Alerta: el SENIAT en desacato

El 31 de marzo de 2017, vence el lapso para declarar y pagar el Impuesto Sobre La Renta (ISLR). De manera que todas las trabajadoras asalariadas y todos los trabajadores asalariados deben hacer sus correspondientes declaraciones y en caso de que hayan percibido, durante el año 2016, un ingreso superior a 6 mil Unidades Tributarias (UT=177 Bs.), es decir, 1.062.000,oo bolívares, deberán pagar el ISLR.

Este año 2017 prácticamente se reedita la situación que vivimos durante los años anteriores, en el sentido que el SENIAT persiste en su inconstitucional pretensión de que las y los integrantes de la Clase Trabajadora en Venezuela calculemos el ingreso en base con el salario integral y no con el salario normal como lo contempla la Ley Orgánica del Trabajo, las Trabajadoras y los Trabajadores, y la sentencia número 673 emanada de la Sala Constitucional del Tribunal Supremo, mediante la cual ratifica el criterio jurisprudencial sentado en sentencia número 301, de fecha 27 de febrero de 2007.

El año pasado, cuando distintas organizaciones profesionales y sindicales comenzaron a denunciar la flagrante violación de los derechos constitucionales y legales que implicaba para la Clase Trabajadora obligarla a calcular el ingreso con base al salario integral y, consecuencialmente, ésta inició un proceso de movilización y protestas en todo el país, el Presidente de la República optó por incrementar la exención tributaria elevándola a 3.000 UT, con lo cual, desactivó las tensiones y el inminente conflicto que aceleradamente venía cobrando cuerpo. Pero, a decir verdad, el problema de fondo no fue resuelto, esto es: la inconstitucionalidad del artículo 31 del Decreto con Rango, Valor y Fuerza de la Ley de Reforma de la Ley de Impuesto Sobre La Renta, promulgada por Nicolás Maduro el 18 de octubre de 2014, en la que se ordena calcular en base con el salario integral.

INSURGENCIA COMUNISTA, el 10 de marzo de 2016, se pronunció públicamente sobre esta situación a través del comunicado que tituló: "Por la Nulidad del Art. 31 de la Ley de ISLR: Reactivemos el espíritu combativo de la Clase Trabajadora", el cual se difundió por Aporrea, y en cuyo texto que se puede leer en el siguiente enlace: (http://www.aporrea.org/trabajadores/a224366.html), entre otras cosas, se afirmó:

"A Insurgencia Comunista no le cabe la menor duda que la precitada norma de la Ley de ISLR representa una disposición jurídica-tributaria deshonesta, injusta, de corte neoliberal e inconstitucional, por tanto, antipopular y contrarrevolucionaria. Frente a la aguda crisis que experimenta el país, el gobierno nacional ha optado, en función de superar el déficit fiscal, por socavar los ingresos salariales de las trabajadoras y los trabajadores al incrementarle el ISLR; en vez de ordenar y trasparentar las finanzas públicas; perseguir a quienes han dilapidado el erario nacional en función de garantizar la restitución de los millones de millones de dólares saqueados; revocar los convenios que prohíben la doble tributación de las empresas trasnacionales a objeto de asegurar que paguen impuestos en Venezuela; incrementar el aporte tributario a los banqueros, a la burguesía comercial, a las compañías trasnacionales dedicadas a la importación, a las actividades petroleras, mineras; en fin, hacer que paguen más quienes más ganan y a pagar menos quienes menos ganan. Las políticas fiscales y tributarias del gobierno nacional están orientadas a favorecer a los sectores sociales que se han enriquecido groseramente en el curso de la revolución bolivariana a costa del patrimonio público y del empobrecimiento de las amplias mayorías populares de la nación."

Ahora bien, si bien es cierto que la Sala Constitucional del TSJ por medio de la señalada sentencia número 673, de fecha 2 de agosto de 2016, no declaró expresamente la inconstitucionalidad del aludido artículo 31 de la Ley de ISLR, no es menos cierto que, categóricamente, afirmó que el cálculo de la base imponible para la declaración y eventual pago del ISLR debe hacerse en base con el salario normal, es decir, sin incorporar horas extras, bono vacacional, aguinaldos o utilidades, bonos eventuales o excepcionales, en fin, ningún ingreso extraordinario. No obstante, el Seniat en evidente desacato a la citada sentencia ya inició una campaña con ocasión al proceso de recaudación del ISLR de este año, en la que manifiesta abiertamente que el referido cálculo debe hacerse en base con el salario integral y demás ingresos, vale decir, horas extraordinarias, bonos extraordinarios, bono vacacional, aguinaldos o utilidades, como puede leerse en su página web, específicamente, en la nota publicada en fecha 12 de enero del corriente año y titulada: "Sueldos, Salarios, bono vacacional y utilidades deben incluirse en la declaración del ISLR".

Toda la militancia de INSURGENCIA COMUNISTA tiene pleno conocimiento de la aguda crisis por la que atraviesa la Clase Trabajadora, la cual se manifiesta en su bajo nivel de consciencia de clase; en el severo decaimiento de su voluntad de lucha; en la inexistencia o debilidad de sus naturales instancias organizativas; en la falta de mecanismos y planes para la formación y capacitación para la acción sindical clasista; en la ausencias de medios de difusión propios; en la intensa burocratización y desclasamiento de quienes fungen como dirigentes sindicales; en su alta vulnerabilidad frente al sicariato, represión gubernamental y la delincuencia en general, habida cuenta de encontrarse desprovista de mecanismos para el ejercicio efectivo del derecho a la legítima defensa; en la carencia de un plan de lucha que motive y guíe su accionar en su conjunto; en fin, en su precaria capacidad para combatir en defensa de sus intereses y derechos, por lo que hoy por hoy, no es exagerado afirmar que en Venezuela no existe Clase Trabajadora para sí.

A pesar de esta adversa situación, las y los Comunistas no dejamos de ser optimistas en el luminoso devenir histórico de nuestra Clase y, por tanto, en la pertinencia, viabilidad y factibilidad de construir la Civilización Comunista, razón por la cual, no cesamos en nuestro empeño de contribuir con nuestro trabajo a la reactivación de las luchas populares en Venezuela, pues, solo en el marco de sus dinámicas, es posible la organización de una auténtica Fuerza Social Revolucionaria.

En este orden de ideas, tenemos la firme convicción que la cuestión de la declaración y eventual pago del ISLR, brinda una oportunidad para avanzar en un proceso de articulación entre grupos, colectivos, frentes, sindicatos, gremios, en suma, organizaciones revolucionarias y clasistas consustanciadas con el mundo del trabajo humano, en función de impulsar actividades orientadas a la educación, concientización y organización de la Clase Trabajadora en Venezuela, en la perspectiva de la reactivación de las luchas que necesariamente debemos librar en defensa de nuestros intereses y derechos como Clase asalariada.

En síntesis, públicamente le PROPONEMOS a las múltiples organizaciones de las trabajadoras y los trabajadores existentes actualmente en el país, así como a los sindicatos clasistas, emprender en lo inmediato un proceso de coordinación a objeto de presentar en conjunto ante la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia, ESCRITO DE SOLICITUD DE DECLARATORIA DE DESACATO CONSTITUCIONAL DEL SENIAT, para que dicha instancia jurisdiccional dicte las correspondientes medidas en aras de que se garantice que el referido organismo recaudador se abstenga de realizar todo tipo de actuación que genere dudas en relación a la forma legal de hacer la declaración del ISLR y, por ende, al respeto y sujeción al orden constitucional vigente.

Esta actividad debe concebirse como el inicio de un proceso de articulación entre las distintas corrientes proletarias y sindicales que hacen vida en Venezuela; proceso que en su desarrollo necesariamente deberá conducirnos al abordaje y accionar conjunto sobre otros asuntos esenciales, tales como: incremento y protección de la capacidad adquisitiva del salario; estabilidad laboral; democracia sindical; negociaciones de convenciones colectivas; desarrollo y consolidación de los Consejos de Trabajadoras y Trabajadores; impulso del control obrero de la producción; diseño e implementación de mecanismos para el ejercicio efectivo del derecho a la legítima defensa proletaria, etc.

¡Proletarios de Todos los Países, Uníos!

¡Insurgencia Comunista, 26 años de Lucha Revolucionaria!

¡Somos Comunistas, Somos Insurgente!

¡Guerra a Muerte al Capital!

¡Por la Nulidad del art. 31 de la ley de ISLR!

¡Contra el desacato constitucional del Seniat!

¡Reactivemos el Espíritu Combativo de la Clase Trabajadora!

¡A ejercer el derecho a la legítima Defensa Proletaria!

 

Dirección Política: Insurgencia Comunista

Venezuela, enero 2017.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4367 veces.



Insurgencia Comunista


Visite el perfil de Insurgencia Comunista para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: