Detesto de corazón la usura

Es un hecho palpable que en Venezuela es espíritu de agio, la sed de lucros por vergonzosos que sean, la práctica de la usura en su más destructora voracidad, han invadido rápidamente todas las clases del pueblo, con muy poco adelantamiento de los intereses materiales, comparado con la inmensa pérdida que se ha hecho en sentimientos morales.

El odio a los tribunales; la división de las clases; las calificaciones de logreros, usureros, estafadores por una parte, y por la otra de alzados, tramposos y arteros; esta división y pugna produciendo conflictos públicos, desmanes y amenazas que alarman a la comunidad y perturban los hábitos de paz y armonía, aplicadas unas veces como injurias, otras como remedios violentos a lo que se ha llamado crisis; todo esto sirviendo a unas bandera para clamar contra el Gobierno y contra la pretendida oligarquía de empleados y de logreros; a otros de motivos para formar planes económicos más o menos atrevidos con que se conmueven los ánimos y se predisponen a los más graves innovaciones, con la mira de sacar del país de su postración actual; a otros, en fin, de ocasión para excitar las pasiones populares, corromper las masas con los más torpes halagos y desencadenar lo más vil del pueblo, contra toda notabilidad, cualquiera que sea su título la riqueza, la gloria política, o las virtudes civiles.

Las nociones de lo justo y de lo injusto existen en la conciencia de todo el pueblo, y es un movimiento espontáneo en ellos rebelarse contra toda injusticia y toda iniquidad, ya sean la obra de un particular, ya la de la fuerza pública. Cuando el velo cayó y se descubrieron los vicios en la esencia misma del poder, el pueblo sacudió su yugo y reconocieron la necesidad de poner bajo la salvaguardia de su gobierno patrio y de instituciones, los derechos más sagrados del pueblo. ¿Qué sucede se vicia la ley y se desautorizan los tribunales con sentencias injustas y desastrosas, que cualquiera que sea en ellos el nombre que se invoque repugnarán siempre a la conciencia y a la opinión pública?

Durante el curso de tres años últimos, (más largo) se ha visto la Administración rodeada de circunstancias difíciles en que, el país aceptado todos los sinsabores que han traído esta situación. La oposición que, guiado por la idea de un auxilio directo que algunos habían concebido como remedio para la crisis económica que sentía el pueblo, ha desagradado a muchos de que habían acogido sin temor el empleo de aquel peligroso arbitrio. La desazón que produce el malestar, se ha agravado por el carácter hostil que ha desplegado los medios de comunicación de algún tiempo acá, inclinando a la desobediencia y al desprecio de la autoridad y de las leyes, y provocando la desunión del pueblo en una gran parte de Venezuela.

¡Chávez Vive, la Lucha sigue!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1023 veces.



Manuel Taibo


Visite el perfil de Manuel Taibo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Manuel Taibo

Manuel Taibo

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a240071.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO