Un aplauso para la AN por defender nuestra soberanía

La mayoría opositora en la Asamblea Nacional, en una sesión inusual, fuera del capitolio y donde no estuvo presente la bancada del Polo Patriótico, se vistió de "patriotismo y de pueblo, para defender la soberanía" de la República Bolivariana de Venezuela y el derecho a la "propiedad" de la tierra urbana que tiene el pueblo. Con discursos cargados de patriotismo sus miembros dijeron no al "injerencismo" de potencia extranjeras y pontificaron su devoción por los intereses de los mas desposeídos, para quienes aprobaron en primera discusión una ley que les garantizará "la propiedad" de la tierra que ocupan en sus barrios. Claro, que esa propiedad les durará hasta que caigan en las garras de las inmobiliarias, que les ofrecerán su asesoría y respaldo "para mejorar" sus viviendas.

El anfitrión del parlamento fue el Alcalde del municipio Sucre, Carlos Oscariz, quien dió la bienvenida a los honorables diputados, que de acuerdo a sus palabras estaban haciendo historia al sesionar por primera vez en esa comunidad. Julio Borges, William Dávila, Freddy Guevara y Eudoro González, fueron los encargados de con su encendido verbo defender la soberanía de la patria, desde las instalaciones del parque Mesuca en Petare.

Lo curioso de todo esto, es que esa movilización inusual y extraordinaria, como el Decreto de Barack Hussein Obama, fue simple y llanamente por las sugerencias que un país amigo hace en torno a la importancia de fortalecer el diálogo, para encontrar solución a n nuestra problemática económica y social y buscar punto de encuentro en nuestras diferencias, para en la diversidad poder coexistir, sin recurrir a los atajos criminales, como el llamado a "Descargar esa arrechera" y "La salida".

El primero, dejó doce compatriotas asesinados entre ellos una niña y un niño, de 12 y 13 años respectivamente que apenas comenzaban a ver la vida y todo por el despecho de un delincuente habitual, que no sabe perder, ni reconocer el juego democrático.

En el segundo caso 43 compatriotas entre ellos la mitad eran funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana y la Guardia Nacional Bolivariana, asesinados por francotiradores, mientras intentaban restablecer el orden y proteger a la ciudadanía que estaba siendo víctima del atropello paramilitar por parte de bandas armadas y pagadas por "organizaciones democráticas", que hoy tienen representación en ese parlamento "perseguido por la dictadura". Un régimen que conculca todos los derechos democráticos, al punto que permite que con recursos del Estado Venezolano, "honorables diputados a la AN" viajen constantemente al exterior a gestionar una agresión armada contra la patria y a subastarla ante el mejor postor. Luego de esas patrióticas diligencias regresan al país, a continuar con su vida normal, cobrando por su condición de diputados.

Son casos tan parecidos a los de los diputados del PCV y el MIR, en el gobierno de Rómulo Betancourt, como el caso del Senador Luis Emiro Arrieta, que murió en prisión por el solo hecho de ser militante del PCV, de Héctor Rodriguez Bouza, de Gallego Mancera, de Guillermo García Ponce, de Eleazar Díaz Rangel, y de otros tantos enviados al Cuartel San Carlos sin derecho a la defensa y sin respeto a su inmunidad parlamentaria, allanada por un decreto presidencial y a quienes no se les puede acusar de tener responsabilidad ni siquiera en la muerte de una mosca. Esos si eran presos políticos, no políticos presos por criminales como los que ahora purgan penas dictadas por tribunales de la república, que los han encontrado culpables de terrorismo, conspiración y homicidios, garantizándoles todos sus derechos ciudadanos

Pero bueno demos le a los señores de la bancada de la (CD-MUD), el beneficio de la duda y asumamos que hicieron ese acto por puro patriotismo y en desagravio a nuestra soberanía ía "mancillada por el injerencista comunicado de la Federación Rusa" y aceptemos como buena su posición. Pero ahora viene la pregunta de las 60 mil lochas ¿Y porque con esa misma urgencia y espíritu patriótico" no condenan la "Orden Ejecutiva, firmada por el entonces presidente Barack Hussein Obama, que declara a Venezuela "Una amenaza inusual y extraordinaria para la seguridad y la política exterior de Estados Unidos de Norteamérica"? En cuya geografía fue decretada la emergencia por el peligro que representa esta "potencia agresora conocida como República Bolivariana de Venezuela".

Hay algo más, esa orden ejecutiva fue renovada por el Premio Nobel de la Paz, en dos oportunidades, siendo la última hace apenas dos semanas, antes de abandonar la Casa Blanca. Señores de la fracción parlamentaria de la(CD- MUD), demuestren, que no fue el cumplimiento como buenos cipayos de una nueva orden imperial y emitan una condena, contra la peligrosa amenaza que dejó armada Obama y exijan a Estados Unidos de Norteamérica, respetar nuestra autodeterminación como pueblo y cese a los ataques permanentes contra nuestra nación y dennos una razón para solicitar a todo el país: Un aplauso para la AN por defender la soberanía.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1434 veces.



Cástor Díaz

Periodista CNP 2414

 cd2620@gmail.com

Visite el perfil de Cástor Díaz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: