poder porque nunca lo han ambicionado, sino como un sacrificio para rescatar a la patria y a su pueblo, del abismo al que nos conduce la desidia, la incapacidad y la ineficiencia, pero sobre todo al desprecio, que ignorándolo o no sienten por lo que Bolívar dejo siendo nuestro.

Después de este preámbulo, triste y lastimero al principio y esperanzado y motivado al final, les remito un mensaje de principio del año 2017 que hasta hoy se quedó en el papel:

Si el pueblo quiere; porque los que detentan el poder de un lado y el otro se opondrán con mil artimañas y subterfugios de interpretaciones constitucionales, y si el pueblo mantiene su infantilismo político y no defiende su derecho, quedará fuera de cualquier decisión que lo afecte. Entonces supongamos que una mayoría del pueblo consciente, sereconoce que los actuales administradores del estado perdieron su centro, y que los representantes seleccionados por el poder ya sea para nacionales, estadales, etc., no han obtenido puntos sobresalientes en el bienestar de su gente, entonces están en el derecho de exigir que sean revocados y renovarlos, ya sea porque se vencieron sus mandatos o no. Es indispensable elegir a venezolanos, con amor a su tierra y a su gente con suficiente moral y capacidad, para qué la Patria recupere su valor, integridad y respeto, interno y externo.

Una de las formas de obtenerlo es teniendo como administradores, verdaderos patriotas; algo cada día mas difícil de conseguir, no porque no existan; sino porque en su mayoría ya no creen en sacrificarse por un pueblo que es capaz de elegir o aceptar a los mismos que han usufructuado de la Patria y subyugando al pueblo. Lamentablemente muchos de los intelectuales se mantienen callados abandonando su papel ante la nación y escogieron una tolda política, que los hace seguir una la línea partidista, no importando si esta daña los intereses de los venezolanos; la solidaridad mal entendida, el miedo a ser ignorado o desaparecido, moldea su conducta y se olvida que su misión es la de orientar a todos los seres humanos, para que reaccionen en los momentos en que se vean amenazados por los depredadores del mundo.

Sin embargo, existen fórmulas que puede aplicar el pueblo y dejo algunas reflexiones que pueden ser complementadas o ampliadas para hacer un intento de recuperar lo nuestro:

Tengan por seguro que se darán elecciones, si no lo exige el pueblo los partidos políticos lo harán, pero después de preparar su terreno y elevar a sus candidatos sean estos de la región o no y sea violatorio a la constitución; pero eso no importa, el dedo ha sido superior a cualquier escogencia popular, recuerden cuando se eligieron las autoridades del PSUV o de la MUD, se impusieron los mismos a pesar del rechazo de sus seguidores, que solo son tomados en cuenta en cada elección.

Sea cual sea el caso, el pueblo debe acabar con esta mala praxis, los candidatos deben salir de las comunidades, deben si es necesario presentar su currículo y el plan de acción de llegar al cargo; el CNE, debe encargarse con tiempo de que todos los interesados se enteren de la existencia de los candidatos para que el soberano que le compete, pueda elegir al que llene sus expectativas. En el caso de que a pesar del rechazo logre imponerse el ventajismo y el dedo, optar por el voto nulo opción que indica que los candidatos no cuentan con su aceptación.

Recuerdo y comento:

Este aparte puede convertirse en serie porque los recuerdos son muchos y se alimentan día a día con las promesas e incongruencias de aquellos que pretenden dirigir al país sobre la base del poder adquirido por el dedo en sus diferentes facetas y no por decisión consciente del pueblo. Pienso que lo peor de un ser humano es dar a creer lo que no es, no hace falta ser psicólogo para descubrir esta conducta, basta con saber que la espontaneidad en plantear o responder ante una situación, devela la verdadera idea o capacidad de dominio que el aspirante a un cargo tiene sobre el problema.

Comienzo recordando las elecciones del año 88 cuando comencé a repartir mensajes en búsqueda de la constituyente, el candidato de izquierda según me contó un amigo que trabajaba en la imprenta nacional, había dicho y si no lo dijo lo dejo correr "que las canciones de Ali Primera, eran perjudiciales para la campaña" … y comento… ¿puede ser revolucionario un pensar de este tipo, claro que no y si usted amigo lector ya sabe o se informó quien fue, podrá explicarse porque se mantiene en su condición de burócrata acomodado, y porque se hace cómplice de la situación que vive su pueblo. Y si alguno que piense así, se encuentra a su lado desenmascárelo de inmediato.

Recuerdo también aquella carta, silenciada en el tiempo, que le envió un compadre al Comandante Chávez, este compadre que venía de participar en un gobierno de derecha y de enfrentarse de mala manera en las elecciones del año 2000, donde se gaño el mote de frijolito II; pues bien, el comandante sacó la carta de su bolsillo y trato de leerla pero los asistentes le exigían que no y entonces dijo, palabras más o menos "no me interesa lo que ustedes piensen" pero se la guardó, gesto que ratificaba lo contrario y que demostraba que si quería y respetaba a esa representación del pueblo. El jefe de campaña de este compadre también debe recordar el suceso ya que era el mensajero y se encontraba presente detrás de una columna. Lo cumbre es que ambos penetraron en el proceso sin los méritos que los identificara como revolucionarios.

Otro recuerdo relacionado con el anterior, es el de un compatriota que participo en la rebelión del 92 y luego del indulto de Caldera se reincorporo a su empresa privada y solo tres años despues empezó a formar parte del proceso cuando fue convencido por su esposa (dicho por el mismo) de entrevistarse con el comandante Chávez… y comento… revolucionario y socialista es aquel que durante su vida aun sin saberlo a contribuido en la lucha por una patria mejor y no aquel que la abandonarla en los momentos en que se habría un nuevo camino porque es traición a ella y al líder que seguramente lo involucro, solo queda pensar que los intereses que buscaba en los primeros momentos y los de ahora están muy alejados del rescate de la Patria y su Pueblo.

Uno de los más cercanos recuerdos, es aquel en que el mandatario expreso ""No tengo dudas de la necesidad de incorporar a todo el sector privado empresarial del país en la construcción de la fuerza productiva que necesita Venezuela para la solución de los problemas económicos, no tengo dudas, nadie me va chantajear dándoselas de marxista- leninista, no, no, no tengo dudas…" y comento… puede ser socialista y revolucionario quien piensa incorporar a los que supuestamente son actores de la guerra económica, cuando existen empresarios honestos y comprometidos con el país, a eso yo lo llamaría traición al proceso bolivariano y a su gente.

Los recuerdos son muchos pero cada quien debe tener los suyos para valorar a los que se lancen para los cargos administrativos; exigiendo como primera medida que se cumpla la Constitución Bolivariana en lo que se refiera a la pertenencia de la región, para ser nacionalista primero se debe ser regionalista, es ridículo que un oriental quiera dirigir un estado occidental porque nunca internalizara el devenir interno de los nacidos y vividos en la región; segundo, sobre todo dedo impuesto recordar siempre, que el pueblo es el que le da el poder y por lo tanto tiene todo el derecho de revocárselo cuando deje de cumplir con las responsabilidades del cargo que ese pueblo le dió.

Por ultimo agrego en este mes lo siguiente:

Por allí un abogado supuestamente chavista que habla de la revolución bolivariana pero nunca recuerda a Bolívar, repite la decisión del T.S.J. en su aparte 4.4 Se advierte que mientras persista la situación de desacato y de invalidez de las actuaciones de la Asamblea Nacional, esta Sala Constitucional garantizará que las competencias parlamentarias sean ejercidas directamente por esta Sala o por el órgano que ella disponga, para velar por el Estado de Derecho"… y comento sobre esto… ¿y el derecho del estado Amazonas a tener sus representantes ante la asamblea no ha sido violentado durante más de un año sin decisión judicial No debió el TSJ hacer lo posible por repetir las elecciones para evitar los conflictos entre poderes, que ahora aduce para tal decisión? ¿Será que el abogado salto el aparte 4.1 donde se faculta a seguir entregando la Patria como el que se está dando con el decreto inconsulto sobre el arco minero y por lo tanto inconstitucional al entregar el 12% del Territorio Nacional? Posiciones como las de este abogado son las que verdaderamente dañan al país y hacen que el pueblo lo acepte todo, hasta la vuelta de los fracasados en gestiones anteriores, que ya se están lanzando como candidatos para las elecciones venideras; por aquí por Aporrea podemos encontrar a varios de estos engañadores de oficio.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 633 veces.



Luis Díaz


Visite el perfil de Luis Díaz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: