El dolar Seniat

Hay eventos de la vida diaria, que desmienten –certeramente- los planteamientos hechos por los sesudos analistas (oposicionistas) que le restriegan en sus caras a nuestro pueblo, a través de los medios televisivos, escritos y orales, sus títulos en onerosas universidades del exterior e incluso, hasta nacionales. Cada vez que a la oposiMUD se le ocurre darle certeza a lo no certero, acuden a uno de esos sesudos analistas cuyos títulos, conlleva que el ancla del programa televisivo o radial, ocupe algunos minutos previos a la entrevista para dar como palabra cierta todo lo que el sesudo analista dirá. Algo de eso, ocurrió con el evento ocurrido el pasado viernes 02/12, en que los puntos de ventas fueron –literalmente- saboteados para generar quién sabe qué cosa, pero lo que es seguro, es que no ocurrió por mera casualidad. Armando el rompecabezas de lo que concluyó en el llamado ataque cibernético a los puntos de ventas, debemos partir de los eventos previos; todos, sin duda, bien articulados y que debieran haber culminado en lo que advirtió días previos que sucedería, Jesús Torrealba, secretario general de la MUD, en su programa radial de los jueves: "No esperemos que la tragedia se produzca. Vamos actuar ya". De qué "tragedia" hacía referencia Torrealba? Su referencia, da pie a presumir que muy enterados estaban en la oposiMUD, de lo que ocurriría días después de su alocución radial. Dicho ataque cibernético contra los punto de ventas, un día como un viernes y en quincena, da pie para pensar que esperaban se produjera un "sacudón decembrino", que ansiaban fuera el desencadenante de toda una espiral de violencia que, quién sabe a dónde conduciría. Nuestro pueblo, actuó estoicamente y resistió, con sobrada calma, esta nueva modalidad de guerra cibernética. De la confusión inicial, que produjo el descontento ya habitual contra el camarada Presidente Maduro, una vez que éste explicó en cadena nacional de radio y tv, las rabietas del momento tomaron otro rumbo y no precisamente, contra el Gobierno Revolucionario sino contra quienes se dirigen ahora, todas las sospechas: la oposiMUD y sus agentes económicos, Fedecámaras y la CIA.

De inmediato, los sesudos analistas de la oposiMUD se activaron para cautivar con sus mentiras al público televisivo y radial. Desde su tuiter, el non plus ultra de los economistas de la MUD, el diputado José Guerra, vía tuiter, trató de justificar al Consorcio Credicard, responsables directos del sistema de pagos mediante los puntos de ventas de parte importante de la banca nacional y, muy en particular, de toda la banca pública. Consorcio, que después de haber matado los puntos de venta y haber generado angustia y terror en nuestro pueblo, ahora aplica lo mismo que hace su amo del norte, el imperialismo, después que asesina a decenas de seres humanos: "Ofrecemos disculpas a nuestros clientes y usuarios por los inconvenientes ocasionados y reiteramos nuestro agradecimiento por su comprensión y solidaridad". Con una simple disculpa, creen que podrán revivir una vida sesgada. Por fortuna, nuestro pueblo ha madurado muchísimo políticamente y resistió –estoicamente- ésta nueva arremetida imperialista de la oposiMUD y sus empresarios-delincuentes del Consorcio Credicard. Como decíamos previamente, el diputado José Guerra intenta ahora justificar lo injustificable, a través de su cuenta tuiter y orienta sus mensajes a culpabilizar del cibersabotaje contra los puntos de ventas: "La empresa Credicard usa la plataforma de transmisión de datos de Cantv y ésta se encuentra desactualizada. Eso explica el caos con los pagos". Obvia el diputado de la oposiMUD, que nuestra empresa telefónica fue objeto de ataques cibernéticos en tres puntos de enlace del total de 30 con que cuenta en todo el territorio nacional, según manifestó horas después el Vicepresidente para el Área Económica, camarada Carlos Farías. Ya le vemos el bojote a esa oposiMUD. Al leerlos en sus tuiter, como ese del sesudo analista económico de la oposiMUD, José Guerra, quien apunta a culpabilizar a la propia Cantv y, al mismísimo pueblo, por ser tan consumistas, tanto, que saturan los puntos de ventas. Culpar a todos, para que nadie sea culpable, esa es la estratagema de la oposiMUD para que esta nueva intentona fallida pase al olvido y Credicard se salve de posibles sanciones. Por lo pronto, estimamos que todo el sistema de banca pública debe liberarse de esos potenciales enemigos de la felicidad de nuestro pueblo que viene a ser Credicard. Inadmisible, dejar en manos de dicho Consorcio tamaña responsabilidad de administrar el sistema de pagos de nuestra banca pública, y de parte importantísima de nuestro pueblo. Ese debe ser el resultado que espera nuestro pueblo, ante esta fallida intentona golpista de la oposiMUD.

Un día después del fallido intento de inducir un "sacudón" decembrino mediante el cibersabotaje de los puntos de ventas de todo el país, este sábado nuestro pueblo volvió a sus rutinas de estos primeros días navideños, comprar y gastar. Catia y el Centro de nuestra ciudad Capital, Caracas, se colmó de ávidos compradores en tiendas de ropas, panaderías (siguen con su saboteo los panaderos, propiciando colas y elevando los precios del pan), zapaterías, ferias de comidas, tascas y cervecerías, cajeros automáticos, heladerías y chicheros, valga decir, en todo lugar donde nuestros compatriotas puedan gastar sus churupos ganados en buena lid. Y, mientras todas y todos hablamos del ciberataque, la especulación con los alimentos, del dólar cucuteño que algunos llaman "today", caminando con mi bella compañera de vida, en la Plaza Bolívar pudimos apreciar un contingente de nuestra Guardia Nacional Bolivariana acompañados de abnegados funcionarios y funcionarias del SENIAT. Al momento, pensamos que se trataba de algún acto institucional de dicho organismo en la Plaza Magna. Caminando hacia La Hoyada, pronto descubrimos a qué obedecía la presencia de nuestra GNB y el SENIAT en el centro de nuestra ciudad capital, Caracas. Las colas para cancelar sus compras, nos indicaban a qué obedecía tan importante presencia, de hecho, al final del local de la zapatería que entramos a ver precios, se encontraban tres funcionarios del organismo recaudador, revisando facturas de la empresa. Como nota curiosa de esta jornada sabatina, fue descubrir la existencia de un nuevo marcador de precios, más real y preciso, pues dicha zapatería había lanzado todos sus precios a la baja, razón que explicaba la larga cola para pagar, que existía en la tienda. Un nuevo dólar debe nacer como referente de los precios en nuestro país: ¡El dólar SENIAT! Cuya sola presencia en los comercios, induce en el comerciante-delincuente que tenemos en nuestro país, se sincere consigo mismo y coloque el precio real a todas sus mercancías; precio muy, pero muy por debajo de los precios que remarcan una vez se van los funcionarios de nuestro organismo recaudador de impuestos, tendiendo a la alza "today"…

Caracas, 03-12-2016



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3910 veces.



Henry Escalante


Visite el perfil de Henry Escalante para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Henry Escalante

Henry Escalante

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social


Revise artículos similares en la sección:
Economía



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a238051.htmlCd0NV CAC = Y co = US