Rol de la AN burguesa

La AN burguesa y la lucha de clases en Venezuela

El proceso revolucionario con sus conquistas sociales, ha engendrando una contrarrevolución potente apoyada por el Imperialismo, que está permitiendo que nuestro partido revolucionario PSUV, sea un verdadero y más maduro partido revolucionario.

La burguesía agrupada en la AN pretende volver a los tiempos de la Cuarta República, donde dictaba leyes y adjudicaba los cargos públicos, desde los ministerios hasta las alcaldías.

La burguesía de Fedecamaras quiere que la AN burguesa sea más beligerante y les asegure su dominación sobre la clase obrera, mediante la derogación de la Ley del Trabajo revolucionaria obtenidas luego de luchas ahogadas en sangre en la Cuarta República

Para la burguesía, durante la Cuarta República, el déficit del Estado era la fuente principal de su enriquecimiento, mediante contratos con los banqueros y ente multilaterales del Imperialismo en las condiciones más desfavorables. El control de la AN le daba la posibilidad de manipular la economía para la ruina de la masa del pueblo, pequeños capitalistas, asalariados, y el enriquecimiento fabulosamente rápido de los grandes capitalistas.

Las enormes sumas de dinero público que pasaban así por sus manos permitían contratos de suministro, sobornos, malversaciones y robos de todo género. La estafa al Estado también se repetía en las obras públicas. Y este acto de corrupción cuarto republicana en la AN era emulado hasta el infinito en los organismos de la Administración pública.

Con la llegada del Líder Eterno Chávez se detuvo la explotación de la riqueza nacional de Venezuela por parte de los partidos de derecha y el Imperialismo, cuyos dividendos se repartían entre ministros, las diputados, y su clientela. Los Presidentes de aquella época siniestra eran los directores del saqueo.

Mientras, la burguesía hacía las leyes, controlaba la administración del Estado, disponía de todos los poderes públicos y dominaba al pueblo manipulando la opinión pública mediante la prensa y la represión; se repetía en todas los estratos, el mismo fraude descarado, el mismo afán de enriquecerse, no mediante la producción, sino mediante la apropiación de la renta petrolera, el robo de la riqueza ajena ya creada por la clase obrera y que pertenece a todo el pueblo humilde.

Ahora, con la terrible sequía del año 2016, la manipulación de los precios del petróleo por el Imperialismo, la guerra económica de Fedecamaras, y la consecuente carestía quieren provocar en Venezuela un conflicto sangriento para derrocar la revolución. Pero recordemos pues, ¡frente a las extravagancias desvergonzadas de la burguesía producto de aquel robo, la lucha del pueblo humilde por los víveres más indispensables! ¡En Caracas, los obreros y el movimiento popular revolucionario agrupados junto a la revolución luchando en los CLAP, los Consejos Productivos de Trabajadores y las UBCH! ¡Mientras, en la sede de Fedecamaras y la MUD, estafadores llenos de dinero robado evadiendo y escapando de la Ley revolucionaria!

Con la guerra económica, la MUD y la AN contrarrevolucionaria, quieren hacer insoportable la revolución bolivariana a los ojos del pueblo. Ahora la oposición provoca en toda Venezuela y el mundo una campaña de agitación en favor de elecciones generales o una reforma electoral, que debe darle además de la mayoría obtenida en la AN, la Presidencia de la República y derribar el Socialismo Bolivariano

Del mismo modo es sabido que la contrarrevolución pretende colisiones entre el mismo pueblo y con la Fuerza Armada Nacional Bolivariana; pero el partido revolucionario y todo el pueblo civil y militar consciente ha venido desarmado este complot.

La contrarrevolución sabe que en los momentos de su arremetida violenta, la clase obrera y el pueblo hemos dominado a Caracas y a toda la Patria. Vamos a imponer la paz en Caracas y en toda Venezuela. La clase obrera, el PSUV y el GPPSB conquistamos la revolución para luchar por la nueva independencia y la emancipación revolucionaria.

Pero la contrarrevolución al ganar la AN ha mostrado el rostro de quienes la controlan realmente, detrás de la que se escondía el capital, hizo que se manifestase crudamente en su forma pura la dominación de la burguesía, pretendiendo derogar las leyes que protegen las grandes Misiones Sociales como la GMVV.

Si la AN como aparato de la contrarrevolución arremete contra el Presidente Obrero Maduro, la clase obrera, los movimientos sociales revolucionarios, la unidad cívico -militar y todo el pueblo bolivariano, debe profundizar la revolución y derrotar el orden burgués y constituirse en vanguardia sólida.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1178 veces.



Lucidio García


Visite el perfil de Lucidio García para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: