Hace 200 años ingresó por primera vez Manuel Piar a la población de Upata

El día 19 de noviembre de 1816 arribó Manuel Piar con sus tropas a la orilla izquierda del río Orinoco, en el sitio de Río Claro, aguas arriba de la ciudad de Angostura. Lo acompañaban 1.300 efectivos. Venía de Barcelona donde semanas atrás había logrado derrotar, en la Batalla de El Juncal, a las fuerzas realistas comandadas por el brigadier Francisco Tomás Morales. El día siguiente cruzó el río con una parte de sus hombres y esperó en la margen derecha al resto de sus hombres para iniciar, el día 21, su campaña militar por la independencia de la provincia de Guayana. Desde esta fecha hasta el 24 de diciembre de 1819, día en el cual Simón Bolívar se marchó para siempre de este territorio, Guayana se convirtió en el epicentro de la disputa por la independencia de Venezuela y Angostura, en la capital de la República Libre. En esos meses se decidió aquí la suerte de la guerra de independencia, y por mismas razones fijaron residencia los miembros del procerato venezolano, oficiales del ejército, escritores, pintores, médicos, sus esposas, etc. Algunos de estos hombres fueron: Manuel Piar, Juan Germán Roscio, José Félix Blanco, Francisco Bermúdez, Santiago Mariño, Juan Bautista Arismendi, Manuel Cedeño, Carlos Soublette, Luis Brión, José Antonio Anzoátegui, Pedro León Torres, Bartolomé Salom, y muchos más.

Una serie de acontecimientos de extraordinaria importancia ocurrirán entre estas dos fechas aquí en el sur del río Orinoco. Todos estos acontecimientos tuvieron su correspondiente impacto en el conflicto, influyeron en la suerte final de la guerra. Por tanto, ahora cuando se cumplen doscientos años de tales hechos, cada uno de ellos debe ser considerado e incluido en la agenda de los actos festivos organizados en el Estado Bolívar con ocasión de celebrar el bicentenario de la independencia de la provincia de Guayana. En orden cronológico estos fueron dichos acontecimientos:

  • 13 de enero de 1817. Esta fecha, Manuel Piar junto a sus tropas inicia el cerco a la ciudad de Angostura, principal bastión realista en la provincia. En la ciudad se encontraban en ese momento, el gobernador español Nicolás Cerruti, luego sustituido por Lorenzo Fitzgerald, autoridades religiosas, funcionarios del gobierno, tropas realistas, además de la población de la ciudad. En total, sumaban unas 4000 personas. Este cerco se mantuvo hasta el mes de julio siguiente cuando la ciudad fue abandonada por la mayoría de sus habitantes.

  • 7 de febrero de 1817. Manuel Piar, acompañado de algunos batallones ingresa a la Villa de San Antonio de Upata, una población en manos de los misioneros capuchinos, y que en ese momento fungía como centro de acopio de la producción agrícola proveniente de los numerosos pueblos de misión administrados por los capuchinos.

  • 4 de abril de 1817. Este día El Libertador Simón Bolívar cruza el río Orinoco y pisa por vez primera las tierras de Guayana. Vino a conferenciar con Piar y se mantuvo en la provincia hasta el día 7 de este mismo mes, cuando de nuevo repasa el gran río para dirigirse hacia la población de Aragua de Barcelona.

  • 11 de abril de 1817. Batalla de San Félix. Es necesario insistir en este nombre, pues en alocuciones recientes por parte de funcionarios del gobierno regional, han cometido el error de hablar de la Batalla de Chirica, una batalla que nunca ocurrió en territorio venezolano.

  • 27 de abril de 1817. Retorna Simón Bolívar a Guayana y asume definitivamente el mando del ejército y la dirección de las operaciones militares.

  • 7 de mayo de 1817. Son sacrificados 22 religiosos de la orden capuchinos, que se encontraban detenidos y custodiados por tropas republicanas, al mando del teniente coronel Jacinto Lara. Este crimen ocurrió en el templo de la Misión de Caruachi, a las orillas del río Caroní. Tales misioneros fueron los fundadores de la mayoría de los pueblos que hoy existen en el Estado Bolívar.

  • 17 de julio de 1817. Culmina este día el tiempo de la historia colonial de la ciudad de Angostura, pues en esta ocasión los españoles que se encontraban en el interior de la ciudad la abandonan para siempre luego de sufrir 6 meses de asedio por parte de las tropas libertadoras. El día 18 ingresa el general Manuel Bermúdez y sus tropas a la ciudad y el 11 de septiembre lo hizo Simón Bolívar. A partir de entonces y durante más de dos años, Angostura será la capital de la República Libre.

  • 27 de septiembre de 1817. Este día ocurre la captura del general Manuel Piar en la población de Aragua de Maturín y se inicia el proceso judicial en su contra. En los días siguientes se constituye el tribunal que lo juzgará por los delitos de insubordinación a la autoridad, conspiración contra el orden, sedición y deserción.

  • 16 de octubre de 1817. Fusilamiento de Manuel Piar. Sus restos no se han localizado, entre otras razones porque han sido muy pocos los esfuerzos gubernamentales para ubicarlos.

  • 20 de noviembre de 1817. Bolívar firma el decreto mediante el cual se incorpora al estandarte nacional una octava estrella en reconocimiento a la contribución de Guayana al proceso de independencia de Venezuela.

  • 27 de junio de 1818. Fundación del periódico El Correo del Orinoco, el periódico de la independencia, la artillería del pensamiento emancipador.

  • 15 de febrero de 1819. Instalación del Congreso de Angostura y lectura del discurso inaugural por parte del Libertador Simón Bolívar.

  • 17 de diciembre de 1819. Aprobación por parte del Congreso de Angostura de la Ley Fundamental de Colombia.

  • 24 de diciembre de 1819. Partida definitiva de Simón Bolívar del territorio guayanés.

Respecto al ingreso de Manuel María Francisco Piar Gómez a la población de Upata en aquel mes de febrero de 1817 algunos cronistas han descrito el acontecimiento de la manera que a continuación puede leerse.

El general Miguel Figuera Montes de Oca nos dice lo siguiente:

"El 5 de febrero en la mañana comenzaron a cruzar el caudaloso Caroní por el paso de Caruache las dos divisiones de Piar y de Cedeño constantes de caballería y alguna infantería, con el propósito de ocupar a las Misiones, formando de ellas el centro de sus operaciones, utilizando sus inmensos recursos, no desflorados todavía. Ocupada Upata el 5 en la noche, siguieron el 6 a darle alcance al capitán Torrealba (…) Luego dispuso Piar como medida de alta importancia militar y política, la prisión de todos los sacerdotes misioneros, encerrándolos en el convento de Caruache, donde eran vigilados militarmente a fin de neutralizar la influencia que podían ejercer estos religiosos en los indios de sus respectivas doctrinas".

Por su parte, Feliciano Montenegro y Colón, en su Historia de Venezuela narra el mismo episodio como sigue:

"Conociéndose entonces la importancia de las misiones del Caroní, de cuyo territorio sacaban los de la plaza abundantes provisiones, se dejó la línea en el 8 de febrero a cargo de los coroneles Teodoro Figueredo y Felipe Mauricio Martín con la mayor parte de la caballería, marchando el resto y la infantería con los jefes principales hacia dichas misiones e dos columnas, una por el pueblo de Caruache y otra por el de Guri. Todo se venció y a los nueve días estaban tomadas todas las misiones y rendidos y prisioneros los que no huyeron a las fortalezas de la Baja Guayana, único punto que continuaron dominando los realistas hasta más adelante en todo el distrito mencionado de que quedó dueño Piar, entrando en la Villa de Upata con las divisiones reunidas el 17 del mismo mes de febrero, desde cuya fecha se trató de libertarlo del influjo de los misioneros, mandando que todos se reunieran en el convento de Caruache, como se verificó".

Leamos a continuación lo que sobre el mismo tema nos dicen Víctor Manuel Mendoza y Carlos César Castro Gruber, escritores upatenses:

" La Villa de San Antonio de Upata estuvo bajo el poder de los Franciscanos hasta el 6 de febrero de 1817, cuando a las 8 de la mañana el Ejército Patriota del General Manuel Piar entró a dicha población, siendo Prefecto de las Misiones Fray Fulgencio de Barcelona y cura Párroco de Upata, Fray Ángel de Barcelona, quienes huyeron despavoridos hacia el este con los demás sacerdotes. El día 9 de febrero del mismo año fue nombrado por el General Piar, Justicia Mayor de Upata, Don Luis Arkilemo, quien se encargó de la administración civil. Comprendiendo Piar el peligro que constituían los capuchinos desertores comisionó al Alférez Orta con un piquete de caballería para perseguir y apresar a todos los españoles que llevaban rumbo al este tratando de ganar la posesión inglesa de Demerara".

Finalmente contamos con la narración que hace al respecto el Historiador guayanés Manuel Alfredo Rodríguez. Esto es lo que él nos dice:

"El 2 de febrero Piar y la infantería cruzan el imponente río por el paso de Caruachi. El 4 de febrero es ocupado el pueblo de San Ramón de Caruachi y el 5 el de San Antonio de Huicsatano. El día 6 a las inmediaciones de la Villa de san Antonio de Upata aparecieron los notables del pueblo con el Justicia Mayor a felicitar a S.E. y significándose muy penetrados del júbilo que les causaba el encontrarse bajo la protección de las armas republicanas, siguieron con el ejército que ocupó la Villa de Upata como a las ocho de la mañana. En la plaza pública se encontraron formados los demás vecinos de la población. Ese mismo día el Cuartel General quedó instalado en Upata y el ciudadano Luis Lezama fue designado Teniente Justicia Mayor de la Villa y su departamento que comprendía los pueblos de San Francisco de Altagracia, San José de Cupapuy, Sata María o Nuestra Señora de los Ángeles del Yacuario y San Antonio de Huicsatano, a los cuales se asignaron sendos Comisionados de Justicia en las personas de Pedro Tarife, José María Cardozo, Juan Gómez y Joaquín Alcocer. Este rápido y afortunado movimiento puso en manos de los patriotas veintisiete pueblos de misión y las villas de españoles, Upata y San Isidro de Barceloneta o La Paragua, con un total de 21.246 habitantes".

Esa decisión de Manuel Piar de alejarse de Angostura y tomar las misiones capuchinas tuvo un enorme impacto en los acontecimientos por venir pues con esta acción se cerraba la fuente de abastecimiento de comida y otros recursos a los españoles que habitaban la capital provincial y Guayana la Vieja (hoy Castillos de Guayana). Y así, al quedarse sus habitantes sin suministros se acortaban sus días de resistencia al asedio impuesto por las tropas republicanas. Meses más tarde, producto de las penurias que el bloqueo produjo, se vieron obligados a abandonarlas y dejar libre el ingreso de las fuerzas republicanas. Hasta este momento duró el dominio español sobre la provincia de Guayana. Desde entonces, todo este territorio pasó a manos del ejército libertador, convirtiéndose la región en su principal base de operaciones. Por tal circunstancia pudo Bolívar planificar mejor su futura campaña militar y disponer de recursos económicos suficientes para comprar armas y demás pertrechos militares con que equipar las tropas. Desde aquí se organizó la campaña por la liberación de la Nueva Granada, así como también la campaña de Carabobo con la cual se culminó en Venezuela la guerra de independencia. Por tan extraordinaria importancia este próximo día 7 de febrero, cuando se cumplan dos siglos de la entrada de Manuel Piar en la población de Upata esperamos que tanto las autoridades municipales como la gobernación regional le regalen a los habitantes de esta localidad, además de discursos rimbombantes, muchas obras materiales, que tanta falta hacen. Obséquienle al pueblo, por ejemplo, una sala de cine, un nuevo mercado municipal, un paseo peatonal, una nueva sede para la biblioteca, un café Venezuela, una pequeña ciudad universitaria que sirva de sede a las numerosas instituciones de educación superior que allí ofrecen sus carreras. ¡Ah! y sobre todo, liberen a este pueblo de la delincuencia, de los rateros, de los malandros, de los bachaqueros, de las numerosas bandas de asesinos que se adueñaron de sus calles, barrios, plazas y lugares públicos. Este presidente Maduro que repite a cada rato que él está en la silla de Miraflores para proteger al pueblo, aquí tiene la oportunidad de cumplir su palabra. PROTEJA DE VERDAD AL PUEBLO DE UPATA AHORA CUANDO SE CUMPLEN DOSCIENTOS AÑOS DE LA LLEGADA DEL GENERAL MANUEL MARÍA FRANCISCO PIAR GÓMEZ A ESTA LOCALIDAD.


 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3710 veces.



Sigfrido Lanz Delgado


Visite el perfil de Sigfrido Lanz Delgado para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: