El problema de "la Olla de los Claps" y la alternativa de distribución de alimentos mediante el Carnet de la Patria

Ya todos sabemos lo que son y hacen los Claps como "una alternativa a la caótica producción y distribución que mantiene la burguesía con precios arbitrarios irrespetuosos de las leyes económicas"…(1), asimismo; lo que se enfrentan los Claps, es decir a la actividad de la burguesía productora y comercial, por ejemplo, especular, acaparar, ralentizar la producción, propiciar el contrabando de extracción porque esas acciones son todas actividades propias de delincuentes comunes y e impropias de comerciantes…(2).

Pero los Claps tienen sus falencias, por un lado el proceso de definición de las familias, el problema contable de las familias y la logística y distribución de las cajas de bienes de primera necesidad. En esto las autoridades del Psuv y el Estado Mayor de los Claps en cada región deben prestar suma atención a los fines de corregir las desviaciones posibles a fin de evitar duplicaciones en las entregas en una o varias comunidades, puesto que se prestan algunas personas a engañar a los líderes de calle así como al Líder de la comunidad.

Comencemos por el primer problema, los Claps deben tener una definición concreta quienes constituyen la familia al momento de hacerle entrega de la Caja de alimentos, puesto que no hay una definición clara, ella puede ser un familia con padre, madre e hijos, pero estos pueden ser pocos como muchos, así mismo puede tener una abuela, abuelo, tío, tía, hermano o hermana, parejas sexo-diversas independientes, viviendo bajo un mismo techo, incluso puede existir en una familia un amigo, amiga e incluso varios matrimonios en una misma casa comiendo de la misma "olla".

Hay quienes definen la familia tomando "el criterio de la Olla común", la cantidad de jefes de Hogar, la cantidad de parejas, entre otros viviendo bajo un mismo techo, entonces al momento de hacer el censo del Claps, tenemos tantas familias, incluso aquellos que no viviendo en ella, se arriman oportunamente al llegar el Claps declarando fraudulentamente que viven en dicha casa, al mismo tiempo, los líderes de calle y la comunidad tienen su corazoncito con sus familias, de allí que los cuente también.

De lo anterior deviene el problema contable del censo de familias, cuántas familias tiene una comunidad, ya sea en una calle o la otra, se percibe que se multiplican las familias al momento del Censo, aprovechan la ocasión para registrarse como viviendo en una casa cuando viven en otra comunidad, entonces, no es que pierde la efectividad del Claps y su eficacia, sino que se duplican la demanda de cajas en el proceso de distribución, exigiéndose mayores cantidades de cajas cuando son menos cargando al Estado con mayores recursos.

Estos problemas vienen presentándose no solo con los Claps en las comunidades sino también con los Claps obreros, puesto que los miembros de la familia reciben en la comunidad y el trabajo. ¿Cómo resolver esta situación? El carnet de la Patria nos da una solución mediante el código de seguridad. Hay que cruzar la data tanto de los censos del Claps con la data de quienes tienen el carnet de la Patria, o en todo caso, quienes tienen dicho carnets al momento de recibir la distribución de la caja del Claps, aparece registrado como beneficiario de "la misión", debemos afinar este instrumento para evitar la duplicación de los beneficios, es decir la recepción de los operativos del Claps.

Hay que hacer un alerta al gobierno de Nicolás Maduro y sus Ministerio respectivo, al estado Mayoir Nacional del Claps, respecto de esta situación, solo haciendo uso del carnet de la patria y su código de seguridad, la población venezolana y residente del país pueden mediante el carnet ser registrado en una data, evitándose con ella que reciba uno, dos y hasta tres o más beneficios al mismo tiempo en las comunidades como en el trabajo, con ello estaremos siendo justo en la distribución de alimentos para que más familias reciban el beneficio, sobre todo alcanzado a los discapacitados, donde ellos deben recibir solo ellos, por su situación en una familia, un beneficio, independientemente de vivir con una familia que también lo recibirá.

En conclusión debe tenerse un lineamiento claro; a cuales familias atender, quienes forman la familia en un hogar, cuantas cajas distribuir en una casa donde hayan una, dos o tres o más familias, con discapacitados o no, si es por pareja y cantidad de hijos, sobre todo ante la escasez de alimentos que presenta el país además previniendo los fraudes de desplazamiento o mudanzas sospechosas que los líderes de la comunidad saben pero callan para evitarse un conflicto personal.

Fuente consultada:

1.- Martínez, Manuel C. "Dos tipos de leyes: Jurídicas y Económicas", Aporrea, 31/01/2017
 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1226 veces.



Alexander Kórdan Acosta R.

Economista. Magíster en Gerencia de Servicios Administrativos. Doctor en Ciencias Estratégicas para el Desarrollo. Profesor de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV). Instructor de Cooperativismo Comunitario.

 kordankovki@gmail.com

Visite el perfil de Alexander Kórdan Acosta R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a240898.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO